sábado, 29 de mayo de 2010

I+D VITORIANO


Pues hete ahí que me encuentro que esta semana una paisana, una tal Iratxe Najera, ha sido premiada en el primer Campeonato Profesional de Kalimotxo que se celebró en la Escuela de Hostelería de Gamarra de Vitoria. La noticia dice que el certamen tenía como fin demostrar que esta bebida puede revestirse de glamour y prestigio hasta convertirse en un perfecto cóctel que degustar a media tarde o, incluso, de postre.

Claro, uno lee algo así y alucina en colores. Pero qué está pasando, adónde nos va a llevar la tontería a lo Arzak o Adriá. Ahora resulta que la bebida botellonera por excelencia, esa que trasegábamos los viernes a la tarde en las escaleras del Matxete junto con otras botellas de Josemari (vino con kas naranja), el combustible para la fiestas de la Blanca, San Fermines y Aste Nagusia bilbaina, la de tirárselo a la pava de al lado en las txoznas y similares, el tinte gracias al cual uno salía de farra con una camisa blanca y volvía rosa, se ha convertido en un cocktel de moda, a lo glamuroso y toda la hostia. No me cabe duda de que la culpa la tiene estas nuevas hornadas de memos playstation que nos suceden, tanta escuela de hostelería y tanto I+D no podía traer nada bueno. Uno ya se imagina en fin de las fiestas populares, el cierre de las txoznas, porque claro, se empieza prestigiando, premiando, y al final para tomarte un kalimotxo vas a tener que ir a un pub de moda a 8 euros la copa. Es el fin de lo popular, lo parrandero. Empezaron embotellando el picatroncos, (cerveza con limón, panaché) con su nombre ingles, shandy, el vino con gaseosa, la sangría, hace unas semanas me enteré que en Burdeos unos vascofranceses, perdón, iparretarrak, presentaron una cerveza con patxarán, tócate los... y ahora esto. En fin, siempre nos quedara el zurrakapote, que no es sangría, es de todo un poco y con dos cojones. Por lo demás, exagero, sí, en realidad no me desagrada la idea de ennoblecer a nuestro plebeyo kalimotxo. Iratxe Nájera, que es la moza que ha ganado el concurso, nos explica su éxito tal que así.

Echo un cuarto largo de vino joven y el resto cola, le añado un sirope de violeta, como los famosos caramelos de Goya, y debajo coloco un recipiente con hielo seco mezclado con agua de violeta, que le da aroma», desveló antes de admitir que con la cuadrilla había sido de las que «para hacer la mezcla, iban a lo más barato». «Pero ya he avisado de que en el próximo botellón, del kalimotxo me encargo yo», prometía emocionada.

*Por cierto, siquiera a modo de culturilla general, la noticia de El Correo trae un apunte sobre el origen del kalimotxo, que no por conocido menos interesante:

De la mezcla de vino y cola ya se sabía hace décadas. Pero no fue hasta 1972 cuando recibió el nombre por el que ahora es unánimemente conocida. Ocurrió en las fiestas del barrio getxotarra de Algorta, cuando la cuadrilla de amigos Antzarrak decidió utilizar el burbujeante refresco para salvar los dos mil litros de vino adquiridos en Oion y que se les habían picado por el camino. Satisfechos, la bautizaron con los motes de dos de sus integrantes, 'Kalimero' y 'Motxongo' -por ser los últimos en cargar los barriles- y de ahí nació el popular kalimotxo.

jueves, 27 de mayo de 2010

SARRI, SARRI...


Bukatu dut azkenean, kostata liburua ikaragarri mardula baita, larregi. Alabaina, maldan gora eta guzti lortu egin dut. Ezta gutxirako hasieran gogotsu, adoretsu, ekin bainion LAGUN IZOZTUAren irakurketari. Sarrionaindiaren idazkera oso txukuna eta xaloa delako, liluratzen zaitu leitzen ari zarela, goxatzen duzu izugarri bere euskararen fineziaz zein edertasun bikainaz. Hala ere, eta behin baino gehiotan esan bezala, idazkera ezta dena, ezin da izan, gehiena jota soinekoa izan leike, gorputza ordea, hau da, edukia, ondo taxutako istorio bat izan behar da nahitaez. Eta istorioa printzipioz bada ere oso interesagarria, Ameriketan ustezko ETAkide erbesteratu batzuen gorabeherak, bizipenak zein gogoetak.Jario ederra, dena hasten da haietariko bat izoztua agertzen denean, haritik tiraka Ameriketako zein iraganeko iradokizunak, gaiak, sinbologia, garaiak eta gertalekuak tartekatzen dira etengabe. Badu Sarrionaindiak aparteko trebezkia hau guztia harilkatzeko, baina ehunak ehun Sarrik harilkatutakoa ezta nire gustukoa, ezin dut nire soina berarekin jantzi liburua gorpuzten duten iradokizunak edota gaiak ez baititut batere gertuko, ez geografiko-soziologikoan, ez eta ideologikoan ere; nik ez dut inolako aberriminik, nik ez dut alde egin kartzela edo egiazko herri izoztua besterik begitantzen ez zaidan herri batetik, hain zuzen ere bestelako kartzela batean sar ez nintzaten, ni ez nabil noraezean askoz arrotz edota hotz zaidan atzerri batean. Sentitzen dut baina erabiltzen duen sinbologiak ez nau batere hunkitu, ezta ukitu ere. Ni ez nator bere gogoetekin bat gehienetan eta hasieran goxatu egin banuen bere narraziokeraz, liburuaren orrialdeak gutxi-gutxinaka aurrera pasa ahala liburua gero eta astunagoa bilakatu egin zait nire ustetan egilea behin eta berriro bueltaka ari baita betiko lelo aspertuekin. Esan leike ere LAGUN IZOZTUAaren epika edo lirika ihesa dela, ihesi dabilen idazle famatuaren ibilera pertsonala zein literarioa. Saiatu saiatu nintzen nire burua bere bidean irudikatzen, galduta topatu nuen, berea bezain noraezean, seguruasko sufritu ere egin nuen ustez behintzat atzean utzitakoagatik. Baina, hala eta guztiz ere, bidetik aldentzeko zergatia edo zelan beti gogoan izan nituen, badakit hitza ez zaiela batere atsegina bide horri ekin zioten gehienei: damua. Gainerako guztia hutsaren hurrengoa, burua zein gogoa etengabe berotzeko saioak, edota batez ere aspalditik eraikitako mito literario zein humano bat gizentzeko motibo gehio, iheslari zein idazle madarikatuarena, gure artean oso goretsia dena, askoren ustez drama epiko eta kasu honetan ere lirikoa edo ere dena, baina niri hutsala besterik begitantzen ez zaidana.

400 orrialde baino goragoko liburu bat da, esan bezala oso bero hasi eta berehala epeltzen joan nintzen zeharo hotzitu arte. Dena dela, hozminduta eta guzti bukatutakoan zenbait gogoeta azpimarratzekoa delakoan nago, idazkera fina eta aldi berean ikaragarri hutsalaren adibide ezin egokiagoa dena, batez ere ondo baino hobeto adierazten dituelako liburu hain goraipatu eta batia saritu ere honen nondik norakoak. Noraino zon dio Sarrik bere arrakasta bere idazkerari ala Martutenetik bafle famatu haren barruan ezkututa ihes egin eta gero bere inguruan ehundutako mitoari, baten batek daki, nik ez behintzat, ni aspertu bakarrik egiten naiz hainbeste gogoeta handiustekoz, hainbeste itxurakeria hotzez. Nire ustez liburu hau ere mito izoztu bat bilakatu da hain hotzila den euskal literaturaren historian.

Hitzak galdu dituguneko unean, funtsik duen ezer agertzeko gauza ez garenean, angustia eta nahasmendua bizi ditugu gure baitan. Barne erbesteratze baten bidean enbarkatu izanaren inpresioa ‘bizi’ dugu. Mututu egiten gara eta iraganaren zantzuek zeharkatzen dute gure gogoa. Ez dugu etorkizunik antzematen, iragana lausotua agertzen zaigu nekearen poderioz, orainaldiak berriz, ez du norarik. Bihotz Bakartien Klubaren (BBK) sozioa izatera pasa gara une batez. Bizitzak, ordea, oroimenak oroimen, penarik pena, aitzina jarraitzen du. Penek ez dute kuotarik pagatzen-eta.

miércoles, 26 de mayo de 2010

UN BESUGO EN LA PLAYA DE LAS CATEDRALES




Mañana de domingo de caminata tras una nochecita harto borrascosa por A Praia das Catedrais (La Playa de las Catedrales), que está situada en la ría de Ribadeo y es el arenal más concurrido de la comarca al norte de la provincia de Lugo y el extremo occidental de Asturias, la cual recibe el nombre de A Rasa por consistir en un espacio completamente llano entre la montaña y el mar. La playa en cuestión recibe el nombre de Las Catedrales por las formas de columnas, arcos y cuevas que la erosión marina ha producido en los alcantilados costeros. Durante la marea baja puede accederse a un largo arenal delimitado por una pared rocosa de pizarra y esquisto erosionada en formas caprichosas: arcos de más de treinta metros de altura que recuerdan a arbotantes de una catedral, grutas de decenas de metros, pasillos de arena entre bloques de roca y otras curiosidades.

El paseo, en cambio, tuvo que ser a lo largo del sendero de madera sobre el brezal, toxal le dicen en la zona, que cubre las inmediaciones del alcantilado. Un paisaje precioso en el que la raya del horizonte de la rasa se confunde con el del mar, el verde atlántico de los padros hacia la montaña sobre el llano y las policromía de la maleza de toxo y otras variadades de plantas y flores con nombres tan sugestivos y galaicos como la Leitaruga, Herba namoradeira, Cardo da ribeira, Perixel de mar o Feo de Praia. Un colibrí blanquirojo incluido que dejó alucinado a Mr. y algún que otro abejorro que nos hizo aligerar el paso. Una gozada de caminata a la que también contribuyó y mucho el hecho de estar todavía en mayo y no en pleno verano como otros años en los que eso parece la Gran Vía madrileña, sobre todo desde hace dos años a esta parte en que coincidiendo con la apertura de la autopista de La Coruña el lugar se ha vuelto no poco apestosillo.

El renacuajo de Mr. que quería bajar a la playa a mojarse los pies, nosotros que ni loco porque había pleamar, y él que se quería tirar por el alcantilado. Pena que T me convenciera de no dejarle tirarse, porque mejor excusa... olla, señor agente, o neno apertouse a beira da rocha e enton... El caso es que entre un que aquí me quedo, que no voy, al final llegamos hasta la Playa de Arealonga, a lado de Barreiros, la única que no cubre nunca la marea alta y en la que se puede tomar el sol siempre que esté haga aparición, como ese día, otra cosa es que corriera un aire salítrico de aquí te menees. De modo que de regreso sobre nuestros pasos hasta el restaurante en un edificio al estilo de la zona, pizarra por doquier, y tras mucha calma marina y bucolismo por un tubo, encontronazo con una parte muy significativa de la realidad gallega: O tordo galego. En este caso en versión camarero, un chaval con cara ya no de haber roto un plato, sino la vajilla entera de puro tordo que era el tío, un auténtico prodigio de la inutilidad al cuadrado que no es que no hubiera pasado por un escuela de hosteleria, es que creo que no había visto una normal ni de lejos. Primero nos pone el mantel de papel al revés, que le tenemos que dar la vuelta nosotros, nos toma la nota como el que asiste a un seminario de hermeneútica cirílica o por el estilo, que no sé si estaba traduciendo mentalmente nuestro pedido al gallego o ya directamente a un dialecto mongol, que nos trae sólo un cubierto y una copa de albariño en lugar de la botella, le explicamos que con lo de una botella de albariño cosechero nos referíamos a la botella entera y, efectivamente, nos trae la botella empezada y caliente. Hay que explicarle lo del chaleco de hielos para enfriar el albariño. Claro que todavía estábamos con una sola copa para probarlo porque el chaval debía estar muy entretenido buscando la cocina o por estilo. Así que al cuarto de hora viene con el pulpo y nos deja un que aproveche y su sonrisa de batracio galaico. Pregunto por la ensaladilla rusa y las rabas, perdón, os calamares, y me mira cómo sorprendido, cómo que le habíamos pedido todo eso además del pulpo, que eso sí, estaba de rechuperte, pues sí, lumbreras, ándate ya de vuelta a la cocina que llevamos casi una hora entre una cosa y otra. La copa y el plato que faltaban todavía en alguna estantería del interior. En fin, qué decir del pure para el nene que entregó T una hora antes para calentar y que tras preguntar por él en varias ocasiones por fin se dignó en traerlo (el potito, mi copa ainda non...) más caliente que el volcán islandés ese... Llega la ensaladilla, falta la copa y un plato para el mayor, que no lo había visto, claro, como no está crecidito ni nada Mr. En fin, más acopio de paciencia infinita porque han pasado ya otros quince minutos con los platos vacíos, el tipo mirando para el occidente marino y las rabas sin aparecer, que hay que volver a recordárselo, porque no le da, no le da, está a otra cosa, va a ser a lo de la emigración por eso de cruzar el océano a nado o así. Eso sí, antes de pedir el postre y los cafés, el prodigio este de la hostelería galaica ya nos trae la cuenta sin pedirla: que non querían a conta... Pues no, aunque pareciera increible dado el trato como que inexistente, ainda non, que se estaba de cine allí junto al mar, a beira do mar, que si no hubiera sido por la calma que desprende éste, si lo pillo tierra adentro, yo creo que habría empezado a darle de hostias hasta que hubiera recuperado el aire que le faltaba. Y entretanto, un señor maduro a nuestro lado, que miraba cuentas en lugar de tomar nada y de ahí que sospecháramos que fuera el dueño algo parecido, que no podía evitar descojonarse cada vez que se nos acercara el Einstein gallego a atendernos o lo que fuera aquello. Para mí que era el sobrino tonto o así de algún hermano, que olla tú, Marusiña, eu doulle traballo de camareiro, mas non sei se o rapaz e capaz de...nada.

viernes, 21 de mayo de 2010

POR SUS FOBIAS LOS CONOCEREIS...


