sábado, 31 de marzo de 2012

PESADILLA EN EL COLLADO DE ERNAZ





Otra de esas pesadillas raras del sábado a la noche. De repente que me veo solo en medio del campo, rodeado de montañas de cumbres nevadas y valles profundos como gargantas de gigantes. ¿A la sombra del Aramo? ¿En los Picos de Europa? No sé, me resulta familiar pero no acabo de ubicarme. De repente observo que una comitiva se acerca desde el fondo de un valle a mis espaldas. Avanza lentamente hasta donde me encuentro, así que al rato puedo distinguir un grupo de hombres ataviados con sombrero negro de doble ala, capote negro, valona y calzón corto. No obstante, lo más llamativo es que el hombre que encabeza la comitiva lleva colgada al cuello una larga ristra de lo que parecen ser chorizos. Al rato se me presenta de tal guisa.

-Aupa! Me llamo José María Arbizu y estas son mis famosas txistorras, me acompañan mis hijos Mikel y Martintxo. ¿Han llegado ya los gabachos?
-¿Qué gabachos? -pregunto estupefacto.

En ese preciso momento oigo un sonido de gaita que llega del otro lado de la montaña, justo del valle al norte de ese del que vienen los tres colgados de las txistorras. Entonces veo otra comitiva encabezada por un tipo con calzón, chaleco y montera picona y seguido por una mujer rubia ataviada con lo que, alucina, a mí me parece uno de esos trajes de cocotte parisiense tipo Moulin Rouge. En fin, también los acompañan un trasgu y una xana vestida de pastora que tira de tres bueyes negros enormes; ya luego la pobre se despeñó por uno de los desfiladeros, si bien al ser un ser mitológico se curó en seguida.

-¿Que hay, ho? -pregunta el de la montera picona.
-Aquí estamos, pues, como todos los años -contesta el señor Arbizu-, ¿qué firmamos y nos vamos a comer de una puta vez, o nos vamos a tirar aquí toda la mañana o qué hostias?

Entonces caigo en la cuenta de que ni Aramo, ni Picos, ni hostias en vinagre, ¡estoy en el Pirineo! Y ya más concreto en plena ceremonia del Tributo de las Tres Vacas que celebran anualmente los vecinos del valle navarro del Roncal y los gabachos del Baretous en el Bearn desde el siglo XIV para renovar un tratado de paz firmado entre los dos valles por el cual ponían fin a las hostilidades entre ambos a cuenta de un quítame ahí esa fuente, gabacho cabrón, que es mía, ¡ah sí, pues ahora me bajo hasta tu pueblo, violo y mato a tu mujer! La renovación del tratado consiste en la firma del pacto y la entrega por parte de los gabachos de un tributo de tres vacas para impedir que los navarros les sigan zurrando la badana hasta el final de los tiempos. El caso es que la ceremonia continua según lo establecido, el de la montera coloca la mano derecha sobre la piedra o mojón y poniendo la suya encima uno de los roncaleses y así se van alternando los demás representantes. El último en posar la suya es el de las txistorras, que pronuncia tres veces las palabras latinas: Pax avant, pax avant, pax avant!

-Ahora toca llevarnos las vacas y bajar hasta la borda para la jamada correspondiente -recuerda el navarro.
-Este año trajimos bueyes, unos bueyes cojonudos, japoneses, una maravilla -informa el alcalde bearnés nacido en la villa asturiana de Salas.
-Venga pues, esos bueyes nos los prepara mi señora Teresa en un abrir y cerrar de ojos, que para algo es la que trae un sueldo fijo a casa porque trabaja en la consejería de sanidad del gobierno foral y no depende de los vaivenes del mercado de ovejas como un servidor o del alquiler de bordas.
-Ta bien, ho -contesta el alcalde bearnés-, pero estos bueyes son especiales, son bueyes de Kobe, no se pueden matar así como así, se cuidan como si fueran reyes, reyes de Navarra, con todos los cuidados y caprichos del mundo, hasta se les da masajes diarios, si bien de eso ya se encarga a diario Madame Fornet.

Una cuantas horas más tardes, sentados los representantes de los dos valles alrededor de la mesa a la entrada de la borda Mozkorrena (De los borrachos).

-¡Está carne esta cojonuda, una delicia! -exclama el navarro.
-Las txistorras tampoco están mál -dice el astur-bearnés.
-¡Nos ha jodido, como que son las mejores del mundo! -responde Arbizu en un arranque de modestia tan típico de su tierra.
-Este rosado tampoco está mal -añade el alcalde astur-gabacho tras vaciar de un trago la décima jarra trasegada desde que se ha sentado a la mesa.
-Claro, es clarete navarro.

En ese momento, y sin mediar palabra alguna, el alcalde astur-bearnés que se levanta de la mesa y sale corriendo a toda pastilla hacia la trasera de la borda. Se oyen unos gritos terribles, los navarros temen que haya vuelto el oso; pero no, Madame Fornet les advierte de que se trata de su marido que está vomitando la pitanza, al rato se oyen ronquidos, las aves del bosque levantan el vuelo asustadas y hasta se ve algún corzo pegando brincos hacia la cumbre; parece ser que también ellos tienen miedo del oso.

-Bueno, la tradición sigue su curso -comenta Madame Fornet-, también os hemos traído unos quesos hechos con la leche de los bueyes antes de caparlos.
-¿Cómo que con la leche de antes de caparlos? -pregunta atónito el alcalde navarro mientras corta una loncha de queso y se la lleva a la boca.
-No toda la leche tiene que ser de la vaca...

En ese momento el navarro que se revuelve en su silla, ésta se quiebra por una pata, y así una tras otra de las que ocupan sus hijos y señora.

A continuación el sueño se hace borroso, parece que hay un salto temporal, seguimos en el Pirineo pero esta vez nuestros protagonistas van vestidos con armadura y armados con todo tipo de espadas, lanzas y arcabuces. Por lo que se ve a partir de aquel día se renaudaron las hostilidades entre los navarros y gabachos, que también de acuerdo con la tradición los primeros arrasaron el Bearn, mataron a cuanto hombre encontraron y prendieron fuego a pueblos enteros; eso sí, también según la costumbre respetaron la vida a las mujeres, si es que no lo hicieron porque les daba "latxa" acercarse a ellas como cuando en las verbenas de las fiestas de los pueblos.

GREBA OROKORRA


Nire amarekin telefonoz eztabaidaka ditxosozko grebaren kontura, betiko leloei aurre eginez bion partetik. Baietz ba, ez dela eskubiderik inor bere lantokia utz dezan behartzeko, ala agian bai, agian bere egoismoak gainontzekoen eskubideen kontra jotzen duenean premiazkoa nola edo hala hau jakinaraztea, baina indarkeria inola ez, zer ote da indarkeria, zenbat indarkeria mota dago, zein da bortitzena edo bidezkoeena, boteretsuen interesak kolokan jartzen duena edo jende xehearen kontrakoa?, ez al da berezkoa langileei inposatu nahi dieten erreformarena, auskalo.

Edonola ere, nola ez bat etorri amak esandakoarekin, gure etxean betidanik autonomoak izan garen aldetik inork ez digu laguntzarik eskaini, badirudi gure kabuz lan egin nahi izateagatik zigortzen gaituztela, izugarrizko atrebentzia balitz bezala nork bere aldetik ogia irabazi nahi izatea, pekatu larria gainera egiazko enpresarien parean kokatzen saiatu nahi bazenu bezala. Eta gure etxean betiere gurearen jabe, ileapaindegi bat genuen Gasteizko Etorbidean bizi ginen pisuan, estu-estu gainera, landalan nire gurasoak goizetik gauera arte. Gero geroko negozioak ekinarez ekinez, txanponik txanpon aurreztatutakoaren bidez, baina betiere lanean buru-belarri, bizian lan egitea baino ez balego bezala. Ezta oso txalotzeko modukoa nire gurasoek eramandako bizia, nik goraipatzen dut euren kemena, baina zerbait leporatzekotan bizi izatea ahaztu izana omen da, batez ere egiazko premiarik ez zuten aldetik, nahikotxo ondo bizitzeko bezainbeste irabazten baitzuten izerdipatsetan baldin bazen ere, baina lan egitea bakarrik irakatsi egin bide zieten, antza denez ez zekiten bestetik egiten, gainerakoa denbora beti alperrik galtzea bailitzan. Eta ez, ezta batere xamurra izan eure bizimodua, beti estu-estu, larri-larri, beti hamaika saltsatan sartzen baitzen aita, negozioak baino gogoan ez zituelarik, sekula ez zitzaion otu irabazten zuenaren zatitxo bat ondo bizitzeko ere izan zitekeenik, zertan ote?, betiere diru faltaren beldurraren bizi zirelako, betiere edonorekin errietan edo jabe izateak inoiz eta inola ez baitizu inoren begirunea sortzen guztiz kontrakoa baizik, gutxi inporta du gainera guztiekin zuze-zuzen edota txukun-txukun jokatu izanak, ezta ere bizi osoan elkarren ondoan jotake lan egin izana, zure ogibidearen jabea baldin bazara auskalo zeren errudun bihurtzen zara ziplo, baina ziur ere aintzakotzat hartuko zaituztela ezinbestez.

Alabaina, hori al da pisuzko motiboa gainontzekoekiko elkartasunik ez erakusteko, berez ezbidezkoa dena ez aitortzeko, zure ondokoen eskubideak zapaldu nahi dituen lege baten bidegabekeria ez salatzeko, gure ongizatearen kontra etengabe sortzen ari diren neurriak ez gaitzesteko, gizarte benetan justu, berdintzaile eta solidario baten alde ez jotzeko? Noski ezetz, zure zilborrari begira bizi baldin bazara eta gainontzekoen kezka edo interesei arduragabe The Simpsonetan agertzen den Mr.Burns aberats zeken eta kupidagabekoaren pareko bilaka zaitezke, hots, zekenkeriaren karikatura hutsa. Ezin esan gero gizaki zintzoa, bihotz onekoa zarenik bizi zaren gizartean ezberdintasunak sustatzearen alde baldin bazaude, hau da, beti boteretsuen alde eta jende xeheari muzin eginez.

Gainera, zure inguruan baino ez duzu begiratu behar, badituzu langile hutsak diren ahaideak zein adiskideak, zu ere edonoiz eta edonola izan zaitezke printzipioz beti zure kasa ibili nahi izanagatik, zu ere noizbait soldatapean lan egin duzu, etzazu ahaztu edo ukatu. Gogoratu, alde batetik nekazal lurjabe apal baten iloba zarela, baina ez ahaztu, bestaldetik zure beste aitaita bodega handi bateko langile arduraduna zena, ez ahatzu aitaita horrek PCEren karneta ezkutuan izan zuela, baita bi anaia gerran galdu eta gero ere, ez ahaztu beraz zure aurretikoen bizipinen morroi zarela hein handi batean nahitaez.

Edonola ere, aitortu beharrean gaude guztiok badagoela gizartean oso muga handi bat soldatapekoen eta autonomoen artean, gero eta zabalago egiten ari dena goikoek eraginda, zeren eta zenbat eta handiagoa egitea gero eta errazagoa eurendako euren alde izatea euren kabuz lan eginez ere langile hutsak direnak. Gutxi bailitzan, badute egiazko jabe edo boteretsuok oso amuzki erakargarri zein erabatekoa: autonomoei sinestarazten diete handikien parekoagoak direla gainontzeko langileenetik baino.

