martes, 30 de septiembre de 2014

EL PISTOLAS


El chaval dudaba entre la admiración y la envidia. Pero es que El Pistolas era un auténtico crack en lo suyo. Nadie como él a la hora de dar palos. Nunca le temblaba el pulso, ni siquiera cuando tenía que encañonar a una anciana o amenazar con rasgarle el cuello a un crío para que su madre dejara de gritar. La sangre fría de la que solía hacer gala el Pistolas cuando entraba a robar un banco o una gasolinera era increíble. Actuaba como si todo le importase una higa, con una sangre fría que daba miedo y siempre a cara descubierta. Al Pistolas se la sudaba si había que romperle el careto al cajero del banco o al empleado de la gasolinera con el pomo de la pistola. Ni siquiera prestaba atención al escándalo que provocaban las alarmas cuando éstas saltaban. Como que ni siquiera se daba prisa en abandonar el lugar del crimen, siempre lo hacía con una parsimonia que exasperaba a sus compinches, que los humillaba incluso: nenazas. Se diría que se creía inmune a lo que le pudiera caer encima en el caso de que la pasma por fin consiguiera echarle el guante. El Pistolas era único, todo un modelo a seguir para futuros delincuentes como el chaval de esta historia. Ahora bien, el chaval tenía tan endiosado al Pistolas que uno de sus compis de la banda del barrio con la que solía pegar pequeños palos sin importancia, ya no pudo soportar más ver cómo se le caía la baba a su amigo y no le quedó otra que contarle la verdad.
-El Pistolas es hermano de un tipo que dicen que va para ministro de Justicia o alguna otra mierda por el estilo.

EUSKO GUDARIAK


Mk aurreko garaiak faltan somatzen zituen. Kale borroka atsegin zuen oso, batez ere astebururoko iskanbila haiek bere herriko alde zaharrean. Izan ere, gatazka premiazko izaten zuen nolabait bizirik zegoela gogoratzeko, hau da, astegunetako nekea eta asperra ahazte aldera, bere osasunaren onbeharrez zela esan ohi zuen erdi txantxetan. Mk ez zekien askotxo politikaz, ez eta EHko Historiaz ere, beste batzuek herrikoan kontatzen ziotena baino ez; baina, egia esan, M barrikadetan zoriontsua izaten zen.
Gk oso gaztea zen, egia esateko hamasei urteko umemoko bat zen. Gk ez zituen garai zaharrok ezagun, anaia nagusiak eta enparatuek kontatu ohi ziotena izan ezik. Gk pena hartzen zuen bere EHren askapenaren aldeko harri kozkorra ekarri ez izanaz.

lunes, 29 de septiembre de 2014

NOCHE LOCA EN VASCO


Declaraciones de un conocido crítico de cine madrileño en una comisaría de la Ertzaintza en Donosti tras la noche de juerga posterior a la clausura del Festival de Cine de San Sebastián:
-Y entonces va el maromo y me dice en vasco: "hoa nirekin gela ilun hortara, bertan ikusiko dek zein ondo popatikan emango diadan" (ven conmigo al cuarto oscuro que te voy a dar por culo a gusto).
-¿Y entonces usted qué hizo?
-Pues hombre, al principio fui con prejuicios porque pensaba que era la tipa bravata nacionalista y así.
-¿Y luego qué pasó?
-Pues que el tipo empezó a gritar "Ikusten? Gozatzen? Horrela bai? Barruraino?, Gogotik lehertuko haut eta, handiusteko alu hori " (¿Ves? ¿Te gusta? ¿Así así? ¿Hasta el fondo? ¡Te voy a reventar con ganas capullo engreído!).
-¿Y?
-Y que al principio no acababa de verlo, se me hacía raro que me estuviera dando por culo en euskera, ¿eso se puede hacer en vasco?, me preguntaba; pero luego ya, qué leches, si el tipo era de Ikaztegieta, en qué coño me iba a dar si no...
-¿Y qué pretende denunciar, pues?
-No estoy muy seguro; pero, creo que he sido víctima de un acto de kale borroka o algo parecido...


http://cultura.elpais.com/cultura/2014/09/23/actualidad/1411490524_020015.html

ERGELEN DIALEKTIKA


"Galdeketa antidemokratikoa da". Ni ez naiz sartzen nazionalismoaren nondik norakoetan, nik badakit giro nahiko petrala sortzen dela hau gizarte batean gailentzen denean gizabanakoen borondatearen gainetik, guztiz itogarria izan daitekeela gehiengoaren iritziaren kontra jotzea, ahobatekotasunak ñabardurak ezabatzen dituela errotik, ezagun izan dut nire aberrian; alabaina, nola da posible ulertzea Rajoyk gaur goizean esandako hau dialektikaren aldetik gizon honen intelektoaren ahalmenari muzin egin barik, areago kontuan hartzen ahalik eta gutxienetan baino hitz egiten ez duena?

domingo, 28 de septiembre de 2014

TRES SON TRES


No me gustaría una España sin Cataluña, sería por definición menos plural, diversa, más uniforme, más castellana, más nacionalista rojigualda. Pero claro, después de que en 1931 el presidente Maciá proclamara la República Catalana, que Companys lo hiciera en 1934 con el Estado Catalán, si bien ambos dentro de la República Española, y que ahora en 2014 el presidente Mas convoque una consulta para saber qué tipo de relación quieren con España, es de cajón que algo pasa con una gran parte de la sociedad catalana que no encuentra su sitio en el Estado Español, que algo habrá que hacer, ofrecer, negociar, ceder, plebiscitar. Porque después de más de cien años de desencuentro, esto es, de fluctuación del sentimiento independentista según el momento, de fricción nacionalista a partes iguales, de pasiones encontradas y descalificaciones a dos bandas, los argumentos de que todo se debe a la perfidia innata de los catalanes, que son insolidarios, paletos, mala gente en suma, eso o que Mas y compañía se han vuelto locos porque sólo un loco querría dejar de ser español, no cuelan, no pueden hacerlo. Porque algo pasa cuando además la respuesta por parte del Estado Español a eso que llaman el desafío soberanista catalán es prácticamente la misma que en el 31 y en el 34. Para empezar que ese mismo estado no ha cambiado mucho desde entonces, que la idea de España del mismo sigue siendo en esencia la de siempre, uninacional antes que nada, de unidades de destino indiscutibles, sagradas. Eso y que curiosamente los mismos patriotas españoles parecen desconfiar de las bondades de la unidad de España dado que apenas se oyen argumentos de peso a favor de la misma, argumentos que no son lo mismo que insultos o amenazas, argumentos como los que utilizaron los líderes británicos y los defensores del NO en Escocia, para convencer a los catalanes de que quieran seguir siendo españoles antes de lanzarse a eso que ellos profetizan como el abismo. Algo pasa sí, cuando en realidad no pasa nada, estamos igual que siempre o eso parece.

sábado, 27 de septiembre de 2014

ABERRIAAAAA!!!!!


