lunes, 31 de marzo de 2014

BI ALBISTE



  •  Bitxia da oso gure gizarte katramilatsu hau; astekari baten lehen orrialdean bertan bi asbiste guztiz kontrajarriak eta aldi berean txit esanguratsuak topa ditzakezu ia egunero. Gaur egun, esate baterako, guztiz gogoeta egitekoak diren biok

  • "SAGARDO DENBORALDIA:
  • Bazkaldu al dezake sagardotegian begetarianoak? Haragijaleen munduan menu begetarianoa dastatzeko aukera, horixe da Iparragirre sagardotegiak Hernaniko Osinaga auzoan (Gipuzkoa) eskaintzen duena. Beno, hori eta sagastien ondo-ondotik AHTko obren bisitatxoa, zulo sakonez eta hormigoizko pareta sendoz edertutako paisaia. Baina itxaron, zer zen menu begetarianoaren kontu hori?"

  • eta honen azpian doi-doi:

  • "POBREZIA:

  • Pobrezia energetikoa gorantz Hego Euskal Herrian. Datu berriak ditugu pobrezia energetikoaz. Orain dela urte bi bezala, Espainiako Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) elkarteak gaiari buruzko txosten mardula plazaratu du, oraingoan 2004tik 2012ra bitarteko datuekin.

LOS JUSTOS



  • Estoy convencido de que voy a coincidir con un buen número de personas en mis siguientes apreciaciones sobre el programa de Salvados de hoy. La primera de éstas es que hacía tiempo que no escuchaba a un político hablar de un modo tan claro,sincero y sobre todo valiente como lo ha hecho el concejal del PP de Errenteria Chema Herzog. Hablar de la existencia de tortura por parte de los cuerpos policiales, de los oscuros intereses de algunos (Mayor Oreja) en que nada cambie para poder seguir justificando su negocio particular, en la muy diferente manera que se ven las cosas del País Vasco desde el mismo lugar o en Madrid -siendo este Madrid un concepto más metafísico que geográfico), e incluso del abismo moral entre unos militantes que se han jugado la vida durante décadas por defender sus ideas y esos otros con cuentas en Suiza (y supongo que por extensión también los que cobran sobres a saber en concepto de qué...). En fin, hablar de todo eso que no se puede hablar y menos siendo del PP porque en seguida das en etarra o tienes el Síndrome de Estocolmo, como poco, y ya sea esto porque va en contra de la doctrina oficial del partido, contra su estrategia electoral y sobre todo el relato canónico que quieren construir para consumo de todos sin discusión alguna. Eso por un lado, la segunda apreciación no puede ser más lógica: ¿por qué o cómo se permite Herzog hablar como lo hace? Pues él mismo lo ha señalado, porque siendo un simple concejal de pueblo no vive precisamente de la política, es veterinario de oficio, está de paso y por lo tanto poco o nada parece importarle mal indisponerse o no con los suyos, con la dirección de su partido, en el ejercicio de su derecho a la libre expresión. Ese es un dato a tener muy en cuenta para cuando reflexionemos acerca de los males de la actual casta política, y en concreto sobre las razones de la vacuidad generalizada de la mayoría de los políticos sin discurso propio, apenas menos voceros de lo que les mandan los de arriba. En fin, creo que es de justos reconocer la valentía cuando se tiene delante, cuando, a pesar de todas las diferencias, se tiene delante precisamente a un "justo".

LA PICADURA




  • Escribo esto tumbado sobre la cama de mi habitación en casa de mis padres, con el pantalón del chándal en los tobillos y mi señora aplicándome el calor del secador de pelo sobre un ronchón en mi muslo derecho del tamaño del lago Tiquicaca. Me explico, que hace un par de semanas me debió picar un bichejo mientras daba debida cuenta de mi bocadillo junto al bucólico arroyo donde paramos a comer tras una larga caminata. Sí, hace dos semanas, porque lo que en principio parecía una picadura de nada y de la que me percaté al cabo de dos o tres días, tiempo que parece ser el habitual con picaduras de tábanos o chinches según las tropecientas páginas web sobre picaduras de bichos que llevo leídas, a fuerza de no hacerle ni puñetero caso y de rascarme todo lo que quería y más, si bien sólo y únicamente en momentos muy contados del día, porque el resto ni me acordaba, se ha acabado convirtiendo en una dermatosis de caballo con su herida en carne viva, su amplia orla encarnada producto de la inflamación y algún que otro calambre muscular como consecuencia de la misma. Una maravilla que apenas conseguía mitigar con una crema de esas que tiene por ahí mi madre, a falta de hidrocortisona cualquier crema de belleza es buena, y que gracias a la inestimable colaboración de pareja, progenitores, hermano y cuñada, vamos, a la catarata de opiniones no pedidas acerca de mi dermocontratiempo en el muslo, se ha acabado convirtiendo en una amenaza de muerte por envenenamiento tras una inmediata, larga y sumamente dolorosa agonía. Vamos, que casi me convencen para que vaya a urgencias. Y no, por ahí no paso, que ha sido imaginarme toda la tarde en la sala de espera Txagorritxu para que como mucho me receten un antihestamínico, y yo por ahí no paso, prefiero ver cómo se me gangrena la pierna y el alma poco a poco. Pero no, no soy de resignarme a la fatalidad así como así, de modo que le he dicho a mi señora: "anda y coge el secador de mi madre para calentarme la herida que la wikihealth dice que es "mucho" bueno para estas cosas". Y oye, mano de santa en este caso, que tras una sesión de secador de veinte minutos la orla inflamada se me ha reducido sustancialmente y el dolor prácticamente ha desaparecido. Luego ya habrá que ver la evolución, si al final tengo que acabar delante de un galeno al que me veré obligado a contarle todo esto y cuyo diagnóstico inmediato no será otro que "este tío es gilipollas". Pero bueno, todo sea por no colapsar Osakidetza, por eso y también por si les da por aguarme la cena de tricumpleaños en casa de unos amigos, que a ver si me van a prohibir el vino por lo que sea, fíate, eso y que ya he dicho que soy gilipollas. Y sí, ya, a quién cojones le importará estas cosas tan personales, que a ver si no tengo nada más que contar; pero, mira tú qué cosas, es que me he acordado, mientras me sometía al secador de pelo de mi madre, de que estoy leyendo Dead Babys de Martin Amis donde gran parte de la trama gira alrededor de la infección del muelas de uno de los protagonistas, tema que el escritor inglés volvió a tratar en su autobiografía parcial Experience, vamos, que no le sacó poco jugo ni nada a tamaña nadería argumental; de modo que... En fin, prometo no rascarme, si bien de momento vuelvo a supurar.

GAZTEMINA



  • Egun ikaragarri hitsa, zerua tarteka-marteka grisetik beltzera eta kalean jende eskasa, artean neguminean bageunde bezala edo, baina beti bezala hiru astetik behin, zeinen gustura nire hirian zehar lasai paseatzen, erbestean bizi naizenez gero zer nolako bizipoza hona bueltatzen naizen aldiro eta koskortu naizen kaleetan zehar noala dena hain eraldaturik somatzea, batik bat nire Alde Zaharrean aldapan gora eta behera nabilela, zer nolako aldaketa, garai berriotarako egokitzapena. Badakit kaleak inoiz baino hutsagorik daudela, negozio asko eta asko gero eta kinka larriagoan dagoela, krisialdiak hiriko hainbat arlo ezin gogorrago jo egin duela, orduko ohitura asko aldatu eto behin betiko joan egin dela; baina, gogoratu ere gogoratu egiten dut gaztetako Hertzainak taldearen kantu hura, "hau dena aldatu nahi nuke/Alferrik bizi ez naizela uste/Bainan soilik amorrua senti dezaket/Zuen kontra botatzeko", eta hara, badirudi gaurkoan kantua bera oso bestela kantatu beharrean nagoela: "hau dena aldatu bazait, baina ezin uka sekula baino aspergarriago..." Eta bai, badakit hau gaztemin hutsala, txatxua dela.