Baina ezta egia denok kinka larrian egoteko arriskutan dauden aldetik, guztiok kale gorrian gedatzekoak, batzuk ugazabek kaleratzen dituztelako, eta besteek ere euren negozio apalen porrotak berdin egiten duelako. Horrenbestez, nik beti izan naiz greba orokorren alde, giza eskubide guztiz zilegizkoa baita gizartean ondoeza boteretsuen aurrean aldarrikatze aldera. Hori dela eta ere, biziro ernegatzen nau euren buruz joan nahi dutenak koska ahala kosta, hau da, gainontzekoen lepotik, egoismoa ikur dutenak ondoko aitzakia gezurtiari eutsiz: "niri inork ez dit laguntzarik eskeintzen nire negozioa aurrera atera dezadan, zer dela eta kezkatu behar gainontzekoen eskubideez, ni gizartean bakarrik nago-eta".

Horrexegatik pena ikaragarria hartu nuen, izugarri atsekatu egin nintzen, Oviedoko alde zaharretik nindoala eta bertako taberna gehienak, bertako gazteendako aproposak, irekita ikusitakoan. Tabernari gehienak, noski, autonomoak omen dira, baina niri zeharo ezinezkoa begitantzen zait Gasteiz, Iruña, Donostia edota Bilboko alde zaharretako tabernak berdin ikustea, ez dut behintzat inoiz ikusi aurreko greba orokorretan. Baina, tira, hortaz gogoeta egiten nenbilelarik Oviedon nengoela jabetu nintzen ezustean, eta hemen, jakina, gauzak oso bestelakoak ikusi ohi dira, hemen badira ikus/pentsamolde batzuk nagusi direnak eta oso zerikusi eskasa dutenak elkartasunarekin edo, hau da, Asturiasen ere garaile suertatu zen greba orokorrari muzin egin zion hiri bizki atzerakoia, hau da, Regentauria.

Eta amarekin eztabadaika ari nintzela telefonoren bitartez, nola ez gogoratu aspaldiko greba orokor hura, Feliperi egindako biotako bat, oraindio, tartean, ikasle edo nintzela, dena giltzapean, kaleak hutsik, zer egin ez genekiela eta lagun bati proposatu egin niola Iruñaraino joatea Clinica Universitarian operatu berria zen nire amari bisita egiteko asmotan. Sakanatik zehar gindoazela Etxarri-Aranatzen gelditu eta bertako plazan irekita zegoen Euskal Herriko ia taberna batera sartu ginen zurrutean lasai asko egitera erreinu zaharreko hiriburua iritsi baino lehen, badirudi indarrak bildu beharrean nengoela nire amagana joateko edo, ez baitakit greba orokorra izan ez balitz Iruña alderaino joango nintzatekeen, hain gazte txoriburu edo tontolapikoa nintzen-eta.

jueves, 29 de marzo de 2012

VITORIA´S SECRETS


Coincide que esta semana dos publicaciones que dicen de talla internacional, The Sunday Times y la biblia económica The Financial Times, dedican varias de sus páginas a esa eterna desconocida que es mi ciudad natal. Lo hacen al calor de la campaña publicitaria del European Green Capital, galardón recientemente otorgado a la ciudad como premio por sus políticas, de décadas, a favor de todo lo ambiental, siquiera ya sólo en reconocimiento del hecho deque sea una de las ciudades del continente con mayor número de espacios verdes por habitante. Por si fuera poco, parece ser que la revista GEO también dedica en su próximo número unas cuantas páginas a ensalzar las maravillas de la capital verde europea.

Ahora bien, resulta curioso leer cómo describen desde fuera la ciudad de uno, que no es otra en la que se ha nacido y crecido, donde está tu familia y tus amigos de siempre, con decir que la de la infancia ya es como citar a Baudelaire, el resto siempre lo serán de paso o acogida, todo lo demás me resulta un cosmopolitismo de pandereta, pura impostura, y no precisamente porque uno sea tan aldeano como para creer que su txoko es el mejor del mundo, que de qué, a veces incluso todo lo contrario, ni siquiera aquel en el que le gustaría vivir de seguido, en mi caso desde luego que no y desde hace mucho tiempo, que no sepa y crea que hay ciudades mucho más atractivas para vivir o siquiera ya solo para pasear, ciudades verdaderamente hermosas como Praga, Viena, Paris, Roma, Florencia, La Habana, Granada o simplemente interesantes como Londres, Berlín, Burdeos, Toulouse, Barcelona, Sevilla, Budapest, pero yo echo mano de memoria y así como para volver de seguido y hasta para largas temporadas lo primero que me viene a la cabeza son imágenes de Dublin y Lisboa, ni demasiado inabarcables para poder llegar a todas partes a tiempo, ni demasiado pequeñas para no morirse de asco, ni tan señoronas o imperiales como Paris o Viena, ni tan sombrías y ensimismadas como Burgos, Lugo o León,y siempre al borde del Atlántico o en su defecto el Cantábrico, como que para ese roto bien me vale Gijón a modo de descosido, incluso Bilbao, y si me apuran no me importaría Vigo, Coruña, Oporto y puede que hasta Baiona. La verdad es que no lo puedo evitar, soy un hombre de ciudad y me siento a gusto en la mayoría de ellas, a todas las encuentro un atractivo, como que siento una especial atracción o cariño por todas aquellas que he visitado con cierta frecuencia, las que forman parte de mi infancia y juventud como Donostia, Pamplona, Bilbao o Madrid, otras a las que todavía volvemos de vez en cuando y siquiera ya solo de pasada como Burgos, Logroño, Lugo, León, Santander. En todas el aliento de lo urbano me reconforta con solo poner un pie en ellas, en todas me siento a gusto, un modo de vida de calle y tasca que me es epidérmico, arquitectura y fauna humana en continuo trasiego, un buen paseo a ser posible marino, y a ser posible también cultura y espectáculos. Luego claro que sí, tampoco desdeño del campo y me encanta pasear por la naturaleza y extasiarme delante de un paisaje, tumbarme a la bartola en un prado o pasear junto a la orilla en la playa, pequeños placeres domingueros; pero, no puedo evitar que en mi subconsciente el campo venga a ser casi que en exclusiva eso que hay entre una ciudad y otra.

Pero la ciudad de uno es el txoko, el rincón biográfico y sentimental, tiene más de concepto metafísico que de geográfico, poco importa que vayas o vengas de un sitio a otro, siempre regresas al escenario de tus años mozos y por ello de tu formación como persona, allí han transcurrido los momentos más importantes y decisivos de ésta, como que a partir de cierta edad, qué importa dónde esté, todo lo demás ya consiste en ser testigo de la vida de otros más pequeños. Por eso resulta curioso saber lo que se dice de esa ciudad de tamaño medio en la que has nacido y crecido, dado que la experiencia te demuestra que es la gran desconocida, que es prácticamente imposible encontrar a nadie, que no haya pasado previamente por ella, que tenga una idea más o menos aproximada de cómo es, todo lo más una sarta de tópicos que lo mismo valen para Vitoria que para cualquier otra ciudad de su entorno. Pero como no puedo copiar los artículos dedicados a la ciudad en las correspondientes páginas web de cada revista porque hay que acoquinar, me conformo con la nota de prensa del ayuntamiento al respecto.

“Vitoria-Gasteiz Capital Verde cumple todos los requisitos para el galardón de la Comisión Europea”, así reza el titular del artículo que Víctor Mallet, delegado del Financial Times en España, firma en el especial que este diario británico dedicó ayer al País Vasco. Después de la entrevista que Mallet mantuvo con el Alcalde, Javier Maroto, el corresponsal destaca las virtudes de Vitoria-Gasteiz en cuanto a movilidad, reciclaje, áreas verdes o urbanismo y se detiene en el Anillo Verde Interior, un proyecto que describe como “ambicioso” y que pondrá a la ciudad al nivel de Chicago y Seúl. Financial Times, diario internacional de negocios de gran prestigio se ha convertido en el periódico de calidad más vendido en el mundo, por lo que la aparición de Vitoria-Gasteiz en sus páginas, destacando el Nobel de Medio Ambiente, es fundamental para la visión económica de la ciudad. Este periódico asabanado, precursor del color salmón en la prensa económica, destaca que se haya concedido por primera vez a una capital en el Sur de Europa y a una ciudad de tamaño medio, muy distinta a sus predecesoras, Estocolmo y Hamburgo, pero con grandes posibilidades de atraer inversiones industriales, como ya atestiguan algunas multinacionales ya asentadas en la ciudad, por ser ejemplo de convivencia para muchas otras urbes.

El pasado domingo 25 otro diario británico, The Sunday Times, periódico de gran formato dominical distribuido en el Reino Unido y la República de Irlanda, publicó otro gran artículo sobre Vitoria-Gasteiz. “Vitoria´s Secrets” es el título de este reportaje, en esta ocasión con una vertiente más turística sobre la Capital Verde Europea 2012.

De esta forma, el diario dominante del mercado dominical anglosajón destaca las delicias que se pueden encontrar en la capital con el Casco Histórico más perfectamente conservado, la arquitectura del Ensanche, la gran extensión de zonas verdes en la ciudad y sus eventos culturales como el Festival de Jazz.


Luego ya si despliegas la imagen del Sunday Times puedes leer en inglés el reportaje a rebosar de tópicos, que si la calidad de vida, la comida con sus pintxos y su vino de Rioja Alavesa, el Casco Viejo medieval con su catedral, sus muchas iglesias y más palacios, son casas de alforja, sus rincones y plazas emblemáticas, el ensanche decimonónico, los parques otro tanto, que si la marabunta de bicis recorriendo la ciudad o los paseos por el anillo verde, que si el Festival de Jazz, el de Teatro, el Festival de Televisión, la Semana Coral, el multitudinario Azkena Rock, que si las fiestas de la Blanca, San Prudencio y otras tradiciones, que si la pasión por el deporte, la pujanza industrial, bla, bla, bla... Luego ya todo eso está muy bien para el turista, que está de paso, el que se emboba con la pequeña ciudada medieval o decimonónica, el que fantasea con la plácida existencia de provincias sin mayores sobresaltos, que se pone hasta el culo de delicatessens locales y vino otro tanto, el que se extasía con los atardeceres al ritmo del trino de los pájaros mientras pasea por la orilla de las lagunas de Salburua o Zabalgana. Pero el nativo no disfruta tanto de ese exotismo en pequeño, generalmente no es consciente de lo que tiene y hasta tiende a despreciarlo, eso o simplemente no le interesa, está a otras cosas, en su inmensa mayoría a criticar todo lo que suponga un mínimo cambio en su rutina o su horizonte, criticar todo y por cualquier pejiguera, poner palos en las ruedas a todo quisque que quiere mejorar su entorno, no vaya a ser que me cause algún prejuicio, que tenga que pagar vete a saber qué. Porque el nativo es desabrido por naturaleza, ya lo sea como producto del aluvión de la gran espantada de los sesenta a la ciudad de gente del campo y de todas partes de la península que nunca parece estar muy seguro de sus orígenes, pueden pasar media vida en la ciudad y sentirse todavía de fuera, con una perpetua mirada foránea hacia todo lo que le rodea y de ahí su falta de implicación en las cosas de la ciudad; o todo lo contrario, un cachorro de las clases medias capitalinas cuyo orgullo provinciano apesta a autocomplacencia y bobería identitaria, de un chovinismo de alpargarta que tira para atrás, no hay día que no se lamenten de lo mucho que ha credido la ciudad de su infancia, de que ya no sea un pueblacho grande donde antes se conocían todos, el ombligo del mundo en la convicción de que no puede haber nada mejor que lo que tiene delante, que no es que no salga fuera, el problema que lo hace solo para poder decir luego que como en casa mejor en ninguna otra parte. No hay término medio en el trato con este paisanaje, no al menos en su mayor denominador común. Gente bronca, de trato áspero y displicente, gente poco acostumbrada a bregar con las manías del prójimo, educación la justa, como si les hiciera de menos ser educados, salta a la menor de cambio, y casi siempre tiene una palabra o un gesto de desprecio para lo que no conoce o no entiende, para todo lo nuevo, se diría que han nacido cabreados porque se creían que iban para grandes señores y son lo que son, gente normal como todos los demás, y eso, claro está, les molesta. En fin, no contrasta poco ni nada la imagen exterior de la ciudad que se vende con la que uno se encuentra cuando está en medio del meollo, a la brega diaria con un paisanaje que no hace justicia al paisaje.