Una duda me corroe. Veo al Evo Morales aquí y allí haciendo gala de su resentimiento de indígena en revuelta permanente con la Historia y lider de un remedo de revolución comunal o étnica a lo Pachamama con el programa de Chavez Aló Presidente, como principal referente, soltando alguna que otra tontería como la de los pollos y otra de tipo homófobo que no lo es tanto, más bien revela la realidad de un modo de ver la vida, de concebir la sociedad, que no es tan democrático ni tan solidario o progresista como le gustaría creer a cierta izquierda amante de los clichés como renuente a los matices, y me pregunto si todas las reacciones negativas que provoca el personaje se deben única y exclusivamente por lo que dice o hace, o si serán debidas más bien a un más que evidente racismo que subyace en la mayoría de esos comentaristas tan de traje y corbata, tan blanquitos y sobre todo españoles de bien, de bien colocados en los diferentes medios de la derecha más racial y nostálgica de aquel imperio donde no se ponía el sol. O lo que es lo mismo, ¿suscitaría tanto desprecio y burlas un presidente sudamericano al uso, es decir, un criollo con traje, corbata y bien blanquito, diciendo las mismas tonterías? Hasta qué punto el aspecto físico de Morales y su indumentaria no predispone a los muy sesudos comentaristas españoles a soltar el chiste de rigor, a burlarse del indito con ínfulas revolucionarias. Eso en cuanto a la caverna de interconomia, La Gaceta y por estilo, que entre los otros, los bienpensantes de la izquierda molona e ilustrada, no hay poco paternalismo ni nada cuando se trata al personaje, poco más que se sienten obligados a aleccionarle para que no de tanto el cante, pobrecico, tanto mascar hoja de coca...

En cualquier caso, como leo con pasión las crónicas de Sánchez-Ostiz sobre Bolivia no puedo estar más de acuerdo con él respecto a la perplejidad, más bien la necesidad de tenerla, en todo lo referente al país. Pues si una buena dosis de tal siempre es necesaria a la hora de enfrentarse a cualquier tema, en el caso de lo que está sucediendo en Bolivia desde el arribo del movimiento de Morales al poder, resulta imprescindible para no caer en el discurso fácil, el prejuicio al uso, la generalización de uno u otro signo, y sobre todo la sentencia desde el sofá de casa a este lado del Atlántico.

Que Morales como Chaves sólo son los síntomas de un descontento secular de las clases más humildes de sus respectivos paises es más que evidente. Siglos de desigualdades y marginación por parte de una minoría criolla y sus descendientes han provocado un resentimiento que a la menor oportunidad de cambio ha dado en movimientos populares sin una ideología definida o, cuanto menos, en un apego a ideologías que parecían superadas. Que la llegada al poder de esos movimientos pseudo-revolucionarios hayan puesto patas arriba sus respectivas sociedades, que los poderes fácticos de rigor se hayan puesto primero a temblar y luego, en seguida, a arrimarse a los nuevos mandamases, tal y como era de esperar, parece que sólo suscita rechazo entre los que hasta entonces no encontraban motivos para dirigir sus críticas hacia un sistema de dominio de la minoría acomodada sobre la mayoría empobrecida.

Ahora bien, ¿acaso son Chavez y Morales el remedio para los males de sus sociedades, están haciendo lo necesario para remediar siglos de injusticias? La impresión que tiene uno por lo que oye o lee es que de momento se han limitado a poner parches y, sobre todo, a apuntalar su poder mediante el más que peligroso medio de radicalizar las posturas, esto es, de dosis ingentes de demagogía, populismo, resentimiento social y en el caso de Bolivia, un nacionalismo de pachamama, indígena o por el estilo, el cual no ha hecho sino sembrar, extender, un racismo a la inversa, el del indio hacia el blanco o el mestizo. Y como muestra un botón el monumento levantado en la Paz en homenaje al cacique Huyustus, al cual consideran lider y pensador indígena. Sanchez-Ostiz, que mira con un especial cariño y compresión todo lo boliviano y pregunta más que afirma, asegura que tras mucho pregunta nadie le ha podido confirmar que el pensador indígena en cuestión haya dejado nada escrito... No es nada nuevo, cuando surgen los nacionalismos del signo que sean también se impone la necesidad de buscar o inventarse mitos, de hacer pasar por excelso lo que sólo es local o ni siquiera, esto tiene más de complejo que de otra cosa y además no le hace ningún bien a las reivindicaciones justas que todo movimiento de protesta contiene, más bien las caricaturiza sin remedio.

Lo otro, lo de atisbar hasta qué punto esa revolución a plazos, pasito a pasito, de Morales, nueva constitución mediante, da en un verdadero cambio a mejor, si es posible la convivencia de las reivindicaciones étnicas o puramente comunales con el estado de derecho tradicional, de origen europeo, si la libertad del individuo no será sometida a la del grupo con poncho o no, si el equilibrio entre la Bolivia indígena poble y la criolla y rica es posible, ya es cuestión de esperar, de respetar la democracia y sobre todo la nueva constitución. De momento al Evo le crecen los enanos por todas partes, y no sólo en la oligarquía criolla o mestiza que ve en él y en los suyos a los inditos subidos a la parra, sino también en muchos compañeros de viaje que se han descolgado del mismo porque empiezan a sospechar de lo de siempre, del ramalazo autoritario del que una vez en el poder se cree ungido por la Providencia para dirigir a su antojo al que considera ya su pueblo en sentido más posesivo del término.

Es lo que hay, allí y en mi querida Venezuela, pero también es lo que hay por lo había antes y sobre todo porque por primera vez en mucho tiempo los pueblos de Iberoamerica tienen la opción de elegir democráticamente a sus gobernantes. Que lo hagan apostando por el populismo chavista con Cuba como patética referencia, o indigenista comunitario de Evo, es para lamentarlo y analizarlo. Por fortuna, esa coyuntura histórica de democracia también ha dado la oportunidad a otra izquierda má seria y sobre todo realista como el Chile de Bachelet, el Uruguay de Vazquez, un resucitado Alan Garcia en Perú (el Ecuador de Correa, amigo de circunstancias de Chavez y Evo pero mucho más inteligente y preparado que los dos juntos es un verdadero y apasionante incógnita), y sobre todo el Brasil de Lula, eminente potencia mundial de la mano de un veterano sindicalista que ha sabido compaginar crecimiento económico y reparto aunque los tiempos sean lentos pero imparables.

Claro que hay opción a la esperanza, y sobre todo, la certeza de que en muchos paises de Iberoamérica han superado ya esa fase a lo Tailandia en la que la democracía era poco más que una formalidad para calmar la conciencia de los turistas bienpensantes, pederastas y no, y sobre todo una garantía frente al miedo de los inversores de que por muchos partidos o sindicatos que hubiera, en el caso de salirse todo de madre, como se ha salido allí en Tailandia, ya estaría el ejército para meter en vereda a todos esos subversivos con camisa roja o en taparrabos...

DEL DRAMA AL PATOS EN POCOS PASOS Y MUCHOS MUERTOS

Que esta entrada sobre ETA al hilo de la noticia sea considerada por uno mismo como una excepción a la regla, eso después de toda una vida con el tema a cuestas, aunque mucho temo que todavía la inmensa mayoría de los vascos (siquiera los que se tienen por tal y también los que aún habiendo nacido y vivido en el país no se consideran como tales por lo que sea, o acaso menos que otros, o dependiendo del día, el estado de ánimo o estado etílico, que de todo hay como ejemplo de hasta qué punto la vasca es una sociedad completamente desquiciada, prejuiciada, anacrónica en muchos sentidos y profundamente ignorante de sí misma y sin embargo amante como poco de mitos y prejuicios completamente ágrafos y distorsionadores de la realidad, pero bueno, es lo que hay) no es consciente, no somos, de la perversa influencia que ha tenido ETA en nuestras vidas, ya sea porque no queremos darnos cuenta, no nos interesa perder el tiempo en retrospectivas, o porque todavía es demasiado pronto para ponerse a ello, creo que da la medida del hartazgo, e incluso verdadera repugnancia, que ETA provoca a estas alturas de la película, por cierto, mala de necesidad.

Ahora bien, te pones a pensar sobre los salvapatrias que detuvieron ayer en Bayona, según Rubalcava y compañía el enésimo dirigente de la cosa y sus lugartenientes, y no puedes evitar un sentimiento de desprecio infinito no sólo contra ellos, sino sobre todo hacia lo que representan, y que ya no es un drama como cuando mataban a diestro y siniestro, cuando imponían la ley del terror a todo un país y mantenían bajo un fiero puño de hierro a amplios sectores de la población y a más de un ayuntamiento o barrio de su amago de Euzkadi independiente. Eran tiempos dramáticos porque moría gente y otra sufría no sólo la amenaza diaria sino también el rechazo de los fanáticos, los hooligans del pensamiento único o la limpieza ideológica. Todo desprendía un hedor a la Alemania nazi que echaba para atrás, todo. Todavía hay algo de ello, seguro que hay lugares del país donde hay gente de bien que siente el aliento de los asesinos y sus adláteres a sus espaldas. Que todavía pueden hacer mucho daño, matar, desgraciadamente no es un lugar común como les gustaría creer a muchos, sigue siendo una probabilidad.. No obstante, los hechos son tercos como pocos y la verdad es que la serpiente ya ni se mueve con la libertad con la que lo hacía antes, ni su mordedura es tan habitual ni tan letal, la serpiente está acorralada y molida a palos, y por si fuera poco, los que la azuzaban con un palo para que mordiera al vecino ya no están tan orgullosos de su animalico y todavía menos aún convencidos de su eficacia como elemento intimidatorio, de hecho muchos empiezan a temer que se vuelva contra ellos.

Sea como fuera, la jeta de morroskos iluminados de Karrera y companía (a destacar la tal Aranalde que salió de la cárcel para reincorporarse a la organización en un ejemplo de que algunos, no es que tiren al monte, es que no tienen otro sitio adonde ir) como antes la de alucinado del Therry o la de asesino en masa del Txeroki, no sólo carecen del halo presumidamente romántico en el que les envolvían los suyos al estilo de la triple Tx ( Txikia, Txomín, Txikierdi...) (con toda seguridad tan fanáticos y descerebrados como los últimos, pero todavía con el prestigio que sólo les daba las armas y la cuenta de resultados en forma de cadáveres sobre la mesa, todo al más genuino estilo de los mafiosos a lo Soprano, los cuales, desprovistos de su capacidad asesina sólo dan en horteras sin graduado y poco más), sino que además evidencian con su idiocia generacional y su ineptitud otro tanto, hasta qué punto toda la carga dramática de ETA y su entorno ya no lo es tanto como patética. Porque eso es lo que desprenden con su empeño en perseverar en un camino a ninguna parte, en su más que evidente ceguera sobre todas las cosas, su aislamiento cada vez más abismal de la sociedad de la que proceden, el rechazo que provocan por parte de cualquier persona de bien, de cualquier persona normal, patetismo, sólo eso.

