martes, 20 de febrero de 2018

A ESMORGA - EDUARDO BLANCO AMOR




"E ó mellor é a morte que anda de gorante de min pra me
levar a par de si sen doenza.coma que se durme... Moitas veces doume ó viño por me librar deiso, anque non ande de esmorga. O viño é o único que me ceiba do "pensamento", que me desarmagulla diste deixarme ir afundíndome pra dentro, que non pode parar mais que na morte... non sei se vosté me entende, pro agora xa o sabe...

A ESMORGA- Eduardo Blanco Amor

Algo más que un placer la lectura de A Esmorga de Eduardo Blanco Amor. Un clásico de la literatura gallega por el que me dio aprovechando el fin de semana por aquellos lares y que me ha encantado, de esos libros donde siempre se dice más de lo que se escribe. Una historia pequeña que pone en escena un mundo. También es verdad que me ha costado lo suyo leerlo en gallego, tirando todo el rato de diccionario y dándole más de una vuelta a muchas frases, pues, aunque el gallego lo leo porque en su momento estudié portugués y lo esencial de gallego para leer a Cunqueiro, Méndez Ferrín, Rivas, etc.,la prosa y sobre todo el vocabulario de Blanco Amor son tan ricos como personales, me parece a mí, Eso y que, pues sí, qué riqueza y autenticidad, todo lo que tú quieras, pero donde esté una lengua unificada, con todos los particularismos que quieras luego, que se quite eso que ves en Cunqueiro o en Blanco Amor de escribir el gallego cada uno como le viene en gana, que es lo que te viene a la cabeza cuando te das cuenta que te resulta más fácil leer en portugués al lisboeta Lobo Antunes o al azoriano Joâo de Melo, por mucho que salpiquen su prosa de localismos para ambientar la historia o lo que sea, que a aquellos que escribieron en gallego antes de que se unificara. Lo digo porque sé que en Galicia también hay una corriente contra el gallego "normativo" al que le acusan de artificial y toda la retahíla de tópicos al uso que usan los que, ante todo, no quieren que las lenguas minoritarias tengan el mismo estatus que la lengua metropolitana; ya se sabe, los mismos del "no estamos en contra del euskera, sino del batua que arrincona las hablas navarras (aunque en realidad sea lo más parecido a las formas navarras..)." o "no existe la lengua asturiana porque no hay un bable sino muchos bables". Topicazos que repiten con insistencia aquellos a los que tampoco les gusta que el catalán, euskera o gallego tenga el mismo rango jurídico en sus comunidades que el castellano. Sí, sí, los del "las lenguas son para comunicarse... y a ser posible sólo en la única que yo conozco..."

HOLAKOXEA DA BIZITZA



Bart gaueko topaketa goxoa txikitako ikaskide batekin, zineman jardun eta Goya bat eta guzti ere irabazi zuenarekin. Zerbitzari dago gainbeheran doan Judimendi aldeko bodegoi famatu batean, afaltzeko gero eta eskasagorik, kaxkarragorik eta batez ere garestiagorik ematen duena, alajaina.

Barra ondoko hitz aspertuak, elkarri buruzko gaurkotzea, esamesak edo kontu zahar zein berriak gure txikitako lagunen kontura, nolabait oso umetatik koxkortutakoekin, hainbat padadizo benetan xelebre, baita batere atseginik ez den berriren bat ere.

Ezin sinesturik, zinez txunditurik, orduko ikaskide baten heriotzaren berriarekin, kartzelan hilda pistolapeko lapurreta bategatik eta Hiesak jota. Ezta, ez, ezer apartekorik gure belaunaldikoen artean, droga eta ETArekikoak pil-pilean baitzeuden. Bai ordea hildakoaren izena, inondik inora espero ezin nuena, orduko ikasgelako beste batzuena bai, dudarik gabe, baina hildakoarenak ahoa bete hortz utzi ninduen bart, tipo benetan zintzoa, sekula eta inola, ezertan, problema edo kalapitarik sortu ez zuena gainerakoen aldean.

Horrelakoa da bizitza, bai, badakit. Ni aspaldian aldendu nintzen orduko eskolakoengandik, bai horixe. Esan dezagun beste alde eta jende batzuetara aldatu nintzela. Halere, bitxia da beti zurekin koxkortutako hainbat eta hainbat lagunen geroko nondik norakoen berri izatea, ezer idatzirik ez dagoela konturatzen zara eta.

GRAN MUNIPA



El otro día en el cruce junto a la entrada a un hospital de una ciudad cuyo nombre omito para no dar pistas a los usuarios de la Ley Mordaza, a esas hemos llegado, libertad, oh libertad, dos munipas controlando el tránsito de... peatones, vamos, en plan que nadie cruce por donde no debe o antes o después de lo debido, porque ya se sabe que el ciudadano es en esencia un retrasado mental o un eterno menor de edad al que hay que supervisar porque como te descuides le da por tirar de libre albedrío y cruzar un minuto después de que el semáforo se ponga en rojo, ya se sabe, a lo criminal y así.

Y en eso que una señora de mediana edad cruza a la carrera con la intención de subirse al urbano antes de que arrancara. 
Pues silbato al canto, orden de replegarse y amonestación pública, el cruce al hospital está siempre lleno de gente. Sólo le faltó al niñato uniformado coger de la oreja a una señora que bien habría podido ser su madre.