Bazegoen nire kuadrilan egitxu bat, hau da, jeltzale porrokatua zen tipo bat, ez zuen euskal kulturarekin inolako lotura edo jakiminik, gogokoen zuena, aldiz, Historia bera zen, batik bat II Gerra Mundialarekin zerikusirik zuen oro, egia esan III Reicht omen zen benetan eta ikaragarri atsegin zuena. Bestalde, gure lagun hori mozkortzen zen aldiro, hau da, zapatuero edo, jeltzaleen aberri kantu zaharrak kant... deardaka, orroaka egiteari ekiten zion buru belarri, gehien bat kale gorrian eta betiere bere onetik at. Areago, behin baino gehiagotan hain mozkorrik zegoen ezen ezer kantatzeko gogo eta indarrik gabe baitzegoen, orduan bere ahotik ataratzeko gauza zen irrintzi bakarra, doi arnasestuka "aberriaaaa!" garraisi ozen eta guztiz lekutik kanpo bat izan ohi zen, eta, zer esanik ez, alboko guztion auzo-lotsarako ere bai. Ba hori, gaur goizean Pujolek atzo Parlament delakoan emandako hitzaldiarena irakurritakoan G laguna akordura etorri zait.

SANIDAD MILAGROSA


Ayer a la noche viendo la serie The Bridge llego a la siguiente conclusión: cuán injustos somos a este lado del charco con la idea que tenemos de la sanidad estadounidense, pública o privada, pues basta comprobar, en ésta y otras series y películas norteamericanas, cómo tipos que han recibido palizas monumentales, sufrido aparatosísimos accidentes de coche e incluso que han sido acribillados a balazos, no tardan ni dos días en salir del hospital por su propio pie, y esto sin importar la edad, el peso ni nada por el estilo, la mayoría de las veces renqueando, con vendas, cabestrillos e incluso con la bolsa del suero colgando del hombro. Eso y que al minuto uno se ponen a perseguir delincuentes, ya sea corriendo como descosidos, al volante como fitipaldis, saltando edificios de una azotea a otra, y siempre, siempre, para acabar a mamporrazos o a tiros con todo cristo. Qué diferencia por lo tanto con uno mismo, que un día al agacharte haces un mal movimiento con la cadera y ya te tiras toda la semana hecho una piltrafa, que no puedes dar dos pasos sin ver las estrellas.

SASIKOAK


Nire aitak orain dela pare bat egun 77 urte bete egin ditu, baditu bere ajeak, zelan ez, baina esan behar ere gogotsu dabilela haren betiko eginkizunetan, erretirua benetan gustatzen zaiona egiteko aukera edo aitzakia hutsa baino ez balitz bezala. Halabe, badirudi munduko hainbat buruargik nire aitaren bizitza luzatzea batere gogoko ez daukala. Besteak beste Ezekiel Emanuel, Obama lehendakariaren osasun aholkularia eta haren Obamacare delakoa antotatu dutenetariko bat. Haren ustetan: "mundua guztiz hobea litzateke 75 urtetik gorako gizabanakoek bizi nahi izateari eutsiko ez baliote". Eta baliteke, bai, gainpopulazioa dela eta zenbat eta jende gutxiago bizirauteko gainontzekoendako guztiz hobeto. Alabaina, argi eta garbi esango dut, niri dit batere axola munduaren etorkizunak nire aitarenaren aldean, nik nahi dut nire aitak ahalik eta gehien bizi irautea eta posible baldin bada orain arte bezain ondo. Areago, esandako hau nirekeria hutsa izanda ere, nik uste gainerakoen berekeriak erreskadan gehitu ezkero Ezekiel Emanuel jauna eta bere moduko jakintsu zital eta doilorren neurria asmatuko genukeela, zeren eta euren jakinduri handiustekoa gizakion zoriontasunaren alde jarri beharrean munduarenean jartzen dutela ematen baitu. Izan ere, Emanuel jauna bezalako bihozgabeko jakitunok gauza guztien ardatza mundua edo natura dutelakoan nago. Ni ordea humanista naiz, bai, gizakia gauzen ardatza, mundua eta natura geure bizi-esparrua eta bere ezaugarriak baino ez direla uste dut, ez besterik. Humanista naiz nirekoia naizelako, nire egoismoa gainerakoenera gehitu nahian, noski baietz.

TORRES DE CRISTAL


Tipos que son como torres de cristal, van por la vida mirando a todo el mundo por encima del hombro, señalando con el dedo los defectos de unos y otros, emitiendo sentencias sobre el comportamiento de los demás, pretendiendo incluso saber de las intenciones o motivaciones del prójimo más que este mismo, repartiendo consejos que nadie les pide desde una supuesta autoridad que ellos mismos se han otorgado, consejos que cuando no se piden son críticas y que cuando el que los da además lo hace subido a su particular pedestal dan de lleno en el insulto; pero eso sí, no les hagas tú lo mismo, no les devuelvas el golpe, no lo van a encajar, no pueden, ni siquiera conciben que alguien pueda hacerlo, ellos al resto sí, pero al revés... Como que el enfado que se cogen suele ser mayúsculo, una afrenta en toda regla, los que ofenden siempre son los otros: "cómo se atreve ese... a mí, precisamente a mí que..." Pues eso, torres de cristal, al mínimo golpe de vuelta se quiebran, se desmoronan.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