DEADWOOD



Ya había tirado la toalla en eso de encontrar una serie que me proporcionara el mismo placer que lo había hecho mi idolatrada The Wire, una serie para ver por las noches y evitar así la tentación de recurrir al zapping para recorrer el inmenso páramo que se extiende a lo largo de la mayoría de cadenas televisivas de todos los tipos. Me creía condenado a mirar de reojo mientras leía las series que le gustan a mi señora, Mad Men y por el estilo, series que oscilan entre lo exquisitamente coñazo y el inevitable más de lo mismo, no te digo ya como le de por ver alguna de esas de crímenes que copan las cadenas de pago y que son una mera sucesión de clichés argumentales e interpretativos.

Pero no, por fin dimos con una serie con mayúsculas, una de esas que como The Wire hacen del género una ocasión única para el entretenimiento diario con los mejores ingredientes de séptimo arte. DEADWOOD, la ciudad en ciernes y sin ley, levantada en territorio indio y a espaldas del tratado firmado con ellos tras el desastre del general Custer en Little Big Horn. Ciudad de pioneros en búsqueda, no de una vida mejor, de una nueva y poco más. Ciudad de buscadores de oro, lo hay por todas partes y la gente se mata por la mejor concesión. Ciudad de arribistas que acuden al olor de ese oro fácil, esos mineros que nunca saldrán de la miseria, esos poderosos que todavía lo serán más. Abren salones de mala fama, los dueños esquilman a los más incautos, hacen negocio de todo y casi nunca limpio, si las cosas se tuercen no dudan en usar la pistola o el cuchillo, luego ya tirarán los cuerpos a la piara de cerdos que crían los chinos.

Los protas un poco de todo. De lo lo peor, desde los despiadados proxenetas dueños de negocios y sus putas no menos avariciosas o despiadadas, los esbirros más o menos idiotizados de los primeros a los agentes de un lejano gobierno o una autoridad local vecina que procura sacar tajada de la prosperidad incipiente del lugar todavía no reconocido en ningún mapa oficial. De lo menos malo, los mineros alcoholizados o simplemente incapaces, las putas con corazón que no se resignan del todo a su destino, los ilusos que asumieron como artículo de fe el sueño del progreso y que con tanto tesón como decepciones intentan civilizar una ciudad de salvajes, los hombres de pequeños negocios que creen que todavía se puede ser honrado en medio de tanda podredumbre, la viuda rica y sola que lucha por mantenerse por encima de todo lo que la rodea, y cómo no, el héroe por antonomasia que tira de pistola a la mínima de cambio e impone con ésta no tanto su ley como un código de conducta poco más que puritano.

Luego ya la vida misma, el dueño de primer putiferio del local y chanchullero nato, el astuto y rudo Al Swearengen, interpretado magistralmente por el excelente actor inglés Ian McShane, con toda su brutalidad y su falta total de ética y moral, acaba resultando el personaje más atractivo de la serie gracias a sus dosis ingentes de sarcasmo y lo muy humanamente reconocible de sus defectos y alguna que otra virtud, pocas, muy pocas. El otro, el supuesto héroe, el sheriff honrado a carta cabal, ese dechado de virtudes andante, acaba resultando lo que resultan estos tipos tan pagados de sí mismos, cuya idea de sí mismos es tan alta que luego no pueden evitar juzgar a los demás siempre a la baja, un insoportable puritano abonado a la intransigencia hacia al prójimo, alguien al que por momentos te gustaría que se convirtiera en el destinatario de una bala o, en su defecto, de un linchamiento en toda regla; resulta simplemente estomagable, te hace pensar más que nunca en el innegable atractivo del lado oscuro.

Que luego esta ciudad sin ley que se resiste a integrarse en la Unión, con sus pioneros condenados a no salir nunca de la miseria y a ser timados y esquilmados por los cuatro arribistas sin ética ni moral que controlan el pueblo mediante la coacción de todo tipo, tipos que se burlan de cualquier amago de imponer una ley que desprecian porque va contra su negocio, que pone normas y límites a su codicia y abuso, te recuerde cada vez más al mundo hacia el que nos dirigimos en nombre del santo beneficio, la economía desregularizada, la sociedad sin más normas que reformas al servicio único y exclusivo del enriquecimiento de unos pocos y el empobrecimiento de la mayoría, la sociedad de las desigualdades endémicas y extremas, pues oye, paranoias de uno en un día de huelga general, se le va a hacer.

Y todo esto con una ambientación histórica del lugar, las gentes y los guiones que impresiona por su fidelidad a la época, su crudeza expresiva y visual, vulgo tacos en cada frase y escenicas subidas de tono y otras pure gore. La fotografía otro tanto, de la música qué decir, el sentido del humor como debe ser, negro como la noche. Cine en dosis de una hora o así, cine en casa hasta que se acaba la segunda temporada. ¿Sabe alguien dónde o cómo podemos agenciarnos la tercera y última? La angustia nos invade desde que no somos capaces de encontrarla, todo es incertidumbre y el futuro sin más capítulos se presenta en forma de nubarrones.

Tal es la cosa de buena, excelente, que no podía ser sino premiada como lo ha sido: Deadwood recibió gran aclamación crítica, ganó ocho premios Emmy (de 28 nominaciones) y un Globo de Oro.

martes, 27 de marzo de 2012

ANTONIO TABUCCHI: AGUR ETA OHORE


Sostiene Pereira di averlo conosciuto in un giorno d´estate. Una magnifica giornata de estate, soleggiata e ventilata, e Lisbona sfavillaba."

Ba bai, seguru asko ezin da idazle bati egindako gorazarre hoberik egon bere lana berrirakurtzea baino. Nik ekin diot behin berriro, hirugarrenez ere nik uste aurrenekoa gazteleraz eta bigarrengoa italieraz, Florentzian erosita Gatopardorekin batera, Sostiene Pereira berrirakurtzeari. Eta gezurra ematen badu ere, esatera noala handiustekeria hutsa delakoan edo, aurreneko bi atalak irakurritakoan zera otu zitzaidan, atzoko egunean, Tabucchiren heriotza edonon zela hizpide, esan eta idatzitako hainbat eta hainbat laudorio zein goraipamen ezin txukunago, zehatzago, argiago, isladatzen zirela horri gutxiotan, hau da, haren idazkera garbi, erraz eta zuzena, haren gizakume apalekiko begikotasuna edota elkartasuna, karinoa omen, haren heroi ezustekoenganako erakartasuna, haren Portugalarendako erabateko maitemina eta abar luze bat. Beraz, handikeria ote? Baliteke, baina liburuak birritan irakurtzeari ekitekotan liburua jakina aurrekoa da, irakurketa aldiz sekula ez hainbeste.

Gero Sautrelan (http://www.eitb.tv/eu/#/bideoa/1529988996001) Tabucchiri aspaldi egindako elkarrizketa (eta hemen parada ezin hobea, ezin aproposagoa hemendik, webtxoko apal-apal eta ezezagun honetatik, behin berriro ETBn eta euskaraz zegoen literatur saio bakarraren desagerpena enegarrez salatzeko; zer dela eta ezabatu ezin hobeto badabilena) bai telesaio zoragarria, gutxitan gozatu ohi dut nik hainbeste halako ikuskizun batez.

Baina, Tabucchiren hitzei adi nengoela atoan etorri zitzaidan Sautrelan ere Lobo Antunes idazle portugaldarrari egindako beste elkarrizketa bat. Ezta harritzekoa, egin bainuen oso elkarlotura arina edo azalekoa, Tabucchi hain lusofiloa izanda, hainbeste maite baitzuen Portugal eta bere kultura, hain gogoan zuen hango literatura, nola ez ekarri gogora Lobo Antunes bezalako beste idazle txit goren bat. Eta zertan datza halako lotura, zer dela eta ez ekarri akordura ere beste humanista porrokatu bat, Saramago. Aitortu beharrean nago Lobo Antunes biziro estimatzen dudalako, txitean-pitean berrirakurtzen ditudanetariko bat delako, beti gogoan hartzen dudana ordenagailu aurrean esertzen naizean.

Hala ere, ba ote dago beste lokarri ageriago bat, belaunaldiak belaunaldi, nik uste, edo gutxienez azken bolada honetan gero eta gogoeta gehiago egin ohi dut honen kontura, Tabucchi, Lobo Antunes, Saramago eta gainontzeko idazke adintsuak elkar lotzen dituena; gehienok bazuten jende xumearekiko begiratu nabarmen xamur, errukarri eta batik bat solidario edo konprometitu bat. Hain zuzen ere gaur egungo hainbat eta hainbat idazle gaztearengan inondik somatzen ez dena, hori aspaldiko kontu zaharrak edo zatarrak bailiran, historiak irentsitako ideologia zehatz batzuen zantzua edo. Askori somatzen zaie, aitzitik, guztiz kontrako jarrera edo oso bestelako begiratua: destaina, bai herri xehearenganako, bai haiek bezain buruargiak edo jakitunak ez direnenganako; adibideak nor/nonnahi eta parrastaka ere bai. Esan liteke Tabucchiren jenioarekin batera erreskadan badoan idazle mota bat ere ainenatzen ari dela.

Bestalde, Sautrelako elkarrizketatzaileak, Hasier Etxeberriak, idazle italiarrari galdetzen dio ea euskal literaturaren berri duen. Honek erantzuten dio baietz ba, oso hein apal batean noski, Atxaga, nola ez, lagun duela dio, eta baita Aresti handiaren lana atsegin zaiola, batez ere gauza benetan mamitsuak esateko zuen estilo
garbi eta xamurragatik. Esan badut hor nonbait hau entzunda hunkitzen naizela ezinbestez, ene ustetan Aresti, hain handia izanda eta guzti, gero eta gutxiago antzematen baita euskal kulturbideetan.

Baina baldin badago elkarrizketan irriño bat musuan marraztu didana horiek izan dira Tabucchiren hitz hauek: "idazle kosmopolitatzat naute, eta baliteke, baina ni sentitzen dut nire burua nire jaioterrira gogor-gogor lotua". Noski baietz, zer dela eta uko egin behar jaio eta koskortu egin zaren txokoari kosmopolita edo izateko, hainbat eta hainbat artaburuk uste dutenaren aldean. Gainera zer demontre ote da kosmopolita izatea; herrialde askotan bizi izatea, hizkuntza asko jakitea, batetik bestera noraezean edo ibiltzea, auskalo? Denok gara neurri handi edo txiki batean kosmopolitak egunero eta etengabe kanpotik datorkigunaren zenbait gauza gure egiten dugun aldetik, ez besterik.