Ahora bien, decíamos otras veces que lo de ETA y demás mastuerzos ya hacía tiempo que había dejado de ser un asunto meramente político, ni siquiera policiaco, para serlo exclusivamente siquiátrico. Pues bien, creo que dentro de las disfunciones que aquejan a los pobrecicos habría que tener muy en cuenta el handicap de la edad, pues cada vez es más evidente que sólo los más jóvenes, los mas parvos y mentalmente incompletos, insisten en una lucha o lo que sea que hasta los antes cabecillas de la cosa, los más criminales incluso, empiezan a cuestionar desde la cárcel o el exilio, y como muestra ahí está el Abasolo Sistiaga, la Gisasola o el Txelis rellenando folios a favor de una salida negociada e incluso de un perdón a las víctimas (por no hablar de algún verdugo como el Lasarte, casi una docena de asesinatos a cuesta, que se sale de la disciplina de la banda para vivir como un preso común cualquiera, precisamente él, que representa lo más genuino de ETA, tirar del gatillo, no vaya a ser que por no hacerlo le venga a uno de repente una idea, un sentiemiento o algo parecido...)

miércoles, 19 de mayo de 2010

MILAKA ALDARRI NAFAR HIZKUNTZAREN ALDE



Izugarria badirudi ere, EAE delakoan, hau da, jeltzaleek asmatu eta euren gogara eraldatu egin duten komunitate horretan, hamaika hiritar euskararen irakaskuntza edo administrazioaren hainbat arlotan lanpostu bat eskuratzeko eskakizunaren kontra ari diren bitartean, euskaraz kopetaraino dauden hainbat hiritar izanda ere, badadude Euskal Herriaren bertze eskualde batzuk non euskararen biziraupena zein euskaldunen eskubideak kolokan izan ez ezik, oztopatuta eta kasu anitzetan debekatuta ere dauden. Iparraldeko euskararen gainbehera izugarria, hizkuntzaren hilzoria, alde batera utzita, joandako asteburuan Nafarroako euskaldunek euskaraz bizi ahal izateko eskubidea aldarrikatzeko manifa bat antolatu egin zuten Iruñan. Bertan bildu ziren milaka lagun, nafar gobernuaren euskararekiko jokabide murriztzaile, baztertzaile eta orohat etsaia salatzeko asmoz.

Ezin da bertzerik erran Nafarraoa euskararen arabera eskualdeka banatuta duen gobernu batez. Alde batetik euskalde euskalduna, gero mixtoa eta azkenenean, eta handiena, erdalduna. Aurrekoan legez behintzat posible da euskaraz ikasi, mixtoan ordea erdipurdika, betiere UPNkoek jarritako hamaika oztopo edota erazgozpen gainditu ezkero. Azkenekoan, zer erranik ez, odisea hutsa da bertako ikastola zein euskaltegiena, ingelesezkoei baino anitz behaztopo gehiago jartzen dizkiete-eta. Laburbilduz, Nafarroako legediaren arabera euskara ezta nafar guzien hizkuntza banaka bbatzuena baizik, eta zenbat eta gutxiena, gero eta hobeto, euskara, UPNkoek ondo baino hobeto uste eta nahi bezala, aberastasun bainoago osagarri abertzale txit arriskutsu bat da.

Dena dela, nafar euskaltzaleak erresuman barna sakabanaturik eta guzti, milaka omen dira. Haietako anitz ere ez dira euskaldunak, baina bai euren seme-alabak izatea nahi dutenak. Hori dela eta, Nafarroa osoa gurasoek euren patrikatik eta kosta ahala kosta ordainu zein eraikitako ikastolez josita dago. Badaude ikastola batzuk benetan aintzindariak izan zirenak, bertzeak bertze Iruñako Paz de Ziganda, Lizarrako Ikastola, Bianako Erentzun Ikastola, Tafallakoa, Zangozakoa, Irunberriko Arangoiti Ikastola eta abar. Dagoeneko haietatik irten badira zenbait belaunaldi euskaldun, hizkuntza nola edola menperatu eta erabiltzeko gogo edo desioa duena. Badaude ere pila bat nafar euskaldunberri euskaltegietatik sortutakoak. Ez batzuk ez bertzeek ez dute eskubiderik bere egunerotasun osoa euskeraz bizitzeko den-denak euskalduna ez diren eskualdeetan bizi direlakoz. Areago, badaude guraso pila, batik bat Irura inguruko zenbait herritan, ikastola bat eraikitzeko baimena zein ezinbesteko diru laguntza eskatu diotenak nafar gobernuari. Erantzuna beti ezetz, ez datorrelako bat euskararen legearekin edot ez dagoelako euskararako dirurik. Benetako zioa denok susmo eta asma genezake; euskara politika da, zenbat eta euskara gehiago, gero eta abertzale gehiago. Ez du ezertan horrela izan behar, Xabier Zabaltzak bere Gu Nafarrok liburuan ondotxo azaldu bezala, edo Aingeru Epaltzak berean, euskalduna eta abertzalea izatea ezta beti ezinbestekoa, halabeharrezkoa. Badaude nafarroan milaka nafar euskaldun abertzale ez direnak eta mikala abertzale ere euskaldun euskaldunak ez direnak. Hala eta guztiz ere, ez gara ari politikaz, euskaldunon hizkuntza eskubideetaz baino. UPNkoek uko egiten dizkiete. Adibideak edonon, irakaskuntzarena alde batera utzita, horra hor Euskal Herria Irratiarekin gertatzen dena. EH Irratia da iruñaldeko irratirik zaharretarikoa, badu entzule pila aintzinatik, Iruñerrian gainontzekoan baino euskaldun gehio bizi dira-eta, egia erran nafarroako eskualde euskaldunean baino gehiago. Alabaina, EH Irratiak ez du inolako baimenik emititzeko, legez kanpokoa da guztiz ezaguna izan arren, eta gutxi balitz bezala, hori ari da nafar gobernua etengabe itxi nahian. Ba al dago motibo zentzunezkoa EH irratia bezalako komunikabide guztiz ezagun eta entzun bat ixteko?
Ez al du betetzen entzulego zabal baten eskakizuna? Ez al dute Iruñerriko euskaldunek irratia euskeraz entzuteko eskubiderik? Badirudi ezetz, arriskutsua da UPNkoen begietara, horrexegatik xaxatu, oztopatu, legegabetu eta abar egin behar. Zeintzuk dira kasu honetan euskararekin politika egiten dutenak?

Hona hemen bertze adibide bat: eskualde euskalduneko gazte guziek badute aukera euskera ikasteko, baina betebeharrezko edo bigarren mailako ikaskuntza bukatutakoan Iruñako unibertsitatera jo behar dute ikasketei eusteko. Legearen arabera euskaraz ikasten jarraitzeko eskubidea dute. Errealitatea oso bertzelakoa da, unibertsitate publikoak ez baitie behar edo nahi bezain euskarazko ikasgai eskeintzen: ez dago dirurik, are gutxio gogorik edo inolako asmorik, eta egoskortu ezkero oso argi dute, joan daitezela EAEra ikastera!!!!

Bertze adibide bat, krisialdia dela eta nafar aurrekontuetarik zer edo zer murriztu ezean, zer da ezer baino lehen murriztu dutena???? Bai, jaun-andereok, euskararako diru languntzak; hau da, euskeraz egiten den oro ahalbidetzen duena. Eta egin egin dezakete, denok dakigunez nafarroako euskaltzaleak gutxi baitira, edo hori da behintzat UPNkoek uste dutena, horrexegatik ari dira jotake gure hizkuntzaren kontra, baztertu eta aukera izan ezkero sutsitu nahian ez dutelako aintzakotzat hartzen, egia esa ez dute Nafarroakotzat hartzen, ozta-ozta EAEko abertzale arrotz eta maltzurrek ekarritakoa baino.

Nolabait ere, eta gure hizkuntzarekiko hainbat eta hainbat eraso, mesprezu edo arduragabekeria jaso eta gero, badirudi nafar euskaldunak kexu dira, izugarri kexu, hori dela eta joandako larunbatean Iruñako karriketara irten ziren aldarrika. Ala ez al dute horretarako ere eskubiderik? Nik uste Sanz eta enparatuei galdetzekotan ezetz erranen zigutela, joandako larunbatean karrikaratutako guzi-guziak abertzale bortitzak, indarkeriazaleak edo sasiterroristak zirela, edota baita kanpotik propio etorritako milaka euskal inbasore ere.

Larunbateko manifa, badaezpada norbait duda-mudatan dabilen, zeharo arrakastatsua suertatu zen, baina oraingoz Nafar Gobernutik berririk ez, euskaraz ari zirenez gero...

lunes, 17 de mayo de 2010

LIRICA PINTXERA




Quizás para aligerar el tono de la última entrada, la cual había escrito la semana pasada y sólo he releído antes de subirla, creo que merece la pena dedicar unas líneas al lado más lúdico de la vida, que es no es otro, obviando ese otro ya definitivamente circunscrito a la intimidad de la pareja y por ello con cuentagotas, que el comer y beber. De modo que se impone entre tanta entrada de queja, exabrupto y tremendidades pedantescas, una entrada de esas cuyo único propósito es celebrar la vida, lo que en mi caso no suele ir más allá de cervezar o envinar la vida, aparte, claro está, de pintxear sin parar. Lo cual me lleva a la mañana de este último sábado en V-G, la primera vez en muchos meses que un servidor y su pareja se encontraron solos, sin niños, ni uno ni otro, ambos abandonados a su suerte en casa de mis padres. Así que más alegres que un ocho, nos bajamos a V-G a hacer unos recados y tomar los potes correspondientes como cada vez que aterrizamos desde mi exilio asturiano. Y en eso estábamos, en el maldito Sagartoki de ese tipo con nombre de excrecencia masculina que emito por muy remota que sea la posibilidad de hacer publicidad a semejante gilipollas, que si no se puede decir de un auténtico memo que trata al personal según su supuesto caché, eterno miro-por-encima-del-hombre a todo cristo, Adríá de tercera regional sim opción a título, y eso sí, siempre a precio de verdadero pirata hostelero. Pero bueno, como T no tiene, no comparte o no entiende mis prejuicios hacia determinados individuos de mi terruño, y además le gusta a rabiar un pintxo del local, pues hasta allí me arrastró mi señora. Y en eso que nos explican que era el último día o así de la VIII SEMANA DEL PINTXO DE ALAVA Y VINO DE RIOJA ALAVESA, con los que nos proporcionan el correspondiente folleto con toda la lista de los bares y restaurantes que concursan y de sus correspondientes ofertas, dos por cada local.

Ni qué decir que a pesar de mis ruegos y propósitos sólo conseguí convencer a mi pareja de visitar unos pocos, los justos antes de cogernos una melopea de cuidado con tanto crianza o de poner en peligro el pago del alquiler del próximo mes. Así que reprimido una vez más en mi proposito de recorrer, siquiera sólo la mitad, que no soy un animal, de los cincuenta y pico bares y restaurantes participantes, y asqueado de la visita de rigor al puñetero Saburdi, Uxokari, La Mal Querida, Salburua, Toloño o similares, esto es, allí donde la simpatía de los camareros y hasta de la parroquía brilla por su ausencia y a los que suele ir todo quisque el sábado a la mañana, nos aventuramos por lo viejo a la búsqueda de experiencias microgastronómicas y una buena clavada.

De esa guisa aterrizamos en el Erkiaga de la Herrería, local antaño de quinitos y diversas sustancias todas tóxicas para adolescentes y algún que otra borroka, hoy reconvertido en minúsculo garito con pretensiones restauradoras que merecen un aplauso. Al menos a mí me encanta el sitio desde la primera vez que nos llevaron L&B a cenar un sábado a la intemperie. Sí señor, en plena calle, algo inconcebible hasta no hace mucho en nuestra pequeña Siberia-Gasteiz, más aún en lo viejo, pero que durante los tres o cuatro días escasos con verdadero sol en verano, que calienta quiero decir, resulta una gozada. Uno puede llegar a creerse que está en otros lares más cálidos, humanos incluso -a mí con pensar que estoy en la Gascona de Oviedo ya me vale-. Aunque recuerdo que de las tres o cuatro veces que hemos cenado ahí, rico, original y hasta abundante -juro sobre lo más sagrado que el Erkiaga está en Vitoria...- en la que los seis amiguitos que estuvimos acabamos tiritando a eso de las una y pico de la mañana...-. Y por si fuera poco, el camarero que normalmente atiende es de una simpatía que a uno, primero lo sorprende, ¿me habré equivocado de ciudad?, y luego lo reconcilia con la especie humana (con la de V-G nunca). Pues no, es real, hay un camarero simpático en Vitoria y además es autóctono; exijo Celedón de Oro in-me-dia-to.