BIHOTZA BITSEAN





  • Gaur goizean kafetegian ohiko serbitzaria ordezkatzen duen neska ilehori panpoxak -ni jabea delakoan nago, lehen txitean-pitean azaltzen baitzen eta betiere uniforme barik serbitzatzen, eta orain ordea etengabe ari da lanean, beldurrak nago beraz seguruenik negozioaren kinka larriaren seinale dela-, kafesnea luzatu dit bihotz bat bitsaren gainean marrazturik. Txorakeria bat, bai noski, baina, txorakeria atsegin bat ere bai. Ni behintzat poztu egin nau aspaldiko partez, halako huskeriei erreparatzen ez nielakoan nengoen, bai horixe, baina ez, gero eta gogokoago ditut, inguratzen gaituen gainerako guztia berez oso zakarra baita. Horrenbestez, merezi du halako memelokeriak goraipatzea, funtsean bizitza atseginago egitekoak baitira, sikeran elkarbizitza on baterako ezin aproposagoak, egokiak. Alabaina, kafesnea mahai gainean jarri dut, eseri naiz, eta katilu barrura isurtzeko azukre poltsatxoa zabaltzen ari nintzela nire aurrean eskegita zegoen telebistari erreparatu diot eta hara, Wer jaunarekin topo egin dut ustekabean, atzoko greba zein manifestazioen kontura hitz eta pitz ari zela, hau da, ikasleei greba egin eta manifestazioetara joateko eskubidea aitortuz, baino behin berriro ere, atzo suertatu ziren istiluak estakuru, indarkeria salatuz hori bailitzan atzoko protesta zein manifestazioen zergatiaren muina. Muzin egin diot telebistari, noski; baina, azukrea katilu barrura botatzera nindoala zerbitzari ilehori ederrak bitsaren gainean marrazturiko bihotza dagoeneko ezabaturik zegoela jabetu naiz atsekabez. Ageri da egunerokotasunak aparteko ahalmena duela den-dena izorratzeko...

EUGENESIA



  • http://www.elplural.com/2014/03/27/fallece-el-nino-dependiente-a-quien-el-gobierno-de-cospedal-exigia-facturas-para-pagar-sus-cuidados/

  • EL FMI afea a los viejos que duren tanto, les acusa de poner en peligro la economía global, siquiera ya sólo el bienestar de sus descendientes en los países más ricos. En España de momento son los dependientes, los enfermos crónicos, los que molestan a los mandamases, no son productivos y además sólo generan gastos. De hecho, para Rajoy, Cospedal y compañía hay cosas más importantes que despilfarrar en ayudas a la Dependencia, que resulta que siempre hay dinero para otras cosas, rescatar las autopistas privadas que construyeron unos amiguitos en contra del sentido común, los casi 40 millones euros que gastan en pagar los sueldos de cargos de confianzas, incluso para cambiar el nombre a un aeropuerto; anda que no son pocos los ejemplos de eso que ellos llaman demagogia y la gente de bien malversación de fondos públicos. En fin, si es por demagogia, tranquilos, que va una y bien gorda, la de la imagen de Hitler riéndose en el más allá, o donde sea, a cuenta de esta especie de eugenesia financiera, cuando no ideológica, la cual ya no busca tanto mejorar la raza aria a las bravas como asegurar la preeminencia de una casta socio-política concreta. 

jueves, 27 de marzo de 2014

EL PIZZERO



Salgo escopeteado a buscar a los nenes en coche porque no para de jarrear. En efecto, llueve a cántaros, casi no se ve nada a través del parabrisas. Lo que veo, sin embargo, es a un pizzero en moto que me adelanta a toda velocidad, que derrapa y no cae al suelo de milagro. Al revés, endereza su moto sin inmutarse y prosigue su carrera para a unos pocos metros más adelante verse inmerso en una acuaplaneo que a mí se me hace eterno y al chaval fijo que también, pero del que vuelve a salir indemne porque salta a la vista que controla la moto de reparto mejor que su paisano Alonso el Ferrari. Y en efecto, no ha acabado de superar la prueba hidráulica cuando frena, aparca y se baja de la moto para coger la pizza y dirigirse con ella a un portal donde supongo que le esperará bajo la lluvia a que le abra el cliente, alguien que habrá pedido una pizza este lluvioso y macilento miércoles al mediodía porque no sabe o no le apetece cocinar, alguien incapaz siquiera de hacerse una tortilla francesa y por lo tanto para mí alguien casi que sin derecho a la vida. Pero bueno, el caso es que he visto al pizzero jugársela para entregar a tiempo su pedido, se supone que calentito, y esto no sólo teniendo en cuenta los dos acuaplaneos, sino también el hecho de que apenas cinco minutos antes de meterme en el coche había estado granizando a base de bien, eso y que por el nombre de la pizzería que viene en la moto sé que no está precisamente cerquita de donde nos encontramos. Para que luego digan que si la juventud esto o lo otro, que no tienen cultura del esfuerzo, que los sueldos que cobran estaban inflados, que.... Yo qué sé, el caso es que en ese momento, y por uno de esos caprichos del subconsciente, me ha venido a la cabeza de repente la imagen de un tal Arturo Fernández al que acaban de nombrar presidente de la patronal madrileña.

AUZOKOEKIKOA



Behinola irakurri nuen hor nonbait zure auzokoekiko elkarbizitza on baterako itxurakeria funtsezkoa dela. Eta bai, dudarik ez, egunero ikusi ohi dituzun gizakume horiekin gizalegezko hitz zein oinarrizko tratuaz gain hobe da besterik ez izatea, zeren bestela konfidantza edo sor liteke eta orduan akabo, zureak egin du. Duela egun batzuk honen kontura hausnarrean ari nintzen gure etxeko garajean kotxea aparkatzera nindoala, orduan, nire kotxetik jeitsi bezain laster, nirearen ondoan aparkatzen duen auzokoa nigana etorri zen kexaka, nireak maiz oztopo egiten ziola berea ateratzeko. Nik, jakina, baietz ba esan nion, posible zela noizbaiten estu eta larri aparkatu izana tokia oso txikia, meharra delako, eta horren ondorioz berea ateratzeko ozta-ozta ibili beharra. Orduan proposatu nion ere halakorik gertatzekotan nire etxera jotzeko inolako eragozpen barik, nik etxean lan egiten nuela eta gertu nengoela garajeraino bajatzeko kotxea mugitze aldera, areago, nire telefonoa eta guzti eskaini egin nion halakoetan niri hots egin ziezadan. Hartara, auzokoak erantzun zidan ez zela beharrezkoa hainbeste molestia hartzea nire aldetik, errua eskuarki nire emaztearena zela, behin baino gehiagotan ikusi egin zuela aparkatzen eta batere trebe ez zebilela, nik nahikotxoa nuela erretrobisoreak tolestearekin pasatzeko leku gehiago uztearren. Harri eta zur geratu nintzen, bistan baitzegoen nire emaztearena bota egin zidala niri aurre ez egitearren, ez zela niri errua zuzen-zuzenean botatzeko ausartzen, nire emazteari egotzi nahi ziola nolabait nirekin errietan ez egiteko. Ni, zer esanik ez, erretxindu egin nintzen hori entzunda, ezin nuen sinetsi tamainako koldakeria zein makurkeria, eta ezetz esan nion, ez zela posible nire emaztea kotxea gaizki aparkatzea, etxeko baldarra ni nintzelako hain zuzen, ni neu nintzen beti presaka, larri, zebilena kotxeaz, hau da, nola edo hala eta beti estu eta larri, doi-doi, aparkatzen zuena, niri bota behar zidala errua. 

-Ez, ez dut uste, zure emazteari behin baino gehiagotan tolestu behar izan diot erretrobisorea nire kotxetik irten ahal izateko apenas lekurik utzita zidalako. 
-Eta zergatik ez diozu inoiz berari ezer esan horren kontura?
-Nahiago nuelako zuri esan.
-Zer ba?
-Zu zarelako zure erretrobisoreak tolesten dituena, zuk guztiz kontu handiagoa hartzen duzulako denok halamoduz irten ahal izan gaitezen gure kotxeetatik.
-Baina nire emaztea...
-Beitu, beldurrak nago zure emazteari ezer esateaz... 
-Eta orduan, zuk zergatik ez dituzu zure kotxeko erretrobisoreak tolesten?