*azkenik, azpimarratu behar zer-nolako atsegina egin zaidan Tabucchik elkarrizketan erabilitako gaztelera pausatu eta goxoa, nabari zitzaion gaztelera ere gogoko izanda ere bere bihotzeko hizkuntza, ondoen egiten zuena ere, portugesa ere, baina ez inolako portuñolik egiten duelako, baizik eta behin baino gehiagotan, oharkabean edo, portugesera jotzen duelako hiz bila; esaterako, "acontece" darabil "sucede"ren ordez edo, ondo goxoa begitandu zaidana, "escolha" hitz portugesa ezustez edo gazteleratzen duelako "escoja" asmatuz "elección" esatearren. Gogogoratu dut ziplo noizbait Cervantesek berak portugesari buruz esandakoa, gaztelera bezalakoa zela baina hizkuntza honen laztasunak gabe.

lunes, 26 de marzo de 2012

ASTURIAS, PARAISO ANTINATURAL


Ayer se consumaba en Asturias el, de momento, último acto de la comedia protagonizada por uno de los personajes más atrabiliario de la escena política española, alguien que como ya ha sido todo lo que ha podido ser en ésta decidió volver al terruño (es una manera de hablar, dado que Cascos se ha caracterizado, entre otras muchas cosas, por ser el único presidente autonómico español cuya residencia está fuera de su comunidad, que no ha abandonado la que tenía en Madrid, que iba y venía cada semana) para seguir mangoneando a gusto. Y lo hizo convencido de que podía ser el salvador de una Asturias a la deriva, una región que desde la reconversión de sus principales sectores económicos ha entrado en barrena porque casi todo dependía de lo público y una vez cerradas las minas y con la metalurgia en las ultimas, en lugar de aprovechar los fondos mineros y otros para fomentar negocios y pequeñas industrias, para incentivar la inversión privada, convertir a los antiguos asalariados o a sus hijos en pequeños empresarios, autónomos, más bien dirigió estos a subvencionar su retiro y con ello domeñar conciencias a la par que sembrar voto cautivo. Luego también décadas de hegemonía socialista han acabado creando el lógico malestar de unas políticas que, con sus más y sus menos, acaso excesivamente enfocadas a la promoción del sector servicios a sabiendas incluso que no da para todo, aunque yo creo que aún y todo más de lo primero, acaban propiciando desafortunados episodios de corrupción y la sensación de que no hay opción para el cambio, estamos estancados para los restos.

Así pues, y como la única alternativa es la que hay, aquí como en casi todas partes, con previsible debacle socialista se preveía una victoria abrumadora de la derecha asturiana, del PP. Pero a Francisco Álvarez Cascos, antiguo ministro y mano de hierro de Aznar en el partido, eso no le debía satisfacer mucho, sobre todo porque los dirigentes del PP asturiano no contaban con él para esa victoria inminente. Eso y que estaba de morros con la anterior directiva asturiana del partido, pero de morros, morros, a dentelladas con más de uno, decir inquina es poco, mejor odio balcánico o algo por el estilo. Y claro, cómo iba a tolerar la gran figura de la derecha asturiana que se le hiciera a un lado, precisamente a él que tenía a Asturias como su coto particular, se diría que en buena parte hasta heredado de familia. ¿No cuentan conmigo? ¡Pues me llevo a los mis incondicionales! Y como de todo tiene que haber en la viña del señor, los incondicionales de Cascos, la derecha de alma caudillista, la que admira sobre todas las cosas la autoridad del mando y ordeno antes que la de los principios y los argumentos, se puso de lado de su líder indiscutible, ¡por Asturias y solo por Asturias! Como que llegó a decirse el sucesor de Jovellanos, el personaje asturiano de mayor renombre de la ilustración española del XIX. Entonces fue cuando el oso de la política asturiana engendró a toda pastilla ese amalgama de incondicionales, arribistas e ilusos con el que ganó las primeras elecciones casi que por sorpresa, apenas por un escaño y por detrás del PSOE en votos.

Lo nombraron presidente en minoría y desde el primer día ya empezó él y sus acólitos a dejar huella de ese nuevo estilo de hacer política del que tanto se vanaglorian. Pero cómo, pues metiendo manos a todo cuanto llevara el marchamo de éxito o logro del anterior ejecutivo, sin descartar que también a todo aquello susceptible de estar más o menos corrompido o sospechoso de estarlo. Así pues, arremetieron contra ese remedo del Guggenheim que es el Niemeyer de Aviles, el cual, aún y todo, había colocado la ciudad en el mapamundi y concentrado parte del interés internacional de la cosa cultural. Lo hicieron con el argumento de que las cuentas no estaban claras, que los que dirigían el cotarro estaban blindandos y se pegaban tremendas farras, y puede que así fuera, pero para solucionarlo lo hicieron por las bravas, como parece ser que le gusta a esta gente hacer las cosas para que se note que están presentes, poniendo en entredicho el conjunto del proyecto, desvirtuándolo y sobre todo ensombreciéndolo a escala mundial. Luego sus acólitos del ayuntamiento del Gijón la emprendieron con la Semana Grande, que viene a ser para Gijón exactamente lo mismo que el Festival de Cine de San Sebastían; ¿alguien se imagina al alcalde de Bildu atacando al Festival que mayor fama y prestigio da a su ciudad? Pues la inefable alcaldesa de mañana y cirujana de tarde de Gijón lo hizo. Y suma y sigue, porque luego le tocó al reconocido director de la Semana de Cine de Gijón, el nuevo, costoso y ya terminado hospital cuya apertura tenía programada el anterior gobierno y que el de Cascos aplazó con los consabidos gastos, él que venía a hacer políticas de austeridad, y no contentos con convocar nuevas elecciones hasta incluyeron en su programa la eliminación del FYCIT, el instituto que promueve y coordina la investigación de Asturias y que además de genera superávit, suscita todos los halagos de los profesionales y empresas que participan en proyectos de investigación; se ve que ni lo que funciona se libra de la voracidad demagógica del oso foroso, cuando simple revanchismo sectario y para de contar.

Ahora bien, no solo se han dedicado Cascos y los suyos a destruir en lugar de construir, a parar cosas en lugar de poner otras en marcha, y, sobre todo, a poner a Asturias en las portadas nacionales e internacionales con titulares negativos, sino que además, incapaces de pactar o dialogar con nadie, al final ni siquiera pudieron sacar sus presupuestos en el parlamento. Entonces el oso de la política astur convocó nuevas elecciones. Nuevas elecciones a ocho meses de barbecho institucional, en plena crisis económica añadida a la endémica asturiana. ¿Resultado? Pues que apenas ha cambiado nada. Gana el PSOE con 16 y FORO y el PP suman 23. Y qué lectura puede hacer uno que ve estas cosas de la política astur desde la barrera, qué opino de que en lugar de castigar al partido de Cascos por haber hecho perder el tiempo en plena crisis a la región un excesivamente representativo número de paisanos astures vayan y casi que lo vuelven a premiar con trece escaños. Pues casi que prefiero callarme mi extremadamente peyorativa opinión para no ofender en demasía a mis vecinos asturianos, esos que tropiezan con segundas piedras una y otra vez, esos que apuestan por el siglo XIX en su versión todos a una con nuestro cacique, ¡vivan las cadenas!, ¡solo un hombre como Cascos, un macho con los dos testículos en su sitio y a pleno rendimiento, puede sacarnos del atolladero!, porque la culpa siempre es de los otros porque no piensan como nosotros así que no tenemos responsabilidad alguna. Me callo porque podría caer en la tentación de deslizar un comentario tan ofensivo como que a la decadencia industrial y política de la región también hay que añadirle la intelectual, o ya directamente mental, de buena parte de su electorado, y claro, eso sería pasarme muchos pueblos.

Y es que servidor habría entendido como lógica una victoria del PP, al fin y al cabo ese parece ser el signo de los tiempos también en esta región, ese es de hecho el voto mayoritario, el de la derecha que recoge los miedos de las personas que temen por lo poco que tienen o que ya directamente apuestan por sálvese quien puede, que se joda el última, por desgraciado. Pues no, a ver si va a ser que lo que tiene en mente esta gente es empezar a animar la economía asturiana a base de convocar elecciones cada seis u ocho meses con el único fin de que por lo menos salgan adelante las empresas de catering, de publicidad, las imprentas o por el estilo, que a saber.

Pero bueno, dicen que ahora sí, que están condenados a entenderse en la derecha asturiana, que no les queda otra y que además para eso quitaron dentro del PP a los enemigos acérrimos del oso poniendo a otros que le podían ser más simpáticos o accesibles. Pero claro, por qué ahora se va a rebajar Cascos a discutir con sus antiguos correligionarios cuando además ha sacado tres escaños más que ellos. Todo lo más, se me antoja, que intentará imponerles su proyecto, su santa voluntad, el chantaje de que o se doblegan a sus designios o vuelve el PSOE al poder y encima por su culpa. Y es que no lo dice un servidor, lo dijo otro inefable personaje de la derecha española, el dicharachero González Pons: "O manda, o no sabe gobernar [...]. Cascos no tiene como una de sus virtudes la capacidad para dialogar". Y es que ya se sabe que a los osos les pasa como a todos los bichos, como en el cuento del escorpión y la rana que cruzaron un río: no pueden luchar contra su naturaleza.

domingo, 25 de marzo de 2012

LUCHA DE CLASES EN LA ZAPA Y MANIQUIS VERBENEROS EN BADAYA


Santo Dios, qué empacho el de anoche, y qué rico estaba todo, cómo se esmeró el amiguito Luís con sus croquetas de setas y mejillón, estaban deliciosas, los pimenticos rellenos de carne y los chipirones otro tanto, los rellenos con su cebollica, las salsas para chuparse los dedos, por no hablar del foi y la tchaka; hacía tiempo que no me ponía en plan tripón total, tripaundi forever. Y el líquido elemento otro tanto, delicioso ese Valserrano de cepas viejas del amigo Patxi (el reserva de Ostatu que llevé yo creo que tampoco estaba mal...) El caso es que, además de pasarme toda la noche dando vueltas en la cama, que me he tenido que ir a la de la habitación de mi hermano para no despertar a mi señora y el enano con tanto eructo y juramento, me he levantado hecho unos zorros, hinchado como una pelota y con una acidez del demonio porque se me olvidó tomarme la pastillita de rigor, y menos mal que no probé el sorbete porque ya sólo faltaba el Cava para joderme todavía más el estómago.

Pero bueno, cena de amiguitos y tal, risas y burradas a porrillo, a ver quién suelta la más grande, a dar el coñazo con las batallitas de siempre, tocó Senegal, y todo para acabar a gritos a cuenta de la Reforma Laboral entre los dos esquiroles de Abendaño, los peligrosos sindicalistas antisistema de la Zapa y mi señora, la cual no perdió comba a la hora de berrear como una posesa. Claro que como ya antes de sentarnos la señora Virginia dijo que le había sorprendido que hace tres semanas nos fuéramos de su casa en plan tranquilote, sin discutir ni nada, como que asquerosamente formales y así, pues que supongo que ayer sé lo pasaría bomba a lo vamos a rememorar los viejos tiempos; vamos, me da que los senegaleses que tenían L y B de vecinos, de estar todavía, ya habrán hecho el petate de vuelta en patera, acojonadicos los pobres...

Pena que servidor no estuviera precisamente para muchas hostias después de la paliza en el bosque cargando a arrikotes al enano todo el camino de vuelta desde Armentia hasta Berroztegieta. No me sentía los hombros, y suerte que mi cráneo estaba intacto, porque el cabroncete de Mikel se me durmió durante el trayecto e iba clavándome la barbilla en la calvorota todo el rato, a lo trepanación. Por no hablar de que antes me había tirado mi tiempo limpiando el interior del coche, esto es, sacando todo tipo de detritus orgánico que mis adorados hijos habían ido acumulando durante meses de viajes; ya le he dicho a mi señora que como le vuelva a dar de comer a los críos mientras viajamos la próxima vez va a meter la aspiradora su p... Rita la Cantaora.