Pero a lo que íbamos, que no es otra cosa que Viera do Peregrino y Filloa do Caminho, una viera con algas y otros jugos marinos para chuparse los dedos, con espectáculo prestidigitador incluido (al servir la vieira el camarero hace no sé qué hostias con nitrógeno, vamos, que saca una nube de humo entre la que se supone que emerge la viera do peregrino ese. Exquisito.

Luego nos acercamos hasta el Kokodrilo de la Corre, otro de los que en su tiempo como mucho ahumaban heavies y punkies melenundos con humo de marihuana, pero que ahora está todo ciclado a lo modelno. Allí probamos el pintxo , esto es, contraste producido por la combinación carne/pescado a partir de la lubina salvaje, la cama de txangurro y el envuelto de jamón, amen de una salsa suave de alcaparras y frescas maceradas. No estaba mal, y para nuestra sorpresa, la camarera también era humana, incluso simpática y dicharachera, y además de Vitoria, como que estuvimos de charleta con ella, en la cual, por cierto, nos manifestó su hartazgo de los baretos relumbrones del centro que se llevan toda la fama en esto de los pintxos mientras las humildes tascas como la suya se estrujan el cerebro para inventar exquisiteces sin dárselas de I+D o como poco de teloneros del Adriá, Aduriz, Arzak y demás fauna de gastrocuentistas.

El caso es que se hacía tarde, en Berroztegieta nos esperaba una sesentona con dos críos al borde de la histeria, y T en lugar de ir a tomar a la espuela como todos los sábados a la mañana en el Tximiso, que se empeña en entrar al Xixilu para probar el rollo pollo de hongos caramelizados al aroma de sabores, más vulgar imposible. Eso sí, en este como Dios manda, al menos en Gasteiz, esto es, las camareras de un estirado que ni se les ve los ojos, en concreto en su versión rubia con lo buena que estoy no voy a perder el tiempo sonriendo que como me emocione me puede dar una embolia. . Comprobado una vez más, cuanto más te acercas al centro y más emperifollados les ponen a los camareros, más aumenta proporcionalmente la tontería del personal hasta límites de autómatas con palo en el culo. Una lástima, porque en el Tximiso teníamos tosta de manzana reineta caramelizada con una pizca de hierbabuena sobre una base y una corona de queso turco plancleado con aceite de oliva..Nada del otro mundo, pero en atendiéndonos el jefe todo nervío que a veces suele estar a la mañana, el poteo no puede acabar mejor, con sonrisa y todo.

Y nada más, una pena la escasa apertura de paladar que tiene mi pareja ante propuestas tan sugerentes y hasta poéticas como las siguientes:

Cafetería El Pregón. Copa de lentejas con diferentes texturas: un pure conseguido a base de cocinar las lentejas con las verduras, reservando las lentejas y el caldo por separado. Se hace un velo de sofrito y se reserva. Terminamos haciendo unos torreznos de chorizo, confitando la panceta, los caramelos de zanahoria y el puerro frito.

Bar La Malquerida: Mojito comestible: Marinar la veira enm zumo de naranja sanguina, hacer una gelatina de ron blanco y piel de lima con azucar, montar una espuma de menta suave. Meterlo todo en un chupito.

Bar Barrón: Cheese party: Se elabora una masa crujiente de pan con nuez emulando la base de una pizza a la que se le añaden cuatro quesos en distintas texturas. Gelatina caliente de gorgonzola, helado de idiazabal, espuma de queso de cabra y pañuelo de parmesano. Se termina con un crunjiente de albahaca como decoración aromática.

Asador Erpidea: Tempura de bacalao cremoso y selección de algas con foie fresco sobre lecho marino y hongos al limón. Pochar el bacalao....


Lo dicho, pura poesia.

viernes, 14 de mayo de 2010

TODO FLUYE


Este es un libro de los que quedan, a los que recurre el subconsciente cuando menos te lo esperas, por eso merece la pena hacerle una reseña, sé que cuando relea el blog me reviviré la impresión que deja. Y es que TODO FLUYE de Vasili Grossman es uno de esos libros que bajo la apariencia de una novela, o un conjunto de relatos, es ante todo un testimonio. En este caso de la monstruosidad del régimen soviético y más en concreto de la vida de los campos siberianos adonde el camarada Stalin, y no sólo él, condenó a millones de camaradas y donde murieron también millones de ellos.

El libro tiene como hilo conductor de todas esas historias de dolor y muerte al protagonista Iván Grigórievich, probable trasunto del autor, el cual regresa a San Petersburgo (entonces Leningrado) tras pasar treinta años en uno de esos campos de trabajo siberiano. Tras unas cuantas visitas cortas a los lugares y personas de su vida anterior acaba dándose cuenta de qué ésta es irrecuperable, por lo que emprende otra que ya lo es sólo poco más que de supervivencia. Entretano, durante esas visitas al conocido o amigo que le delató, a la mujer que le traicionó, en su nueva vida rodeado de personas igual de heridas que él, en su nuevo trabajo en una de esas empresas del antiguo sisitema soviética en la que principal característica de las mismas es el escaqueo y la ineficacia, Iván rememorará una y otra vez su experiencia en el campo y las de las personas que conoció allí. De ese modo nos hablará del absurdo del sistema soviética, de lo arbitrario de la represión stalinista en la que todos eran sospechosos sin importar la implicación de cada cual con la Revolución, más bien todo lo contrario, cuando más implicado se estaba más boletos tenía la persona de acabar en Siberia. Nos contará cómo la población de los campos estaban formadas por diferentes oleadas de presos, desde los prozaristas, los menchelviques y otros revolucionarios no soviéticos, a los bolcheviques sospechosos de cualquier cosa, desde hacer sombra al encargado de turno a los desgraciados acusados de sabotear la revolución por pura torpeza en el desempeño de sus tareas. En suma, un estado no sólo de terror sino sobre todo de absurdo, de absurdo criminal porque el destino de la mayoría solía ser la muerte, de hecho el protagonista se sabe un privilegiado por haber podido salir vivo de semejante pesadilla, la mayoría no, la mayoría dejó la vida en el campo, y de entre ellos se podría afirmar que los que fueron llevados de inmediato al paredón fueron los que tuvieron mejor suerte. No es para menos dadas las condiciones de vida de los campos, el trato no sólo de los guardias sino sobre todo de otros presos, de los comunes en especial, aliados no sólo de los verdugos sino sobre todo ansiosos de hacer méritos delante de sus carceleros martirizando a los políticos a los que además despreciaban por señoritos, idealistas, ilustrados.

En fin, una historia más de la infamia humana con todos los ingredientes al uso, del tipo de lo que Primo Levi o Imre Kertész hicieron con los campos de exterminio nazis, pero en la que destaca, porque se eso se trata, la escritura de Grossman, concetrada aquí en una obra menos de poco más de 200 páginas (nada que ver con ese inmenso tocho de VIDA Y CASTIGO, auténtico fresco y todo lo que se quiera de la batalla de Stalingrado, una descripción genial de personajes y situaciones, pero que a mí se me antoja tras llegar a la mitad, a la página 500 y algo, uno de lo excesos típicos del escritor que llevado por la trascendencia de lo escribe prentende meterlo TODO, es decir, sin importarle lo más mínimo que el volumen de la obra llegue, ya no a abrumar, sino a aburrir con tanta profusión de detalles y un ritmo excesivamente lento; pero, en fin, parece ser que para muchos de los gurus de la cosas esta de los libros es condición sine qua non que una obra para ser maestra tenga que sobrepasar las 500 hojas...)

Así pues, TODO FLUYE no sólo resulta más asequible por su tamaño sino también porque se nota que lo que animaba a Vasili no era tanto la certeza de que estaba creando una obra maestra, como que, y muy especialmente teniendo en cuenta que dicha obra jamás iba a ver la luz en la antigua URSS, todo lo más podría circular clandestinamente, precisamente por eso se sentía libre para escribir todo lo que viniera en gana, sin tapujos o melindres, ya que, peor de como ya estoy... o qué más pueden hacerme ya que no.... De ese modo Grossman no sólo describe los campos con una crudeza inaudita, ambienta algunas de las historias de sus personajes en episodios muy significativos de la revolución como la locura staliniana contra los Kulaks -el pequeño campesinado terrateniente- o esa otra de condenar a todo un pueblo al hambre y la posterior deportación como en el caso de los ucranios a los que acusaba de retener el trigo que debían entregar al Estado o a los chechenos, alemanes o polacos rusificados por sospechosos de poco patriotas, etc..., sino que además, o sobre todo, lo hace con una fina ironía, con el que impregna a todos sus relatos de un desencanto y una fatalidad que en muchos casos desembocan en reflexiones de verdadero calado filosófico o simplemente humano:

-No, ¿por qué dice eso? Le daré una respuesta -dijo Ivan Grigoriévich-. Antes creía que libertad era libertad de palabra, de prensa, de conciencia. Pero la libertad se extiende a la vida de todos los hombres. La libertad es el derecho a sembrar lo que uno quiera, a confecccionar zapatos y abrigos, a hacer pan con el grano que uno ha sembrado, y a venderlo, lo que uno quiera. Y tanto si uno es cerrajero como fundidor de acero o artista, la libertad es el derecho a vivir y trabajar como uno prefiera y no como le ordenen. Pero no hay libertad ni para los que escriben libros ni para los que cultivan grano o hacen zapatos.

Y como si el transcurrir de todas las historias de la novela llevasen inexorablemente a una reflexión más amplia, como si lo arbitrario y monstruoso de todo lo descrito obligara a preguntarse por qué, cómo, quiénes, la novela de Vasili acaba con un par de capitulos sumamente interesantes, sustanciosos, en los que el autor, abandonando del todo el relato, se mete de lleno a interpretar la razón de ser del sistema soviético, lo que también le lleva a intentar acercarse a la personalidad de sus protagonistas, no tanto la de Stalin, del que no puede decir nada que ya no se sepa, esto es, de sus enormes complejos de inferioridad, su crueldad sin límites (aquí el judío Grossman se despacha con un calificativo no poco xenófobo, dice que la crueldad del georgiano, su espíritu incluso, deriva de su origen asiático, y que tire la primera piedra quien este libre de todo prejuicio...), como la del padre de la Revolución Rusa, cuando no su icono, esto es, de Vladimir Ilich Ulianok, también llamado Lenin. En el caso de éste el autor reconoce su fascinación inicial por el personaje, al cual alaba el espíritu igualitario que animaba los actos del joven revolucionario en el exilio, su deseo de justicia frente a la tiranía zarista y su odio a la servidumbre en la que vivía el pueblo ruso; pero, al mismo tiempo se horroriza ante la evolución autoritaria y criminal del hombre de estado. De ese modo, recalca la dicotomía de un personaje del que era conocida su sensibilidad no sólo humana sino también cultural, capaz de emocionarse escuchando la Appasionata y releer una y otra Guerra y Paz, a la vez que permanecía completamente insensible frente a la eliminación física de todo tipo de disidente o las penalidades que su política provocaba en el pueblo en cuyo nombre había liderado una revolución. Cito al propio Grossman:

¿Que condujo a Lenin por el camino de la Revolución? ¿El amor a la humanidad? ¿El deseo de acabar con los desastres de los campesinos, la miseria y la ausencia de derechos de los obreros? ¿La confianza en la verdad del marxismo, en la justicia de su Partido? Para él la Revolución rusa no significa libertad de Rusia.

Todas sus capacidades, su voluntad, su pasión estaban subordinadas a un único objetivo: hacerse con el poder. Para ello sacrificó todo; para alcanzar el poder inmoló, mató lo más sagrado que Rusia posería: la libertad. ¿Pero qué experiencia podía tener la libertad, una criatura de sólo ocho meses -los que van desde el derrocamiento de los zares a la instauración de la dictadura bolchevique-, nacida en un país de esclavitud milenaria?