UN EMPRESARIO HONRADO



Supongo que si yo fuera un empresario madrileño, alguien que procura vivir de su trabajo, ganar lo máximo posible para poder llevar una vida todo lo cómoda que quisiera, acaso también para que otros la tengan, alguien en cuyo horizonte vital no estuviera sólo hacer caja sino también otros principios como ser una persona honrada, justa, decente, alguien que aspirara a conducirse por la vida de acuerdo a un código ético en el que se discerniera a la perfección lo que es lícito o no en la consecución de determinados objetivos, vamos, que si yo fuera todo eso por una remota casualidad biológica, poco importa si debido a una tara de nacimiento o ya de mayor, algo así como haberme hecho cuáquero con la edad, teista o no, hoy me sentiría profundamente abochornado de que mis colegas empresarios de Madrid, esos que seguramente me tildan a mis espaldas de un bicho raro, puede que de verdadero "tonto del culo", "¿pero éste de dónde ha salido?", hubieran reelegido como su/nuestro presidente a un tipo como Arturo Fernández. Un tipo que paga en negro a sus trabajadores (el muy figura no se cortó nada en declarar a la prensa en su momento que "yo no me fiaría de un empresario que paga en negro a sus..."), que se va de Ifema sin pagar a otros, que adeuda millones a la Agencia Tributaria, que está imputado en la causa que instruye el juez Fernando Andreu para investigar la fusión y salida a Bolsa de Bankia, que decía desconocer a su hasta entonces estrecho colaborador Alfonso Tezanos, el principal acusado en el fraude de los cursos de formación que la Comunidad del Madrid pagaba a empresarios, que ha estado sospechosamente siempre al arrobo de sus amigos del PP. Puede también que esos mismo compañeros me hubiesen reprochado mis recelos, pejigueras de puritano pasado de rosca dirían ellos seguramente, y entonces yo me habría visto obligado a recordarles aquello tan manido de que la mujer del Cesar no sólo tiene que ser honrada sino también parecerlo. Pero claro, ¿alguien me habría hecho caso? O aún más: ¿de verdad existo?

CLARA SCHUMMAN



Atzo Sancloyotik etxera bueltan nenbilela eta arrastiro bezala musika klasikoa etengabe ematen duen irrati kateari adi-adi ari nintzen. Clara Schummanen pieza bat ari zen irratitik, bere senar Robertentzat propio sortutako "bariazioak". Orduantxe gogora ekarri nituen Clarak bere egutegian idatzitako hitz famatu batzuk:

"Behin edo uste izan nuen sortzeko talentua nuena, baina uko egin nion uste horri, emakumezko batek ez du konposatu behar. Gutako inor ez da egiteko gauza izan, zer dela eta nik besterik espero behar nuen".

Eta bai, amore eman zion Clarak bere berebiziko talentua jendaurrean ezagutarazteari. Egia esan, berak nahi edo agindu bezain gehiago konposatu egin zuen. Hala ere, bere senar Rober Schumman musikagile famatua izan zen Clararen lan asko eta ikaragarri ederrak jendaurrean interpretatu egin zituena, gehienetan harenak bailiran. 

Orduan ere, Clararen istorioa behin gogora ekarrita, eta honekin batera bera bezalako beste emakume konposatzaile batzuena ere bai, Fanny Mendelsshon, Alma Mahler, Nannerl Mozart, besteak beste, eta Robert Schumman pianoaren aurrean eserita eta ezin maisuago joka ari zen bere emaztearen atzean irudikatutakoan zera asmatu nuen: bizkarroi hitzaren errotiko esanahia.

GLADIADORES


Oigo a mis dos retoños darse de hostias en el piso de arriba, de modo que acudo raudo a mi habitación, que es donde también tienen su txoko para jugar y así. Entonces veo cómo el pequeño de cuatro años se empeña en derribar al mayor de ocho agarrándolo del cuello y éste procura deshacerse de su hermano mayor aplicando única y exclusivamente la fuerza necesaria, tanto para impedir ser derribado como para esquivar los guantazos en sus costados y las patadas en la espinilla que el enano le intenta propinarle como un poseso. Sé que tendría que intervenir ipso facto para separarlos y echarles una buena regañina. Lo haría si fuera un padre responsable, pero como no lo puedo ser todo el tiempo prefiero disfrutar del espectáculo testosterónico que me ofrecen mis dos pequeños gladiadores al mismo tiempo que me pregunto: ¿cuándo dejó de ser una pelea entre críos una consecuencia lógica de la virilidad en su estado más primario, un simple ejercicio físico para forjar el carácter, una metáfora de eso de la lucha por la vida, para pasar a convertirse en un acto de puro vandalismo, algo intolerable, digno de bestias, de austrolopitecus? Pienso en los niños espartanos educados en la "agogé", en los jóvenes celtas que acompañaban en pelotas a sus progenitores durante la batalla, en las escuelas de gladiadores, en todas y cada una de las camadas de los vikingos, almogavares, cosacos, los Tercios de Flandes, la Compañía Navarra que conquistó Albania y asoló la Grecia bizantina, los cornetas de la última guerra carlista, los futuros vendedores de seguros... Lo hago y en seguida me arrepiento porque me imagino el gesto de pasmo de mi madre si me viera en este mismo momento animando al pequeño para que insista en su intento de derribo del mayor, dándole consejos para encontrarle los puntos flacos. Eso y también a mi padre torciendo el gesto porque mucho colegio de pago, mucho libro, mucha hostia en verso y prosa y a la postre le ha salido el hijo igual de bruto o más que a cualquier otro, a mi suegra dirigiendo una de sus encendidas miradas a su marido, si bien no tanto de escándalo como de regodeo, "¿ves, tenía o no tenía yo razón? ¡Un bruto, un salvaje, qué digo, un etarra, ya te lo había dicho!", a mi señora con una orden de alejamiento en la mano... Veo todo eso y me digo, no puede ser, claro que no, se me ha ido la pinza, a ver si no voy a poder ver crecer a mis campeones. De modo que "pax vobiscum", "flower power", amaos los únicos a los otros y venga a esta habitación mi reino, vamos, que aquí mando yo y basta ya de pasarlo bien, que "susvais" a matar, joder. Eso y un par de collejas para cada uno, por cafres. Vamos hombre, lo que hay que ver, que no se diga que no "semos" civilizados en esta casa, gente de orden, de nuestro tiempo; una época de mierda, por cierto.

BAI JAUNA, BAI, BAZITEKEEN.



Jonjo Agirrek idatzitakoa: "Nola aldatu diren gauzak, kamaradas...
Memokraziaren lehen urten haietan, (San) Adolfo Suarezek esana da: "izan gaitezen serioak... ezinezkoa da fisika euskaraz edo katalanez irakastea...".
Laster batean, Euskadiko Kutxak (egungo Laboral Kutxak), "Bai jauna, bai: fisika euskaraz" kanpainarekin erantzun zion.
Egun gertatu izan balitz, isiltasuna jasokozukeen erantzun, ziurrenik."

Jonjo Agirre lagunak idatzitakoari zera gaineratu nahi nioke nik:

Gregorio Moran kazetari asturiarrak, Suarezen bi biografia idatzitakoa, ondo asko azaldu bezala, Suarez oso ausarta eta handinahikoa omen zen, baina ez zen batere irakurzalea edo hainbat arlotan jantzia, bere ezjakinkeria sarritan aurrean zituenak lotsatzeko modukoa izaten zen (behin baino gehiagotan harrotu egin zen bere bizi osoan liburu bakarra irakurri izanaz), edo bestela esanda: bera bai zela ezgauza gazteleraz edozein eskola emateko. Eta honekin batera, bai, atzo eta gaurko erdaldun elebakardunen betiko aurreritzi ustel eta gogaikarriak, beti nazkatu nautenak, gero eta gauza gehiago birplanteatzera naramatenak.

OTRO CULÍN...