ZONBIAK EDONON DAKUSATZAT



Zonbizale amorratua dut bizilaguna, bai, zonbiei buruzko oro atsegin du eta, ezin esan zenbat zonbi pelikula ikusi ditudan azken urteotan. Ez ditut atsegin, egia esan ez ditut atsegin beldurreko filmak, gaizki, larri, pasatzeko eguneroko hainbat eta hainbat gauza, eta besteak beste familia otorduak, gertuago, eskurago ditut eta. Gainera, gehienak ikaragarri aspergarriak begitantzen zaizkit, ezin errepikakorragoak (hemen salbuespen bat, duela aste batzuk nire bizilagunak ikusten behartu ninduen "Nire mutil-laguna zonbi bat da" -Warm Bodies- filma, benetan xelebrea, azkarra eta ezer baino lehen barregarria, merezi du, bai horixe, jeneroa batere gustuko ez izanda ere, edo batez ere horrexegatik parodia fin-fina den aldetik) Hala ere, baldin badago nire laztana bezalako zonbizaleen artean jeneroaren gorenekotzat hartzen dutena hori da Walking Dead telesaila. Ez dakit noiz ematen hasi ziren, betiere muzin egin diot ikusteari, ez bainuen batere gogorik gauean zonbiak eta ikusteko, eguneroko albisteetan agertzen diren Barcenas, Rajoy, Rosa Diaz eta enparatuekin nahikotxo ez bagenu bezala. Izan ere, sekula ez dut inolako gogorik izan nire gaueko aisialdia holako txorakerietan alperrik galtzeko gauza benetan atseginak, dibertigarriak, ikusi beharrean. 

Alabaina, joandako asteburu luze honetan, eguraldi kaxkarra eta nire bizilagunaren ondoeza tartean, eta telebista aurrean ezer mamitsurik elkarrekin ikusteko ez genuenez gero, nire laztanak delako telesaila hasieratik ikusteko ahalegintxo bat egiteko eskatu eta, hara, ia lau denboraldi oso-osorik eta hurrenez hurren ikusi egin ditut haren aldamenean etzanda. Ikaragarri ona da telesaila, egiatan, itzela, ezin hobeto eginda eta oldoztua -hemen, jakina, aditza ezin aproposago hautaturik-. Gidoia benetan mamitsua, antzezleak nor baino nor hobe, pertsonaiak nor baino nor interesgarriago, mamitsuago, poliedrikoago. Izan ere, telesailean gutxienekoa zonbiak dira, aitzakia hutsak aparteko gidoi bat garatzearren. Horrenbestez, benetan erakartzen duena pertsonaien arteko harremanak zein aurre egin behar dieten egoera edo bizipen gero eta petralagoak ei dira.

Hala ere, aitortu beharra dago zonbiak ere edonon eta edonoiz azaltzen diren aldetik telesaila ikusterakoan sustorik susto, ezustekorik ezusteko, jauzika aritu zarena. Hori dela eta nola ez izan gogoan ditxosozko zonbiak etengabean, batez ere ohera zoazela. Niri behintzat txikitandik suertatzen zait beldurrezko filmak eta ikusi izana eta jarraian loa amesgaizto izatea. Egia esan, eta gauza gehienetan bezala, berebiziko konpultsiboa naiz, hortaz zer edo zer gogoan sartu eta handik ezin atera ozta-ozta, hau da, Walking Deaden ia lau denboraldi osoak ikusi eta gero dohakabeko zonbiak edonon edo edonoiz atzematen ditudala. Esaterako atzo eguerdian eskolara haurren bila kotxez joandakoan, etxera bueltan presaka gindoazela semaforo gorri baten ondoan geldi, zain, geunden, eta halako batean, bat-batean, agure gaixo bat, enbolia batek jota edo oinak herrestaka. Semaforoa, noski, berde jarri eta agurea artean eta ezari-ezarian aurreko espaloira heltzeko bide erdian narras-marras. Hargatik, ezin asma zer sartu zitzaidan buruan une hartantxe: bai, kotxetik jaiki, maletategitik erreminta bat hartu eta agurearen buruan telesaileko zonbiekin bezala egitea... Bai, pentsatzea ere astakeria galanta, zer nolako begiramendu eskasa elbarri batekiko, lotsatzeko modukoa. Aitortzen dut, hori eta hainbeste telebista ikusteak ezer onik ez dakarrela, telesailak erreskadan ikusteak adimenari kalte baino egiten ez diola. Bai noski, demaseko telebista, zeren eta gero gauean bertan telebistako albisteei adi nengoela Gallardon agertu baitzen eta zer uste duzue begitantu zitzaidala?