En todo caso, hablamos del perfil exacto del iluminado, el hombre imbuido de una misión cuasi divina, poseedor de la verdad absoluta, que no habla para convencer sino para imponer, que no se escucha más que a sí mismo, que desprecia a todo aquel que no se le somete. Lenin no buscaba la verdad, buscaba la victoria y a ello subordinó todo, no importó el cómo. Ese es hombre que encarno en su retrato, más que en su figura, esa religión laica del siglo XX que fue el comunismo, una religión en la que creyeron millones de personas, la más de ellos de buena voluntad, convencidos en su ingenuidad e ignorancia -la que derivaba también de toda la manipulación sectaria del Partido y en especial del maniqueismo de la época- de la bondad última de una ideología cuya razón de ser no era otra que la igualdad y la justicia, hermosas palabras que sólo sirvieron de coartada para los crímenes de los salvadores liberticidas Esos millones de crédulos que apostaron por un sistema que con el tiempo se vino abajo de puro absurdo, que dejó a la vista no sólo sus contradicciones sino sobre todo sus crímenes contra la humanidad, fueron también víctimas del engaño, lo sé, más bien me lo imagino, porque entre ellos hubo un hombre bueno que fue mi abuelo materno y no me cabe duda de lo mucho que habría sufrido si hubiera vivido para asistir a su derrumbe e inmediato descrédito, no en vano la primera y única vez que puso la mano encima a mi madre fue porque ésta le replicó una vez cuando era joven que en la U.R.S.S también se pasaba hambre como se pasaba entonces en España, él, que había perdido dos hermanos en un paredón de fusilamiento durante la Guerra, y que si había escapado de una suerte semejante sólo lo fue porque alguien juzgó que ya eran demasiadas muertes en la misma familia, no podía asimilar semejante blasfemia.

jueves, 13 de mayo de 2010

ARKAKUSO GASTEIZTARRA


Goizean betiko lez eta behin berriro Euskal Irratian entzunda -atzerrian egonda ere euskaraz gogoeta egiten dudan ia guztia irratiz entzundako edo hor nonbait irakurritakoagatik izan ohi da- eta harritu ez baina bai ikaragarri poztu egin nau elkarriketatzen ari ziren ondoko neska hau ezagutzeak. Neskak Askoa Etxebarrieta Lasheras ditu izen-abizenak eta gasteiztarra da, eta hainbat komunikabideta azaltzeko zioa flamenko dantzari saiatu eta saritu bat dena. Hona hemen ere euskonews.gazte.sarean jasotako kurrikulo moduko zera:

Askoa Etxebarrieta
(Gasteiz, 1976ko apirilaren 6a)
Arabarra da Askoa Etxebarrieta Lasheras. Dantzan murgilduta bizi izan da txikitatik, aurrena balet klasikoa egin zuen eta ostean garaikideari ere heldu zion zenbait urtez. Gainera, solfeo ikasi zuen, eta 16 urte zituela bateria jotzen hasi zen. Urte batzuk igaro eta 2001ean, Gasteizko Zaramazulo lokal okupatuetan Rosa Lahoz irakasle zuen flamenko tailer batetan izena eman zuen, eta bertan konpasa, txaloak eta abar ikasi zituen. Flamenkoak harrapatuta, Andaluzia aldera abiatu eta ikastaro trinkoak egin zituen. Granada izan zuen harrera–etxe hasieran, baina hiru hilabetetik behin bueltatzen zen Gasteizera lan egin eta aurrera jarraitzeko dirua irabaztera; gero, beste lau urtez Sevillan bizi izan zen. Gaur egun dantza egitetik bizi da, emanaldiak eskainiz, baita irakasle lanak burutuz ere.


Ageri da neskak oso seriotan hartu duela, maite duela bihotz-bihotzez eta ogibide ere bihurtzeko ahaleginetan, nik behintzat munduko zorte osoa opa diot amets duzuna lortzea baita bizian egon daitekeen gauzarik zoragarriena.

Entzun dizkiot gaur goizean Euskal Irratiz emandako elkarrizketa eta baita arratsaldean Goiena.netean aspaldi egin ziotena ere. Bietan hunkitu nau neskaren pasioak, nola hitzegiten zuen duda izpirik gabe maiteen duenaz. Eta gogoeta egiteko ere eman dit hau bezalako neska gasteiztar eta euskaldun bat hain flamenkozalea izateak, erakusten baitu behin berriro arteak, kulturak, ez duela inolako mugarik, ez baldin bada ezagutza. Jakin denok badakigu egon direla aurreritzi pila flamenkoari buruz, kanpoko ez ezik ezaugarririk espainolena balitz bezala. Baliteke, seguru asko Espainako kulturaren ezaugarri guztietatik gehien bereizten gaituena, blues, jazz, gospelek edo EEUUkoa egin bezala, edo folk zeltiarrak Irlanda edo rai musikak Magreb delakoa. Baina horrexegatik ere mugaz gaindiko fenomenoa omen da, denontzat entzungarri, goxagarri, txundigarri, musika bera maitatzeak ez baitu zerisukirik inolako genearekin edo, musika gizadiaren altxorra da, eta musikazaletasuna edozein gizakume buruzabal, ikasi edo sentiberaren eskura dago. Azken finean egiazko identitatea gure nortasunean datza, ez suertatu zaizkigun jaioterri edo sendian, dena ez behintzat. Gure nortasuna urteak aurrera joan ahala eraikitzen, moldatzen, zabaltzen dugu eta badira hamaika gauza gero eta aberatsagoa izan dadin, besteak beste eta sikieran printzipioz bakarrik gugandik urrutienak begitantzen zaizkigunak.

Nire aldetik esan behar dut flamenkoa ere ikaragarri maite dudala, baliteke Camaron lehendabizi entzun nuenetik, gero gerokoak, Morente, Merce, Tomatito, Paco de Lucia, El Habichuela eta abar. Badago gainera flamenkoan zerbait lilugarri, belarria adi-adi jarri orduko harrapatu ez ezik oso aspaldiko ohiartzunak erakartzen dizkizuna, auskako nondik edo zergatik. Ez du inporta, benetan gogoan hartzekoa da musika entzuten goxatzen duguna. Oso bestelako gauza da, eta antzeko beste musika estilo askotan gertatu bezala, flamenko etiketa daraman guztia ez hain duina edo harrigarria izatea, merkatuan dagoen gehiena, nik esango nuke, kaka hutsa da, benetakoa ez baita, aflamenkadoa baino. Gero badaude ere tribuko aztiak, sasijakitunak, gauza bat benetan maitatzeko eta areago praktikatzeko jatorriz andaluziarra edo izan behar dela aldarrikatzen dutena, baduela bere grazia japoniar bat gitarra eskuetan ayayayayayyyy. Baina jakina, honek ez du zentzurik, alderantziz, badario korporatibismo kutsu bat izugarri iguingarria, txit interesatua gainera, koto moduko zerbaiten zaindariena, nik dakidala gauza bat ondo, bikain ere, jorratzeko talentoa eta pasioa ezinbestekoak dira, gainerako guztia hutsaren hurrengoa, aitzakiak mitoak bainoago. Baina berriro dio, benetako flamenkoa entzu nahi izan ezkero, gaur egun hain modan dauden musikari aflamenkatuen hatzaparretan ez erortzearren, seguruenera jo beharrean gaude, hots, Camaron edozein diska hartu eta:

Si tus ojillos fueran
aceitunitas verdes,
toa la noche estaría
muele que
muele,muele que
muele,
toa la noche estaría
muele que
muele,muele
que
muele,muele
que muele


Portzierto, Askoaren izen flamenkoa La Pulga da, goiko irudian erreparatzekotan ezin hobeto hautatua noski.

miércoles, 12 de mayo de 2010

GARAGARNOA PATXARANAREKILA


Ondiokan txuntiduta nago Euskal Irratian entzundakoaz. Badiduri aste honetan azoka bat, peria bat, ospatzen ari da Bordelen bertan, bertara joan da euskal iparretar aunitz haien produktu berriak saltzeko asmotan, bertzeak bertze labelik ez duen baina bai ospe handiko euskal okela. Eta horra hor iparretar batek erran ziola Euskal Irratiko kazetari bati aurkeztu zuela atzo euskal edari berri bat: GARAGARDO PATXARANAREKIN. Buruaz beste egiteko modukoa, bai nahasketa eztandagarria!!!!, nazka ematekoa, botaka ere bai. Hori al da I+D delakoa? Gogoratzen dut gaztetan batzuek edaten zuten "butanitoa", ez dakit zer hostia patxaranaz nahastua, ez dakit gauza bera zenentz, baina bai iguingarria zela. Ba, beittu, oraingoan etiketarekin ta guzti aurkeztu dut salgai Frantzia aldean, hango ardoraren hiriburuan berta, oh, bordeaux, bordeaux, hain fina, mokofina, eztarrifina den herrian, gourmeterria, gainontzekoei jaten edo edaten irakatsi nahi diguna, bai zera. Okerrena, benetan azpimarratzekoa dena, herri hartan etengabe aldarrika ari diren frantses produktuen ezaugarrien bikaintasun halamoduzkoa, Italian gertatu bezala ezin hobeto dakite saltzen, baina behin dastatuta gehienetan ezta hainbesterako, sarri baino gehiagotan txarra baino txarragoa, esaterako hain ospe handiko ardo asko eta asko, horrek ez du esan nahi munduko ardorik onenak bertan ez daudenik, baina bai denak ez direla hain onak, oso erdipurdizkoak baino, batez ere salneurriari erreparatzen badiozu, kalitate-prezio batazbestekoak beti kale egin ohi du.

Iparraldetik irten gabe ere, eta Baigorriko ardo ikaragarri motelak alde batera utzita, oso deigarria da nola saltzen dituzten Frantzia aldean iparraldeko euskal produktu asko eta asko aparteko edozer bailiran. Baina zoaz eta piperade, piperrada famatua dastatu, edo bertan hain goraipatua den Baionako urdaiazpikoa edota okela bera, aspaldi hontan ekoizten ari diren sagarnoa... ez du alderik hegoaldeko ezerekin, ezin du izan. Baina tira, ondo etiketatuta eta batez ere iragarria garardoa patxaranarekin ere barra-barra salduko dituzte. Ni ordea egiazko delitoa delakoan nago, Estrasburgora edo jotzeko modukoa...

martes, 11 de mayo de 2010

HISTORIAS DE ROMA Y ALGUNA PROPIA...



Martes lluvioso y triste a más no poder. Mi señora por los madriles y servidor al mando... mejor dicho, al antojo de mis dos churumbeles, desde las 6.00 de la mañana y con apenas unas poquicas horas a la mañana para mis cosas. De modo que, una vez recogidos, comidos, fregados, entretenidos y hasta acunados, llega el tiempo para el relajo, esto es, darle a la tecla para llenar el blog de insustancialidades, por ahora, y dejando a un lado los gin tonics y a falta de un pobre desgraciado al que darle la brasa, la única manera de dar rienda suelta mi verborrea innata.

En este caso voy a incumplir la promes de no volver a comentar libros, aunque creo recordar que prometí hacerlo sólo con los que de verdad lo merecieran. En todo caso, este es uno de ellos, en realidad es lo mejor del pasado fin de semana tras mucha lluvia, bronca y visita familiar. Hablo de HISTORIAS DE ROMA, del periodista de EL PAIS, Enric González, corresponsal en varios destinos y articulista genial de la sección de crítica televisiva, esa que con la excusa de la caja tonta se puede hablar de todo, hasta que sus jefes se hartaron de su brutal sinceridad, esa que le llevaba a tirar piedras sobre su propio tejado (otros lo llaman autocrítica, pero se ve que esta palabra no existe en según qué diccionarios...); genial el artículo en el que describía al común de los lectores de su periódico, sus lectores, como "pijos bienintencionados o señoritos con conciencia social,. Pues claro, como de alguna u otra manera lo somos todos desde nuestra cómoda tumbona y quizás también otros desde la poltrona a la que se suben para criticar al resto de sus congéneres, no de tú a tú, frente a frente, sino de abajo a arriba, vulgo paternalismo condescendiente.