 Llego hecho una pasa bajo la lluvia al chigre de San Claudio/Sancloyo con la chamarra y la capucha negras que me dan una pintas como si fuera una de esas sombras a caballo que persiguen a Frodo en el Señor de los Pestiños. Dentro ni un alma a excepción de las de la dueña detrás de la barra y la de su marido delante de ésta y como siempre hojeando la prensa deportiva o enredando entre las teclas de su móvil. Sobre la barra un vaso de sidra con un poso de vino tinto recién bebido, se ve que aquí todo lo toman en esos vasos, mutibebidas que digo yo. La dueña que nada más verme entrar se lanza hacia la máquina del café, que ha adivinado que hoy no traigo ganas precisamente de tomarme un cañón de cerveza; no está el día para esas hostias, eso y que la señora es una profesional de lo suyo como la copa de un pino, vamos, que sabe estar al loro de lo que acostumbra su clientela. Entonces, una vez servido mi descafeinado de máquina, no voy a hacerme cuatro kilómetros de ida y otros tanto de vuelta para lo de controlar la tensión y luego ponérmela por las nubes a base de cafeína, el marido que llama su atención desde su rincón de la barra enfrente de donde yo me encuentro.

-Oye, yá te pagó los trés vinos que se tomó?.
-Non, inda (todavía) non, pue que tómese dos más como acostuma.
-Vale, pos non te escaezas (olvides) de pidi-y lo primero que se vaya.
-Yá sabes cómo ye, casi nunca lleva dineru enriba (encima), ho!
-Sí yá sé que ye un casu especial, ho!; pero, nun jodas, ¿por qué tenemos que subvenciona-y nós los sos vicios?

Yo pensando en el chaval que oficia de tonto del pueblo para lo de que los paisanos tengan a alguien sobre el que descargar sus frustraciones y/o sentirse siquiera por una vez mejores que el prójimo, que me imagino que lo deben tener a sueldo en el ayuntamiento, y en eso que oigo el ruido de la cisterna al darle a la cadena y al rato veo salir del servicio a una paisana mayor, esta sí que hecha una pasa por los años y los achaques, que viene hasta donde yo me encuentro, agarra el vaso vacío de sidra, lo levanta y le grita a la dueña:

-Échame otru culín de vinu, muyer, qu'inda tengo una sei que muerro, ho!

Oído lo cual apuro mi descafeinado, me echo encima la chamarra empapada y me dispongo a emprender mi camino de vuelta a casa con el ánimo por los suelos. No es para menos, me pego todos los días una caminata de casi dos horas para lo de tratar de ahuyentar lo máximo posible la amenaza de un infarto por la cosa esa de la tensión a la que me refería antes, que ya me he quitado la sal y reducido sustancialmente las cantidades de alcohol en taninos y lúpulo a las que estaba acostumbrado, y va la puta "vieya" y...

¿50.000?



¿50.000 manifestantes? Debe tratarse de una broma. Pero no, EL PAÍS, falso último reducto de nada que no se supiera antes, cita como fuente a la policía en exclusiva. Sólo hay que mirar la foto de abajo, todas y casa uno de las que ayer fue ofreciendo la prensa extranjera y así poder calibrar el tamaño, ya no de la mafi, sino de la estafa periodística. Sé que las lecturas sobre este intento de ocultación o minimización de lo ocurrido ayer, tanto en lo referente al tamaño de la protesta como a las personas o colectivos que la alentaron o participaron en ella, están muy trilladas, nada nuevo bajo el sol, nada que no sepamos, nada que no nos ayude a reafirmarnos en que, por mucho que se quiera poner uno la venda en los ojos, algo sucio, perverso, sospechoso, ocurre en España que tanto los gobernantes como la prensa convencional en su inmensa mayoría están apostando descaradamente por la manipulación.

Luego está la valoración de la protesta de ayer. Me llamaba la atención y mucho el comentario despreciativo de alguien que decía que sentía nostalgia por estas movidas, corear aquello de "le llaman democracia y no lo es" de la Polla Records; pero, que como eso es mentira, pues que no iba, no estaba de acuerdo, a él no se la daban... Y tenía parte de la razón, claro que España es una democracia, siquiera formal, con todo lo que se puede esperar en cuanto a elecciones libres, libertad de opinión, asociación, movimiento, etc... ¿Pero es eso realmente lo que ponían en tela de juicio los participantes en la protesta de ayer? Me temo que con la excepción de cuatro obstinados la inmensa mayoría sabe y asume que España es formalmente una democracia, sólo que la calidad de la misma está bajo mínimos, que todo lo anterior es como mucho supuesto y además, a tenor de las noticias que nos va dejando la actualidad, hace ya tiempo bajo sospecha, y creo que aquí huelga extenderse en el por qué y por culpa de quién. Ya lo decía ayer Julia Otero en esta misma red citando al cubano José Martí: "si no luchas por lo menos ten la decencia de respetar a quienes los hacen", o lo que es lo mismo, apunta tu desprecio hacia otra parte, señorito. Pero bueno, esto en cuanto a individuos que en público se manifiestan abiertamente de izquierdas, progresistas, que critican y reparten lecciones a diestro o siniestro sobre cómo hay que hacer las cosas, y que me da a mí que no saben, todavía no se han dado cuenta de que en el fondo y por la forma son esencialmente de derechas, esto es, defensores a ultranza de lo establecido, conformistas de lo que hay, cuando no cómplices y de ahí la desfachatez con la que censuran a los que se mueven, protestan, como los que ayer inundaron las calles de Madrid.

Aunque esa es otra, la lectura completamente parcial e interesada de lo de ayer como poco más que el enésimo ejercicio de la izquierda extrema española para deslegitimar a un gobierno de derechas. Algunos incluso apuntaban veleidades golpistas entre los organizadores, siquiera porque todo lo que sea salir a la calle les parece un conato de tal y de ahí también su pujo por echarles los perros a la mínima, y en especial para que sus medios saquen y resalten en exclusiva la parte más negra de la misma, la violencia de unos incontrolados, sin que aquí podamos afirmar quiénes son o quiénes alientan esa violencia, que ya somos mayores y hemos visto de todo. Todo ello se me antoja una estrategia para amedrentar al ciudadano medio que consideran de orden por principio, siquiera sólo temeroso del caos, con la patraña de que los de ayer lo que querían era derrocar a un gobierno legítimamente elegido y ya puestos hasta instaurar un soviet o algo por el estilo. Porque no, por muchos Gordillos y sindicatos del campo que se empeñen en destacar como los principales inductores de la protesta, resaltando no sólo lo atrabiliario de sus métodos e incluso de sus ideas, y obviando siempre la variedad de organizaciones que tomaron parte en la misma y la heterogeneidad política y social de las mismas, el número de asistentes a la manifestación de ayer en Madrid fue tal que creo que se equivocan, tanto algunos de sus organizadores acariciando la idea de que toda esa gente está con ellos para lo que haga falta, esto es, para acompañarles de la mano en futuros o inmediatos proyectos revolucionarios, como sus detractores desde el conservadurismo patrio que necesitan creer y hacer creer al resto que lo de ayer fue un acto de fuerza de la izquierda y poco más. Algo a lo que están acostumbrados, porque controlan la calle, están organizados y meten mucho ruido, que el resto, la mayoría silenciosa de Rajoy sigue estando a su lado como el primer día tras las elecciones. Me temo que se equivocan de plano porque viendo y oyendo a mucha gente de la que ayer salió a la calle, lo que les animaba no era precisamente su nostalgia de la revolución pendiente, ni siquiera su acendrado odio al capitalismo así en crudo, sino más bien el descontento o indignación hacia un estado de cosas en las que un gobierno como el del PP, como antes el PSOE, ha ido recortando derechos a la ciudadanía, desmontando esa sociedad del bienestar que tanto sarpullidos provoca a los defensores a ultranza de que cada uno se las componga por su cuenta y sobre todo yo que parto con ventaja, un estado de cosas en las que la corrupción campea a sus anchas, de hecho parece instaurada como un mal menor para la mayoría y un bien sin lugar a dudas para los de siempre. Recortando sin reparar en los más desprotegidos, recortando en cosas como la sanidad o la educación que la mayoría de la ciudadanía consideraba intocables, recortando derechos laborales que no gustaban a los que más ganan para que puedan ganar más todavía -cosa del todo lícita de no haber componendas o privilegios de por medio- poniéndose por montera cualquier atisbo de contrato social, vamos, que sólo ganen ellos, recortando libertades al mismo tiempo que la impunidad de los de siempre antes sus propias leyes cada vez queda más patente. En fin, todas esas cosas que ni siquiera tienen que ver con ser de izquierda o derechas sino más bien con la decencia, con un funcionamiento correcto y cabal del sistema, que a poco que se lo piensen se darán cuenta de que mucha de la gente que ayer estaba en Madrid seguro que también les había votado. No es una cuestión tanto de ideología como de clase a la antigua usanza o mejor dicho de vuelta por la puerta de atrás a un nuevo "Ancien Régime", y en concreto la bipolarización entre una mayoría con menos derechos y libertades y esa minoría privilegiada de los que aprovechan su connivencia con el poder para disfrutar de las ventajas de la sociedad y el mercado libres sin el molesto concurso de la chusma, la cual se había subido mucho a la parra, vivían por encima de sus posibilidades, casi, casi como si se hubieran creído lo de la igualdad de derechos y oportunidades, animalicos.