martes, 23 de septiembre de 2014

AL OTRO LADO DEL TELÓN DE ACERO


No sé adónde habrá ido a parar la mocina asturiana de melena rubia, dentadura marfileña y con un amanecer por sonrisa que me ponía el café con leche por las mañanas tras el efusivo saludo al que me tenía acostumbrado, "buenos días, ¿qué tal, todo bien, y los nenos?", la promesa no pedida, "ahora mismín póngotelo, vida" y la despedida más tierna que puede concebir un tipo acostumbrado a saludar al prójimo con unos escuetos "epa" y "agur", me refiero a un entrañable "¡hasta lueguín, vida!". No lo sé, ni siquiera si debo imaginármela víctima del desafuero "ad maiorem domini gloria" de los contratos a tiempo parcial, de cabeza al abismo nihilista de las colas del INEM o acaso de todo lo contrario, de un contrato indefinido en lo que fuera lo suyo, por fin, ojalá. El caso es que la sustituye otra moza de cara redonda, cabellera rubia natural recogida en una cola de caballo y gafas de culo de vaso. Un chavala que ya el primer día, al ver que no respondía a mi saludo, supuse que andaba escasa de los rudimentos de la lengua castellana, por lo que me dije que ya se iría soltando, oye, que a todos nos ha pasado cuando hemos estado fuera, al principio cuesta hasta un mísero "hi!" en lugar de un mucho más formal "hello!". Pues la verdad es que saludar lo justo, por lo general ni el buenos días; pero, por lo demás, progresar ha debido progresar un montón, como que ya hasta me abronca por las mañanas cuando le pido el café y me responde con su hosco acento eslavo: "¿perro hoy quierres cafe o descafeinado?". Y yo, claro está, respondo por inercia que lo de siempre, y entonces me percato de que he vuelto a meter la pata: "¿Qué es lo de siemprre, porrque ayer descafeinado y otro día café norrmal, no sabes lo que quierres..:" Casi estoy por humillarme y pedirle perdón con la cabeza gacha: "perdona, kamarada, no volveré a vacilar con el café". Porque parece que de eso se trata, de que como cambies de un día para otro de elección la señorita Anouska, Irina, Katya, Lidochka o como sea, se coge un rebote de mil pares de muñecas rusas. Que no concibe que se pueda ser tan inconstante con eso del café, que si un día le pides descafeinado al día siguiente sea un café normal, la descuadras, le jodes el plan quinquenal o algo así. Y claro, a ver qué coño es eso de que el cliente tiene siempre tiene la razón, estoy por pensar que esa frase no existe en ninguna de las lenguas eslavas habladas en el mundo, y si me apuran, y esto por la experiencia en otros países del otro lado del telón de acero, tampoco en húngaro y puede que ni siquiera en rumano. Y no sólo es el café, Anuska o como sea tampoco es muy dada a la intuición o a la improvisación, porque retentiva..., o le sueltas la retahíla entera, esto es, "descafeinado mediano con leche", me temo que hasta que hay utilizar el mismo tono, o se queda ahí parada esperando a que venga el politburó al completo para sacarla de dudas. El caso es que no hay día desde que está la rubia de carita redonda, cola de caballo y gafas de culo de vaso, mi matrioska de cuerpo presente por las mañanas, que no me acerque a la barra como el que lo hacía a una cola de racionamiento; acojonadico por si hoy vuelvo a meter la pata y se me olvida lo de mediano o de con leche, que ya no es sólo que cuando entro a la cafetería y veo que está ella al cargo creo que he atravesado el famoso Telón de Acero, es que su mirada parece estar hecha también de la misma aleación.
En fin, será que no me ha tocado precisamente la camarera más simpática de Brastislava, Brno, Zagreb, Minks o de por ahí. Pero ya, ya, como que en Chequía y su hermana Eslovaquia lo eran todas, mejor no rebuscar en el baúl de recuerdos. Hoy mismo, tras el trago de rigor para pedir el café y echar un vistazo a las naderías del periódico local de encima de la barra, voy a levantarme para salir, y en esa que sin darme tiempo incluso a ponerme el chubasquero, la compatriota de edad madura que acostumbra a pegar la hebra con mi Anuska en su correspondiente lengua eslava junto a la esquina de la barra, va, se me acerca, me agarra el periódico que tenía sobre la mesa sin mirarme ni siquiera a la cara y se vuelve con él a su rincón sin haberme dedicado ni un mísero "spasiva", "dêkujim" o "dziękuję". Será culpa mía, vaya que sí, que no me acabo de hacer a las costumbres soviéticas, que no parezco dispuesto a renunciar a mis odiosos hábitos pequeño-burgueses como la buena educación y otras pendejadas antirrevolucionarias, no sé.
Y ahora eso sí, a esperar al tiquismiquis de turno con lo de que si he ofendido a la raza eslava en su conjunto o a las rubias con gafas en particular...

lunes, 22 de septiembre de 2014

HOMBRES Z


Vaya, ya es mala suerte que de todos los maxi-conciertos que se han celebrado a lo largo de la pasada semana de San Mateos junto al Carlos Tartiere, esto es, justo encima del parque que tenemos enfrente de casa, los cuales llegaban a nuestros oídos en forma de estruendo, una pena porque al vivir en un duplex en el quinto bastaba con abrir el velux y ver el escenario casi que al alcance de la mano, como quien dice en primera línea, la única música, letras, que se han podido escuchar en toda su integridad -y mira que no me hubiera importado hacerlo, por ejemplo, con Ivan Ferreiro, Los Enemigos o Rosendo, así por toda la patilla-, haya sido, tócate los aparatos reproductivos masculinos, las de HOMBRES G. Increíble, estás en el salón de tu casa con la ventana entornada porque hace un calor del demonio, y de repente que oyes miles de voces coreando "Marta tiene un marcapasos... sufre mamón, devuélveme a mi chica o te retorcerás entre polvos pica-pica" (tranquilos, ya paro, no insisto...). Momento en el que caes en la cuenta de que, si este grupo y sus letras ya te provocaban escalofríos cuando eran unos niñatos pijos vocingleros, puede que alguna que otra arcada porque servidor ha sido muy punk-rock en su época, qué pensar ahora que sabes que sus miembros andan por la cincuentena y que ya te daban grima en su momento. Eso y que, si encima, casualidades de la vida, coincide que en ese mismo momento estás viendo con tu señora un episodio de Walking Dead, pues imagina, imagina qué pesadilla he tenido esta noche.

AZOKA



"Banoa Ameriketara, bizimodu berri baten bila, hutsetik hasteko asmotan, egiazko gizon libre izateko gogoz, hainbeste nazkatzen nauen mundu zahar bidegabe zein gupidagabeko honetatik asago, nire auzokoen gorroto eta beldurrei purrust eginez, nire ama bezalako jaun handiustekoei bizkarra emanez, izan nahi nuen gizonari muzin eginez. Banoa bai, harresiko Hegoalde edo Eguerdiko atetik Sevillarantz, non itsaso zabala zeharkatu ahal izateko nire odol garbiaren froga guztiak, aspaldi nire aitak behar bezala asmatu eta ordaindutako agiri zigiludunak, azkeneko aldiz erakutsi eta ordaindu ere behar izango dizkiedan gure Errege txit katoliko eta are egoskorragoren erresumako zerbitzari zikoitzei. Banoa ere oraindik egun argitan, ilundu aurretiko azken orduan bertan, kaleko jendetza gutxitzen hasi denean, azoka eguneko harrabotsa ia zeharo itzalita, azokariak euren dendak zein tamalez ez saldutako merkantziak biltzen hasi direnean. Badago atso bat ezagun begitantzen zaidala, ni ikusi orduko burua makurtzen duena. Auskako zer dela eta, baliteke Garzia Olarteko merkatari herragarri zein judu odolekoaren semea ezagutu izana, baliteke ere hiritik ospa egiten duen iheslari madarikatuaren patu beltzak inondik ere kutsatzea nahi ez izatea. Niri bost axola, ni banoa hemendik behin betiko, ez naiz inoiz itzuliko, inork ez nau geldiaraziko."