Tampoco eran para menos sus críticas, o su análisis, del devenir del periodismo moderno, cada vez más al servicio de los intereses personales que a otra cosa, y de entre los que más los de PRISA con sus escritores y demás artistas en nómina, lo de silenciar a todo aquel que se mueve en la foto, que no se pliega al mandato del empresario del turno, que no se dedica en cuerpo y alma al objetivo principal de todo mercenario de las letras: vender papel.

Sus críticas irónicas, certeras y también tiernas le valieron un nuevo destierro, esta vez a Jerusalem. Qué se le va a hacer, había llegado un momento en que servidor ýa sólo compraba ese períódico para llevarme una sonrisa diaria al careto tras la lectura de su crónica. Sirva de consuelo, sin embargo, la certeza de que la experiencia en la capital de la paz (al menos eso es lo que significa en hebreo Jersusalem, que ya tiene bemoles...) saldrá otro libro como el que nos ocupa, puede que hasta más interesante en virtud de que pocas ciudades hay en el mundo tan interesantes como esa.

Ahora bien, de momento sólo he podido disfrutar de estas HISTORIAS DE ROMA, crónica personal y muy particular de su estancia romana tras los años de la Guerra de Irak, Bush y demás despropósitos. Pero no es una crónica de viajes, mucho menos una guía al uso, para eso ya se encarga él mismo de señalar que existen en el mercado todas las que queramos. Se trata de una colección de anécdotas e impresiones de la ciudad eterna que en la pluma de Enric González adquieren el calificativo de deliciosas, tanto o más que su escritura tan personal, irónica, brutalmente sincera y cercana, sin florituras con más de pose que de fondo.

Tampoco me voy a dedicar a destripar el libre, se lee como un suspiro con una sonrisa permanente y para de contar. Hay alguna anécdota prestada como la que le sirve para ilustrar el peligro de los "falsos amigos" a la hora de intentar hablar idiomas en principio cercanos al castellano. En concreto, la del cura español recién llegado a Roma que acudió a una ferretería porque le urgía un recipiente para su residencia y a falta de más de una clase de italiano sólo se le ocurrió decir "ho bisogno de un cazzo grosso", como que los empleados del establecimiento todavía se parten el culo cada vez que se acuerdan (claro que teniendo en cuenta como anda últimamente el clero vete a saber si lo que realmente necesitaba el curita no era...)

Pues bien, entre esa y otras anécdotas de la brega diaría con el paisaje y paisanaje romano, de las amistades entabladas en la capital de Italia, de Berlusconi y compañía (sumamente interesante lo referente a los orígenes del personaje...) el libro de lee y disfruta en un suspiro.

Con todo, el apartado que más me ha hecho disfrutar no es otro que el dedicado a la gastronomia y más en concreto a los platos estrellas romanos, con los espaguetis a la carbonara a la cabeza (o séase que se usa picorino y no parmesano...) Así como la emoción con la que Enric recuerda ciertas comidas, lo que me ha hecho reflexionar una vez más acerca de que el verdadero placer de viaje, siquiera a mis cuarenta y nada, no es tanto la oportunidad de poder ver in situ maravillas del arte, la historia o la naturaleza, esto es, todo aquello que ya hemos visto previamente en reportajes o en los libros y que a la hora de la verdad, cuando estas ahí, sólo suponen colas o trayectos eternos hasta el destino de rigor y, muy en especial, ese síndrome al que Stendhal dio nombre, el cual hace referencia al cansancio mental que provoca visitar lugares como el Louvre o cualquiera de los museos florentinos, en los que la acumulación de tanta obra maestra, de tanta genialidad, sólo inspira hastío y sobre todo ganas de salir pitando a meterse cualquier cosa entre pecho y espalda.

Eso y que uno es un tragaldabas de cuidado, según los míos desde siempre, siquiera sólo un glotón, que no un sibarita, gourmand antes que gourmet, o al menos eso creo. Con lo que de un tiempo a esta parte cuando pienso en viajar pienso esencialmente en qué comeré y privaré allí adonde vamos, con lo que el principal aliciente del viaje ya no es el ambiente del lugar (acabáramos, como para...) o las maravillas artísticas y naturales, ni siquiera las puestas de sol, la soledad del desierto, de la montaña, el eco de la Historia a través de las piedras de los monumentos o cualquier otra chuminada; a mí me dicen que el mejor bacalao lo ponen en un chiringuito en mitad del Sahara y allá voy de cabeza... Así pues, y envidiando a Enric en el deleite con el que recuerda tal o cual restaurante en el que comió tal o cual cosa, no siempre la más exquisita o la mejor cocinada, pero sí la más sabrosa y mejor acompañada, me permito el siguiente ejercicio de vanidad, un breve repaso, a bote pronto, cuanto menos lo piense más sincero, de los mejores momentos, siquiera sólo a lo largo de mi corto periplo viajero, ya crecerán los dos monstruos, se irán de casa y podremos volver a salir de viaje, no sé con qué o cómo, pero yo no me muero sin echar un meo en un glacial argentino, llamar al Krenlim para preguntar por el hijo de Putin, o volver a cagarme en Dios en mitad de la Plaza de San Pedro, cómo relaja, lo recomiento.

En la misma Roma, un platazo de spaguetti a la marinara o así en un restaurante no especialmente fino del Trasvedere, aunque cabe la posibilidad de que de lo que realmente me acuerde sea de los spaguetti que se estaba zampando en la mesa del al lado un barrilete digno de una peli del neorealismo italiano ese, había más espaguetis en su camisa que en el plato.

Siguiendo con los spaguettis, sin ser nada del otro mundo, los que zampé en Tunez con mis amiguitos, boloñesa de camello incluida, de puro hambre y agotamiento.

Un kus-kus de cordero en Fez con otro amiguito tras una dura jornada de turisteo por la medina y la correspondiente visita a lo del cuero de marras, menuda peste, desde entonces una vez al mes intentó reproducir el gustazo sin kuskusera ni nada, me encanta.

Como el hambre hace milagros, cualquiera de los platazos de pescado, gambas y arroz en cantidades industriales durante el meneo que nos dimos por Senegal, aunque también cabe la posibilidad que de lo que realmente me acuerde sea de los litros de cerveza La Gazelle, que trasegábamos durante las comidas.

La paella de mi tía en Caracas, que ni cocina como para tirar cohetes ni nada por el estilo, pero que después de un mes a merced de la gastronomía venezolana, esto de, de arepas por un tubo, que al principio pase, pero es que tanta carota, cazón y pollo acaba con el estómago de cualquiera...

Los rognons de veau a la moutarde en un coqueto, auténtico bistrot de Burdeos, de esos con menu a tiza en la pizarra y camarero borde-francés que te cagas, en compañía T, la cual todavía comenta lo mucho que disfrutó viéndome sudar de calor y felicidad, me-mo-ra-ble (también la clavada por el burdeos, pero oh la, la, la c´est la chere France...)

Un gulash explosivo en otro coqueto restaurante o casi de Praga en mitad de un patio de lo antiguo, acompañado con media docena de jarras de cervezas para mitigar el picante, de re-chu-pe-te.

Un exótico plato de perca con no sé qué salsa que de puro tierna y roja parecía ternera en Budapest; la discusion que tuve con una pareja de León acerca de la política vasca fue antológica, en ese momento pasa Otegi por el Danubio y me da un abrazo...

Un arroz con bacalhau en la Baixa de Lisboa que de puro meloso y regado con abundante vinho verde me hizo pensar que después de todo con esta chica (T) no me iba a aburrir tanto como con otras...

Un bacalhau ao bras en la Alfama de Lisboa increiblemente desmigado con su cebollica, su patata, sus aceitunitas negras y el huevo batido en un sitio super pequeño que luego he intentado reproducir una y otra vez.

Un irish stew con T en un pub de Dublin junto al Liffer que me supo a gloria después de varios días de pizza tras pizza, a pesar de la mierda de plato que es y que durante los tres años seguidos que fui no probé ni un solo plato verdaderamente irlandés porque para patatas mejor con chorizo o marmitako.

El pollo al clavo en Egipto después de pasar mucha fame y de lo mucho que nos quejamos por la clavada o no me acuerdo qué, eso en una terraza al aire libre y la inestimable compañía de vete a saber cuántos mosquitos.

En fin, que así por encima la verdad es que en el recuerdo de los mejores momentos gastronómicos o así predomina el hambre tras mucho tute y poco dónde elegir, como que si hay que hablar de verdaderos homenajes casi no salgo de España, entre asados castellanos, mariscadas gallegas, verduricas navarras y alguna que otra fritura andaluza para qué pedir más (de la gastronomía vasco-riojana no hablo porque es sabido que al ser la mejor del mundo, verduricas navarras incluidas, no hay que pecar de soberbio...)

Ya habrá ocasión de rememorar algún que otro homenaje de esos con anécdota incluida. Aunque mucho me temo que para momentazos a lo sibarita los vividos con el berbecio, esas pintas irlandesas, esas jarras checas o vienesas, la celtia de tunez o la gazelle senegalesa, ese chianti delicioso, el chivas tropecientos años junto a una piscina en Cumaná, el ron cubano mi amor en sus mil y una versiones daikiris y mojitos de por medio...

Claro que también habría que hacer una lista de los anti-momentazos en el comer y el beber, pero eso ya me llevaría semanas enteras, sólo adelanto las patéticas cervezas en un putiferio de El Cairo adonde entramos guíados por el único cartel de Heineker que vimos en la megaurbe y donde las camareras de tanto ir y venir en paños menores y propinarnos caricias, que eso de sentarse a nuestro lado y darnos caricias no nos parecía nada profesional..., pasaron de portarse como si fueran putas a ser unas putas de cuidado que nos querían cobrar las latas de heneiker a precio de mamada, y eso por no hablar del intercambio de cagüedioses y gestos de "a que te meto..." con los gorilas que acudieron a la llamada de las señoritas cuando nos negamos a pagar tan abusivo precio...

domingo, 9 de mayo de 2010

LA MIRADA SUCIA CON VELO Y SIN


Sucedió la semana pasada, pero lo recordamos ayer hablando del velo, la Conferencia Episcopal y la pretensión de estos y demas ciudadanos de que la sociedad se rija por los credos de cada cual en lugar de por un sistema de libertades y asi. Resulta que había ido T y el mayor de mis monstruos a la piscina del centro cívico o por el estilo que hay cerca de casa. Como es natural antes de meterse en el agua hay que cambiarse, por lo que T y Mr entraron en el vestuario de señoras para hacerlo. Pues a la hora de vestirse para marchar, una cincuentona que se dirige a T de muy malos modos reprochándole que trajera a cambiarse al vesturiario femeníno a Mr., que no le parecía correcto que un niño de 7 años estuviera allí mientras ella se despelotaba. T primero alucina y luego reacciona, como ella lo hace, que si no se la comió a la señora fue, supongo, porque sabía que se le iba a atragantar tanta carne rancia. De modo que le responde que antes de nada Mr. no ha cumplido ni los cinco, chicarrón del norte que le ha salido, como su padre, faltaría plus, y luego que si tuviera siete tampoco pasaba nada, o es que acaso empiezan ahora a meneársela a esa edad. Eso si que a ver dónde coño quería que cambiara al niño, ¿se metia con él en el vestuario de tíos, lo dejaba solo a merced del pederasta de turno? Y sobre todo, lo principal, que en recepción nadie le había dicho nada. La vieja que no, erre que erre que eso era una indecencia porque la presencia de mi hijo poco más que la perturbaba, que se sintía ultrajada, violada por los ojos libidinosos de un crío de cuatro/cinco años. Pues tira para recepción y lo aclaramos,, le sugiere T convencida de su derecho a no dejar solo a nuestro hijo en un vesturario rodeado de adultos en el que además no va a saber qué hacer, cómo vestirse, dónde ducharse, ni cuándo. La vieja se niega a acompañarla, cuanto más bocazas más rajada (lo que me recuerda este viernes a la tarde que en un giro de dos direcciones T primero pone el intermitente a la derecha, luego cambia al otro lado, y un taxista que venia a toda hostia empieza a pitar como loco, para el coche, se baja y se dirige a T haciendo aspavientos y con intención de vete a saber qué, y claro, en esas que me bajo con la vena hinchada preguntándole a grito pelado a quíen hostia grita él, soplapollas, y va el puto enano vocinflero y se da media vuelta y al taxi, ni siquiera acusa el insulto el muy mierda, lo dicho, cuanto más...), pero T se acerca hasta las recepcionista todo ofuscada a preguntar si en realidad ella había hecho algo malo. Las chicas de recepción que por supuestísimo que no, acabáramos, si es del todo lógico, además qué coño puede molestar un crío.