Lo de ayer sólo fue una manifestación multitudinaria de ese descontento, nada más, el ejercicio legítimo de la protesta que algunos se empeñan en criminalizar. Pero además, como bien señala MSO en su blog, y muy a diferencia de las de otros países y a pesar de las imágenes violentas primorosamente escogidas por los medios para lanzar su mensaje subliminal, fue la enésima muestra de lo civilizado, pacífico y sumamente digno del hacer las cosas de la mayoría del pueblo español. La batalla por el poder no estaba ayer en las calles, esa batalla está en las urnas, eso lo sabemos todos, claro que acaso no tanto algunos políticos.

CONTRA EL TRINO DE LOS CIUDADANOS


Ponerle puertas al campo, eso es lo que hace el turco queriendo silenciar las denuncias y protestas de sus conciudadanos por sus corruptelas. Eso y dar la medida de lo que es una democracia de pega, meramente formal, es decir, aquella en la que se empeñan en hacer tragar al ciudadano que el resultado de una urnas luego lo justifica todo. “Limpiaremos Twitter, no me importa lo que diga la comunidad internacional al respecto”, claro ejemplo de que la inteligencia de este señor pertenece a otra época, que no sabe, no se entera de qué va el mundo, de que él no es un sultán de tapadillo sino un gobierno a merced del juicio de sus conciudadanos. En fin, eso en un extremo del Mediterráneo, en la que decían una democracia consolidada, con un pie en la UE, ejemplo para los países de su entorno. Al menos, y de momento, de momento, en el otro extremo de ese mismo mar a lo máximo que ha llegado en infamia el presidente de cierto país acusado de corrupción es a dar una rueda de prensa a través de un pantalla de plasma. Pero ya se sabe, cuando las barbas... recordemos que los dos mandamases en cuestión dos parecen muy amigos, que hasta se van de mitín juntos...

viernes, 21 de marzo de 2014

IÑAKI AZKUNAREN OMENEZ




"Nire ama hizkuntza euskara izan zen, eta galdu egin nuen. Baina, nire zirkunboluzioaren batean euskara dago, eta orain klaseak ematen dizkidate, Oso ikasle txarra naiz, hil aurretik euskara eta ingelesa oso ongi ikastea nahiko nuke"

Iñaki Azkuna

-Baina nolatan alde egin duzu hildako pertsonai horren alde?
-Ba, egia esan, estimu handia niolako.
-Horri? Baina ez al zenekien zer pentsatzen zuen hauen, horien edo haiei buruz, zer esan edo egin zuen hauen, horien edo haien kontra edo alde? Ez al dakizu nortzuekin zegoen, zer nolako zaletasunak zituen, zer nolako zakarra zen gainerakoekiko, zer nolako harroputza, handiustekoa, atzerakoia eta abar zen, ez al dakizu zuk maite dituzun hainbat gauza berak mesprezatzen zituena, ez al zenekien printzipioz eta ia legez gorrotatu behar duzun hiriko alkatea zena? 
-Bai, banekien hori guztiori, eta?, nire lagumin gehienek nik ez bezala pentsatzen dute eta hala eta guztiz ere, edo agian horrexegatik ere, bihotz-bihotzez maite ditut.
-Bai, baina zuk ez zenuen gertutik ezagutu, ez zenekien nolakoa zen egiatan.
-Ez eta gogorik ere, nik pertsonaia ezagun dut, besterik ez dut behar, eta horren arabera juzgatzen dut, noski, hain tipo xelebrea, baliteke apurtxo bat aldrebesa ere, izanda bere hirikide gehienek maite zutelako.
-Hori ote da tipo xelebreak eta aldrebesak maite dituzulako.
-Seguru asko, norbaiti estimu baldin badiot, aurki, hori da gizakume libre eta batik bat umoretsua bere argilun guztiekin, bi gauzok bat bakarra ez baldin badira, jakina.

AGUR ETA OHORE, GOIAN BEGO!


Lo del mejor alcalde del mundo es sin lugar a dudas una verdadera bilbainada en el mejor sentido de la palabra, en el de que para serlo tiene que ser simpática e irónica a partes iguales y casi también que expresada a bocajarro, que si no hay efecto sorpresa como que menos, eso y un método infalible para identificar a los bobos de solemnidad, que son tanto los que las formulan en serio como los que las entienden tal cual, al pie de la letra, no les da. Por eso me parece el homenaje más bonito al fallecido alcalde de la Villa, Iñaki Azkuna, sobre todo teniendo en cuenta que él mismo declaró en su momento que los mejores alcaldes del mundo no eran los que como él disponían de un abultado presupuesto, si no más bien esos otros de los pequeños núcleos rurales que tienen que hacer encajes de bolillos para cuadrar las cuentas de su municipio. Del mundo no se sabe, éste es muy grande y para la mayoría inabarcable, pero de Bilbao sin lugar a dudas. Pocos alcaldes como él llegan a esa identificación de la ciudad con su figura. Azkuna rezumaba bilbainidad por sus poros, de la buena, el bilbaíno independientemente de donde haya nacido, faltaría más, que en eso consiste en buena parte la "ciudadanía", ser o hacerse de ciudad, y ello siempre frente a la cosmovisión pequeña, tribal y ombliguista de la aldea, el bilbaíno tan devoto de lo propio como abierto a lo de los demás, el bilbaíno culto y temperamental que remitía a la mejor y más genuina tradición liberal de la villa, la ciudad abierta, industriosa, receptora, frente a los de siempre, sí, en concreto a esa otra tradición tan vasca del integrismo en todas y cada una de las formas y colores que ha ido tomando a lo largo de la historia, para entendernos, desde la boina roja, el kaiku al polar de nuestros días. Y por eso, porque Azkuna era un vasco que amaba a su tierra y a sus gentes, su cultura, y ello al mismo tiempo que miraba hacia afuera, porque se decía nacionalista sin apostar por el maximalismo contemporáneo de los del Llano, el mismo del que él procedía. Azkuna desdeñaba una independencia que tendría que ser a la fuerza la imposición de una mitad sobre la otra, siquiera ya sólo teniendo en cuenta cómo es el país de nuestros días, diverso por definición. Por eso hablaba de un país trasversal, palabro de moda que con todo a mí me gusta para concebir Euskal Herria en toda su complejidad territorial, cultural, social, etc... Y por eso también era el enemigo interior a batir por los integristas de nuestra época, aquí todo aquel que pretende imponer su visión de las cosas por las bravas, así como ignorar las del resto de la misma manera. Por eso, porque Azkuna era el más preclaro heredero de la tradición liberal y foral que resistió entonces como ahora a la barbarie liberticida de buena parte del paisanaje, porque defendió la ciudad y lo que ésta significa frente al ensimismamiento de los que sólo conciben el mundo a la medida de su aldea, y todo ello no a pesar sino precisamente gracias a todas las divergencias ideológicas, las estúpidas y ridículas rencillas interterritoriales y de cualquier tipo con él, no me cabe duda de que ha sido el mejor alcalde de Bilbao. AGUR ETA OHORE, GOIAN BEGO!!!