Así que cuando marchamos a eso de las dos, las tres o las cuatro (¡no dejarán la hora en paz!), yo ya iba andando con los ojos cerrados en un bostezo interminable, eso hasta llegar a la altura del escaparate en el que a la ida habíamos visto una curiosa colección de ropa que, como no entiendo mucho, no sé si definir de choni de barrio, putón verbenero o discoteca latina. Fue entonces, ante la visión del primer maniquí con las tetas operadas, algo verdaderamente impresionante, que si te ponía algo de punta era los pelos que no tengo de lo chusco, grotesto, pura película de serie B de terror, que resultaba aquella muñeca de mirada extraviada, postura estática y tetas estratosférica, que ya me estoy imaginando el cliente: ¡quita, quita ese trapico de mierda, que lo que me llevo es el maniquí, ¡ay, ama, qué ricaaaa! Una visión que ocupó mi retina hasta que me metí en el sobre y una vez ahí ya se me hizo un lío en el perolo entre las tetas del maniquí, los chipirones en su tinta con pimiento verde, las cepas viejas del Valserrano, las croquetas de rechupete, la Reforma Laboral, los enlaces sindicales de las empresas de P y L, los gritos de mi señora, entre otros, un cuñado vestido de almirante, Blanca recibiendo una hostia consagrada de mano del padre Arizmendiarrieta fundador del movimiento cooperativista de Mondragón, Virginia colgada de la lámpara como si fuera un micrófono cantanto a lo Marilyn Happy Birthday, Patxi, happy birthday to youuuu!, y los pimientos, que me temo que la acidez me la dieron los pimientos. Ahora bien, también cabe la posibilidad de que fuera una acidez con retraso a causa del pedazo de trozo de bacalao, a medio desalar, que me había reservado mi viejo el viernes para cenar y que servidor se preparó al pil-pil con dos alegrías cortadicas en tiras, no había agua en los pantanos para apagar el incendio que se originó en mi boca, para haberme matado...

UN DEDO EN LA LLAGA


Me encantan las columnas de fin de semana de Xabi Larrañaga en el Diario de Álava (y por extensión en todos los del grupo Noticias, Diario de Navarra, de Gipuzkoa y el DEIA), son junto con las de Pedro Ugarte en la edición de Euskadi de EL PAÍS, la de Manuel Ribas en el mismo diario y poco más. En el caso de Larrañaga sufro el efecto del lector anticipado, que encuentra en el columnista poco más que lo lleva pensado y de ahí que al verlo escrito hasta se emocione, es lo que suele decirse; "¡ni yo lo hubiera escrito mejor!". Uno se entusiasma tanto con lo que le lee a Xabi que llega incluso a conclusiones de los más disparatadas del tipo "¡albricias, no estoy sólo en el mundo!". La línea que mantiene Larrañaga en sus artículos es la de un tipo que procura tener un discurso propio a toda costa, que no duda en granjearse los bufidos de buena parte de aquellos mismos a los que se dirige, que no oculta su ideología de izquierdas, vasquista, euskaltzale, como hacen tantos otros que confunden independencia con equidistancia, y aún así procura ir en sus análisis más allá de lo que ésta le obligaría, que no duda en poner en tela de juicio muchos de los esquemas o ideas preconcebidas de su ideario y no pocos tabúes del mundo socio-ideológico del que procede, al fin y al cabo el mío propio. Porque poner de vuelta y media al PP, PSOE y compañía está muy bien, va en el sueldo, pero saber que tocando tal o cual tecla, mentando lo que no se tiene que mentar, derribando ídolos de barro, denunciando las propias miserias, abonado a la autocrítica en cada párrafo, pasando de clichés y del pensamiento plano del bienquedismo, buenismo, buenrollo, a los que más tocas las pelotas es a los de tu propia grey, eso es delicioso, todo lo que puede serlo saber que todavía queda algún columnista que parece ir por libre, pensar por sí mismo y no al dictado de tal o cual línea editorial, a veces ya solo en defensa de los intereses de la empresa.

Bueno, no es cuestión de recordar artículos memorables, no tanto por polémicos como por haber dado de lleno en la diana, y sí, el dedicado al impresentable de Sánchez Dragó y sus púberes niponas siempre presente, sino de aplaudir y con ganas el de ayer sábado sobre la bobería infinita que nos embarga a buena parte de los biempensantes progres o rojeras cuando tratamos el tema de la inmigración musulmana a raíz de sucesos como el de Toulouse.

Si escribo que, desde la Transición, casi todos los terroristas en España han sido vascos no estoy mintiendo y ni siquiera opinando. Yo soy vasco y, me duela o no, la afirmación refleja una realidad matemática. Cualquiera con neuronas sabe que eso no significa que los vascos sean asesinos ni cómplices ni mudos. Y el hecho de que existan idiotas que lo piensen no debería llevarnos a ocultar la verdad. Repito: desde los setenta, la mayoría de los delitos relacionados con el terrorismo lleva la firma de mis compatriotas.

De igual modo debería poder decirse que gran parte de los enchironados por corrupción son de..., en fin, mejor nos callamos; y que casi todos los robos de cobre y chatarra son llevados a cabo por una etnia que no me atrevo a nombrar; y que el porcentaje de maltratadores originarios de cierto continente que me guardaré mucho de citar multiplica hasta el escándalo su proporción en el censo. La rampante xenofobia -también la hay, recuerdo, contra los vascos- no sirve de excusa para negar la evidencia.

Ahora, tras los sucesos de Toulouse, oímos que el pistolero es el resultado de un sistema fallido de integración social, un chaval fruto del desarraigo al que le dio por la jihad como le podría haber dado por el ajedrez. Sucede, sin embargo, que en el mismo barrio en el que creció, y en Francia y en Europa, viven millones de inmigrantes negros animistas, latinos cristianos o asiáticos hinduístas cuya frustración jamás desemboca en la matanza de herejes. ¿Cuesta asumir, y declarar, que tenemos un problema con un sector de una determinada fe a la que, por supuesto, no señalaremos? Mohamed no era un pobre inmigrante, y si lo era esa condición tenía tanto que ver con su delirio como el que fuese alto o guapo. Era un fanático creyente, pieza de repuesto en un engranaje religioso muy concreto y extendido. Mal hacemos cediendo el ring, y de paso los votos, para este combate a la ultraderecha.


Xabi Larrañaga, Grupo Noticias, 24-03-2012

Ahora bien, escrito y leído esto veo/leo que le han caído palos al pobre Xabi por todas partes, que si mira el de Noruega bien blanquito y cristiano, que si los que más han matado desde la transición han sido los maderos y picolos¡¡¡???, que si acuérdate del 36 y la Iglesia bajo palio. En fin, las churras confundiéndose con merinas de costumbre. Yo me quedo con el propósito de suscitar el debate sin tapujos y eso de "Sucede, sin embargo, que en el mismo barrio en el que creció, y en Francia y en Europa, viven millones de inmigrantes negros animistas, latinos cristianos o asiáticos hinduístas cuya frustración jamás desemboca en la matanza de herejes. ¿Cuesta asumir, y declarar, que tenemos un problema con un sector de una determinada fe a la que, por supuesto, no señalaremos?" Porque no está hablando de los fanáticos en general, de los asesinos en particular, que haberlos puede haberlos de cualquier credo o ideología, si no de que en un determinado sector de la inmigración florece, que es distinto que decir que abunda, cierto tipo de fanático que odia esa misma sociedad de acogida y todo lo que representa, que no asume nuestros valores y encima nos quiere castigar por ellos.

*en la foto de arriba el imán de Tarrassa que aleccionaba a sus fieles a cómo zurrar a sus señoras. ¿De verdad existe un Islám progresista que respeta la igualdad de género y la laicidad? Yo lo creía hasta hace muy poco, como que sé que haberlo haylo, sé también que apenas es testimonial en el conjunto de escuelas o tendencias islámicas, incluso que ni siquiera es el de los originarios de paises musulmanes sino de occidentales islamizados. Es lo que hay.

viernes, 23 de marzo de 2012

LATXAGARENAK




Irakurri berria dut ARGIAn 2003ean zendu zen Mari San Sebatian "Latxaga"ri 2001urtean egindako elkarrizketa. Balirudike 1934n jaiotako abade honek behin baino gehiagotan entzudakoak berriro ere irakurriko nizkiela, hots, euskaltzaletasunari buruzko ohikoak zein abertzaletasunari buruzkoak, edo bestela esanda, aspaldiko euskaltzale sutsu bezain mitodun zein borondatezale hutsetariko beste bat; baina ez, inondik ez, betiko abertzale adoretsuen kutsua hartzen badiot ere, ageriegi baitzaizkio haren ideologiaren betiko zantzuak, euskaltzaletasunari dagokionez aputxo bat heteredoxoagoa begitantzen zait. Latxagak oso tipo azkarra ematen zuen, oso gizon ikasi eta burutsua, euskaltzale peto-petoa eta gainera oso saiatua bere ikerlanetan. Hori bai, zergatik ez izan behar!, argi eta garbi idatziko dut, edonork bezala aurreritziez josita nagoelako, hain zuzen. Merezi du, beraz, haren biografiaz behar bezala jabetzea, sarean bilaka edonon, Argiako elkarriztekatik ere hainbat aipu egin baino lehen. Nik hautaturiko aipuok honakoak dira, ene ustez benetan xamurrak, gogoetagarriak baita gaur egungo euskaltzale ikuspegi zintzo eta zabal batetik ere, batik bat euskalkien kontura botatakoa, tabu garbi eta larria, oso eztabaidagarria ere bai, noski:

Euskara batuaren arauak ikasiz erotu ez den bakarrenetako bat zara...
Euskal Herria esaten dugu, baina Euskal Herria ez da bat. Zuberoa euskal herria da, eta ez diozu behin ere esango bizkaitar bati zuberotarra denik. Bada zerbait denek daukatena, eta era berean bakoitzak bere ezberdintasuna du. Euskara ere singularrean esaten dugu, bakarra balitz bezala. Baina zer ikusi du Bizkaiko euskarak Zuberoakoarekin?

Amerikan nintzela, Pensilbaniako estatuan bizi den Amien sekta aztertzen egon nintzen. Bere hizkuntza dute, germaniarren familiakoa. Eta konturatu nintzen gu ere hizkuntza familia bat garela. Gipuzkera hartu, eta hain hizkuntza egokiari nola esango diozu dialektoa besterik ez dela! Bizkaiko aditz laguntzailea Gipuzkoakoaren oso bestelakoa da. Euskalki horiek egiazko hizkuntzak dira, munduan beste hizkuntza familia asko dagoen bezala, euskara ere hala da.


Ikastoletako hasierako irakasleak emakumeak ziren batik bat. Emakumeek zer garrantzia izan dute euskal kultura transmititzerakoan?
Uste dugu euskararen etsaiak arrotzak direla. Nik uste dut euskararen etsaiak euskaldunak berak direla. Euskaraz mintzatzeko lotsa dutenak, beldurra diotenak, maite ez dutenak... Emakumeetan laguntzaile handienak andereñoak izan dira, pedagogia lana egin dutenak. Baina badira lotsagatik erdarara jo dutenak. Euskara oso bestelako hizkuntza bada, euskarak hezteko dituen bideak ere oso bestelakoak dira. Erdal mundura bazoaz, haurrekin ez dituzu erabiliko hainbeste txori abesti. Euskaraz bai, herri euskara zaharra doinuz eta txorien kantuz josita baitago.



Euskarazaintza "Anaien arteko guda" lana argitaratzear da. Lau liburutan gerrako berri emango du. Ez al dago dagoeneko dena esanda? Ezta batere. Nor dira egiazko euskaldunak? Herri honetan bere odola eman zutenak. Ez dago eskubiderik fusilatu zituzten gazte guztien hitzak bilduak izan eta orain arte ezertxo ere ez agertzeko. Guk argitaratuko ditugu. Zergatik pasa behar dute 66 urte hauek argitaratzeko?

Gudaz hitz egiteko modu ezberdinak daude. Bata da esatea zenbat soldadu sartu ziren eta nondik, eta zer nolako jipoia eman zuten. Beste gauza bat da aztertzea zergatik zen anai arteko guda. Karlisten eta abertzaleen artean, karlistak lehendabizi espainolak ziren, eta abertzaleak lehendabizi euskaldunak. Liburuan Josu Peña, Aretxabaletako 22 urteko gazte baten artikuluak biltzen ditugu. Berak azaltzen du baserritarrek botoa karlistei ematen zietela eta emakumeek abertzaleei. Baina euskararekiko zuten jarrera kontrakoa zen: Euskaltzaindian bertan ere karlista zirenek euskaraz egiten zuten eta abertzaleak zirenek, denek erdaraz! Mutil honek uste zuen karlistak abertzaleen aldera etorriko zirela. Baita ere uste zuen fusilamenduak bukatu zirela, eta hori idatzi eta hiru egun beranduago bera fusilatu zuten.