Pues parecer ser que a cierta señora si que le molestaba la presencia en el vestuario femenino de la pilila de un crío de cuatro/cinco años al aire libre, y ya no me voy a cebar en la pobre señora, no hablaré de las represiones que llevan algunos a cuestas como producto de una educación de mucho cirio y castraciones, sino que incluso estoy dispuesto a concederle el beneficio de la duda y especular con la posibilidad de que la buena señora lo que realmente estuviera fuera preocupada por los posibles daños sicológicos que mi hijo pudiera experimentar ante tanta raja, teta y culo al aire, tanta carne junta, fresca y no, la de ella fijo que no, pesadillas más bien iba a tener el crío, un mes como poco sin probar la ternera. Yo desde luego no he notado movimientos o ruidos extraños en su dormitorio por las noches a partir de aquello. De hecho no consigo concebir una menta tan enferma, reprimida, corta y sobre todo ignorante como para pensar que un crío puede andar con eso de la sensualidad a cuestas a su edad, no sé si yo si en el Trópico, pero aqui junto al Cantábrico lo dudo mucho.

En cualquier caso, no me cabe duda que este tipo de pacatas, reprimidas o taradas sin más, son producto de una educación sexual más que dudosa, es decir, de la falta de educación alguna al respectivo, al no ser que lo que las hayan inculcado sea lo mismo que les inculcaron a nuestros padres durante cuarenta años de nacionalcatetismo, quería decir nacionalcatolicismo, el sexo como un peligro que ríete tú del Ebola, destrucción de almas masivas, el disolvente de la sociedad y todo en ese plan. Cuando servidor está convencido de que la separación de hombres y mujeres en vesturarios distintos no es otra cosa que la triste evidencia de nuestra inmadurez social y sobre todo sexual. ¿No estamos juntos hombres y mujeres en la playa o en las piscinas medio en bolas o del todo? ¿Acaso nos ponemos a follar como locos unos con otros o se dan violaciones en cadena como resultado de no poder controlarse el impulso sexual ante la visión de cuerpos desnudos o casi? A ver si eso se va deber a que la inmensa mayoría de los ciudadanos, al menos de este rincón del globo donde se puede ser ciudadano o casi, somos gente civilizada que no nos comportamos como mandriles cuando estamos con otros, que si tenemos que comportarnos como mandriles u orangutanes lo hacemos en nuestra intimidad a lo sumo.

Pero claro, por lo que se ve cada vez cuesta más ser ciudadano, aceptar un mínimo cómun denominador regido por la cordura y la voluntad mayoritaria de acuerdo a valores estrictamente democráticos y bla, bla, bla, la cual, al menos en parte de nuestro hemisferio, ya no hablo de Italia, Irlanda, Polonia o Valladolid, es susceptible de haber recibido una educación sexual normal, científica incluso, lógica en todo caso, lo mínimo para no ver potenciales violadores o como poco pajilleros en críos de cinco/cuatro y siete años. Que la señora es presa de sus tabúes, prejuicios, complejos o lo que sea, allá ella con su cabeza, que no vaya donde se la pueda perturbar la mirada inocente de un niño, que se quede en casa o se cambie en el confesionario de su parroquia, pero que no venga a tocar las pelotas a los demás, que la única mirada sucia es la suya. Porque de lo contrario habrá que ir cediendo terreno a la cordura, de España sabe mucho, retroceder en la libertades a duras penas conseguidas o casi, un día es una vieja pacata, otra el islamobobo que te quiere rebanar el gaznate por haber hecho una caricatura de su profeta, otra el testigo de Jehova porque te lo dejaste morir en el quirófano ya que el se negó a que le transfirieran sangre y así la suma y sigue de las melonadas religiosas, las cuales a muy pocos con dos dedos de frente se les escapa que la aspiración última de las respectivas minorías religiosas, o lo que sea, sería convertirlas en norma o ley para la mayoría con la excusa/coartada del respeto; que mi religión dice que debo ir tapada de arriba a abajo porque apenas soy un objeto de uso para el varón, pues respétenme, que veo pollas hasta cuando voy a la frutería a comprar pepinos, ¡¡¡pues que de dejen de cultivarlos, respeto, respeto!!!

viernes, 7 de mayo de 2010

BEHIN ETA BERRIRO ENTZUTERA KONDENATUA


Galduta nion pista, Hertzainakez ta gero bizpahiru diskoren egile zela eta besterik ez. Gure gaztetako rock taldearen abeslea zen, baina nik behintzat Josu gehio estimatzen nuen. Gari, ordea, handimandi ederra eginda zegoen, harroputzetan harroputzena eta gainera bere jokaera betiere guztiekiko mesprezukoa edo.

Pasa egin da pila bat urte, eta hor nonbait ikarurrita zein youtubean entzunda, Gariren azken bilduma lanak liluratu nau, txoratuta nago. Kanta guztiak ez dita oso maila berekoak, badira batzuk nik uste nahiko makalak, hori guztiz normala diska arrun batean, zoritxarrez eta egileen kalterako ere gaur egunean. Baina tira, bilduma diska batean piskat onartezina egiten zait, belarri bistan dago experimentatu nahi zuela zenbait kantuz, Aitormena delakoaz esaterako, eta emaitza ez dela esan oso apartekoa, aldrebes samar baino. Eta badaude ere Hertzainaken beste berrantolaketa batzuk apurtxo bat motel suertatu zaikionak Legazpiko artoberoari. Antzematen zaio oso kantu zaharrak bigundu, lasaitu, eztitu nahi izan dituela gaurkotzeko asmoz, eta lehen baino bigunagoak, lasaiagoak ematen dute, baina ez lehen bezain eztiak. Baina tira, gustoak gusto.

Nolabait ere, badira bilduman beste kantu batzuk Gariren propioak direnak, nik orain idoro berri ditudanak eta aitortu beharrean nago zeharo txunditu egin nautela. Badira ikaragarri lasaiak eta eztiak, adinak ematen duen lasaitasun eztiaz egindakoak, benetan hunkigarriak, zoragarriak, asko bizi edota sufritutakoaren experientziak eraginda, bizian oso azkar joan eta bat-batean gelditutakoan atzera begiratzeak iradokitzen dituenak, zorrotzak eta zoliak.

Ni ari naiz entzuten etengabe diskako bi gehienbat: BIZITZAK eta APAMOLA. Aurrenekoa bizitzak berak iradokitako letra izugarri ederrak eta sakonak, gogoetagarria, ez dakit norena den letra, ez dit axola, baina musika ere lilura hutsa da ni bezalako etsikor batentzat, bueno nik esango nuke sentibera, baina tira...

Bizitzak ez du amore ematen
inon inola aurrera egin gogo du
atseden gabe zoraturik
neurririk ez baitu.

Bizitzak ez du etsitzen
ezpada muga latzetan
ezpadu egiten amets oihanarekin
egiten du desertuarekin.

Eta hala iraila garo gorridunak
soilik elur soilik otso
barren zabal eta izoztu
izan nahiko zukeen.

Eta izan nahiko zukeen… eguzkiak
argi huts eta zorrotz… eguzkiak
erleen memoria ahulean… eguzkiak.

Gaua berriz
hastapenetako garaiaz
oroitzen da bereziki
orduan ez baitzen gaua besterik.

Era berean sekula ez
edo beti beti beti
esanka dabil nire bihotza
erabakitzen ditu zoritxarrez
bere desira guztiak… bi hitz bakarretan.




Bigarrenari, etengabe ere entzuten ari naizela bai umearen bila noala kotxez edota etxean ordeinaigailuaren aurrean nagoela youtubez, orain bezala, drogaren menpekotasunari buruz egindako kanturik hoberenetarikoa deritzot. Badu sakonean antzekotasun handia Antonio Vegaren Azul kantuarekin, ez baldin bada musikalki, bai behintzat muinean, hau da, azalez amodio-goroto kantu bat ematen du, baina hori bainoago da, bizi izatearen gorabeherei egindako gorazarre hunkigarri bat.
Oso intentsoa jartzen ari naiz, badakit, zenahizue eitia, noizik behin merezi du, bakizue, ez dago ilusio faltsurik... Bideoa oso moñoñoa da. Honetan gainera Gariren ahotsa ezin urratuagoa, zirraragarriagoa omen da.

Agertzen zaizkit loreak deigarri
beste bizitza batekoak dirudite
gerturatzen naizenean
zimeldu egiten dira
urruntzen naizenean loratzeko.

Lore gorri, lore zuri, lore zure
desertuko lore, putzuko nenufare.
Bihar lehor, atzo sutan, gaur bare
lore guztiak nire baitan daude.

Amapola zelai bat daukat barrenean
amapolek baretu egiten naute
piztu egiten naute,
izorratzen naute


eta halako animo zimeldu, abailduarekin iritsi gara asteburura, egubakoitz arratsean etxean bakarrik, kaleko espaloia euriz zipriztindua eta zerua hodeiez estalia, ezin ote da egon histurako momenturik aproposena...

jueves, 6 de mayo de 2010

CALDERETE CONFLICTIVO




Llevaba varios días leyendo las viñetas de Zaldiero en el BERRIA (a veces el navarrico es tan local que cuesta pillarlo) y no me enteraba de nada, no sabía a qué hacía alusión con lo de los calderetes, plato típico de Navarra y Rioja que básicamente consiste en meter en un caldero de todo con pataticas, pimienticos, corderico y otras pitanzicas. Pues harto ya de tanta perplejidad he buceado en la prensa navarra y resulta que se trata de una nueva barcinada, es decir, una de esas graciosas ocurrencias de la fantástica y navarrísima alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y que viene a ser la versión foral de la chuminada hispana. Siendo así no me puedo resistir a comentarla, me encantan estas cosas tan locales por lo que tienen de chusco.

Resulta que como todos los años en fiestas del barrio pamplones de la Txantrea, conflictivo ande los hayga (urge visita a youtube para rememorar la canción de Barricada: la txantrea, barrio conflictivo, te han buscado, te intentan destrozar, las noticias, vuelan hasta las esquinas...) celebra una merendola de calderetes en la Campa de los Alemanes, y no me pregunten por qué pero esta vez a la alcaldesa se le metió en la cabeza que no podía ser, que tenían que ir a otro sitio a comer los calderetes de marras. Los vecinos, qué esperaba la señora, que ni por el forro de sus cojones. Ojo, que estamos hablando de navarros, como para convencerles de nada, no consta que nadie lo haya hecho... Así que a sabiendas de que para burros todos, va la Barcina y manda a sus munipas -los mismos que persiguen al Olentzero por navidades- a regar la campa para que no se pueda sentar nadie alegremente a disfrutar de la velada. Esa Barcina es que se sale, a saber qué le ha hecho ahora a esta mujer el calderete, ¿habrá descubierto que es abertzale?, todo puede ser, que esta señora no debe andar muy pa allí. No le basta con perseguir Olentzeros, retorcer las cosas para no tener que plegarse a la ley de memoria histórica que obliga a quitar las placas y monumentos del franquismo, poner a Dios por testigo que en su comunidad o paraiso foral no se harán abortos mientras viva, arrasar yacimientos arqueológicos no vayan a encontrar un documento que acredite que el rey Sancho el Fuerte hablaba vasco o alguna otra barbaridad separatista, y así mil cosas más. En fin, adjunto la crónica coñera del Diario de Navarra:

LO de los aspersores del Camp Nou amenaza con hacer escuela. Me refiero, para quien no esté versado en asuntos de fútbol, a esa jugarreta de algún empleado del FC Barcelona que puso en funcionamiento los riegos del estadio para aguar la celebración de los jugadores del Inter de Milán (clasificados para la final de la Champions) sobre la cancha. El ejemplo ha cundido, porque Yolanda Barcina ya ha hecho propia la bribonada. Para quien desconozca la política, Barcina es esa alcaldesa que compara a los grandes quemados que deben curar sus heridas lejos de Navarra porque aquí carecemos de dotaciones, con las navarras a las que su partido menosprecia y obliga a abortar fuera. Pues bien, Barcina, a falta de suficientes aspersores en el parque de Alemanes, no puso objeción al envío de un camión cisterna que derramara 20.000 litros de agua con la pretensión de inundar y dejar inútil el espacio en el que los vecinos de la Chantrea habían decidido cocinar los calderetes en su jornada festiva. Hizo Barcina como los equipos norteños cuando empantanaban el terreno de juego para dificultar las maniobras a los rivales del sur, considerados de superior capacidad técnica. Le faltó a Barcina -por aportar otras artimañas futbolísticas- estrechar las dimensiones del parque para que no cupieran todos los comensales o dejar alta la hierba para que se extraviaran el cucharón y los condimentos. Pero, como sucedió con los futbolistas del Inter, a los chantreanos el riego malintencionado no les aguachinó la fiesta; al contrario, puso en evidencia el mal perder de la alcaldesa. felix Monreal.