"REPUNANTE"



Hay una palabra asturiana que se usa mucho y que a pesar de su parecido al castellano varía sustancialmente su significado; se trata de "repunante".
Un "repunante" es una persona impertinente, pesada, que molesta, que agobia, "cansina", también, quisquillosa, muy delicada, repipi o estricta, exigente, etc. Pues bien, si alguien quiere hacer una prueba irrefutable para saber si su retoño o el de cualquier otro es un verdadero "repunante" le propongo la de la ensaladilla rusa. No falla, si el guaje, canijo, txiki, chiguito, mocoso, kakanarru o como sea, lo primero que hace es apartar la zanahoria con la escusa de que no le gusta lo "naranja", y luego ya cuando tú se la has apartado toda, sigue con lo de que tampoco le gusta el atún, entonces ya no cabe duda, nos encontramos ante un verdadero "repunante". Abstenerse de intentar corregirlo a hostias, sé que es muy tentador, pero no funciona y los de asuntos sociales te pueden quitar el crío con el consabido cabreo por parte de la madre...

BESTE IKERJIMENEZKERIA BAT: IGOGAILUKO AUZOAK


Beste ikerjimenezkeria bat, hau oso arrunta. Igogailu barruan guztiz gizalegetsuak, atseginak, baita asko eta asko izugarri berritsuak ere, denetarik berba egiten dizuten auzokoena; baina, hori betiere igogailu barruan edo beharbada gehien jota atari barruan, zeren kalean elkar topo egiten duzunean aldiz ez baitizute ezta zu agurtzeko imintziorik ere egiten, askotan zure aldamenetik pasa egiten dira begiratu ere egin barik, berdin dio auzoko hori zure ataritik bizpahiru metrora topatzen baldin baduzu, guztiz arrotza bazintzaizkio bezala jokatuko du beti. Gauza benetan bitxia, oso, eta hau gehienetan ere zure belaunalditik beherakoekin suertatzen zaizu, gorako gehienak eskuarki guztiz gizalegetsuagoak izan ohi dira eta. Benetan ikertzeko modukoa.

¿Y USTED QUE...?



-¿Y usted qué piensa sobre lo de Crimea?
-¿Quien, yo? ¿Qué tengo que pensar yo?
-Alguna opinión tendrá, digo yo, ¿o es que usted vive al margen de lo que pasa en el mundo o qué?
-Bueno, qué quiere que le diga, que bien, si los crimeos han votado formar parte de Rusia mayoritariamente pues bien. Todo lo que sea respetar la voluntad mayoritaria expresada democráticamente me parece bien.
-Pero es que ha sido un referendo bajo tutela del ejército ruso y boicoteado por las minorías ucrania y tártara?
-Pues entonces mal, muy mal, si ha sido bajo presión y sin apenas garantías democráticas claro que me parece mal.
-¿O sea que si en Cataluña se celebrara un referendo democrático para decidir si quieren continuar siendo parte o no de España usted estaría a favor?
-Ya le he dicho antes que creo que hay que respetar la voluntad mayoritaria siempre que sea por vías democráticas.
-Pero Cataluña pertenece a España desde hace cinco siglos, hay montones de lazos culturales y personales, parte del Quijote está ambientado en Barcelona.
-Sí bueno, pero el otro día también Putin habló de los lazos históricos de Crimea con Rusia, de que un príncipe ruso fue el primero en ser bautizado a orillas del Mar Negro, que...
-Vamos, que a usted la integridad de España como la de Ucrania, se la trae al pairo.
-Si yo no quiero que se separe nadie, si no tengo ningún interés en que Cataluña, Crimea o quién sea se separe, que de qué si no hay motivos, lo único que digo es que se entiendan, que negocien cómo resolver sus diferencias y que en caso de no llegar a ningún acuerdo que consulten al pueblo para saber cuál es su voluntad.
-Claro, exactamente lo mismo que dicen Mas y sus acólitos.
-¿Qué? Yo estaba pensando en Escocia...
-¿Lo ve? Usted está a favor de los separatistas, de hecho es un enemigo de España, la odia.
-¿Yo?
-Sí, usted.
-Mire, para que vengan tocando los cojones con cosas que ni me van ni me vienen mejor vivir al margen del mundo, sí señor.
-Qué decía yo, encima etarra.

BOBES TRIANGELUAN


Ikerjimenezkeriak: "Oviedo ingurumarietako jatetxe famatu batera, behin baino gehiagotan joan garenera, eroango zaitut zure urtebetetze egunagatik gonbidatze aldera". Egia zen, behin baino gehiagotan joanak gara Uvieu inguruko jatetxe handieta jator hartara, ni behintzat hasia nintzen txistua zeridala bertako matachana odolosteaz egindako arraultza nahastuak eta batik bat astur okelako txuletoia gogoratze hutsaz. Behin baino gehiagotan, bai, baina Bobes herrirantz kontxez gindoazela, hots, delako jatetxea dagoen herrirantz, bide gurutzera heldu, okertu eta nahigabean errepide nagusira irten ginen. Atzera bueltatu, noski, denok maiz okertzen gara eta. Hala ere, eta auskalo zer dela eta, berriro okertu egin ginen, berriro errepide nagusira oharkabean. Bigarrenez aurreko bidera itzuli, eta bigarrenez ere Bobes herria ezustean bistatik galdu eta bigarren mailako errepideetan zehar, mendi zein larreetan barrena hasi ginen behin berriro konturatu barik. Enegarren aldiz aurreko bide-gurutzeraino itzuli eta orduan Bobes herriraino zuzen-zuzen joan baina jatetxera heldu beharrean herrixkara sartu eta ozta-ozta buelta erdia emateko parada izan genuen herriko kale izugarri meharretan. Ezin sinetsirik geunden, hirira hainbat arinen bueltatzea erabaki eta itzulbidean gindozela Bobes herria atzean lagatutakoan ditxosozko jatetxea txiripaz ikusi eta bere aparkalekuraino sartu egin ginen ziztuan. Zoritxarrez, jakina, jatetxea jendez makuru zen Aitaren Eguna zela eta, itxaroteko eskatu behar baina arratsaldeko hiru eta erdiak zirenez gero Oviedora bueltatzea erabaki genuen burumakur zein egundoko tripazorriz. Orduan, gure etxe zaharreko ondoko chigrerantz gindoazela ozta-ozta elkarri begiratzeke zein bertan oilasko al ajillo, polbo a feira eta umeedako lacona eskatzeko asmotan, duela bi astebete edo desagertutako Boeing 777 gogora etorri zitzaidan supituan, hau eta baita Bermuda Triangulu famatua ere; Bobes bide gurutzean ere ote?