Intolerable, repulsivo, estomagante hasta el vómito, una humillación pública en toda regla y por una nadería. Y oye, cómo disfrutaban los dos mozalbetes uniformados haciendo uso de su cuota de poder sobre los ciudadanos. Vaya que sí se les notaba. Y cómo no, pues a poco miserable o sádico que seas eso debe ser una gozada. Enfrentarse a una banda de quinquis con un largo historial delictivo o a unos vecinos en pleno Fuenteovejuna ya no debe ser tan divertido; pero, abroncar a un adulto por cruzar a la carrera para coger el autobús eso ya es otra cosa, eso seguro que mola.

En cualquier caso, el enésimo ejemplo de cómo nuestras sociedades han entrado en barrena hacia esa infierno represivo que imaginó George Owen en su momento. Y no será precisamente sin la complicidad de buena parte de la ciudadanía acostumbrada a aceptar de buen grado todo lo que huela a orden y mando, a reclamarlo incluso, los malos siempre son los otros, los protestones sobre todo, gente de poco fuste y peor fiar, sinsustancias y así; ¡Vivan las caenas, siempre!"

Por mi parte reivindico el derecho a poner en peligro la propia vida, pues esa es la única que se arriesga cuando se cruza cuando o por donde no se debe, esto es, a tomar tus propias decisiones. Eso y mi desprecio infinito hacia aquellos niñatos uniformados que se arrogan el derecho a tratar a los adultos como si fuéramos sempiternos menores de edad.

LA SOGA AL CUELLO






No sé cómo he podido soportar tanto,
Todos estos años de poner buenas caras,
Encajonando un golpe tras otro,
El hartazgo in crescendo,
Tanto desplante,
Tanta mala baba,
Tanta mezquindad a mis espaldas,
Tanta hostilidad apenas disimulada,
Tanto golpe bajo,
Y siempre, siempre,
Sin saber en razón de qué.
No, no sé cómo he podido llevar 
tanto tiempo esa soga al cuello.

EZIN ELKAR KONPONDUZ




Elkarrekin egon nahi ez dutenek ez lukete egon behar, noski; baina gero gerokoak, elkarbizitzaren kateak hots, maite duzun horrekiko betekizunak. Halere, merezi al du, ba al du zentzurik, batere estimatzen ez zaituzten edota etengabe, eta betiere debalde, berenezkoa dutelako, eta batez ere edozein huskeriaren kontura, nahigabetzen/iraintzen/aztoratzen zaituztenon mahai inguruan esertzeak? Ez al da bizitza alperrik galtzeko oso modu negargarria euren ondoan nahi ez zaituztenokin inolako gizalegerik saiatzea? Noraino pairatu behar duzu "honaino iritsi gara" esan aurretik? Eta, batez ere, zer arraio egiten duzu zuk zoro arrotz batzuen mahai inguruan eserita euren haratoste odoltsuaren lekuko behartua zein behin behineko harrapakina/biktima izateaz gain?

LOS IDIOTAS Y LA LUNA





Si atendemos al lugar común que dice que es propio de los idiotas fijarse en el dedo que señala la luna en vez de en el único satélite natural de la Tierra, me temo que no nos queda otra que convenir que vivimos en una época en la que estos se llevan la palma. Y no es que sean, o seamos, porque quién no tiene su momento, día o temporada idiota, más o menos que en otras épocas, que de qué, no, sinoque ahora están más presentes que nunca en eso que llamamos el espacio público gracias a la accesibilidad digital con la que el común de los mortales podemos acceder a dicho espacio.

Sólo así se entiende el tiempo y discusiones que se dedican a temas tan intrascendentes como criticar al director de cine Saura por haberle espetado a Penélope Cruz durante la gala de entrega de los Goyas lo guapa que era como ejemplo de pollaviejismo en estado puro, o la cantidad de artículos y discusiones dedicadas a arremeter contra el "desparratamiento" de los hombres en el espacio público por más de lo mismo. 

Bagatelas que algunos muy concienciados, muy militantes, y sobre todo muy coñazos, pretenden hacer pasar por temas sumamente trascendentes para la lucha por la igualdad de géneros, y que sin embargo sólo parecen servir para crear polémicas taberneras en las redes o en las discusiones entre amigos, probablemente porque resulta mucho más fácil perder el tiempo discutiendo chuminadas con el único fin de posicionarse, echar bilis y sobre todo marcar distancias de ese otro que tienes delante al que te encanta sacar de sus casillas llevándole la contraria en todo porque lo consideras un engreído perdonavidas, que hablar en serio y con conocimiento de temas mucho más amplios, globales, trascendentes, como pueden ser los problemas estructurales que hacen que, incluso con todo lo avanzado hoy en día, la discriminación femenina en cuanto a salarios y techos de cristal, así como la violencia sistemática que siguen ejerciendo muchos hombres sobre ellas, sean temas candentes. Vamos, que llama la atención lo mucho que escasea visiones globales sobre problemas concretos al modo de los antiguos marxistas o de los contrarios a estos. Pero eso sí, mientras tanto la nadería campa a sus anchas por doquier, puede que sobre todo en Internet. 

*Verbigracia: "Será machista el listillo este que para ilustrar esta entrada pone la foto del dedo de un tío en lugar del de una tía, vamos, hombre..."

NIRE PEKATU BAKARRA




Ez naiz, ez, hilko amodioaren penaz,
Ez eta istripuz ere mendian behera,
Edota, uste dut nik, akaso miseriaz,
Sentitzen dut, ez naiz hain bihozbera,
Zenduko naiz, dudarik ez, noiznahi,
Sendagileek eta antzerako epaileek
Agindutako orori muzin egiteagatik,
Pekatu bakarra baitut izatea bizizale.