AZOKA - Txema Arinas

PIC-NIC



Es el día mayor de los San Mateos de Oviedo, unas fiestas, así las llaman, curiosísimas, siquiera para uno que viene de la ciudad que tiene las mejores del mundo. Unas fiestas a la donostiarra, esto es, de mucho paseo de un lado a otro de la ciudad para lo de ver y dejarse ver. Nada de pegar saltos detrás de una charanga, nada de ambiente de peña o cuadrillas por la calle para ir o venir de los toros o a la pelota. Desfase el justo, ordenado, se diría que aquí un borracho lejos de ser lo habitual en fiestas incluso va dando el cante. Ni siquiera la peña va ataviada para la ocasión, y no me refiero al traje supuestamente regional con su blusa, su faja y sus abarcas. No, van de punta en blanco, pijines a tope, a sacar de paseo las ínfulas de que se vea que somos lo que somos, gente de bien, de Vetusta de toda la vida, a que se lo den todo hecho, ordenado, el conciercín. los fuegos artificiales, el desfilín de la Hispanidad antes de la Raza; como que estoy convencido de que si alguien improvisa y monta el espectáculo por su cuenta en la calle, fijo que vienen los municipales y se lo llevan o lo colman a hostias ahí mismo, por gamberro. Supongo que para los de aquí tendrán mucho encanto, como tienen para mí muchas otras cosas de esta ciudad. Pero estas fiestas a la donostiarra con sus señores de jersey al hombro y la gomina al viento, sus señoras de vestido ceñido, tacones y cardados, como que no me acaban de convencer. Cada cual es dueño de sus prejuicios y yo no voy a simular no tenerlos; para mí la palabra fiesta es lo mismo que tiempo de barra libre y algarada callejera, la cotidianidad puesta patas arriba, una tregua de varios días dentro de lo que viene a ser la adocenada vida en la ciudad de provincias. Pero bueno, ya digo, es que los de mi pueblo las tenemos mitificadas, como que de críos una de las cosas que más ilusión nos hacía era que nos vistieran con el uniforme oficial de los gamberros beodos que subvertían en manada ese orden establecido a ritmo de charanga, cánticos de todo tipo y mil y una gansadas, que nos sacaran a la calle de pantalón de mil rayas o de arrantzale, pañuelico rojo o de cuadros, blusa otro tanto o negra, faja roja o verde, abarcas y txapela. Pero ya digo, costumbres de la tribu de cada cual, de crío te entusiasman, de chaval te tiras de cabeza a estas, más tarde empiezas a recelar de ellas y ahora casi que te inspiran ternura y no pocos recuerdos desde la barrera. Por eso todo lo que se les parezca te hace fruncir el ceño, no lo puedes evitar, vivimos comparando.

Así que hoy día grande San Mateo nos vamos de pic-nic hasta las campas del Naranco, a dar buena cuentan de mis bocadillos de autor, modestia aparte, y las correspondientes birras, mientras divisamos tumbados sobre el mantel la ciudad a nuestros pies. Una gozada si encima lo haces a la sombra de un árbol en este soleado último día de verano, mejor despedida imposible. Y qué decir si además llegas a una de esas campas y te las encuentras lo suficientemente despejadas para dar rienda suelta a tu intimidad familiar. Pues que no te hagas ilusiones, puede que haya sitio de sobra para un ejército de domingueros; pero, basta que tú y los tuyos os coloquéis en un sitio determinado para que los siguientes en llegar vayan y se pongan justo al lado. Se diría que es una ley antropológica o lo que sea, que anda que no me ha pasado pocas veces ni nada. Por eso me acordaba, mientras mis hijos saltaban sobre mi espalda y el pequeño me arrancaba una de las lentillas de un manotazo, de una vez con el amigo L en una de esas playas inmensas y desiertas del norte de Portugal, solicos y felices que estábamos tumbados sobre la arena para lo de despejar la resaca, y en eso que aparecen varias parejas a lo lejos y, dónde crees que se colocaron de todos los kilómetros de playa que tenían a su disposición; pues eso, huelga...

GOGAIDETASUNA


Gero eta nekosoagoa, aspergarriagoa, suertatzen zait gainerakoekin harremanetan egotea, batez ere ez baldin baduzu ia ezer konpartitzen aurrean duzun gizakume horrekin, lagun ez baituzu, ez eta gogaide ere. Hortaz, gizarte harremanak bizi osoko adiskidetasunean ez baldin badautza, edo gutxienez nolabaiteko elkarrekiko eta egiazko gogaidetasunean, benetan gogaikarriak suerta daitezke. Sarritan ere mortalak, batez ere zure astia alperrik galtzen ari zarelakoan baldin bazaude. Zer esanik ez gizaki horren ondoan beste batzuek behartuta bazaude. Eta ez nintzen ni, aparteko uzkurra edo, baina aisialdia gero eta gehio estimatzen dudan aldetik berebiziko amorrazioa sentitzen dut elkar estimatzen ez duzuen batekin egonda, elkarren artean batere funtsezko edo mamizkorik ez duzuenean, elkarrekikoan mesfidantzan eta destaina nagusi direnean. Behin-behineko infernua, hartara, guztiz kontrako duzun norbaiten intimitatea jasan beharra. Eta ez naiz uzkurtzen urteak pasa ahala, zahartzen baino; bizitza oso motza begitantzen zait eta hain alperrik galtzeko.

domingo, 21 de septiembre de 2014

¡QUÉ LEJOS ESTÁ ESCOCIA!



