lunes, 25 de noviembre de 2013

ZALDUNEN TXOKOA




Nik ere antropologiaren antzeko saio bat egingo dut Historia edo herri literaturaren kontura, bai horixe. Atzo herritik deserrira itzulita, ez dakit nik enegarrenez edo Excalibur filma ikusi nuen. Eta zera etorri zitzaidan gogora, mahai borobilarena izan zitekeela aintzenean oso kondaira edo ipuin aproposagoa euskal txokoak bezalako elkarteen jatorria ulertze aldera. Areago, Ginebra eta Lanceloten aferari ezin egokiagoa deritzot hainbat elkartetan sartzeko emakumezkoei debekua nolabait entenditzeko. Jakina, bazegoen lagun talde bat, ogibide berekoak zirenak, Arturo eta bere lagunenean armen ofizioa omen, mahai borobil baten inguruan bildu ohi zirenak bertan otorduak egin bitartean denetarik hitz aspertuak egiteko asmotan. Hasieran, noski, eta pelikulan polito ikusten denez, eurenekin batera emazteak, neskalagunak edo auskalo beste zenbait maripurtzil (gizonezkoak berenez ezin jator, prestu eta nobleagoak omen zirelako, pelikulan zein literaturan ere ederto adierazi bezala) ere eseri ohi zirenak. Alabaina, denok elkarrekin zeudela mahai inguruan jan eta edan zein hitz eta pitz, badirudi behin batean Arturoren emaztea, Ginebra, senarraren lagunminari arrimatu zitzaion guztiz bazter-nahasle. Tamalez, Mahai Borobileko kide eta lagun batek erregina eta zaldunaren artekoa asmatu eta behin batean zaldun guztiak otorduan erdi mozkor zeudela bere erregeari salatu egin zion ozen-ozen denon aurrean. Gero gerokoa, erreginaren ohorea garbitzeko duelua. Badirudi Lancelotek ondo asko defenditu egin zuela bere erregearen emaztearen ohorea eta baita zaldun gibeljaleak gogotik ordaindu zuela ere. Hala eta guztiz, orduz geroztik Mahai Borobileko zaldunen arteko giroa ez zen berriz batere ona, oso ozpina baizik, eta handik gutxira beraien arteko ezinikusiak, liskarrak zein traizioak nagusitu egin ziren harik eta mahaia zeharo haustu, birrindu eta zaldunak munduan zehar behin betiko sakabanatu arte. Edonola ere, badirudi ere mitoak berea egin zuela Ginebra eta Lanceloten aferaren erruz.

Zer da mito honek irakasten diguna? Ez dakit ba nik, ez nintzateke ezer funtsezkorik esatera ausartuko, ez naiz antropologoa, txorakerialogoa baino. Hala ere, atzo gauean Excalibur berrikustean gogoeta egin nuen larunbat gauean nire hiriko jatetxe batean lagunekin afaltzen ari nintzenekoaz, zeren, eta beti bezala emakumezkoak mahaiaren mutur batean eta gizonezkoak bestean, antzerako zerbait gogora etorri baitzitzaidan gizonezkoen artean irizpidera ekarritakoaren kontura, hau da, batzuetan delako banaketa ia ezinbestekoa suerta daitekeela adiskideen arteko bakea bizirautearren.

LOS "BERTSOS" DE LA TRIBU



La campeona del 2009 responde a estas preguntas de El Correo, y, pues oye, sinceramente, creo que la caga a base de bien intentando rebatir al entrevistador a la vez que le da la razón implícitamente, de hecho esto de aquí es de traca: "Igual las víctimas han tenido más presencia en los otros medios. El bertsolarismo sí que ha podido jugar en algún momento ese papel de contrainformación". Pues eso, que la caga a fuerza de hacer eso tan del estilo de la izquierda abertzale que es negar la mayor, esto es, la evidencia, y en vez de hacer acto de contrición y autocrítica, tirar por la calle de en medio pretendiendo convencer al resto de la sociedad con los argumentos que utilizan para disculparse ellos mismos por lo obvio. Que sí, joder, a quién van a engañar a estas alturas, su sensibilidad estuvo siempre con los verdugos, con sus gudaris, nunca con las víctimas de éstos. Jamás echaron un "bertso" denunciando una canallada de ETA o hablando del sufrimiento de sus víctimas, y de ahí la nausea cuando llegaba el tema de la cárcel y casi todos competían a ver quién es más puro, más abertzale, más atrevido en su apoyo incondicional a la causa. Y claro que todos no pensaban igual, que algunos disentían un poquitín en eso de ensalzar a ETA y a los suyos, creo que Egaña a veces hasta fruncía el ceño; pero, ¿alguien sabe de alguna condena sin tapujos a ETA, de una referencia a sus crímenes? Y el culpable, como de costumbre, faltaría más, el mensajero.

" – ¿Es otro estereotipo que traten muy a menudo el tema de los presos de ETA?
– Desde fuera, el oyente se empacha enseguida cuando escucha mensajes que en los medios de comunicación convencionales no aparecen tanto, como pueden ser los presos. Mencionar dos veces ese tema cunde como mencionar otro cuarenta. Parece que estamos hablando todo el rato de lo mismo y no es así. El bertso sí que ha sido un espacio de crítica social, de protesta, en el que quizás algunos puntos de vista han tenido más espacio que en los medios convencionales, pero esto no quiere decir que todos los bertsolaris seamos de la misma ideología, ni muchísimo menos.
– ¿Se ha reflejado por igual a las víctimas?
– Tal vez no se han mencionado tanto, es verdad. Igual ha habido la tendencia de mencionar lo que menos aparece en los medios convencionales, ese contrarrestar las versiones oficiales que ya tienen su espacio en la Prensa. Igual puede ser que para algunos el bertsolarismo haya sido una vía alternativa para ver los mensajes que no tienen lugar en otros sitios. Igual las víctimas han tenido más presencia en los otros medios. El bertsolarismo sí que ha podido jugar en algún momento ese papel de contrainformación.
– ¿Y eso ha podido alejar a parte de la sociedad vasca del bertsolarismo?
– Es algo que, si ha sucedido, no me gusta nada que haya pasado. No me gusta. Tampoco que la imagen resumida que damos sea tan monolítica. No me parece ni real, ni correcta ni interesante. Me gustaría que este tipo de gente se acercara y que también se trataran todo tipo de temas en el bertsolarismo. Si hasta este momento tampoco se han tratado tanto, puede ser que ahora sea otra época y podamos tratarlos con otra naturalidad. Hoy en día la situación es otra y esto se va a reflejar en los bertsos."

ETXERA


Gaur goizean ikusi dut lelo famatu hau Kutxi kaleko etxe erdi hondatu batean eskegita eta berehala gogora etorri zait Karmen Gisasola etakide ohiaren Gaur Zortzi liburua, auskalo zer dela eta. Baina, hau kasualitatea, hau, gaur bertan ere Gisasola ETAk akabatu zuen Joseba Goikoetxearen alarguntsari besarkaturik azaltzen zen ozta-ozta egunkari guztietako lehen horrialdean. Badirudi hainbat biktimaren euren borreroetariko batzuekiko berradiskidetze saio, ekitaldi edo dena delakoa zela. Ez ditut azken honen nondik norakoak ezagutzen. Egia esan, ez dut honen kontura ezer berririk esateko, ederto deritzot, nola ez. Hartara, eta ia ezinbestez ere, Arestiren poema ere gogora ekarri dut ziplo, zein esatekorik ez dut. Etxera itzuli, bai, aitaren etxera Arestiren poeman bezala, baina zer nolako etxetara bueltatzen diren, nolatan dagoen etxe hori, nola defendituko duten gaurgero poemak dioenez, nik Kutxin ikusi dudan etxaurrea hondatzear omen zegoen, eta hori, jakina, metaforikoegia begitantu zait eta ezin asmaturik zer dela eta.

GASTEIZ, AMSTERDAM, FLORENTZIA


Bueno ba, bagoaz sorterri alderuntz, ez dut inolako herriminik hiru astean behin edo joan ohi dudalako, bolada luzeak igaro ohi ditut bertan ere; baina, oraingoan badago aitzakia bat, edo bi, berezia izan dakidan. Hartara, ezta batere harritzekoa joandako astean Iban Zalduaren GEZURRAK, GEZURRAK, GEZURRAK ipuin liburua berrirakurtzen ari nintzela (aspaldi hontan askotxo berrirakurtzen baitut krisialdiak xaxaturik) behin behirro topo egin nuen nire nolabaiteko gasteiztarsuna ondo asko definitzen zuen pasarte xamur honekin:

"Manifestazioa utzi, eta kasko zaharrerantz jo dugu Gasteizko kale hutsetatik. lausoki gogoratzen dudan plazatxo batera eraman nau Mikelek. Grajae itxura duen tabernazulo bat dago ertz batean. Mikelek kanpoan itxaroteko esan dit, berak aterako dituela garagardoak. Eguraldi aparta egitend uela, eta aporbetxatu beharra dagoela.