miércoles, 5 de mayo de 2010

LA NOCHE DE LOS ERASMUS "BEBIENTES"



Si no fuera por mi más que acendrado agnosticismo, el cual se debe en gran parte a la maravillosa educación recibida por los frailes de San Viator, pederastas y no, diría que un Dios vengativo y cabrón con ganas nos está haciendo pagar de lo lindo el hecho de que nuestro primer retoño no nos diera ninguna guerra por las noches. Como que con el segundo estábamos convencidos de que iba a ser otro tanto, mamar y cantar. Vamos, la verdad es que ni siquiera nos lo planteábamos. Pues no, ya van dos o tres meses que es llegar la noche y echarse a temblar, a ver qué pasa hoy, con qué nos ameniza el sueño nuestro amado pequeño cabronazo. Una semana tocan flemas, el otro fiebre, el pasado simplemente ganas de joder, que el nene ya había dormido durante el día y quería jarana, esta semana tocan muelas emergentes. Así que mientras el resto de los mortales está deseando que llegue el momento de meterse en la cama para entregarse a los brazos de Morfeo, servidor, que evidentemente carezco de esa resignación maternal de mi señora al suplicio por parte de un verdugo de seis meses, casi que preferiría salir de farra por la noche hasta las tantas de la mañana o quedarse delante de la tele alternando el porno de las locales y la teletienda.

Pues en esas estaba esta noche, esperando de un momento a otro que el baby se callara un rato para echar una cabezadica, cuando de repente enmudece el crío y, sin tiempo incluso para abrazar la almohada, me sobresalta el grito de un bárbaro desde la calle. No me lo podía creer, pase que de jueves a domingo uno tenga que aguantar todo tipo de beodos por vivir en plena zona de copas o de tránsito a lo viejo y así. Menudo hipócrita estaría hecho si no fuera consciente de ello, hip. hip, hip. Pero joder, ¡AYER ERA MARTES A LA NOCHE, MARTEEEEEEEEEEEEES! Pues eso, primero el bárbaro enmoscorrado y luego su coro de mocinas escandalosas haciendo un repaso pormenorizado de los hips del momento, cagüen su puta estampa. Me levanto de la cama para ver desde la ventana de mi tercer piso la pinta de los malnacidos de turno, y, voila,, que resulta que los chavalicos, tan monos ellos, tan estilosos, tan guapines, apenas unos yugorcines de veintipocos, cuánta ternura en esa cara de soplapollas mamados, se comunican en un perfecto inglés británico con alguna que otra intervención de un par de pavas tó rubias ahí con acento germano, heil, Claudia Schifferes!. Y yo pienso, a veces lo hago, que tanto dar la murga los idiotas descerebrados de turno conque si la emigración tal y cual, tocando los huevos a la inmensa mayoría de los humildes y honrados inmigrantes que sólo han desembarcado en este país de segunda para trabajar o encontrar una vida mejor, y ni una sola voz de protesta en contra de la peor plaga alógena que asola las ciudades universitarias de España: LOS ERASMUS. Porque no podían ser otra cosa, tan jóvenes, yugorines y euroccidentalizados todos ellos. A lo quemar la noche del martes, que digo yo que debía haber una marcha por lo viejo (perdón, aquí le dicen "antiguo" y hasta te fruncen el ceño si te refieres a su coqueto casco histórico tal que así) de la hostia, riéte tú de Chueca un sábado a la noche. Pero los estudiantes ya se sabe, cualquier excusa es buena para petarla, y que tire la primera piedra el que no lo haya hecho, y no me estoy referiendo a montarla como se montaba por allí que esto son otros lares y otros tiempos...

Pues eso, que mientras las hordas niñatas del norte interrumpían con sus berridos el sueño de los honrados ciudadanos de la zona y de algún que otro como yo, la policía municinazipal de Oviedo brillando por su ausencia, ni un solo agente en dos horas o así.

Eso sí, para lo que hace falta no, pero para tocar los cojones a la gente bien que se emplean a fondo los chulazos que tienen por aquí. La semana pasada, sin ir más lejos, tiraba yo del carrito de Mk durante mi horica de paseo a lo de hacer pierna, y al pasar por El Campillín, que me encuentro con dos municinazis de esos atosigando a los drogatas que se suelen concentrar en un rincón del parque. Que si papelina por aquí, papelina por allá, de dónde has sacado esto, a quién y para qué. Se notaba, faltaría más, que los pobres desgraciados deshauciados que malviven allí entre la metadona y lo que se metan, a saber, debían ser poco más o menos que los capos de la droga en Asturias, los Oubiñas de andar por casa, oyes. Claro que no, eso lo sabían ellos y hasta los munipas, a veces hasta saben de algo, pero por tocar los huevos a los más débiles que no quede, así pasan la tarde tranquilamente los señoritos, no van a ir donde los dueños de los locales donde se trapichea al por mayor, no por Dios, a ver si luego se encuentran a un concejal o por el estilo. Queda mejor amedrentar a unos pobres deshechos humanos que ni molestan a nadie ni van a poner en peligro la salud de alguien que no sea la de ellos mismos. Y todo con la chulería de la casa, que aquí es de vómito como poco, muy sueltos me andan. Sólo hay que verles las pintas, dan para atrás, y los modos ya no te digo, tendría que recordar los encontronazos que he tenido con ellos y no me apetece terminar la entrada jurando en hebreo. Eso por no hablar de que esos modos y en especial ese pasatiempo de joder al drogata era el pan de cada día donde vivíamos antes, justo al lado de donde les suministraban la metadona, que no había semana que no apareciera uno tirado en nuestro portal o en el de al lado. Pero bueno, como parece ser que a algunos en vez de lástima, que nunca fueron jóvenes y frirtearon con las drogas o vieron hacerlo a otros, lo que les dan es miedo, eso si no simple asco porque les afean la callem, el barrio, que ya se lo oí a una vecina de las de antes, pues a llamar a esta txakurrada de andar por casa, que en cuestión de chulearse te vienen en menos de lo que canta un gallo y además casi que preparados para la guerra.

PATXI PIPERRERO


Badirudi gure lehendakarik Euskadi delako lurralde asmatu, mugatu eta bateraezin hori hobetu digula. Badirudi euskal politika ikaragarri baretu egin azken urtebetean. Badirudi bere zakur saiatuak, Ares jaunak, bortitzaleak bilatu eta mordoka atxilotu egin dituela. Badirudi azkenoi inpunitatea bukatu zaiela. Badirudi jeltzaleen nortasunkeria baztertu egin dutela, eguraldiaren mapa aldatuta eta guzti. Badirudi ere hezkuntzak berak sektarismo etno-liguistikoari uko egin diola denon onerako eta areago ikasleen eleaniztasunaren alde. Badirudi hori guztia eta gehio, zeren dirudienez ere gure lehendakarik euskara libertadean aldarrikatzen zutenoi iruzur egin baitigu, hori edo ez genion batere ondo hauteskundeen aurretik saldu egin zigunean. Nik behintzat euskara ikasi eta hitzegin nahi duenentzat izango zela uste nuen, inor ez zela izango baztertuta edo behartuta euskaraz ez jakiteagatik edo, eta aldi berean ere euskaraz ikasi eta egin nahi zuenak ere bere hizkuntza eskubideak ziurtaturik izango zituela edonon. Badirudi ezetz, hori ez zela Patxi Lopez jaunak benetan adierazi nahi zuena euskaltzaleoi botoa eskatu zienean. Patxi jaunak esan nahi zuen bera libre izango zela behin lehendarikatu eta gero eusko jaurlaritzaren ordainpeko euskara eskolei bizkar emateko, hain zuzen. Jakina, bi hizkuntza ofizialeko lurralde baten buruak ez ditu ezertan biak jakin behar. Montilak bai, Cordobakoa izanda ere katalanez egin behar du halanbeharrez. Gure Patxik ez, euskara ez baita euskal hiritar guztiona, borono potrozorri bakan batzuen matraka baino. Gainera, eta berak ondotxo esanda -gure lehendakari ikaragarri ikasia baita, denok ondotxo ere dakigunez...- bere ezkerralde maitean ezta sekula euzkaraz egin. Ez du inporta bertan -gainerako herrialde guztietan bezala- hamaika euskaltzale, euskaldunberri edo ikastolakume egoteak. Antzeko potrozorriak, antzeko parezido, izorratu besterik nahi ez duten abertzale makurrak.

Patxik agindu zigun euskara ikasiko zuela, Laudiokoak agindu eta bete bezala hain zuzen. Baina ez, bai zera, gezurretan esan omen zuen, Vocento taldearen komunikabide bati elkarrizketa luze eta itxuroso batean polito aitortu bezala etengabeko piperrak/txikerrak egiten baititu. Eta gutxi balitz bezala, irrifarretsu eta guzti aitortzen dio kazetariari erdi txantxetan edo, alboan zuen Galiziako presidente Feijoori keinuka eginez eta guzti; aizu, motel, ni banaizela azkarra, nork-nori-nor baldintza del subjontiboa, joder, porronponpon-.

Badago jende pila Patxi gaixoa dexente aztoratzen dutela dioena, nire moduko ipurterreok edozein huskeriagatik jipoitzen dugula gure lehendakari maitea; neurri handi batean ezin zaiolako gehiegi eskatu oraindio hasi berria utzi zuen ingeneritza bukatzeko duelarik, ezen ez baldin bada ingelesaz ikasteko gai izan, zer esanik euskarari buruz. Baliteke hauek guztiak zuzen egotea, lehendakari berriari demasa eskatzen zaiola abertzalea ez zelako, edo batzuen ustez ere behar bezalako euskaldun peto-petoa, hau da, EAJkoa. Baina, hala eta guztiz ere, pentsatzeko franko ematen du goi ikasketarik gabeko eta elebakardun hutsa den lehendakari bat hautatu izanak gurea bezalako komunitate irreal bat, Euzkadi.

Bestalde, ez dakit ba nik zertaz kexu garen, Patxi lehendakari aparteko eredu bilakatzen ari baita hainbat euskaldunentzat, batez ere euzkal gaztediarentzat: ez galdu denbora alperrik jotake ikasten, zertarako ba, sar hadi hobeto alderdi batean gazte-gazte eta bertan eutsi gogor kafesneak banatzeari edo alderdiko zaharrei koipe emateari kargu potolo bat eskeini arte. Ez du inporta zuk baino lagun pila bat ikasiago, saiatuago, azkarrago egoteak, ez baldin badute aitaponteko on bat akabo, ez du merezi saiatzeak, Jauregi izeneko politikalari saiatu eta trebatu bati egin bezala, Europara bidal zaitzakete, txakurraren ipurdira bezala.

Eredurik ez, benetako iraina baino, adarjotze hutsa eta orain otutzen ez zaidan beste hainbeste, bai behartuta, administrazioko lanpostu bati eustearren, edo borondatez herri honen hizkuntza zein kultura bere egiteko asmotan euskaraz su eta gar ikasten ari diren guztientzat; batez ere kontutan hartuta gehien-gehienek euskaltegia euren poltsikotik ordaintzen dutela, gure lehendariak ez bezala.

Eta gaurkoz behintzat ez ditut nire kezka edo susmoak azalduko eusko gobernu berri honen hizkuntza politikaren inguruan, Ramon Etxezarretak dimitu egin zuenez geroztik niri buruari galdezka ari naiz-eta zer dabil oker, ustel edo, zer dela eta ezta gobernu berri honetara guztiz pozik eta itxaropentsu hurbildu den aurrenekoa, ez eta azkenengoa ere.

Tira ba, laliteke ere ni oso gogorra izatea, ezbidezkoa, baliteke Basagoiti jaunak etengabe telefonoz deika egotea biharamunean zer egin edo esan behar duen, eta orduan noiz edo nola ikasi, nola ez egin txiker edo guztiok ordaintzen dizkiogun euskarazko eskolei...