Zergatik Lizarra?
Nire maitasun ezkutua Errioxa euskalduntzea izan da. Errioxa zoragarria iruditzen zait eta euskal usaina hartzen diot. "Errioxa euskal iturri" liburua atera nuen Francoren garaian. Estatuak ez zuen saltzen utzi eta sekulako liburu pilarekin aurkitu nintzen! La Poblacion herrixkan bizi nahi nuen. 1.000 metro altueran dago, eta nire ametsa zen etxetik alderik alde ikustea eguzkia goizean nola jaiotzen zen eta gauen nola ezkutatzen zen mendien atzean. Baina arrebek ez zuten ezer jakin nahi Errioxako etxe harekin, eta Lizarrakoa erosi nuen.

Kultura eta geografia aldetik nola azalduko zenuke Euskal Herria?
Hiru zati bereizten ditut. Bat euskal kulturaren autopista deitzen dudana, Iruñea-Gasteiz artekoa. Nire asmoa idatziz propaganda egin eta ikastolez jostea da. Bigarren frontea deitzen diot Ebroko fronteari. Bazter denak nahastuko ditut dirua bildu eta Ebro ikastolez josteko. Hitzetan bakarrik ez geratzeko, milioi bat pezeta emana diot hango ikastola bati. Frente hau indartzen badugu, Espaina aldetik datozkigun muturrekoak ez dira hain handiak izango. Hirugarrena mendebaldekoa, Auñamendiko bidea. Hiru toki horietan ibiltzen naiz, batera eta bestera. Zerbait lortu dutela entzuten dudanean, hara joan eta erreportajea egiten diet.


Esan bezala, oso adierazpen eztabaidagarriak zein gogoetagarriak, agian amini bat zaharkituak ere, agian borondatezalegiak, agian zenbait arlotan oker-okerrak. Auskalo, baina nik uste merezi duela euskarari hainbeste emana dion gizon benetan jakitun baten hitzak akordura ekartzea.

jueves, 22 de marzo de 2012

A LA VEJEZ PISTOLAS...


Ya comenté hace unas semanas en otro lado lo curioso de dos noticias que tenían como protagonistas a dos septuagenarios respectivamente. La primera daba cuenta de un conductor de setenta años que le sacó un revolver a otro durante una trifulca por un accidente. En la segunda otro septuagenario les sacaba una navaja a un grupo de jóvenes que le recriminaban haberse encendido un cigarro en el interior de un bar.

Vale pues, simple coincidencia temporal y geográfica. Pero oyes, será que desde entonces estoy sugestionado o no sé qué, pero es que no oigo o leo más que noticias de sucesos que tienen como protagonistas a abueletes:


El número de delitos cometidos por ancianos en Japón se ha duplicado en los últimos cinco años, según cifras oficiales.


Crece número de ancianos delincuentes en México DF. En 1998 en 5% de los adultos mayores participaron en actos delictivos, cifra que creció hasta un 12% en el 2000, lo que significa que 87 mil personas infringieron la ley.


Argentina. Según fuentes de la investigación, un hombre de 90 años, armero retirado, presuntamente se dedicada a vender en forma clandestina armas y municiones en una finca, que sería de su propiedad, sobre la calle 8 Nº 2070, entre 74 y 75.En ese lugar, por disposición del juez de garantías Juan Pablo Masi, a solicitud del fiscal Fernando Cartasegna, una comitiva a cargo del comisario José Luis Coria efectivizó en la mañana de ayer una orden de allanamiento, que permitió la incautación de un verdadero arsenal, compuesto por más de 15 armas largas; armas de puño; unas 3.500 municiones de todo tipo y calibre, incluso algunas con punta hueca; miras telescópicas; pólvora; cargadores; un torno; elementos de precisión; cuños; una ballesta y hasta culatas de escopeta, destacaron los informantes.


Y claro, lo primero que me pregunto a ver si va ser esto una tendencia a escala planetaria o algo así. Como que no hay día que no descubra síntomas de este cambio inopinado en la actitud de los hasta hace poco tiernos y venerables ancianos que nos rodean. Ayer mismo, voy a aparcar el coche en el garaje, justo delante de mi plaza el coche de un viejales preparándose para salir. Según una norma no escrita es que va a salir el que tiene que dejar sitio al que entra. Pues el pavo que me hacía gestos con la mano para que echara marcha atrás, y eso cuando sólo tenía él que tirar un poco hacia delante para que yo pudiera pasar perfectamente. Pues que le digo que nanai, que para atrás va a tirar su tía, además de indicarle con con el índice de la mano diestra que mi plaza está justo detrás de él y con el de la siniestra que solo tiene que tirar hacia delante. Pues va el viejo y se me rebota, haciéndome aspavientos desde el interior de su coche para que eche atrás. Yo que vuelvo a indicarle con mucho mimo, esto en todos sus sentidos, que es él quien tiene que tirar. Y como sigue sin hacerme caso, y encima debe estar cagándose en mi puta madre o algo parecido dentro de su coche, suerte tiene que no se lo oigo, pues que acelero para acercarme hasta él. Entonces sí, entonces coge y se aparta a toda pastilla. No te jode el abuelo que se creía que estaba exento de las normas que rigen para los demás.

Pues eso ayer, porque hoy en el supermercado al ir a pagar en la única caja abierta, cuando al cabo de un rato largo abren otra, los clientes al final de la cola pasamos a la ésta, y de repente gruñidos y juramentos por todo lo alto. Un viejo que la emprende contra una señora de su misma quinta o por ahí. Parece que se le ha colado al pasar a la otra caja, algo más que discutible porque de colarse han sido ellos dos los que se me han colado a mí ya que estaban detrás de mí (aquí me entra la tentación de escribir un incorrecto pero deliciosamente dialectal "detrás mío", que es como lo dice todo quisque en mi entorno) y el caso es que el hombre se ha puesto como una hidra con la señora. Y lo peor es que no se le va el cabreo, que sigue refunfuñando mientras la pobre mujer mete su compra en la bolsa y hasta tiene el cuajo de seguir echando sapos y culebras delante de la cajera, la cual, como no parece ni inmutarse ante la perorata del viejales gruñón, que está más que curtida en el trato con energúmenos de este tipo, no satisface sus deseos de escarnecer públicamente a la pobre vieja, de modo que se vuelve hacia mí, a saber si recurriendo ya a una inexistente solidaridad masculina, para insistirme una vez más con lo de: "qué poca educación tienen algunas, como si estuviéramos en la selva, que las hay que no tienen vergüenza ni ná de ná". Entonces, como veo que me ha elegido como cómplice para su escarnio público, como juzgo que ya se está pasando cien pueblos, le suelto que "tampoco ha sido para tanto, que está haciendo un drama de un grano de arena...". Pues ha debido sentarle como un tiro, ya que, aunque viéndome como me ha visto de morros, que si no llego a los dos metros es porque no me estiro todo lo que puedo y con una capacidad torácica que ya la quisiera para él mismísimo Clark Kent, en seguida se ha dado la vuelta, la verdad es que lejos de hacerle entrar en razón parece que todavía lo he sacado más de sus casillas, dado que se ha marchado del supermercado dando voces contra la falta de educación de las viejas y la chulería de los jóvenes con gorra en particular, amén de la decadencia de los valores cristianos y occidentales en general, y algo que no he entendido sobre que con cierto caudillo gallego enano y barrigón no pasaban estas cosas.

En fin, será que andan de los nervios los pobres con lo de los recortan, que no se fían de las promesas de Rajoy de no meterles mano en las pensiones, será también la medicación, algo que hay en el aire o yo que sé, el caso es que la tercera edad está de un suelto que ya te digo, a hostias con el prójimo a la menor de cambio, que no pasan una, que como se le cruce el cable suerte si solo te mientan la madre, suerte si no te rajan o te pegan un tiro, total ya no van a ir a la cárcel...

Y en esas estaba cuando vuelvo a casa de recoger al mayor en el colegio, que voy a girar para meterme al garaje después de que el coche que me obstaculizaba el paso avanzara un poco amablemente, y de repente que el coche que iba detrás de éste que casi se me echa encima. ¿Y qué veo? Dos señoras mayores de cardados imposibles, enemigas juradas de la capa de ozono, al volante, que no sabían o no querían cederme el paso tal como es costumbre, que ellas a lo suyo, a lo Thelma y Louise con diabetes.

Así que me digo, todo el mundo asustado por lo de Toulouse (con una "s"), que vemos yihadistas detrás de cualquier tío con chilaba o tía con pañuelo, ¿y los viejos, quién nos protege de ellos? ¿Cuándo dejaron de ser tiernos y sabios y se volvieron rudos y peligrosos? ¿Tiene la crisis la culpa de que, a falta de obras en las que matar el tiempo, se pasen al lado oscuro, a la vita pericolosa?

Y lo peor es que este finde voy a casa de mis padres, y claro, me pregunto, ¿ya estoy seguro durmiendo bajo el mismo techo de mi padre? Mira que se le cruza, como se le suele cruzar, y...

*y no me olvido del simpático abuelete que siempre está el el parque enfrente del polideportivo al que llevo a baloncesto al mayor, que hace unas semanas, y cuando creían que no le veía, bajó a mi enano del columpio a las bravas para que subiera su nietecico; la cara que puso cuando me avalancé hacia él al grito de "tendrás cara, el resto del parque vacio y vas tú y...", fue de las que no se olvidan, como que por unos segundos me sentí un asistente social y todo...

miércoles, 21 de marzo de 2012

ELOGIO DE PAUL WELLER





Estuve en The Jam 10 años, desde los 14. Pasaron cinco hasta el primer contrato. Ese grupo se llevó mi adolescencia. Era el momento de ir a otro sitio”, explica. No lo menciona, pero también disgustó a Polygram, su compañía. En 1983, tras The Jam, formó el dúo The Style Council de sonido negro y letras socialistas.

The Jam. Snap! (1983). Recopilatorio póstumo del trío y perfecta panorámica de sus logros y evolución. 29 himnos entre el mod, el punk y el soul.
Él, a quién la crítica acusaba de ser un mod nostálgico, el más reaccionario de los punks tomó decisiones artísticas cada vez más arriesgadas. En 1989 grabaron Modernism: a new decade. Un disco influido por el sonido del momento, el house. Entonces fue cuando Polygram se vengó: se negó a publicarlo y le despidió. “Me disgustó mucho. Yo les había hecho ganar millones y ellos me echaron”.

Tenía 31 años. Por primera vez desde los 17 estaba sin grupo y sin contrato. “Todo se desintegró. Tuve que volver a empezar, desde abajo. Reconozco que estaba muy subido. Aquello me ayudó a bajar a la tierra. A ser más humilde”. Su éxito inicial había sido tan fulgurante, que todo lo que no fuera un número uno se consideraba un fracaso. Hasta 1995, con su tercer álbum en solitario no recuperó ese trono.

The Style Council. Our Favourite shop (1985). Un gran disco propulsado por dos canciones perfectas: Walls come tumbling down y Shout to the top
El disco se llamaba Stanley Road, el nombre de su calle en su ciudad natal, la provinciana Woking. Aquella en la que su padre descubrió que Paul tenía más talento para la guitarra que para los estudios y decidió que les iba a sacar de pobres. Se cuenta que, cuando el crío tenía 14 años, el señor Weller tuvo que elegir entre pagar la reparación del amplificador del niño o la cuenta del teléfono. “Y nos cortaron la línea, sí”, interrumpe Weller. “Qué tío, ¿eh? Era un buen hombre, un muy buen hombre. Ni él, ni mi mamá tenían estudios. Él trabajaba en la construcción, ella limpiaba casas. No había dinero para mandarme a la universidad. La música fue su forma de sacarme de aquello, de librarme de una vida de trabajos de mierda”. Su padre fue su manager durante 30 años, su brazo armado hasta que el alzheimer se lo impidió. Falleció en 2009 de una neumonía. Y uno juraría que al duro Weller, impecable en su traje gris de sastre, con el peinado mod plagado de canas y la cara surcada de arrugas, se le humedece ligeramente la mirada. “Me enseñó la ética del trabajo. Soy de la vieja escuela, de los que creen que todo se consigue a base de esfuerzo”.