Zhar itxura duen iturri baten ondoko banku batean eseri naiz. Plaza osoa ikus dezaket hemendik: gorriz eta horiz eta laranjaz argiz margorituriko fatxada zaharberrituak, galeria zuriak, teilatu okerrak, errenazentista itxurako jauregia, ortzadarraren koloreak hirugarren solairu abteko esekitokitiki zintzilikatutako bandera estuan.

"Izugarri matie diat txoko hau -dio Mikelek, Voll-Dam botila luzatzen didala- EZ dirudi hemen hagoenik. Noizbehinka, une batez, begiak ixten ditiat, eta irekitzean Amsterdamen nagoela imajinatzen diat. Edo Florentzian. Sentsazioak garagardoa amaitu arte irauten dik, batzuetan".

Amsterdam, Florentzia - Iban Zaldua

miércoles, 20 de noviembre de 2013

SERVIDUMBRE Y VASALLAJE



De la lectura de la crónica acerca de las declaraciones de las empresas que contrataron a Urdangarín como fenómeno del asesoramiento en a saber qué ignotos campos del saber, destaca el denominador común de que ninguna de ellas sabía a ciencia cierta para qué lo contrataba y sobre todo por qué le pagaron. Consejos que no se sustentan en informe alguno, asesoramiento en base a no se sabe qué conocimientos acreditados por el Duque Empalmado. ¿Qué pasa entonces, es que no controlan sus cuentas, no saben a quién contratan, lo que pagan? ¿O es que el Duque, al que, la verdad sea dicha, cuesta imaginárselo en el papel de Marlon Brando en El Padrino, les hizo una oferta que no podían rechazar...? Pues a ver si va a ser eso, que creyeron que al yerno del Rey de España no se le podía decir que no aunque lo suyo no se sustentara en nada. Y cómo pueden gerentes de empresas tan importantes llegar a dicha conclusión, cómo se permiten el desembolso de cantidades que, sin ser significantes para ellos como empresas, sí lo eran como ejemplo del modo de proceder que vamos a comentar a continuación. Me refiero al concepto del "por si acaso", esto es; "paguemos por si acaso necesitamos un canal de acceso al rey, por si éste o su entorno se malquista con nosotros por haber rechazado al yerno, por si el ayuntamiento tal o la consejería cual nos mete en una lista negra... por lo que sea." 

Pero si algo caracteriza a esta forma de proceder, ya sea por miedo o simple interés, eso es la concepción intrínsecamente medieval de las relaciones con el poder. Relaciones de vasallaje a la antigua usanza, una disponibilidad innata a agachar la cerviz frente a los que reconoces señores, a tragar con todo y eso sin importarte que lo que haces sea conforme a derecho o no. Porque las leyes, la ética, lo que vale para otros campos de tu vida porque no te queda otra, vives en un estado de derecho siquiera para las pequeñas cosas, en el caso de relacionarte con un poderoso eso ya como que se olvida, como si saltara de inmediato un atávico mecanismo en el cerebro que te hace retroceder en el tiempo a la época en la que tus antepasados eran siervos de la gleba, siquiera simples destripaterrones, miembros de los gremios urbanos o hidalgos sin recursos como el que sale en el Lazarillo, y aceptar de buen o mal grado todo lo que te echen encima los señores feudales de tu época, no se vaya a enfadar el señor Duque, ¡oh, gran señor! 

Vasallaje porque parece que en el subconsciente de muchos españoles los conceptos democracia o Estado de Derecho no acaban de calar, aquí tocaría hablar de cómo la Historia que nos ha tocado en suerte nos predispone precisamente a esto que estamos hablando, así que desconfían de tan hermosas palabras por lo que sea, que va a ser que la peña está muy escarmentada de su trato diario con los de arriba y prefiere pasar por el aro antes de enfrentarse a la ira de los señores a los que acaso y sólo en un ataque de dignidad puede que se atreva a espetarles: "no, mire, eso no es así, eso no se puede hacer, eso es ilegal y sobre todo inmoral." 

(y para ilustrar este desahogo mañanero qué mejor que esta canción de Tijuana in Blue, "Rebelión Medieval", de cuando la música popular no se dedicaba en exclusiva a hacer declaraciones de amor a una tal Laura y en ese plan)

MUTIKOAK ETA NESKATOAK




Oraintxe bertan nire txikerrarekin ohean etzanda nengoela kontu kontari, hau da, bere eguneko gauzatxoen kontura hitz eta pitz eta gaueko ipuina ahotsez leituz; 

-"Ainhoa adiskide al duzu (bere mahaikide bat)?
-Eeeeeez. Ainhoa neska daaaaa.
-Eta?
-Neskatoak ez dira adiskideeeee
-Zer dira neskatoak?
-Neskatoak dira aldamenean dauden haurtxoak mutikoak bezalakoak.
-Eta zergatik ezin dira adiskideak izan?
-Mutikook elkarrekin jolasean egiten dugulako -erantzun dit txikerrak purrust egin eta gero...
-Eta neskatoekin ez?
-Eeeeeeez, neskatoak amak bezalakoak dira, errieta egiten dute etengabe....

Horrenbestez ez diot ezer esan gaurko efemerideari buruz, emakumezkoen botoa emateko eskubidearenaz, hain zuzen. Zertarako, etorkizunean ikasiko du gainera, denok eskubidez berdinak garela eta posible dela ere neskatoak adiskidetzat hartzea, baita bere ama ere, noizik noiz.

SAÑA




Esto que cuenta Rosa Montero en su columna de hoy es, ni más ni menos, que aquello que más evidencia la perversidad de todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor como supuesta consecuencia de la crisis, y que no es otra cosa que la comprobación diaria del modo sañudo, despiadado y/o simplemente despreciativo como los poderosos, los de arriba, los que tienen la sartén por el mango, tratan a la gente del común, de cómo se ceban con ellos incluso por migajas, de cómo parecen gustar de ejercer la fuerza sobre ellos única y exclusivamente porque saben que pueden hacerlo, no porque lo necesiten, como mucho sólo serían menos ricos, menos poderosos, sino porque pueden. Luego, por supuesto, están los que todavía siguen justificando esta saña sobre la gente corriente, y en general la más desvalida, los que argumentan que no se puede hacer excepciones porque el precedente podría derribar el sistema como una torre de naipes, entendido el sistema como el estado de cosas, de manipulación para su propio y exclusivo interés que ellos han creado y promueven, los que no dudan en afirmar que los que se ven en las tesituras que comenta Rosa Montero en su artículo de hoy más o menos se lo han buscado por su mala cabeza, que hasta se regocijan por ello porque así pueden marcar diferencias entres ellos, los listos, y por lo tanto triunfadores, y los otros, los que no lo eran tanto, los perdedores. Porque ese es probablemente el gran triunfo del sistema junto al hecho de haber generalizado la idea de que no existe alternativa a este estado de las cosas, que cualquier protesta peca por sí misma de utópica, subversiva o peligrosa, vulgo hacer creer a la gente que reforma o regeneración son sinónimos de revolución, anarquía y caos, y por lo tanto que donde mejor se está es al arrobo del poder, prietas las filas con los que mandan; nada más y nada menos que el de justificar la inclemencia hacia el prójimo, esto es, extender la idea de que las víctimas no tanto de la crisis como de la mala gestión de terceros y sus abusos o engaños, son problemas que sólo les incumben a ellos, que ellos se lo han buscado por inútiles, porque no sirven para vivir en esta sociedad donde hay que ser siempre el más listo, y no me refiero sólo a ser el más preparado, competitivo, sumiso, sino sobre todo el más pillo, el más cínico, rastrero, vamos, peor persona; los otros ya se sabe, demagogos, rojos resentidos, ilusos, coñazos...

IGNACIO GONZÁLEZ OROZCO RESEÑA "COMO LOS ASNOS BAJO LA CARGA"


Siempre es un placer traer a mi blog

reseñas de mis libros, especialmente si son buenas... o mejor dicho, si sólo lo son; pero, bueno, como de estas otras no hay, pues eso, que si encima es de un amigo como Ignacio pues mejor que mejor.