DODECAFOBIA


Volviendo a casa tras el cañón de cerveza en el chigre de San Claudio para lo de hacer un alto en el camino. Voy escuchando en el móvil Radio Clásica como casi todas las tardes. El locutor habla de un compositor moldavo admirador de Bela Bartok, que es un compositor al que reconozco su mérito como investigador y experimentador musical, pero al que, descontando algunas cosicas, sinceramente no soporto, de hecho su música me irrita profundamente, ya sea porque soy un zote impermeable a la genialidad del húngaro o porque no tengo ni puta idea de música, que seguro que es eso porque me pasa tres cuartos de lo mismo con el resto de los llamados genios de la música contemporánea: Stravinsky, Webern, Schoenberg y Berg. De hecho, es oír la expresión "consagración de la primavera" y entrarme una mala hostia que lo rompo todo, que no sé como no se subió nadie en su momento al escenario y no le puso a alguno de los que cito los cojones por corbata. En fin, manías mías. Y aún así, al igual que me sucede con Bartok -de hecho ahora hago un descanso en mis quehaceres diarios para escribir esto y no se puede imaginar nadie lo que estoy sufriendo con su Concierto para orquesta, Sz.116, el cual acabo de poner para ambientarme, vamos, para reafirmarme- me dispongo a escuchar al moldavo en cuestión a ver si consigo discernir, siquiera disfrutar, de las excelencias de las que me habla el locutor. Pues va a ser que no, que el admirador moldavo de Bartok lo es con todas sus consecuencias, yo diría que incluso llevando al extremo los defectos de éste, las putas asonancias, las malditas notas pivote o tónicas y por lo general todo el insoportable, irritante, chirriante, estomagante dodecafonismo tonal. Pero me lo trago, vaya que si me lo trago que me hago los tres kilómetros y pico de vuelta a casa escuchando todo ese mejunje sonoro que imaginas concebido única y exclusivamente para epatar al personal, mira de lo que soy capaz, hasta dónde llevo la cosa esta de experimentar con los sonidos, qué original, madre, cuánto. En fin, algo de lo que sólo imaginas que disfrutan los melómanos más pedantes y retorcidos o verdaderos masocas de los que piensan que el arte, la cultura, la música, debe ser sufrimiento por principio, gente de otro mundo. Y total que voy sufriendo como un magdaleno durante todo el recorrido hasta que llego al portal de mi casa, momento en el que me quito los cascos y me pregunto: "¿pero por qué, por qué me he tirado casi una hora aguantando semejante acopio de despropósitos sonoros?". Entonces reflexiono y me digo que, dejando a un lado lo de que soy bobo y punto, porque me dejo llevar por una mezcla de candor y morbosidad que me hace someterme a una tortura sonora en la confianza de que sólo así podre descubrir aquellos que otros describen como excelso, siquiera como obligado para todo aquel que quiera estar al tanto de las cosas que merece la pena conocer antes de morirse. Exactamente lo mismo que me ocurre en otros campos de la vida como con el libro o la película de algún autor de moda, esa serie que todo el mundo pone por las nubes o las noticias del telediario que no te puedes perder para estar empapado de las cosas que pasan en el mundo. Puede que hasta con el programa de la Esteban para saber de qué va la cosa, si es tan así como dice la mayoría. Por no hablar de muchas comidas indigeribles de ciertos establecimientos también de moda, las ciudades, pueblos o simples lugares a los que no volverías ni puesto hasta arriba de peyote, y no digamos ya de la gente que va apareciendo en nuestras vidas muy a pesar nuestro... Hay que saber de las cosas para luego poder tener una opinión sobre ellas; sí, ya, pero, ¿con cuánto sufrimiento, dolor y sobre todo aburrimiento? ¿Acaso no sería mejor reconocer que en llegando a una determinada edad sólo hay cuatro o cinco cosas que nos apasionan de verdad, que nunca nos defraudan, que nos hacen sentir que gracias a ellas ha merecido la pena vivir en buena parte y que todo lo demás como que de paso y por imperativo legal o casi? En fin, igual exagero, como siempre, pero es que en este mismo momento estoy soportando un solo de violín del tal Bartok en toda su irritabilidad.

ADISKIDE BAT NUEN - JOXEAN AGIRRE - FLANN O´BRIEN




Bazen aspaldi euskarazko liburu batekin hainbeste gozatzen ez nuela, Joxean Agirreren ADISKIDE BAT NUEN. Bart, gainera, nik ere izugarri estimatzen dudan Flann O´Brien irlandar idazlea gogora ekarri zidan pasarte batean, begibistan dago bere eragina liburuan zehar ere hedatzen dela zinez maite ditugun idazle gehienekin suertatu bezala:

"Erdia bederen azpimarraz josia zuen, horretarako erabiltzen zituen irizpideak guztiz pertsonalak iruditu bazitzaizkidan ere. Flann O´Brien idazle irlandarrarekin gogoratu nintzen. Aberats berriek erosten dituzten liburutegietako lan irakurri gabeak eskuztatzeko taldeak proposatu zituen: eskatzen zuenaren etxera joan eta liburuak azpimarratu, orrialde ertzak iruzkinez eta oharrez bete eta eskaintzak idazten zizkieten, soldata baten truke noski. Neskarekin hitz egiteko gai polita izan zitekeela bururatu zitzaidan, eskaintza benetan barregarriak proposatzera iritsi baitzen nik hainbeste maite nuen irlandar idazle hori. Baina ez nuen burutazio horiekin aurrera jarraitzeko astirik izan, bere poltsatxoan telefono mugikorra jotzen hasi baitzen."

ADISKIDE BAT BUEN - Joxean Agirre

lunes, 17 de marzo de 2014

ADI-ADI



-Eta zu Krimeako indenpendentziaren alde al zaude?
-Zeraaaa, ez dakit bat, oraindio ez ditut irakurri edo aditu zer pentsatu behar dudan erakusten didaten hedabideak...
-Baina zu herrien burujabetasunaren alde egon zara beti.
-Bai, baina hau gero eta nahasiagoa omen da, duela astebete edo Ukrainiarrenaren aldekoa nintzen, eta gaurkoan ordea...
-Bai, zuzen zaude, hobe dugu aldeko zein kontrako iritzirik ez botatzea badaezpada, hori eta erakusten digutenari adi-adi egotea baina betiere mesfidantzaz edo.
-Baliteke, bai, baina hori egin baino lehen nire sokako hedabideei erreparatu behar diet...

EL ESTADO DE LAS COSAS


Pues nada, es que ya no sabes ni qué comentar, nada que no se haya dicho o escrito antes, casi también que sin ganas para el exabrupto de rigor, el exabrupto instintivo, un juramento a tiempo. No hay palabras porque están gastadas. Ya sóloqueda, y como mucho, infinita ingenuidad, sí, lo sé, acertar el tiro cuando uno vaya a echar la papeleta, a ver si hay suerte y rompiendo este bipartidismo de la Segunda Restauración borbónica se ponen en serio a lo de las reformas, de raíz, tiene que ser desde la raíz a la cabeza, y siquiera ya sólo porque al PPSOE le aprietan por sus dos flancos. Porque sí, tiene que haber gente decente dispuesta a cambiar de raíz este estado de cosas, gente que no traga, lo suficientemente, no ya ingenua, sino valiente para ir poniendo cascabeles a cada gato. No puede ser posible que el conjunto este formado por hijo de putas en mayor o menor grado, que no haya nadie dispuesto a lanzárseles al cuello, metafóricamente hablando, claro, de momento. Lo contrario es resignarse a rumiar para nuestros adentros ese asco indecible del que hablaba el maestro, con perdón. Y eso por no hablar de aparcar la esperanza en cambio alguno por las buenas, por las urnas o como sea, o lo que es lo mismo, entregarse a la resignación, desesperación, de que el actual estado de cosas no hay quien lo enmiende, siquiera por que no hay mimbres con los que hacerlo, todo está podrido de los pies a la cabeza, tenemos lo que nos merecemos porque somos iguales que ellos, porque nos viene en el código genético de las sociedades mediterráneas condenadas a repetir sus errores, a eternizar su vicios, a apostar siempre por lo peor y encima regocijarnos de ello, no lo saben poco ni nada los de Campofrío. Eso o sentarse a esperar que estalle lo inevitable, probablemente todavía más dolor e injusticia porque así suelen ser las cosas cuando se acaban las palabras. Pero no, se me olvida, ésta y otras son pejigueras de calientasillas con mentalidad de perroflauta, bienpensante frente al ordenador, buenista desfasado, objeto del desprecio de los que no quieren saber nada de problemas, que no les hablen de política, ellos a su diletantismo. Ni pasa ni va a pasar nada porque la peña está a sus cosas del día a día, muchos confiando en esa recuperación económica que les saque del agujero, puede que hasta que les distancie de otros todavía en peor lugar que ellos, y una corruptela más o menos, un abuso más o menos, una tomadura de pelo más o menos, no echa abajo el castillo de naipes. Es lo que hay, lo que nos merecemos, sobre todo si no lo enmendamos.

ZELEODOM



-Negozio borobila, hain, hain ospetsua da ezen bera jokoan ikusteko propio multzoka etorriko diren, salduko ditugun kamisetak barne.
-Baina ez baldin badu inoiz jokatzen?
-Nola ezetz?
-Matxuratuta erosi baldin badigute?
-Orduan aitortu beharrean izango gara bere ordezkariak azpijokalari apartak direna, azpijan ederra egin digutena...
-Gu bezainbeste?
-Ez, askozaz gehiago.
-Hori suertatu zaigu MTVko realityak ez ikusteagatik...