Paul Weller. Stanley Road (1995). Weller vuelve a lo más alto con su tercer disco en solitario el año de la explosión del brit-pop.
Pero esa falta de educación académica causó de su desencuentro con la industria y la crítica de su país. Muchos consideraban una ofensa el éxito comercial de ese arrogante paleto. Él exageraba su actitud de antiestrella para molestar a quienes consideraba unos esnobs estirados. La paz oficial no llegó hasta 2006. La industria británica le concedió un premio Brit especial “por su inconmensurable aportación a la música” y él aceptó ir a recogerlo en persona.



Jugosa y hasta tierna entrevista a toda página a Paul Weller en EL PAIS. La adolescencia a escena. De apenas capullo adolecente escuchar a The JAM era todo una exposición al prejuicio inmediato, poco importa que jamás te pusieras una parka encima o frecuentaras a los que sí lo hacían, en tratándose de colgar etiquetas la peñas siempre ha sido de un pronto que daba gusto, no te fueras a quedar si una. Que si eran los líderes de los mods tal y cual, que si no eran lo suficientemente rockeros o rompedores, incluso que salían al escenario de traje y corbata como homenaje a sus idolatrados grupos de los sesenta, incluso que admiraban a todo tipo de carcamales, su apego por la nostalgia, siquiera sólo sonora, no estaba nada bien visto, nunca lo está para la gente que presume de vitalidad de irrumpir allá donde van como si no hubiera nada a sus espaldas. Y de entre todas las tonterías la más recurrente del momento, que no estaban lo suficientemente comprometidos. ¿Con qué? A saber. En cualquier caso resulta curioso que The Jam y los mods en general estuvieran considerados aquí y en más sitios como un movimiento urbano y juvenil esencialmente de clase media o ya directamente de pijos. Curioso porque en origen, en su Inglaterra natal, era todo lo contrario, chicos de clase trabajadora que buscaban el arrobo del rebaño para divertirse, protegerse y poco más, si alguien lo duda que repase Quadrophenia.

En el caso de Paul Weller todavía resulta más paradójico. El futuro modfather era un retoño de la clase obrera sin cualificar, alguien que, como bien declara en la entrevista del EL PAÍS, si no se hubiera acabado dedicando a la música probablemente habría ido encadenando trabajos mierda. Sin embargo, fuera de la Pérfida Albión, años más tarde incluso, a Weller se lo consideraba el prototipo del pijo chuloputas a la greña con el resto de la muy comprometida, muy rompedora, muy del todo, peña de la eclosión punk de los setenta londinense.

Como que mientras The Jam parecían unos señoritos que se dedicaban a homenajear a sus ídolos de los sesenta, a versionar y fusionar la música negra con el rock puro y duro, a cantarle a la juventud y las cuitas de la vida urbana, el resto estaba a subvertir el sistema y otras grandilocuencias.

De ese modo, la paradoja continua si tenemos en cuenta la rivalidad entre The Clash, el grupo "borroka" por excelencia del punk, y los modositos Jam. El mítico líder de los Clash era Joe Strummer era hijo de un diplomático británico, de hecho el había nacido en Ankara durante uno de los destinos de su padre, su educación y nivel de vida, por lo tanto, fue la de un cachorro de la clase alta ilustrada y viajada. Así y todo, Strummer renunció a las prebendas paternas para dedicarse a su revolución permanente. Concienciado como pocos convirtió a The Clash en una máquina de consignas sonoras. También se convirtió él mismo en uno de esos individuos que a fuerza de darlo todo por una idea, por un compromiso con la causa de turno, acaba viendo al resto de sus semejantes por encima del hombro, poco más que gente que nunca está a su altura, no puede estarlo, o son unos flojeras o ya directamente unos putos fachas de mierda, no hay término medio posible.

En cambio, Paul Weller era todo lo contrario, hijo de obrero, alguien que hace de su chulería una autodefensa ante los ataques del la gente del mundo de la cultura y otras mierdas para los que siempre fue apenas otra cosa que paleto con ínfulas. Eso y que lo suyo no eran tanto hacer revolución alguna como dedicarse de lleno a su arte y punto, sobre todo a mejorar aprendiendo, a evolucionar, que es a lo que se ha dedicado Weller durante todos estos años desde sus diferentes grupos y ya de lleno durante su carrera en solitario.

Luego ya si te fijas en las letras de un grupo y otro, en las de los Clash apenas hay nada que no sea lo que decía, consigna, himnos para esto o lo otro, proclamas contra todo, la revolución las veinticuatro horas en la cabeza y ya en especial en las canciones de las dos caras de los antiguos vinilos. En el caso de The JAM y el resto de la producción de Weller, las canciones eran igual e incluso más comprometidas de lo que pretendían serlo las de Strummer. Como que hablaban de lo inmediato, de las cosas del barrio y la putada esa de ser joven lo bastante ignorante para entender nada.

Pero bueno, con comparar sólo en lo artístico las trayectorias de ambos ya está todo dicho, y porque uno este criando malvas y el otro siga llenando salas de conciertos, sino porque uno se quedó como mito de su época y el otro simplemente se dedicó a evolucionar, a reinventarse en lo que realmente importaba, de lo que iba la cosa, no tanto el shown bussiness como crear canciones para el disfrute ajeno, más no se le debería pedir a nadie.

martes, 20 de marzo de 2012

DENA DA ETA, ETA EZ BALDIN BADA BALITZ BEZALA JO DEZAGUN


Ta Goebbelsenaren harira, kalean suertatzen den edozein eraso edo sarraski delako edo ditxosozko Kale Borrokarekin lotuta dago halabeharrez, Ares jauna? Salamankan ez baldin bada, noski, han suertatzekotan sistemaren kontrako protesta hutsa omen da, Krisiak edo gobernuaren politikak eraginda, gainera. Hemen ordea ez, hemen dena betiko leloaren mendean badaezpada, amaitzen ez den soka oso edo guzti-guztirako ezin aproposagoa zein txit erabilgarria delakoan. Behekoa ere kale borroka ote?

Benetan susmagarriak Aresen hitzak, beldurrak nago, gaur inoiz bainoago, edozein protesta saio, zilegizkoa ala ez, gaitzeste aldera aipatutako leloa erabiliko ote duten inor ezer esatera edo egitera ausart ez dadin badaezpada ez denentzat hartzen duten, badaezpada harena ez den trintxeran kokatzen duten, badaezpada eta kitto.

Nazkatzen hasia naiz norbaitek nozitu dugun bidegabeko bortizkeriaren kontura egin nahi duen erabilpen oker edo agian maltzurraz ere, beti, eta maiz ere berez zilegizkoak omen dire jarrerak ero, zuritzeko asmotan, jarrerok kolokan jartzen dituen azpijoko hutsa.

Ea noizko politikarekin batera etika ere datozkigun, egiazko hiritar buruargiak bagina bezala.

LOEWE Y GOEBBELS, GOEBBELS Y LOEWE


Lo reconozco, el ya famoso anuncio de LOEWE me quita el sueño, y no precisamente porque yo asocie siempre esa palabra a LOVE, ¿me entiendes? Mira que pasan cosas, (al menos ahí fuera, que alrededor de uno cuanto menos mejor, total, en estos últimos tiempos si pasa casi siempre suele ser algo malo, el signo de los tiempos o algo así), que no son pocas ni nada los síntomas de que nos encontramos en pleno cambio económico-socio-cultural a escala planetaria y toda la hostia, entrando en una nueva era por obra y gracia de una globalización, la cual, mira tú qué bien, qué viejo, y al igual que en otros periodos de la Historia como el paso de la Edad Media a la Moderna o la Revolución Industrial, lo mismo que ofrece oportunidades nunca antes vistas, de aparente mayor acceso a la riqueza o al progreso en zonas tradicionalmente condenadas a vivir al margen (China, India...), también nos condena al resto a varios pasos hacia atrás, a deshacer mucho de lo bueno que ya teníamos para adaptarnos a lo nuevo y no precisamente para nuestro propio beneficio sino para los de siempre, que cuando hablan de adaptarse a los nuevos tiempos para competir en igualdad de condiciones con esas potencias emergentes antes citadas lo que quieren decir en realidad es en ponerse todo lo que pueda a su nivel, esto es, primero renunciar a derechos sociales, luego ya veremos con los políticos. Lo pueden hacer porque cuentan con la connivencia de una ciudadanía amedrantada, que teme por lo inmediato, el futuro propio y de los suyos, dispuesta a tragar con cualquier cosa para mamacita, mamacita, que si no me puedo quedar como estoy, por lo menos no mucho peor. Y todo por la pasta, como de costumbre, por la de unos pocos, a su eterno servicio, nunca al del conjunto, para qué, la vida es una jungla, y si no lo es porque para eso los que nos precedieron se pusieron manos a las obras para crear, cuanto menos, las bases de una sociedad un pelín más justa, pues entonces vamos nosotros, o nuestros esbirros en el gobierno tal o cual, y lo desregulamos. No resulta poco curiosa ni nada que buena parte de las clases, siempre pudientes por supuesto, que se apuntan encantados al neoliberalismo económico a lo loco, en España nuestras Esperancitas Aguirre y compañía, resulten ser las mismas, las de toda la vida, que lo mismo que se declaran fervientes creyentes católicas apostólicas y romanas en todo lo que tenga que ver con su concepción de la sociedad, en cambio en lo económico predican el darwinismo absoluto, que se jodan los que no tiene, los mal situados desde la cuna, los que no son de los nuestros.

Pero bueno, mira que me emparanoio a la menor de cambio, y todo esto para llegar a lo de Loewe y lo bien, puede que hasta bonito, que ilustra esta cultura de la frívola y ofensiva indecencia clasista que pretende hacer tendencia de la idiocia de las clases pudientes o de las que aspiran a serlo por imitación; mi tarjeta de crédito es mi crucifijo del niño jesús, oh sea. Claro que en todo esto que escribo va un montón de prejuicios en plena ebullición. Faltaría más, a ver si servidor no va a tener derecho a su cuota particular. Claro que ya que la tengo procuro que ésta lo sea, cuanto menos, de acuerdo a unos principios entre los que pretendo que prime cierto apego por valores que creo eternos por mucho que nos bombardeen a diario, gracias a sus medios, la vanguardia de su superstructura dialéctica (¡Dios santo, usa términos marxistas!) para convencernos de que eso de la igualdad, la solidaridad y en general el amor por tus semejantes, está demodé, ¡jo, tía! Claro que no nos lo sueltan a la cara tal cual, la cosa siempre es más sutil, consta de mensajes subliminales que te dicen que si no quieres estar out, vivir off o acabar down, tienes que aspirar a tal o cual, portarte como este soplapollas o ese otro, tener lo último de lo último y a ser posible también lo más in. En resumen, ser tú mismo cuando en realidad lo que están diciendo es que lo más parecido al individuo que mejor nos conviene para seguir haciendo caja; un homínido exclusivamente preocupado en tener suficiente cash para adquirir toda una amplia gama de productos innecesarios pero que le hacen sentirse no ya vivo, ni siquiera un triunfador, sino más bien completo, que como le de un día por bajarse del avión, no tenga un trapito para ponerse encima (se entiende que pijopollas del anuncio acostumbra a ir en los aviones en bolas), ni cash para maquillaje, ¡pumba, tas muerto, tío, qué fuerte!