Aprovecho la ocasión para comentar mis impresiones sobre la novela. No creo que "Como los asnos bajo la carga" (qué buen título en sí mismo y qué bien refleja los pesares de la protagonista) se lea con facilidad, tal como dice la reseña de La Tribuna del País Vasco. Y no porque carezca de virtudes literarias, sino todo lo contrario, porque las tiene y no concede chance a ninguna simplicidad resultona. "Como los asnos..." dista mucho de ese estándar de literatura “fresca” y “ágil” que suelen vender las grandes editoriales, y aun algunas que en otro tiempo fueron referencia de calidad. No es una lectura para distraer sino para meditar (ejercicio que en sí mismo también distrae), puesto que al fin y al cabo nació como denuncia (basta leerlo para saberlo). Un relato denso y muy cuidado en su forma, la del monólogo interior, y que refleja fielmente (buen logro) los mecanismos de nuestros soliloquios internos, en especial dos: la intensidad, porque los recuerdos muerden y no pueden observarse como si fueran virus en una muestra de laboratorio, tan nocivos pero a la par tan curiosos; y la recurrencia, el bucle que se paga a la obsesión pero que también demandan la voluntad de esclarecimiento y la exigencia de honradez. También resulta notable el bosquejo psicológico de los personajes, como evidente lo trabajado de su prosa, culta y popular a la vez y con gran capacidad descriptiva tanto para las situaciones como para los estados anímicos. En cuanto a los juicios que de fondo se exponen, y aun estando de acuerdo con sus planteamientos de base y muchos de sus desarrollos, percibo ciertos detalles de parcialidad histórica que ahora no vienen al caso y que ya le comentaré a Txema cuando tenga el placer de conocerlo personalmente, además de compartir con él unos vinos. En resumen, una buena novela que vale la pena leer.


IGNACIO GONZÁLEZ OROZCO

MUNDANECES



 
Sábado por la mañana, según todos los agoreros meteorológicos hoy deberíamos habernos quedado en casa viendo llover desde la ventana. Exactamente tal y como ha transcurrido la noche, que ha habido momentos que caían chuzos de punta sobre la ventana inclinada del dormitorio y servidor se ha sobresaltado varias veces. Pero amanece y ni gota, aún más, luce un sol generoso en el cielo. Se impone paseo matutino por el centro. Sacar a la familia de casa es toda una odisea, sacarlos sin que los críos berreen o peleen entre ellos prácticamente imposible, servidor hasta se ha llevado una patada en los huevos por parte del canijo y su bota cuando, sentado en el rellano de la escalera, pretendía ponerle bien las mangas del abrigo, parece que al monstruo no le ha parecido bien la idea y me ha hecho ver las estrellas. 

De modo que nos dirigimos, servidor renqueante claro está, hacia el centro de Oviedo. Me encanta pasear por la ciudad, por cualquier ciudad, soy un animal esencialmente urbano y callejear mientras voy fijándome en las fachadas de los edificios, los escaparates de las tiendas, en el mobiliario urbano y, ya muy en especial, en la gente, es para mí un espectáculo tan vital como esencial. Además, disfruto como un enano con el paisanaje carbayón (ovetense), y en especial con las pintas de la gente mayor, anciana incluso. En todas partes cuecen habas, sí, claro, no hay ciudad de provincias a la que no le falte precisamente eso, su casta provinciana, gente de bien que luce como tal por la calle, que sale en búsqueda del reconocimiento de sus vecinos, dejarse ver que se decía antes, que conste que seguimos en la brecha, que todavía estamos en la pomada. No obstante, y en esto convendrán muchos asturianos, se podría decir que Oviedo tiene como particularidad haber hecho de lo rancio una seña de identidad para muchos, lo que se conoce popularmente como el Oviedín, esa querencia entre muchas de su gentes por formas y modos del pasado más allá de las modas y las épocas, cosa de ir por la calle Uria, la principal, y alrededores y verla a rebosar de señoras mayores con abrigos de piel y cardados del tiempo de cuando sus madres o ellas mismas asistieron a la boda de Paca la Culona con una de ellas, o lo que viene a ser lo mismo, y para que nos entiendan los más jóvenes, que no puedes dar un paso sin tropezar con señoras que parecen parientas lejanas del Dracula de Coppola. Luego están sus consortes con sombreros y trajes directamente sacados de Cuéntame, abueletes elegantes, sí, pero que parecen abonados hasta los restos a un estilo de la posguerra que ganaron ellos o sus padres, abundan gabardinas, americanas tweed o azul marino con mucho floripondio marino, chalecos, pañuelos de seda, algún sombrero a lo Bogart y no digamos ya los barbours entre los más jóvenes. Insisto, sí, como en cualquier otra ciudad de parecidas dimensionas geográficas y vitales, por supuesto, sólo que aquí como si se hubiera hecho de lo "vetusto" una profesión de fe, we love Regenta forever. Y por eso, por eso también Oviedo no me resulta una ciudad especialmente amable para alternar. Se nota demasiado eso en determinadas zonas eso que decía antes del "dejarse ver", el pasar lista de las pequeñas ciudades como en la calle Dato de mi ciudad natal, el Boulevard donostiarra, el Espolón de Logroño o la Plaza del Castillo de Iruña. Prefiero mil veces antes pasear por Gijón, se respira un aire distinto, aunque sólo sea por el que viene del mar, eso y que me resulta una ciudad más abierta, popular, acogedora, menos atildada y señorona que la capital del Principado. Y por eso también recordaba mientras paseaba las palabras que escuché anoche en el documental de Trueba, "La Silla de Fernando", a Fernando Fernán Gómez acerca de que cuando él era joven en aquella España de posguerra la obsesión de la gente no era estudiar o trabajar para ser el mejor en su oficio, no, lo que obsesionaba era ser alguien importante independientemente del qué o el cómo, ser o dedicarse a lo que fuera pero siempre con el objetivo de poder decir o presumir que se era algo, siempre algo por encima del simple patán, de aquel un peldaño por debajo de uno. Mentalidad de hidalgos que parece heredada directamente del Siglo de Oro y que mucho me temo que todavía está en boga en buena parte del país, si no en todo, ese querer ser alguien a toda costa, sentirse por encima del resto, poder tener alguien a mano al que mirar por encima del hombro por muy peregrina que sean las razones.

Menos mal que en seguida hemos llegado hasta la Plaza de Abastos en lo antiguo junto a la del Fontán. Allí ya paseando entre los puestos de comida a uno se le quitan las ganas de hacer antropología de barbecho y se centra en las cosas verdaderamente importantes de la vida: escoger la comida. Y así ha sido, aunque en el primer puesto de frutas a la entrada había una escandalosa exposición de setas de temporada, como en realidad nos apetecía un pescado al horno, nos hemos dirigido hasta las pescaderías donde, en efecto, y sobre todo en contraste con lo que se ve en otros sitios, la variedad de especies y la abundancia de pescado llegado directamente de las lonjas del Cantábrico, llamaban poderosamente la atención con esas doradas de varios kilos, esas lubinas salvajes pura lujuria, esas merluzas de Avilés tamaño tiburón azul o el marisco con la ñoclas a la cabeza. Lo dicho, pura lujuria cantábrica. Al final nos hemos decantado por dos virreyes, un pescado de carne blanca deliciosa que luego he puesto al horno con unas patatas panaderas con cebolla, un fumé y un sofrito de ajos y vinagre de sidra; claro que eso ha sido después de hacer el debido acopio de paciencia porque llegar a casa de dar una vuelta por el centro y ponerme a cocinar me apetecía tanto como la patada en los huevos que me había dado el pequeño antes de salir de casa. Pues eso, mundaneces de uno mismo.

ERREXALAREN AZPIAN




Badira hainbat albiste edo niri hiriko euskararen egoeraren kontura gogora dakozkidanak bertako egunkariei gainbegiratu bat bota orduko; hasteko, badiote PPkoek euskararen aldeko diru laguntzak dexente murriztu egin dituztela iazkoaren aldean. Ez nau batere harritzen, guraizeak nonbait sartzekotan PPkoek ondo asko badakite non egin euren haustele gehienen oneritziarekin, eta jakina, euskararen txanda omen da, euskara beraientzat eskualdeko euskokoñazoen aldarrikapen eta kezka bakarra delakoan, gasteiztar asko eta askok aspaldidanik muzin egiten diotena, alegia. Zorionez, PP ezta nagusi ez Araban ez eta hiriburuan bertan ere, mahaiko laugarren zangoa baino, mahai nahiko errena bestalde, baina hortxe daude gainerako alderdiek nolabait PPkoaren erabaki honi aurre egiteko, batez ere euren burua euskaltzaletzat hartzen dutenak. 