Los escoceses han dicho que no a la independencia. A mí, supongo, me trae sin cuidado, no sé de las razones de unos y otros tanto como para tener una opinión definida y tampoco creo que tendría que posicionarme a favor o en contra como lo han hecho ellos porque no me concierne. Ahora sí, lo que sí me atañe es el hecho en sí de que una nación sin estado como Escocia haya podido decidir su futuro una vez que una mayoría clara a favor de la independencia hubiera ganado las elecciones a su parlamento, motivo por el que el primer ministro británico Cameron propuso el referendo sin otra disyuntiva que la del SI o el No. Y no sólo eso, también me conforta, casi que hasta me emociona, que lo haya hecho tras un largo proceso que casi todo el mundo tacha de ejemplar. Esto es, un proceso en el que todo el mundo ha podido exponer sus puntos de vistas, ha podido debatir allá donde fuera necesario, un proceso en el que además casi nunca, o al menos no los principales responsables públicos, han perdido las formas, que no se ha insultado al contrario, no se le ha amenazado directamente -otra cosa son los vaticinios catastrófistas sobre la viabilidad económica del hipotético futuro estado escocés, tan interesados como el triunfalismo de los del otro bando cifrado casi que en exclusiva en los pozos petroleros, el turismo o la exportación del agua de la vida-. Supongo que habrá habido exaltados con el vecino en el curro o el pub, claro que sí, pero como la socio-política al fin y al cabo es una cuestión de porcentajes creo que los que predominan nos dejan el relato de una sociedad increíblemente madura y democrática. Claro que me equivoco, porque sería increíble si no habría habido antes otros precedentes, como parecen hacernos creer los que escriben o hablan al dictado de otros, dando a entender lo excepcional de lo de Escocia como si antes no hubiera habido otros referendos independientemente de su resultado,o victorias independentistas que llevaron a una separación inmediata, igual de ejemplares, por demócratas y pacíficas, en Quebec en 1980 y en 1995 con dos resultados negativos para los independentistas, en Checoslovaquia dando lugar a la partición en 1992, en Noruega en 1905 para separarse de Suecia. Ejemplos que no se citan porque, faltaría más, siempre que toca hablar de independencias mejor hacerlo de los ejemplos sangrientos de la antigua Yugoslavia o la actual Ucrania, esto es, siempre en negativo, como dando a entender que hay un principio de efecto y causa innato en ello. 

Pero ahora toca Escocia y las lecciones e impresiones que podemos sacar son innumerables. Yo destaco las mías, y sin que por ello sean originales. Las primeras me remiten a mis compatriotas de la izquierda abertzale que durante décadas apostaran por la vía armada para reivindicar un derecho a la vez que causaban dolor a raudales. Sólo señalar con el ejemplo de ayer todavía latente deberían echar la vista atrás y recapacitar sobre lo mucho que tienen que hacerse perdonar todavía y también sobre lo estúpido y baldío de haber martirizado durante todo ese tiempo al país por el que decían luchar, matar. Y también, también, habría que destacar el ejemplo que da este referendo para los que confunden la voluntad de los correligionarios con la de todo el conjunto. Me refiero al equívoco que provoca en los ánimos patrióticos la omnipresencia de los símbolos propios en todas partes en detrimento de los de los otros, las manifestaciones masivas de los ya convencidos, un supuesto entorno ambiental favorable en la sociedad -producto acaso de la arrogancia de los que creen su ideología mayoritaria y de la simulación de los que se ven como minoría; y esto por no hablar de la intimidación de la violencia de ETA durante el tiempo al que me refería antes- y, así en general, lo mismo que ha pasado en ciudades como Edimburgo donde los carteles por el SI colgaban por todas partes, las manifestaciones otro tanto, y sin embargo ha ganado el NO con una rotundidad mayor que la del conjunto del país. Dicho lo cual, estimo que el independentismo vasco, como opción tan legítima como el unionismo españolista, debería aprender y mucho de los modos y medios de Salmond y los suyos aunque estos hayan resultado perdedores, siquiera en lo que respecta a poner siempre por delante el respeto al adversario y los valores democráticos y pacíficos. Ponerlos de verdad, no por estrategia o conveniencia temporal, no para sortear ilegalizaciones o recabar los votos de los que siempre renegaron de la vía armada. Deberían, es mi opinión en el país en el que tener una todavía te condena al sambenito del bando de turno, renegar de ETA y su legado.