LOS DÍAS DE LENÍN - IGNACIO GONZÁLEZ OROZCO



"-No soy partidario de la palabra "feliz·, ¿sabes? Nadie puede describir con exactitud qué es la felicidad, ni para sí mismo ni mucho menos para los demás. Ser feliz depende de muchas cosas exteriores a nosotros. Por eso, yo prefiero hablar de satisfacción. Estar satisfecho del propio comportamiento es mejor que ser feliz, aunque la vida nos golpee a menudo y nuestros sueños no se hagan realidad. Sabes, hubo un escritor alemán, Von Kleist, que abandonó a su hermosa novia porque le prometía la felicidad doméstica, pero no la gloria literaria. Ese ha sido mi modelo de vida."

LOS DÍAS DE LENÍN - Ignacio González Ortozvo

Si hay algo en LOS DÍAS DE LENÍN que destacar, siquiera a modo de colofón de una intensa y gozosa lectura, eso es la voluntad del autor de hacer literatura sobre todas las cosas, siquiera como fin último. Y a ello parece dedicarse Ignacio con denuedo tanto en el cuidado, la elección, de cada vocablo como en el ritmo con el que el protagonista-narrador presenta los acontecimientos de esta historia de personajes atrapados no tanto en un lugar como en un momento concreto y determinante de la Historia de España, los días inmediatos y posterior a la sublevación de Franco y sus secuaces. Y claro, el esmero estilístico que impregna el libro desde la primera a la última hoja, el retrato de los personajes, el ambiente que recrea tanto en el interior del establecimiento del pueblo donde estuvo de pequeño con su familia y al que vuelve para rememorar aquellos acontecimientos, todo ello con el relato de los pormenores tanto propios como de los personajes secundarios que pueblan la historia, el relato de aquellos convulsos días desde esa periferia doméstica y el giro dramático en el que desemboca todo, no sólo atrapan al lector, lo complacen en su afán de disfrutar de todas esas pequeñas historias que sólo un buen narrador, un narrador de verdad, sabe hacer grandes, hace que la lectura haya sido ni más ni menos que lo que este lector busca: buena literatura.

EL ABUELO



El septuagenario o así la para en mitad de la calle al pasar delante de la mesa de la cafetería donde está sentado.

-¡Carla, cariño, cuánto tiempo sin verte! ¿Adónde vas?
-Hola, abuelo. ¿Cómo estás?
-Oye. ¿Y Laura? Hace muchísimo tiempo que no vemos a tu hermana.
-Está bien, pero anda un poco liada.
-La echamos mucho de menos, dile que pase algún día a vernos, que parece que no nos quiere ver, que no sé que le hemos podido hacer...
-Ya te digo que anda...
-Tú dile que tenemos unas ganas enormes de verla.
-Es que...
-Hace la tira que no la vemos, con lo mucho que venía a vernos antes. 
-Porque...
-¿Y tú adónde ibas?
_Ahora voy a clase...
-¿Por la tarde?
-Sí, tengo que...
-¿Recuperar? Eso es que no has estudiado lo suficiente, que no te aplicas, que no estás a lo que estás, seguro que andas liada con algún noviete o todo el día por ahí de botellón, si ya le digo a tu abuela que vuestros padres no lo han hecho bien con vosotros, que os tienen supermimados, os han consentido demasiado y luego pasa lo que pasa, que cada cual hace lo que le da la gana, y si no mira a tu hermana, que quería estudiar Bellas Artes y tus padres no le dicen nada, y eso que yo le estuve dando la tabarra para que hiciera Derecho, que estaba cometiendo un error, que iba a echar toda su vida por la borda, que...

ZAHARTZEAREN AJEAK


Zahartzearen ajeak edo hobeto esanda aurreneko egiazko zantzuak: gaur goizean telefonoz Granada aldeko neska batekin elkarrizketan nire lan gorabeheren kontura, edo hori zen behintzat nik uste nuena hasiera batean, solasaldia gutxina-gutxinaka bakarrizketa bilakatzen joan zen eta. Eneee, zer nolako hitz jario etengabekoa, kostata eutsi diot neskaren hariari, bi ordubetez telefonoari atxikita eta niri tutik esateko paradarik eman gabe, ez eta nire esan beharrekoak ere, deia nik eginda baitzen, nire gauzak nolabait jorratzeko asmotan. Oso neska atsegina, bai noski, eta bere hizkera andaluziarra ikaragarri goxoa nire belarrietarako, barre ederrak eta egin ditugu gainera hainbat aldiz; baina, hain berritsua, berbalapikoa, hitzontzia, kontakatilua, ezen bi orduak betetzear zeudela nire aita gogora etorri zaidan ezustean, edo are zehatzago esanda, berari behin batean eta ez hain aspaldi bere laneko emakume bezero batekin berbetan zegoela aditu niona; "aizan, neska, hik ez al dun gehiegitxo hitz egiten, barkaidan, baina nik uste baietz..." Baina, jakina, hori oso gauza itsusia, zatarra omen da, eta ni, txit gizalegetsua naizenez, adi-adi egon naiz bi ordubetetan eta baita ozta-ozta erne, esna ere.

SE FUE


Se fue, se fue. No era sólo la cabeza de la Iglesia en España para los suyos, también pretendía ser la conciencia moral y ética de los que no procesamos su fe ni ninguna otra. Pretendía re-evangelizar la sociedad en su conjunto y no sólo surebaño, que el gobierno de turno tomara en cuenta sus indicaciones, que la Iglesia y el Estado volvieran a ir de la mano a pesar de ser confesional, casi lo consigue, estaba en ello. Era trentino en todo, en su discurso y hasta en sus formas. Pero, sobre todo, era lo peor que le ha pasado a la Iglesia española, la viva imagen de la intolerancia, de la cerrazón a todo lo que no fuera el dogma, el hombre que más la ha alejado de la sociedad por mucho que él proclamara a los cuatro vientos que los culpables eran el relativismo y el odio de los laicos. Lo peor porque su discurso y sus formas siempre fueron lo menos cristiano que se pueda concebir en una religión que dice sustentarse en el amor de los unos a los otros. Apenas se le conocen palabras de aliento a los más desfavorecidos ni condena de las injusticias y atropellos que cometen los poderosos, por eso era más fácil viéndole en compañía de éstos que de los otros. Su discurso apestaba a lo peor de la Historia de la Iglesia, era la condena al fuego eterno de todo aquel que no comulgara con su fe, la condena del ateo, del homosexual, de la mujer que va por libre, que no se somete a lo de siempre. De hecho su discurso apenas era cristiano, como que parecía que lo que más le importaba eran otras cosas que poco o nada tenían que ver con la fe. Por eso parecía preocuparse más de unidades de destino en lo universal, de la legitimidad de tal o cual ley, por eso defendía y defiende teorías conspiratorias, alienta con su partidismo la infamia caiga quien caiga. Y por eso también recordaba los peores tiempos de la historia de la Iglesia en España, apestaba a nacional-catolicismo, a palio bajo el que ambicionaba a llevar a los gobernantes de su cuerda, en realidad todo lo suyo remitía a aquel colega y paisano gallego de Mondoñedo que exigía fusilamientos sin contemplaciones a los alzados en el 36, esa y no otra era la Iglesia a la que nos remetía a los que no comulgamos con su credo ni creemos en ningún dios, que respetamos su credo y a sus creyentes como al cualquier otro y otros siempre y cuando no quieran imponernos sus dogmas o someter nuestras conciencias. Pero, además de todo esto, prueba última del espíritu nacional-católico que inspiró a su Iglesia, su despreció a la idea ecuménica y del cual ayer mismo dio ejemplo durante la misa homenaje a las víctimas del atentado del 11 de Marzo, la nula sensibilidad, cuando no franca hostilidad, hacia aquellas víctimas que no profesaban su fe católica, víctimas que eran musulmanes, ortodoxas, protestantes, etc; ese y no otro, el de la intolerancia, es su legado.

miércoles, 12 de marzo de 2014

COMO LOS ASNOS BAJO LA CARGA EN EBOOK




0,99€, oferta de precio de salida, menos no 

ya que una caña, que un zurito (corto de 

cerveza) incluso, casi, o sin casi, un delito no 

tenerlo. EBOOK COMO LOS ASNOS BAJO LA 

CARGA.