Alabaina, irakurri egin dut hor nonbait alderdi ustezko euskaltzaleok euren oharrak eta hedabideei erdaraz baino helarezten ez dizkietena, areago, gehienetan euren prentsaurrekoak erdaraz baino ez direla. Gauza benetan bitxia, xelebrea, euskararen kontrako politika bat salatzen dutenean eta areago alderdi horietako kide asko eta asko euskalduna izanda, talde batean ia den-denak.

Bestalde, gaur goizean bertan irakurri dut Gasteizko egunkaria nagusian edo irakurrienenean behintzat ezagun banuen Errexala (hitz benetan polita, "errexal", Arabakoa baino ez dena Landucciren hiztegian eta Gasteiz inguruko toponimian bakar-bakarrik azaltzen dena zuhaitz txiki mota bat izendatzeko) "txoko"aren (ez dakit ba nik zer dela eta egunetik egunera gizarte gastronomiko hitza erabili behar dugun ñoñostiarren antzera kontzeptua arranditsuagoa edo egitearren) inguruko albiste bat, hiriko hainbat euskaltzalek osatua eta sukaldean zein mahai inguruan euskaraz dihardutenak, besteak beste oso euskaltzale ezaguna eta saiatua -Arabar Errioxako IKAren zuzendaria izandakoa urte askotan- eta udaleko talde politiko baten burua dena, hau da, taldekide ia guztiak euskaldun peto-petoak dituena baina haren prentsa oharrak gehienetan erdara hutsean egin eta bildu ohi dituena PPkoaren euskararen aldeko politikarako dirulaguntzen murrizketak gogor eta etengabe larrutu bitartean.

BANDERITA


Hoy a la mañana había una jura de bandera que organizaba la comandancia militar esa en Asturias en la Plaza de la Catedral de Oviedo y a la que animaban a la población para que tomara parte; de hecho, llevan toda la semana invitando a los civiles a que acudan a demostrar su amor a España y a la monarquía a través de la radio local. Eso lo oyes comentar aquí y parece que a todo el mundo le parece normal, aunque no lo compartan, allá cuidados. No obstante, si preguntan que les parecería si los nacionalistas vascos o catalanes organizaran un sarao parecido con la correspondiente ikurrina o senyera la cosa ya cambia; claro, eso como poco sería un acto de sectarismo y fanatismo nacionalista intolerable, una paletada en opinión de los cosmopolitas de barbecho, cuando no un alarde de sedición y odio a España en toda regla. En fin, es lo que tiene comulgar con el nacionalismo bueno, preceptivo, estar al día y en regla con los sentimientos identitarios correctos, oficiosos. Claro que a mí, que digo yo que todavía puedo opinar lo que me venga en gana, eso si no han aprobado una ley en contra de que lo haga en estos temas, tanto lo uno como lo otro me sigue pareciendo una patética manera de perder el tiempo haciendo el chorra con la banderita, con cualquiera, como si es la de la Cruz Roja.

EZINEZKO MALETAK





Fernando Aramburuk bota egin zuen duela gutxi perla benetan iraingarri bezain mingarri bat euskarazko literaturari buruz, ETA oso gutxitan idazbidera ekarri egin zuela, hau da, gehienbat euskarazko idazleak ETArekin nola edo hala aiko-maikoetan, aitzaki-maitzaki edo guztiz ezaxola edo soraio ibili direla, epel jokatu dutela. Ezta egia, denetarik egon da, jakina, baina orohar ezta egia. Aramburuk berak hala aitortu eta barkazioa ere eskatu behar egin zuen harrezkeron, berehalaxe. Nik uste hurrengo egunotan ETArekin aiko-maikorik gabe jokatu dutenen hainbat adibide facebookeratzen saiatuko naizela, aurreneko honako hau litzateke:

"Pub bateko arduraduna da, eta nik bertan egin nuen lan. Ez zitzaion zuen herri zorionezkoaz mintzatzea gustatzen; hala ere, Teruelgo nexka ezkertiar sutsu hari Aranazen erortzeak erortzeak sortutako lilura aipatu nionean gehixeagotan hasi zitzaidan Sakanaz, euskal arazoaz eta abar mintzatzen. Badakizu grazia izugarria egiten ziola Euskal Herrian politikaren bidez integratu nintzela esaten nionean? Orduan esaten zidan. euskalduna zara militante zaren neurrian, eta barre egiten zuen. Uste dut ez zitzaiola gehiegi axola atzean utzitakoa, Euskal Herria eta abar. Badakizu homosexuala del?".

Mariak zuzen begiratu zuen Jexus Mariren aurpegi ia asaldatura.
"Ez nekien".
"Ez".
Jexus Mariri gogoa Bazterrengana joan zitzaion. Harriturik zegoen. Hori zen orduan, horregatik alde egin zuen, horregatik arrarokeria haiek guztiak. Bazter, marikoi bat. Baina nola ez zen kapaz aitortzeko? Zergatik egin zuen ihes? Koldar bat?
"Aizu, nahikoa dugu besteei buruz mintzatzeaz. Mintza gaitezen gutaz. ZUk nire etxean lo egingo duzu gaur?".
Jexus Marik baiezkoa egin zion irribarre batez.
Mariak besotik heldu zuen, eta Gaztelu Plazan barna Alde Zaharrean barneratu ziren.
"Gudariak bezala sentitu ginen".
"Zer?".
"Gudariak bezala sentitu ginela, askatu gintuztenean".

Estuago besarkatzea izan zen Mariaren erantzuna. 
Etxeko portalean sartu zirenean, Miren eta Harakin elkarrekin ote zeuden galdetu zion bere buruari Jexus Marik.

EZINEZKO MALETAK - Juanjo Olasagarre

miércoles, 13 de noviembre de 2013

UNA VENTANA AL PATIO



El escritor abrió la ventana de su rincón de trabajo en la segunda planta del dúplex en el que vivía. La música del piano se filtró irremediablemente por el hueco de la ventana que daba al patio trasero de su comunidad. No le costó reconocer la melodía del llamado poeta del piano. Era Chopin con uno de sus conciertos para piano. El escritor dejó lo que tenía entre manos, hacía ya rato que le apetecía hacerlo, y se recostó sobre su silla giratoria. Andante Spianatto y Gran Polonesa Brillante desde el piano de un desconocido al otro lado de la ventana, se diría que las notas llegaban a su estudio con un añadido de frescura y lejanía producto del anonimato. Al día siguiente y a la misma hora, en realidad a partir del primer día a cualquier hora y casi siempre de improviso, las gymnopedias del inconfundible y a ratos excesivamente monótono Satie. Con todo, igual de gozoso que el día anterior y mucho más intenso incluso que habiéndolas escuchado directamente de uno de sus discos. El resto de los días más de lo mismo, si bien al vecino pianista le dio un día por tocar la Bagatela nº 25, WoO 59, también conocida como "Para Elisa", y ahí ya el escritor frunció el ceño. No sabría explicar por qué, pero esa pieza le sacaba especialmente de quicio; manías, quién no las tiene, los escritores a cientos. Por suerte, aquel pequeño contratiempo con el programa musical que acudía a su estudio a diario a través de la ventana se vio compensado con creces con el segundo movimiento de «Margarita» de la Sinfonía Fausto y el primer Mephisto Waltz también conocido como Liebesträume n.º 3 del genial Franz Listz. En ese momento el escritor no tuvo más remedio que rendirse a la evidencia; "alguien que toca a Listz ya son palabras mayores, estamos hablando de un Artista con mayúscula." Con todo, y como el escritor en realidad no era un melómano sino más bien un simple diletante de la música como de tantas otras cosas (más bien sentía una profunda aversión hacia éstos, y en especial a aquellos que en los conciertos no dejan de criticar la ejecución de los músicos con todo tipo de reparos técnicos, de señalar sus fallos e incluso se atreven a juzgar el grado de compromiso del músico para con la partitura), lo que de verdad le acabó convenciendo de la suerte infinita que había tenido de contar de entre sus ignotos vecinos a un artista del piano no fue sino la ejecución completa de la Kreisleriana (op. 16) de su amado Schumman, sin lugar a dudas el autor cuya música al piano escuchaba más a menudo y del que poseía casi toda su discografía. 