Y no sé si habría lecciones para el unionismo, teniendo a este como el deseo o compromiso de que España permanezca unida como hasta ahora, si bien el discutir o establecer cómo y para qué es precisamente lo que a algunos nos puede hacer más o menos unionistas, esto es, dependiendo de la alternativa que se nos ofrezca, si la de la España una, grande y libre de molestos particularismos o la España plural de pueblos y naciones con sus respectivas particularidades y modos de organizarse. No sé qué lecciones se podrían sacar de lo sucedido en Escocia para los que antes del referendo despotricaron todo lo que pudieron y más contra él, los que pronosticaron todo tipo de desmanes en el caso de vencer el SI, los que se empeñaban en decir que nada tenía que ver con España y las reivindicaciones de sus nacionalismos periféricos al mismo tiempo que hoy se felicitan por el resultado del NO. Spain is different cuando les interesa, esto es, lo de fuera sólo vale para España cuando le conviene a su Estado, entre tanto a tirar de "hecho diferencial" con lo de "lo que allí es democracia aquí ya no tanto, no vale, "semos" diferentes del resto de la humanidad". Porque en España ni siquiera se discute la posibilidad de un referendo para lo de Cataluña o del País Vasco llegado el caso. En España es imposible un referendo como el de Escocia porque en España no se discute con el otro, se le descalifica, se le insulta, se le demoniza. En España no se debate, se imponen las cosas y las ideas por cojones, casi todo se hace por cojones o se prefiere hacerlo así, parece el súmmum de la dialéctica patria. En España la ley no permite cuestionar su unidad, se diría que la idea misma de España está por encima de la voluntad de los españoles, que es un precepto sagrado que los supera, los somete, no son dueños del país, más bien es al revés. De hecho esa es la base de la actual constitución, como antes lo fue de otras, elevado a la condición de texto cuasi sagrado siempre y cuando no vengan de fuera a decirte que lo cambies. En España si la mayoría de un territorio reclama separarse del conjunto simplemente se les tacha de locos, traidores, insolidarios, paletos, canallas, todo lo peor. En España no se discute con esa gente, no merece la pena hacerlo, y por eso tampoco se argumenta para convencer al otro de la conveniencia de permanecer en España por todo lo que nos une y a pesar de todo lo que nos separa. En España aceptar la vía plebiscitaria para resolver los conflictos sería aceptar también que la democracia consiste precisamente en eso; inaceptable. En España simplemente se prohíbe a la par que se descalifica y hasta se amenaza. En España, cuya tradición democrática es la que es, cuyo pasado es el que es, se repiten los mismos errores una y otra vez. El más grave de ellos pretender que se puede mantener tal cual un territorio cuya mayoría social reclama un cambio, que se puede obviar el hecho de que esa mayoría no quiere ya formar parte del mismo estado. España repite por lo tanto el mismo error que en Cuba; "Cuba es España, son españoles, jamás renunciaremos a esa parte de nuestro territorio, el problema es que los cubanos son unos..." Huelga recordar lo que sucedió y cómo. Pero en esas estamos, aferrados al XIX porque parece que no nos tomamos muy en serio el XX y el XXI con eso de la democracia, como que a veces parece no más un apaño para lo de dar el pego y ser admitido como estado moderno por el resto de países de nuestro entorno inmediato. En España las élites políticas y económicas simplemente desconfían del ciudadano español, probablemente porque no crean que exista, por eso quizás ven en todos nosotros eternos menores de edad que no saben lo que les conviene, que no pueden decidir por sí mismos, que hay que tutelarlos a su pesar, que hay que pensar por ellos. Empero, lo más curioso de todo es la escasa o nula confianza que los defensores a ultranza de la unidad de España tienen en ella misma como proyecto, en todo eso que dicen defender, ya sea el pasado compartido, los lazos de todo tipo compartidos, las bondades de la unión en sí; se diría que desconfían de su oferta, que la ven viciada por algún lado y de ahí ese miedo a refrendarla frente a los que la cuestionan. En España, por lo tanto, resulta casi imposible sentirse un ciudadano de verdad por muy exagerada o estrambótica que parezca esta conclusión, y si no, por qué tanto miedo a la democracia, al debate, al cuestionarse a sí mismos.

ESKOZIARRAK


Eskoziarrek ezezkoa eman diote independentziaren aukerari. Ez dakit nik zuzen ala oker jokatu duten, ez dagokit niri halakorik ebaztea, nire ustetan herriak beti zuzen daude bozka ematen dutenean -ez baldin bada jakina beste batzuen kontra jarduteko edo-, hori demokraziaren muina delakoan bainago. Horrenbestez zoriondu baino ez ditugu egin behar eskoziarrak, batik bat ezezko hori emateko aukera izan dutelako, hori baita eskoziar erreferenduma zoragarria egiten duena, itzelezko eredua bilakatu egin dela eskoziarren antzera euren burujabetasunaren nondik norakoak erabakitzeko aukera aldarrikatzen dutenendako. Bai, ondo asko irakatsi baitigute eskoziarrek, britainarrek, posible, guztiz bideragarria dela estatu gabeko nazio batek aukera hori izatea demokrazia lege edo giltza izanda. Posible da, bai, indarkeria erabiltzeke, hau da, zuk bezala pentsatzen ez dutenen kontra jo gabe, posible da inor ez akabatzea zure helburuak noizbait lortzearren. Posible da nork bere argudioak edo leialtasunak mahai gainean jarriz eta batez ere mahai inguruan eztabaidatuz. Posible da kontrakoari gorrotorik izan gabe, kontrakoa printzipioz iraindu gabe, kontrakoa etsai bihurtu gabe. Irakaskizunak ugari dira, noski; nire ustez eredu demokratiko eta gizalegetasunarenak nagusi omen dira. Hala ere, badago beste irakaspen bat oso adierazgarria, garrantzitsua euskal abertzaleondako: berdin dio zure ikurrak, ikurrinak edo nonahi eskegita dauden ala ez, zure kideak kalera parrastaka ateratzen diren ala ez, antzerako suertatu egin da Eskozian azken asteetan, YES hitzaren iragarkiak eta edonon azaltzen baitziren, nagusi baitziren Edimburgo bezalako hiriburu unionista batean, eta beste hainbeste kalera YESen alde irtendako jende andanarekin. Edo bestela izanda, eta hau inor iraintzeko gogorik gabe, albait deskriptiboen izatearren baino, ezin dira parekatu Boronia eta Euskal Herria, ez dira gauza bertsua, ez dira sekula izan, behinola karlistadetan ezin ageriago ikusi bezala, eta hau baliteke Ertarotik zuzen-zuzen etortzea, bandoen garaiko liskarretatik edo. Hau da, independentziaren alde egin ezkero, Eskozian bezala erabilitako bailabideak eta ideiak aintzakotzat hartu behar dituzu, inondik inora ez XIX mendekoak gaur arte bezala. 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

CONDENAR



Escuchando Portrait in Jazz de Bill Evans por la mañana mientras hago mis cosas frente a la pantalla. Un placer sin límite compatible con lo que tengas en la cabeza y que además hace que ésta vuele más libre y ágil de lo habitual. Y en eso estaba, cuando sabía que tocaba escuchar la maravillosa Autumn Leaves, y como ya viene siendo habitual desde que he empezado a escuchar música con el Spotify de las narices, que de repente se corta la música e irrumpe un corto publicitario en el que una voz sumamente irritante me anima a acudir a no sé qué festival de música hip-hop o lo que sea en una localidad de la costa mediterránea cuyo nombre no quiero acordarme porque me ganaría una denuncia de la concejalía de turismo. Y es entonces cuando también desaparece de repente el sublime halo sonoro en el que me creía envuelto y hasta lo que me rondaba la cabeza parece difuminarse para dejar sitio a imágenes de adolescentes descamisados en bermudas, haciendo botellón al mismo tiempo que lucen crestas de gallo, rastas, piercings y la idiocia habitual a esas edades. Un horror, estaba yo tan a gustito con mi Bill Evans y sin beberlo ni comerlo me veo en medio de un Magaluf anímico que no sólo me impide concentrarme en lo que tenía entre manos, sino que además me sume en un estado de malestar, de resentimiento sin límites hacia el mundo, que hace incluso que acaricie la idea de tirarme por la ventana a ver si así consigo poner fin a esta repentina angustia existencial. 