Pero bueno, también es verdad que esta patochada elitista de Loewe me pilla no sólo a rebufo de lo que pasa a mi alrededor o de las malas noticias que produce en cascada la dichosa Crisis, en la convicción de que no sólo hay mucho de indecente e intolerable en la mansedumbre con las que nos están conduciendo a un estado de cosas que quieren hacernos creer ineludible, puede que hasta en la percepción de que la idea última es dinamitar de una vez por todas el famoso "contrato social" de Rousseau porque no sirve para que los de arriba, los que siempre caen de pie porque tienen de sobra para soltar lastre, sigan en lo suyo, en lo ya tan manido por un servidor de hacer caja, y de ahí su admiración por sistemas como el Chino e incluso, esto ya en los más finos y por tanto infinitamente hipócritas, en el mundo clásico donde la minoría disfrutó de cotas hasta entonces inimaginables de progreso material e intelectual, ahora bien, sustentada en el llamado sistema esclavista que se mantuvo mediante la fuerza bruta o simple miedo hasta que llegaron los bárbaros, y no precisamente en patera. Me pilla también con el tema de la publicidad ocupando buena parte de mis pensamientos, ya sea porque mi señora se ha enganchado a la serie MAD MEN que cuenta los entresijos de incipiente industria publicitaria de los años 50 (está tan bueno el prota, ya no hay machos como en los 50 a lo Gary Cooper y compañía....), como porque me ha dado por releer, a ver si ahora me hace gracia de verdad, el renombrado libro de Frédéric Beigbeder, 99 francs. Y me da que sí, que ahora, obviando todo lo que puedo la insoportable arrogancia gala del autor, le voy cogiendo el punto cuando hace mofa y befa de la industria para la que trabajó una buena temporada, la que disecciona con toda su mala leche y de la deja perlitas como la que sigue (en franchute no porque me cueste o me moleste traducir, que también, sino más bien porque soy un pedante de mil pares de cojones y para de contar, supongo...):

Permettez-moi de vous rappeler que si la publicité est une technique d´intoxication cérébrale que fut inventée par l´Américain Albert Davis Lasker en 1899, elle a surtout été développée avec beaucoup d´efficacité par un certain Joseph Goebbels dans les années 1930, dans le but de convaincre le peuple allemand de brûler tous les juifs. Goebbels fut un concepteur-rédacteur émérite. "DEUTSCHLAND ÜBER ALLES", "EIN VOLK, EIN REICH, EIN FÜRHER", "ARBEIT MACHT FREI".... Gardez toujours cela à l´esprit : on badine pas avec la pub.

Il n`y a pas une grande différence entre consommer et consumer.


Pues fíjate si fue eficaz la campaña del cojo de marras que todavía hoy tiene seguidores como el demente que ayer mismo mataba a tres niños y un adulto de una escuela judía de Toulouse.

domingo, 18 de marzo de 2012

LA COSA CINEGÉTICA



BELAUNALDIEN ARTEKO GATAZKAZ


Atzo entzuna gaztetan mundua irauli nahi izan zuen bati, nire aitaginarrebari hain zuzen: 15Mkoez asper-asper eginda nago, ez dute ezer berri edo positiborik proposatzen, zarata baino ez dute egiten, gu bai ginela benetako iraultzaileak, gure buruak arriskatzen genituen benetan eta etengabe". Ni, jakina, saiatu nintzen adierazten 15Mkoen meritu nagusia gehienon egonezina kalean aldarrikatzea zela, ez besterik, erantzuna bestetzuek eman behar zutela, nahikoa egin badutela gaur egungo gizarte soraiatu, beldurtu edo koldar peto-peto batean denon egonezin horri ahots emanez. Hala ber, gogoratu egin nintzen hor nonbait irakurritako Socratesen aipu honetaz: "gaztetan ohitura hau edo bestea bere egiteak ez du garrantzi handirik, erabatekoa baino". Egotzi nahi izan zion nire laztanaren aitari, baina orduan ere akordura etorri zitzaidan berak behin baino gehiagotan esandakoa: zer dela eta nire aita aztoratu behar berak sinetsi ohi duena eztabaidatu edo kolokan jarri nahian, izorratu baino ez duzula nahi uste izango du-eta"

sábado, 17 de marzo de 2012

¡JO TÍA, QUÉ FUERTE!


Según los publicistas del engendro este de Loewe se trata de un fiel muestreo de la juventud española contemporánea. Claro que si eso fuera verdad sería como para echarse a temblar. No hay ni el más mínimo asomo de inteligencia en ninguno de los pijopollas que aparecen en el spot, más bien reflejan a la perfección el encefalograma plano de un sector de la juventud que está a lo que está, a mirarse todo el puto día en el espejo y tirar de cartera, porque ellos pueden y lo valen. El anuncio en los tiempos que corren es simplemente sangrante, da ganas de dejarse de tolerancias ni hostias y correrles directamente a gorrazos por memos soplapollas.

Así que una vez más la publicidad como principal aliada del proceso alienador del sistema, consumo y poco más, si quieres ser guay ya sabes, se idiota, y sobre todo no vayas a las manifestaciones a protestar por nada, no pienses por ti mismo que de eso ya se encargarán los publicistas de Loewe, tú gasta, gasta, que la crisis sólo existe para la gente cutre y sin medios, ¡jo tía qué fuerte....!

viernes, 16 de marzo de 2012

BILBAINADA




Considero que son unas declaraciones muy desafortunadas. Y no comparto que se traten de comparar los Montes de Vitoria con Parques Nacionales de otros lugares del mundo, principalmente porque para los vascos, los alaveses y los vitorianos es un entorno muy apreciado que tenemos al alcance de la mano para poder disfrutar de sus valores naturales, paisajísticos y culturales”, ha sostenido.

Así se ha tenido que descolgar la consejera de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura, Pesca y no sé si también de Recogida de Setas o Aranes (endrinos)..., que a saber. Y es que las declaraciones de su subordinado, un tal Germán Alonso, despreciando la propuesta de declaración de Parque Natural de los Montes de Vitoria, diciendo que no se trataban precisamente del Serengueti y que a ver qué tenían de especial, han soliviantado y mucho la siempre a flor de piel susceptibilidad alavesa cuando escucha declaraciones de miembros del gobierno vascongado, esto es, de tipos que por lo general provienen de las provincias cantábricas, tan hermanas como hostiles o sospechosas de serlo (del mismo modo que lo son para un giputzi las palabras y actos de un bizkatxa y viceversa, y mejor no preguntar a un napartza, a un navarro, su opinión acerca de los bilbainos chuloputas o los guipuzcoanos robasetas, o a un vasco-francés -esos que hablan euskera con acento mari... gabacho-, por los salvajes del sur, qué se le va a hacer, así es la verdadera idiosincrasia vasca...).

No es para menos, como que la manera con la que el tal Alonso -confirmado, se trata de un bilbaíno hijo de...-, hablaba de los montes en cuestión responde al detalle a la manera displicente, chulesca y cateta con la que acostumbran a referirse una gran parte de los capullos nacidos a los dos márgenes del Nervión hacia todo aquello que no conocen, bien porque no les alcanza la vista más allá de la sombra de la torre del campanario de su pueblo, o por simple desidia en la convicción de que "más allá de Bilbao, la selva...".

En cualquier caso, y teniendo en cuenta que los Montes de Vitoria son precisamente aquellos bajo cuya sombra he crecido en buena parte y por los que todavía suelo pasear de vez en cuando, hace un par de semanas sin ir más lejos, no sólo me apunto a la indignación generalizada contra el capullo bilbaíno, sino que además propongo meterlo en un coche, llevarlo hasta el alto del Palogan, el de Lendiz, Zaldiaran, Busto o Arrieta, soltarlo en pelotas en medio de una piara de jabalíes furiosos, sarnosos a ser posible, o en su defecto un rebaño de ovejas latxas, vacas o yeguas con sus carneros, toricos y otros sementales celosos, y que disfrutara durante un largo fin de semana de las excelencias de la montaña. Ahora bien, conociendo el percal vete a saber si luego no te sale el Alonso este de los cojones con que: "la verdad es que como los de Bilbao ningún jabalí te pega un mordisco o te desgarra el culo un caballo...", en fin.

Con todo, y a la espera de que algún comando de ciudadanos indignados tenga a bien llevar a cabo la ekintza arriba sugerida, supongo que habrá que conformarse con el choteo que le habrá soltado su jefa, la señora Pilar Unzalu Pérez de Eulate.

jueves, 15 de marzo de 2012

BEHIN BERRIRO ITXURAKERIA ANTZESPEN


Hor nonbait irakurri dudanez atzo egin zioten euskarari gorazarre Madrilen Etxepare Institutoak antolatuta edo. Bitxia benetan Wert bezalako kultura ministroak euskara goraipatzeko asmotan bota egin zituenak: "euskara duindu beharra zegoela". Hau da, dagoeneko batere duinik ez dela, berriro diot, Welt jaunaren aburuz euskari falta zaio gutxieneko duintasuna edo agian xarma ere bai...

Tira ba, ezer berririk ez zerupean, ohiko euskararekiko arduragabekeria edo ezjakintasuna baizik. Baina, txunditzen du eta asko gainera PPren zenbait ordezkarik oraingoan euskararen laudorioetan, txunditzen du ondo asko oso ezaguna baitzaigu alderdikide gehienok egiazko iritzia, inondik ere xamurra gure hizkuntzarekiko, oztopo baizik ez baitakusate euskera euren Gaztela zabalduaren erabateko nagusigorako.

Areago, espainar gehienen gainontzeko iberiar hizkuntzekiko jarrera ezkorra eta uzkurra ezta batere berria, badator oso antzinatik, ez dituzte sekula oso aintzakotzat hartu ez baldin bada legeak aginduta edo, eta edonola ere betiere lehen esandako oztopoa begitandu ohi zaie, maiz ere aldeano batzuen hizkera delakoan edo euren aberri maitearen batasuna kolokan jartzen duten zerbait balitz bezala, gutxienez periferiara doazelarik belarrian min egiten dien zerbait. Bada bibliografia dexente hau guztiau ilustratze aldera, gehienetan euskaldunen hizkera edo ahozkeraren gaineko ixekak edo burlak, mesprezua beti nagusi, harropuzkeria nonnahi.

Atzo esan zuten ikuspegi hori errotik aldatu behar dela, noski, saiatuko direla gogotik. Ez zuten, ordea, aipatu nola, baliteke atzokoa bezalako ekitaldiez edo, antzezpen hutsa, itxurakeria galanta, nahiz eta Etxepare Institutoaren burua Aizpearen Goenaga eta enparatuen asmoak guztiz onak, baikorrak, zirela uste izan.

Alabaina, kosta egiten da izugarri seriotan hartzea jendartean bakarrik aldarrikatzen dena, euskaldun gehienok ondo baino hobeto badakigulako guztiz errazagoa dela euskarazko liburu bat alemanierara itzultzea gaztelerara baino, kosta egiten da sinistea euskararen sustapenaren alde daudela Eusko Jaurlaritzako agintariak ere legebiltzarburua, PPkoa izanda ere, Laura Garrido euskaldunaren ordez Arantza Quiroga bezalako erdaldun hutsa hautatutakoan, nabarmen da ez zitzaiela batere axola euskaldungoaren aurrean inolako keinu adeitsurik egitea, sikiera gure hizkuntza eskubideak gogoan hartzea erdaldungoarenak bakar-bakarrik izan ezean, bidali ziguten mezua argi eta garbi baitzen: gutxiengo zarete, beraz hor konpon, gainontzekoek ez zaituztete ezertan zuek kontuan hartu behar beti.

Horregatik niri behintzat komedia eta itxura baino ez zait begitandu atzokoa.