El escritor empezó a trabajar de buena mañana con la mayor diligencia posible para rellenar sus cuatro hojas diarias afín de poder así dedicar el resto del tiempo a recostarse sobre su silla giratoria y disfrutar en la soledad de su estudio de la música que se filtraba por el hueco de la ventana que daba al patio interior de su edificio. Es escritor creyó que se le venía el mundo encima el día que dejó de sonar el piano al otro lado de su ventana. Tanta dicha no podía ser posible, eterna, algún día tenía que acabarse como todo lo bueno en este continuo tío vivo que es la vida. Luego ya se enteró por una vecina, la cotilla oficial de su escalera, que otra vecina había denunciado a la pianista del quinto por haberle causado con su música una lesión psíquica consistente en un trastorno adaptativo con síntomas de ansiedad reactivo al estrés ambiental de tipo auditivo”, lo que hizo que tuviera síntomas como alteración del sueño, nerviosismo, ansiedad, episodios de pánico e incluso problemas de gestación en los últimos meses del embarazo de su hijo. El escritor no pudo reprimir su furia expresada en un alarido, y eso a pesar de que tenia por norma intercambiar el menor número de palabras posibles con sus vecinos para que estos pudieran tener así motivos de sobra para criticarle a sus espaldas por borde y arrogante: "¿Quién, la concejala de cultura?"

martes, 12 de noviembre de 2013

ERRUKIGABEA



Ezaguna da haurren xalotasuna, tolesgabetasuna, hots, gauzak gordin-gordin esateko joera ondorioetan erreparatzeke. Bai, baina bada joera bat sarri askotan xalotasunetik errukigabetasunera aldatu ohi dena oharkabean. Esaterako, iaz nire seme nagusiak Errumaniatik etorri berria zen ikaskide bat zuen, bere gurasoen esanetan gaztelera telebistako marrazki bizidunen bitartez ikasi egin zuena bospasei hilabetetan eskolara joan aurretik. gurasoen esanetan ez zegoen ezer harritzekorik Luca izugarri buruargia, azkarra zelako, alegia; eta ez dakit haurraren amak behintzat azken hau bere aldean esaten zuen, ez baitzen modurik berarekin behar bezala elkar ulertzeko, gaztelera ulertzen zuela eman bai, baina egiatan ia dena aldrebes aditzen zidan eta nik berari ia dena ere trakets-trakets (esate baterako, bazen oso neska jatorra, atsegina, lagun ona, baina seguruenez Errumaniako emakumezkorik itsusiena ere bai –ni ea Transilvaniakoa ote zen galdetzekotan egon nintzen erdi txantxetan edo-, eta nik etengabe dei egin ohi nion Narcisa hala aditua bainion berari bere ezpainetan, hori noski oraintsura arte, gutun bat bidali egin zidala Marcisa izenarekin…). Eta bai, mutikoari aditu bezain laster ezin hobeto antzematen zitzaion gazteleraz oso-oso zolia zela, bai noski, zolia bezain bitxi edo xelebrea; laburbilduz, Bob Esponjaren antzera mintzatzen zen. Luka, bestalde, haur ikaragarri atsegina eta batik bat berritsua omen zen, egia esan kontakatilu porrokatua zen, zugana zetorrela etengabe ari zen txutxu-mutxuka edozein gauza edo ezagunen kontura, eta azken hau, jakina, betiere Bob Esponja delakoa zure aldamenean hitz eta pitz bazenu bezala, gauza benetan harrigarria bezain aztoragarria zein ernegagarria. Edonola ere, badirudi, baten batek daki berandu iritsi zelako, bere berezko berritsukeria komiko edo komiki-modukoagatik edo auskalo zergatik, Luca ez zen behar bezainbeste ondo konpontzen ikasgelako lagun gehienekin; baina bai ordea nire semearekin, nire seme nagusiaren hiru adiskideetariko bat baitzen; nire semeak hiru baino ez baititu, ezin du besterik esan berak esanda, hirurotatik gora oso nekagarria egingo bailitzaioke bere ustez, adiskideak egiazkoak izateko gogotik, topera, gozatu behar dituzu, bestela ez du merezi, ez. Tamalez, Lucaren aitak –tipo benetan jatorra, Europa osoa zeharkatutakoa eta hamaika pasadizo xelebre zein txundigarriren jabe- Santander aldean lanpostu bat topatu egin zuen eta hara aldatu egin zen familia osoarekin ikasturte berria hasi baino lehen. Antza denez Luca koitaduak bere Oviedoko adiskidean faltan sumatzen ditu, noski, eta horrenbestez txitean-pitean nire seme nagusiari idatzi edo hots egiten dio herri zein lagun minez edo. Atzo bertan telefonoz dei egin zion ilunkera aldera, eta atzo bertan jabetu egin nintzen ere nire semea ez dela nik uste bezain bihotz-onekoa, hain adiskide on eta zintzoa gainerakoekin jokatzen dakusadanez, hori edo beharbada nire seme nagusiaren egonarria nik uste baino txikiagoa, hauskorragoa ote da, zeren eta aurikularri eusten ziola bat-batean ia oihuka aditu egin bainion ia bere onetik at esanez: ez, Luka, ikasgelan ez da inor zutaz gogoratzen, inork ez du zutaz galderarik egiten…”

CANDADOS



Las autoridades ultraliberales no podían permitir que los mendigos hurgaran en la basura en búsqueda de comida, no, eso habría sido algo así como subvencionar a los vagos, mantener a los ociosos, ahogar su espíritu emprendedor; ¡enseñémosles a producir su poca basura! se le oyó decir al consejero de economía correspondiente antes de dejar su cargo parar entrar a formar parte del consejo de administración de la empresa que se había obtenido gracias a él la contrata de los servicios de limpieza de su comunidad.

GAUEKO MAMU GAIZTO HORI



Ordenagailuaren aurrean goiz osoan egon eta gero hara zer-nolako buruko mina. Ez naiz harritzen, ordea, ondo asko badakidalako zeri egotzi behar, ez dut apenas lo apurrik egin, txikerrak esanatu nau gauerdian, ezustean, tupustean, noski, gure ohera igo eta nik ur bila joan behar pasiloan zehar erdilo. Gero -eta betiere kontuan hartuta niri behintzat izugarri kosta egiten zaidala berriro lokartzea oso ordu gutxitan lo egin ohi baitut- izan dut bere belaun bat nire saihets hezurretan iltzaturik. Gutxi bailitzan ere eztulka hasi da eguerdira arte; ez dakit nola ez naizen lo seko erori kaletik etxeratu bueltatu orduko, badirudi eguneko betebeharrak burutu arte bat-bateko lo falta ikaragarriaz jabetu ez naizela, oraintxe bertan burko min jasanezinari erreparatzen hasi naizela. Eta ezta, ez, gau bateko kontua, ia gauero berdin suertatzen baitzaigu txikerrarekin; ez, joandako zapatu gauean bere ohetxoan lo egin zuen gau osoan alpaldiko partez; alabaina, gau horretan bertan ere nagusia izan zen gure ohera aldatu zena tripako minaz zegoelako... Tira ba, badakit inori axola ez zaizkion kontuak direla, baina gutxienez eta ohe gainean etzan ezean hormaratzen ditut arin/lasaibide modura, eta ez, ez naiz aholku bila ari; ez dakit aldiz hauek ere diren aitatasunaren ajeak edo nekeak, hori edo zer nolako pekatua egin nuen iraganean, alafede.

REMEMBRANZA



"El sistema de alternancia política característico de la Restauración se inicia cuando Cánovas cede el poder a Sagasta y este forma el primer gobierno el 8 de febrero de 1881 iniciando una primera etapa del sistema que conocerá hasta tres gobiernos liberales (dos presididos por el propio Sagasta y uno por Posada Herrera).

La segunda etapa se inicia cuando el sistema se institucionaliza y refrenda en 1885 cuando ambos partidos firman el Pacto de El Pardo que establecía que ambos partidos se alternarían en el poder a la muerte de Alfonso XII, lo cual fue garantizado gracias a las redes caciquiles con que ambos partidos contaban por toda España. Este pacto impedía el acceso al poder de ideologías radicales en aquel momento (anarquismo, socialismo, republicanismo) que podían poner en peligro el régimen monárquico."

domingo, 10 de noviembre de 2013

DIRUA ARI DU, AGIDANEZ...


Dirua ari du euri edo elurraren antzera? Non edo nondik jausten da, arren, denon modura haren berebiziko premia daukat eta? Xabi Larrañagak bere atzokoan idatzi bezala gaur egun mileurista izatea helburu omen da, ez estakuru duela gutxi arte bezala. Gehienoi murriztu egin zaigu gure erosalahalmena; beharko, nola edo hala krisiak izugarri gogor jo baitu gure inguruan, edonon. Jendeak ez du dirurik baina hau ari du egiazko euriaren faltan edo, eta gainera, egia bide da, ondo asko baitakit gertutik kanpoko jende asko bertako jabegoen bila ari dela inbertsio moduan, badakit nire ingurukoek errusiarrak eta arabiarrak mahasti bila ari direla Errioxa aldean erosteko asmotan, ondo asko dakitela kanpoko inbertsore hauek ez dela aparteko inbertsiorik baina bai ordea nahikotxo itxurosoa, inguruetako inmobiliaria pila atzerritarron lepotik bizi ari dela Ekialdetik datozen promesek euren hondasunei gehitu nahi lizkieketen harribitxi moduko mahasti edo upategiei esker. Ezta beraz batere harritzekoa etorkizunean halako iragarkiak ikustea Errioxa Denominazioko eskualdean barrena joango garela: Bodegas Marques de Abramovich, Heredad de Mohammed bin Rashid Al Maktoum edo Viña Chen Dongsheng, globalizazioa puri-purian. Eta baten batek horretan txarrik al dago galdetuko duenez gero, nik baietz esango diot: beldurrak nago mahats biltzaile zein upategietako langileen soldatak ere globalizatuak egongo diren.

viernes, 8 de noviembre de 2013

PÉCORAS


Anda que no le voy a sacar jugo al chigre de San Claudio y su parroquia, viva el costumbrismo pasado por la mente enferma de un servidor. Total, que estaba tomando mi café en el chigre en cuestión tras la media caminata de cada tarde, y derepente que entran tres... jubiletas, para no irnos por las ramas. Pues bien, juro que no es que vaya yo poniendo la oreja, que sí pero no descaradamente, anda que no soy discreto, tímido y lo que sea, sino más bien que aquí, y sobre todo en los pueblines, la gente parece tener la costumbre de hablar a voces como si estuvieran en la salita de su casa, vamos, para que se entere todo cristo. Y estaba yo una vez más ojeando el Arriba España, perdón perdón, La Nueva España, que para el caso..., cuando oigo a uno de los señores no sé qué de al él lo que le gusta son las que tienen las carnes bien prietas, de pelo largo y dóciles, que por eso prefiere a las de fuera que a las asturianas, que no es que estén mal, que sí, coño, que son hermosas, sobre todo las negras, pero... "ye que son mui ruines", sea lo que sea lo que signifique eso que yo no lo sé. Es en ese momento cuando empiezo a levantar la vista del periódico, y sí, tres paisanos entrados en años, carnes y canas, el que lleva la voz cantante luce una pelambrera plateada y un bigote tipo Pancho Villa, se diría, viendo al resto, el Don Juan del Pueblo. Pero no acaba la cosa ahí, pues el tipo, el experto sigue y comenta que las vascas tampoco están mal, si bien son muy suyas y como que para ellos, porque si tiene que elegir donde estén las francesas que se quiten todas las demás, en especial las de hocico azul... Ahí ya empiezo alucinar en colores, y eso que no lo estaba haciendo ya poco ni nada con la conversación, que vale que me encuentre en una región donde los puticlubes se anuncian a bombo y platillo, en grandes vallas publicitarias, con pasquines que dejan por las aceras los fines de semana a la mañana como cuando vivía en el centro, que hubo un año que hasta uno de ellos se anunció en la revista de fiestas o algo así. En fin, demasiado descarado e indiscreto, llámalo esa franqueza innata del hombre de campo, esa naturalidad con la tienden a hablar de temas que a otros más modositos, gente "fisna" de ciudad y tal, del Oviedín que dicen, seguro que les escandalizarían ipso facto; pero coño, es que precisamente hoy había un grupo de comadres sentadas en dos mesas que lo estaban oyendo todo. Y no, la cosa no acabó ahí, porque el experto continuó con sus sentencias y la siguiente fue que ahora ya no es como antes, que te tenías que conformar con la autóctona, una tal Xalda, que ahora había mucha "mezconlancia" y no podías saber si una era de su padre o de su madre, no como en las Vascongandas que allí tenían a la Latxa y parece ser que se apañaban mejor que bien con ella, y eso que "a mí gustame todes les ovelles, pero si tengo qu'escoyer prefiero la de casa, la xalda..." Claro, claro, de qué cojones si no iban a estar hablando los paisanos más que de ovejas, yo es que tengo la mente muy sucia, soy un obseso que camina, en este caso descojonándome solo de vuelta a casa.

ETXEKO GARBIKETA



Hartxintxarrak, adar sein belar puskak, mota guztietako jostailu puskak, gozoki hondakinak, auskalo nongo hari matazak... astero berdin-berdin etxeko garbiketari ekiten diodanean, haurrak etxean dituzula etengabeko ezustekoetan ari zara gelarik gela garbitzen zoazela, nazkatu arte, asaldatu arte, gogaitu arte, ia negar-zotinka hasi arte bukatzen ez den sokari eutsita bazeunde bezala. Astero behin hiruzpalau orduz jo eta ke hautsak kenduz, kristalak garbituz, zorua eskobatu zein fregatuz, mota guztietako tramankuluak bildu, gorde zein ordenatuz, dena halamoduz pilatuz, hiruzpalau orduz makurtuta, kukubilko, besoak sapairantz luzatuta, tenkatuta, hainbat gauzataz blai eginda. Eta hau guztiau zertarako ote? Hiruzpalau ordu barru haurrak heldu eta den-dena berriro hankaz gora jarriko dute eta. Alabaina, hau da nire etxeko betebeharra, etxean lan egiten saiatzen naizenez astean behin garbitzeari ekiten diot nire eguneroko gauzak alde batera lagata. Etxea garbituta nago, nik ordea ez dakit neke-neke ala asper-asper eginda nagoen.

EN LA ALDEA GALA... O ASTUR




Volviendo a Asterix y los Pictos o casi. Estaba ayer a la tarde en el chigre de San Claudio donde acostumbro a tomarme un cafetín tras la caminata y antes de emprender el camino de regreso a casa, a Oviedo. Un chigre auténtico, nada de esos que tanto se estilan ahora para dar el pego a les turistes, ambientados y así, taberna de pueblo como Dios manda, a la que solo entran los de allí. Pues estaba yo con el cafetín y hojeando la prensa local (aquí tb me acordé de Asterix, de Obelix más bien, por lo de "¡están locos estos astures, amenazan con elecciones por tercera vez en menos de dos años...!" y en eso que entra un paisano, saluda a las tres almas que había en ese momento apolilladas junto a la barra, se pide una birra y empieza a despotricar sin que nadie le diga nada con todo tipo de aspavientos y no digamos ya juramentos. Y no lo hacía, no, contra el gobierno y su curiosa sensibilidad con los Erasmus en comparación con los mineros, los desahuciados, los enfermos dependientes, los investigadores, los empleados de..., no, ni contra eso ni contra los cabrones que pretenden que los empleados de la limpieza de Madrid cobren por debajo de setecientos euros al mes y además metan más horas, contra esos y los que encima fruncen el ceño porque van a hacer huelga para defender no ya sus derechos, sino sobre todo su dignidad como trabajadores y no siervos. Y tampoco contra los modos arbitrarios, autoritarios, del presidente Fabra a la hora de cerrar el chiringuito que ellos mismos se habían montado dejando a miles de personas en la calle después de años de dejarse la piel en un proyecto, tampoco contra la canallada de las cuchillas en la valla de Melilla, la pantomima que está preparando el PSOE a lo Gatopardo, esto es, "se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi" y así en general toda la mierda que nos tragamos a diario bien que complacientes y algunos, muchos, incluso que aplauden o condescienden con los poderosos porque todavía no les ha salpicado. Pues no, el tipo despotricaba a voces, digo yo, que contra alguien, si bien no sé si era un individuo, un ente, un trasgu, un algo. Sólo le entendía: "ye de lo que nun hai, peazu cabrón ye el tipo, ho, cago´l mio mantu, que non hai derechu, ho, ¿onde viose que...?, voime porque nun respondu..." Yo no entendía nada, pero los presentes parece que sí, claro, si se ven todo los días, y si no ya se encargan de explicarlo. Pues no se va el paisano nada más beberse la caña de trago y en cuanto desaparece por la puerta, le pregunta la señora de la barra a uno de los parroquianos: "¿qué lu pasa a Manolín, ho?", a lo que responde éste: "¡Na, que tá encurniau (enfadado)!" Y Santas Pascuas, oye, como en una viñeta de Asterix, que sí, que por mucho se empeñen algunos en ver no se que idiosincrasia gala en las costumbres de los miembros de la pequeña aldea que resiste ahora y siempre al invasor, lo que realmente la hace global es que esas aldeas y esas idiosincrasias las hay en todas partes.

ASTERIX Y LOS PICTOS


Al final he caído, sí, me he comprado Asterix y los Pictos. Pues ni fu ni fa, muy correcto, formal, previsible, o como se ha puesto ahora de moda decir, "sin más". No me he reído en ningún momento, todo lo más me ha hecho ilusión ver/leer a los personajes de toda la vida, de mi infancia y/o juventud, una vez más en la brecha poco más. La historia tiene el gancho de la cosa picta y así, vamos, que toca chistes de escoceses como antes de godos, hispanos, griegos, normandos, belgas, britanos... No sé, seguramente peco de injusto, seguramente el principal encanto de los indomables galos reside precisamente en lo previsible de éstos, en su fidelidad a un estilo. Eso y que tampoco es lo mismo leer Asterix con cuarenta y pico tacos que cuando lo hacía en la biblioteca de la Florida de mi ciudad, que me pasaba las tardes del verano leyendo uno tras otro y riéndome a mandíbula batiente. Era un crío y probablemente me reía muchas veces por aproximación, más por lo que creía adivinar en el chiste que por lo que realmente era. Y también, también, el entorno ayudaba un rato, estaba rodeado de niños que se descojonaban tanto o más como lo hacía yo con sus Asterix, Mortadelos, Tintines, Lucku Luke y demás. Con todo, esto es, con todo lo que tiene este Asterix y los Pictos de repetitivo, la verdad es que como trabajo es más que digno, visto de adulto me parece un fantástico homenaje a sus creadores originales, el dibujo es calcado al milímetro al de Uderzo, y el guión, pues lo que estamos hablando, cumple con pocas sorpresas, pero es acaso tampoco deberíamos esperar más. No deberíamos probablemente porque ya no somos el público de Asterix, somo señores con el umbral de la risa ya un poquito más alto, señores que ya han leído y visto muchos tebeos, que hace tiempo ya que pasaron a otro nivel en eso del comic. No seamos, pues, tan exigentes, valoremos las cosas por lo que son, si bien es cierto que en cuestión de asterixología los álbumes del tipo Asterix y los normandos, y los Belgas, en Hispania, en Bretaña (de este, en cambio, guardo el recuerdo imborrable de la borrachera de Obelix y los romanos con los toneles de cerveza, no sé por qué...) y así nunca fueron los mejores en comparación con otros donde brilla más la originalidad del guión, porque en los otros, para qué negarlo, los chistes a cuenta de los topicazos son casi que inevitables. Pues eso, al mayor de mis hijos le ha encantado, no ha entendido de la misa la media pero le ha gustado, y supongo que de eso va la cosa.

BURUARRAINA



Baliteke buruarraina izatea, tumore bat? Etxera heldu, jantziak erantzi eta zapatak gordetzera nindoala ez ditut nire inguruan topatu. Etxean zehar bilaka aritu naiz eta alper-alperrik, arrastorik ez. Ondoren saiatu naiz gogora ekartzen kemenez, ahalik eta ondoen, eta ezin, ez zegoen modurik non sartu nituen, etxera ortuzik heldu naizen ala ez, goizean benetan jantzi nituen asmatzeko. Amore eman dut. Orduan kaleko jantziak amairuan sartzekotan nengoen beheko apalean kausitu ditut, misterio totala. Ez dakit ba, agian hobe dut eguneroko gauzetan apurtxo bat gehiago erreparatzea munduan zehar nire txorakerietan baino hausnarka ibili beharrean. Edonola ere, bada parada ezinhobea, arratsero bezala txandala jantzi, kalera irten eta San Claudioraino oinez joan baino lehenago, oso atsegin dudan Mikel Urdangarinen kanta hau enegarren aldiz igotzeko, alajaina.

martes, 5 de noviembre de 2013

LUNES SIN INTERMITENTES


Otro día a vueltas con la meteorología, después del solazo veraniego de ayer vuelve a llover a cántaros como el sábado. Pero hoy es lunes por la mañana, todo cristo al trabajo en coche. Y eso, ay, ay, en una ciudad de tamaño reducido y comprimido como Oviedo, eso es el despelote circulatorio. Dejo a los críos en el colegio sin mayor problema; pero, es entonces cuando me dispongo a volver a la cálida soledad de mi despachito frente al ordenador, cuando empieza mi Odisea automovilística. Para empezar no veo un pijo ni por el cristal trasero ni por los retrovisores, de modo que tardo en salir del aparcamiento un buen rato. Entonces procuro evitar el trayecto habitual a casa porque me lo imagino atascado en una de esas rotondas que hacen los ayuntamientos independientemente de la anchura de la calle o de la afluencia de tráfico. Me desvio pero, mira tú por dónde, se le ha debido ocurrir la misma idea a media ciudad, de manera que evito ponerme a la cola que espera el cambio de semáforo de una calleja perpendicular a esa otra que estoy a punto de atascar, que ya lo está. Me paso al carril de al lado en la esperanza de que alguno de los vehículos será tan amable de cederme el paso para reincorporarme al correcto. Ya, ya, me parece que tengo demasiada confianza en el género humano, que no aprendo, qué le voy a hacer, soy un humanista. No puedo cambiar de carril y acabo rodeando toda la zona del Hospital para ir hasta mi casa. Es entonces cuando aparece él, un cuatro por cuatro negro con los cristales tintados o casi que se me cruza de improviso sin poner el intermitente. Me llevo un susto de cuidado, vamos, que me cago en todos sus muertos. Pero ahí tengo al cuatro por cuatro negro obstaculizándome dado que va a paso de burra, impidiendo que llegue a tiempo a mi destino afín de aprovechar la mañana. Entonces veo que gira y una vez más sin avisar con el interruptor. Sigue delante mío hasta donde están las facultades, vuelve a girar sin señalar, lo repite al girar hacia la carretera que lleva a Grao. Yo ya no sé qué juramento usar, sólo veo que para junto al semáforo que hay a la altura del Hotel La Gruta. Me va a oír el puto cabrón, tanta chulería me saca de mis casillas, vale que lo haga una vez, puede que hasta dos, pero tres no, ya no paso. Así que me dispongo a colocarme a su lado en la convicción de que voy a vérmelas con un indeseable, vamos, un constructor, concejal, artista, miembro de la Conferencia Episcopal, a elegir. Pues no, cuando me pongo a la altura del conductor observo que se trata de una tía joven. Y entonces me vengo abajo, yo que ya estaba presionando el botón de la ventanilla para llamar la atención del sujeto, que me había preparado la frase tipo "¿A ti qué hostias te pasa, pues, no sabes lo que es un intermitente o es que te la suda directamente, que te crees que estás solo en el mundo o qué?" Pero no, me aguanto única y exclusivamente porque es una tía y no me veo abroncándola en plan machito, la sola idea de comportarme como uno de esos energúmenos que se sobran con ellas cuando cometen algún error al volante me repugna, llámale machismo a la inversa si quieres, me la suda, pero no me veo, no, estoy hecho un pusilánime con estos temas.

HARAKINAREKIN HITZ ETA PITZ


Nire auzoko harakina nire edadeko edo tipo oso jatorra da, harategira sartzen naizen aldiro, eta gehienetan biok barruan bakarrik gaudenez, gizalegeak zein auzoko dendariek kosta ahala kosta saltzeko premiak erangida, zeozer irizpidera ekarri ohi dit hitz eta pitz egite aldera. Gaur goizean bota egin dit ia tupustean, entrecotak ebaki bitartean, ea pozik nengoen atzo Errealak Osasunari emandako egurragatik. Ezetz esan diot, zer dela eta gainera pozik egon behar, kagondio?: "Ba euskaldunak zirelako nafarren kontra ari zirenak! erantzun dit serio demonio. Jakina, normalean paso egingo nuke, baietz ba, txorakeria galanta delako denbora halakoetan alperrik galtzeko. Gaur, ostera, ez dakit zergatik, ala bai, potroetaraino nagoelako bertakoek EHri buruz duten ikus/pentsamoldeari men egiteaz betiere debaldeko erretoliketan ez sartzearren, horregatik eta baita nik txikitandik, betidanik, Nafarroa oso gertu izan dudalako hainbat eta mota askotako arrazoirengatik, egia esan, eta hein txiki batean bizkai odola zein giputz senitarteko andana ere izanda gainerako euskal lurraldeak baino gertuago, bi taldeak euskotarrak direla ihardetsi egin diot harakinari ni ere serio demonio. Txunditurik geratu zait: "baina...", bainarik ez, ala ez al dakizu Osasuna hitza bera euskalduna denik? Ba ez, jakina ezetz, ez zekien, nola jakingo gainera. "Ba, orain badakizu", erantzun diot irribarre batez ezusteko seriotasuna edo biguntzeko asmotan. Orduan, eta honez ere ez dakit nik zeren kontura, aitortu egin diot harakinari; "beitu, niri euskal taldea izatea ala ez berdin dit, erreala eta osasuna atsegin ditut, bai noski, baina Bilbokoa ez. "Bilbokoa", bai jauna, Athletic izeneko talde hori... edozein gasteiztar alavesista peto-peto eta nire kasuan ere behin-behineko baten modura Athleticak beti galtzea gurago dut; atzo ez beste, atzo nahiago izango nukeen irabaztea Atletico alu horri ez baitzait batere bidezkoa begitantzen bere ultrek euskaldunen kontra etengabe jardutea biraoka, ez baita batere zilegia euskaldunen kotrako irainak eta gainerako atletikozaleen partetik inolako gaitzespenik ez jasotzea. Eta horrela ospa egin dut harategitik serio antzean, eta batez ere nire buruarekin erabat harrituta, ez bainekien benetan zertara etorria zen nire partetik halako bapateko abertzaletasun ateraldi hori, zer ardura zidan niri guzti horrek, normalean paso egiten baitut, eta areago, erdipurdizko futbolzalea izanda ere, atsegin bat, baina jarraitu apenas, futboleko gauzei hainbeste erreparatzen diedan jakiteke. Tira ba, ziurrenik eguraldiak edo piperminduta nabil gaur.

DOMINGO POR LA MAÑANA



La meteorología está de un cachondo que no veas. Ayer todo el día encerrado en casa viendo llover al otro lado de las ventanas, casi incluso sin poder pegar ojo porque vivo en un dúplex y las gotas de lluvia replicaban que daba gusto sobre las ventanas inclinadas. Hoy en cambio, que no me lo creo, luce un sol que da gusto, un sol casi veraniego. De modo que ha sido levantarme, bajar a desayunar y leer la prensa, subir, escribir cuatro chorradas, ponerme el chándal y a caminar solico hasta San Claudio aprovechando que mi familia me tiene abandonado todo el fin de semana, que mi señora se ha llevado a nuestros hijos y a las sobrinas a casa de sus padres en el valle de Piloña con la excusa de recoger castañas para el "Amagüestu", eso y que como ando mal del estomago yo ya no mezclo, en este caso niños propios y ajenos con suegra y lo que se tercie, que seguro que sí, que se tercia. 

Pues bien, ha sido una larga y gozosa caminata hasta el pueblo de San Claudio en la que al final me he tenido que quitar la chaqueta para ir en mangas de camisas, quién lo diría teniendo en cuenta que anoche dudaba entre encender la calefacción o ponerme una chaqueta para meterme en la cama. Pero es que anda todo muy revuelto, como muy a su aire, que no hay constancia, y no sé yo si esto será bueno, que con tanto cambio repentino corremos el riego de perder la chaveta o por estilo. Y para muestra de estos aires de locura y que pueden empezar a afectar gravemente al personal, pues el tipo que me asalta nada más llegar al centro del pueblo, un tipo de aspecto atrabiliario, con aire de andar perdido desde la nochevieja pasada, eso y una peste que echaba para atrás. Que a ver si pasa ahora el autobús; pues mira, majo, ni idea, acabo de llegar. Y yo que sigo mi camino, que me dispongo a llegar hasta una placita que hay al final del pueblo para descansar un rato sentado en un banco antes de emprender el camino de regreso a Oviedo. Pues que veo que el tipo me sigue. No reacciono de momento porque vete a saber si son imaginaciones mías. Pero no, me siento en un banco y el tipo se me pone enfrente para pedirme un cigarro:"¿te parece que tengo pintas de fumar?", le contesto un poco airado. señalando mi chándal y el sudor que recorre mi frente, vamos, que si no se ha coscado que tiene delante a un fanático de la vida sana, el deporte y todas esas cosas de las que cualquiera que me conoce seguro que ya se está descojonando por todo lo alto. Pues nada, si no hay tabaco no pasa nada, el caso es pegar la hebra con un servidor el domingo a la mañana. El tipo se me sienta al lado y empieza a contarme la pena de Murcia, algo de que tenía que ir a no sé dónde porque acababa de llegar de tampoco sabía yo muy bien qué sitio y todavía me importaba mucho menos. Y vale, sí, puede que el pobre estuviera solo y triste en la vida y que sólo buscara compañía, un poquito de conversación, alguien con el que intercambiar unas pocas palabras de aliento que le ayudaran a recuperar fuerzas en este duro ascenso hasta la cumbre de lo inevitable que es la vida y demás zarandajas. Pero coño, es que yo llego al puto San Claudio con la lengua fuera y lo único que quiero es reponer fuerzas un rato antes de volver sobre mis pasos, que no he venido a hacer amigos ni a ejercer de buen samaritano, que en dónde pone que yo sea un tipo agradable, simpático y solícito, alguien dispuesto a condescender de buen grado con las neuras del prójimo, a ejercer de confesor, asistente social o algo por el estilo. Si lo fuera créanme que me ya me hubiera metido a cura, apuntado a una ONG o montado mi propio partido político. Pero no, mira, no es el caso, en otro momento pues no me hubiera importado, algo habría sacado de la experiencia, seguro; pero hoy no estaba por la labor, de hecho me esperaban unos cuantos kilómetros de vuelta y un muslo de pavo para ponérmelo al horno con patatas panaderas, (la próxima vez me tiro por el cordero como está mandado). Así que me levanto de sopetón y adiós muy buenas, que te vaya bien, colega, me voy que tengo prisa. Y en eso que me voy el tipo se reincorpora a su vez y me sigue para preguntarme; "¿ya es la hora, ya es la hora?" "¿Qué hora?", le pregunto ya a cara de perro. "¡La de el autobús, qué hora va a ser?"

IJITO KONTUAK


Gaur badator ia egunero irakurri ohi dudan egunkarian oso artikulu ederra eta aproposa ijitoen kontura, batez ere hauen segizio historikoari buruzkoa eta, zer esanik ez, azken asteontan Frantzia aldean espainiar etorkin baten semea eta sasiezkerrekoa den ministro batek neskato ijito bat Kosovora erbesteratzeko hartutako erabakiaren harira. Gogoratu dut ziplo nire hiriko kalapita famatu bezain xelebrea Bartolo klanaren kontura, baina akordatu egin naiz batez ere honen kontura nire inguruko hainbat jenderekin izandako erretolikaz, errietetaz, ijitoen berezko maltzurkeriaz ni konbentzitu nahian ari zirela Bartoloen kasuan bartoloak beraiek euren gaiztakerien errudun bakarrak direla argudiatzen saiatzen nintzenean, hain zuzen ere legeak dioena, gaiztakeria bakoitzaren erruduna egilea dela, inondik inora ere ez bere familia, tribua, herria edo nazioa antzinan hain ohikoa zenez. Bai, badirudi guztiz zentzunezkoa, eta antzerako gauzez hitz eta pitz egiten duzunean normalean denok bat etorri ohi direla, ezta bidezkoa, ez, gizabanako batek egiten duenaren kontura bere ondokoei hedatzea, hau da, orokortzea. Alabaina, ijitoak aipatu eta berdin dio senak guztiz kontrakoa dioen ala ez, segituan azalduko dira etnia honi buruzko topiko zein mito guztiak banan-banan, betiere norbaitek esango dizu ijitoak salbuespena direla. Esan bezala, berdin dio gogoratzea ijito gehienak gaur egun ezin hobeto gizarteratuak daudela euren ohiturei eutsiz eta guzti, denetarik dagoela paioen artean bezala, ez dela batere bidezkoa banaka batzuen jokabide maltzur edo okerrari erreparatuz komunitate osoari aurrenekoen erruak egoztea. Areago, ijitoen alde egin orduko berehalaxe ere leporatuko dizute listu/progre pasatu itxuroso bat zarela, oso erraza zaizula sinplekeria onbidetsuak esatea euren aldamenean bizi ez zarelako, gauzak oso bestelakoak direla egunez egun berez maltzurrak, gaiztoak, susmagarriak den jendilaje bat bizikide duzunean, edo are okerrago, betiere jende ondradu eta xehearen kontra azaltzen zara inolako legerik betetzen ez dutenen alde, hau da, ijito gehienak ondraduak eta (giza)legetsuak ez balira bezala. Orduan, jakina, hobe duzu ez gogoratzea, ekitea, lehengo leloarekin, are gutxiago ijitoak gure beltzak direla botatzea ezustean edo, guk EE.BBko hegoaldeko arrazisten modura jokatu egin dugula historikoki ijitoekiko -hona helduta Errege Katolikoen ijitoen kontrako legeak eta beste aitatu ohi dira ezinbestez-, zeren halakorik egitekotan ez baitago inolako dudarik extralurtarra bazina bezala begiratuko dizutela.