Pero no, es entonces cuando me percato de lo increíblemente egocéntrico e insolidario que puedo llegar a ser como resultado del nihilismo en el que vivo en mi calidad de ciudadano del primer mundo, el de los ricos. De repente me veo quejándome por semejante chorrada cuando sé que en tierras de Siria e Irak andan los del ISIS degollando y decapitando gente, que hay un genocidio en marcha contra los cristianos, jazadies y todo credo que no sea el wahabismo armado de sus líderes, como que si nos descuidamos mañana mismo los tenemos a la puerta de casa reivindicando el Andalus y amenazándonos a nosotros con la degollina y a ellas con el burka. En fin, cómo he podido ser tan miserable y egoísta, claro exponente de esa Europa hipócrita y auto-satisfecha capaz de protestar por la muerte a lanzazos de un insignificante toro de lidia, y todo para sentirse más sensibles y civilizados que nadie, superiores frente a esos que tachan de brutos ignorantes, fanáticos por principio de lo más negro de la leyenda hispana, y ello mientras en nuestro cercano oriente mueren a diario cientos de mis congéneres en manos de unos dementes islamistas. Debería exigirme, como también exigen otros con ETA cada vez que se saca un tema que parezca, siquiera de lejos, relacionado con la cosa vasca ("Me gustan los Sanfermines..." - ¡Ya! Pero no le he oído condenar a ETA"-, condenar siempre al ISIS antes de abrir la boca, no vaya a ser que al no hacerlo alguien pueda sospechar por mi parte indiferencia e incluso connivencia con sus crímenes. No, no volveré a quejarme en vano, ni siquiera cuando se me acabe el papel del baño.

EZTABAIDAKA


Hara, biziro estimatzen ditudan bi britaniar idazle, bata high upper classeko ingelesa eta bestea working classeko eskoziarra, (Amisen aurreneko liburuek txunditu egin ninduten bere garaian, Welshenak aldiz oraindio liluratzen naute; izan ere, azkenengoari eutsi berri diot beti bezain gogotsu) Eskoziaren independentziaren kontura eztabaidaka. Nork bere argudioak eta ditu alde ala kontra, noski; baina, baldin bada zerbait benetan zoragarria, benetan nabarmentzekoa, bi tipook kontu honen kontura ezbaidaka ikusi eda aditzea omen da; beharbada ez dira ekonomian edo adituenak, baina badira ordea ospe handiko idazleak, hau, britaniar gehienendako ezagunak. Ikusi ere nolatan egiten duten eztabaidaka, hau da, zer nolako modu gizalegetsuan. Hau guztiau Espainian bezala, noski baietz...

martes, 16 de septiembre de 2014

ESTAMOS TRABAJANDO POR SU SEGURIDAD, MUCHAS GRACIAS...



-Buenas tardes, caballero, ¿podría ver su documentación, permiso de conducir, DNI, justificante del pago de seguro, del impuesto de circulación, de la última ITV, recibos del peaje de la autopista, carné de club de fútbol, tarjeta del supermercado, del Corte Inglés...

-Buenas tardes, agente. ¿Algún problema en concreto para verme retenido?

-Ninguno, todo en orden, se trata de un control rutinario para tocar los cojones al ciudadano y ya de paso a ver si les pillamos en alguna infracción sin importancia para lo de recaudar lo máximo posible.

-Todo un detalle con el ciudadano en época de crisis, no vaya a ser que el sistema se venga abajo por un retraso en el pago del impuesto de circulación de un servidor o en la renovación del permiso de conducir.

-Usted lo ha dicho, no tenemos otra cosa que hacer, así que nos dedicamos a molestarles a conciencia para que no se nos relajen y piensen que pueden ir por la vida como ciudadanos libres con todos sus derechos.

-Por supuesto, a ver si se cree usted que no sé que están en su derecho de retenerme el tiempo que les venga en gana sin motivo aparente y a pesar de la prisa o no que tenga, de mis compromisos adquiridos e incluso de mi supuesto derecho a la libre circulación, siempre y cuando, claro está, no vaya conduciendo a toda hostia, dé muestras de hacerlo bebido o haya atropellado a una vieja unos metros antes.

-Exacto, da gusto encontrarse a ciudadanos tan compresivos y mansos como usted. Mire, me ha caído bien, no le voy a poner ninguna multa por las pijadas de rigor, conque se esté retenido junto al arcén tres cuartos de hora ya me vale, luego ya puede marcharse adonde quiera. 

-Muchas gracias, agente. Para que luego digan que no están al servicio del ciudadano sino de los que los mandan en exclusiva. Gracias, gracias...

BANATZEKOTAN


Badu bere zera, banatzekotan dauden bikoteen modura berak ordura arte ukatzen zion guztia agintzen dio besteari etxetik ospa egin ez dezan, "gaurgero merezi duzun bezala maitatuko zaitut, moñoña", hau da, nolabait adierazi nahian ordura arte harekin behar bezain ondo jokatu ez duela, berarekin uzkurra eta baldarra izan dela nahita, hau da, baietz ba, joan nahi duena zuzen zegoela merezi bezala tratatzen ez zuena leporatzen zionenean. Beranduegi, laztana? Hori ez dakit nik, eta gainera ez dit axola, ni ez naiz sartzen gainerakoen bizimoduan, eurek konpon dezatela eurena.

DE BUENA MAÑANA




La ciudad un domingo antes de las diez de la mañana, apenas cuatro gatos y una preciosa luz mañanera y preotoñal que anuncia un día fantástico. Estampas domingueras de calles vacías que casi nunca suelen estarlo, un lujo que compensa el madrugón y hasta el mandado materno. Luego ya esto porque apetece ponerse lírico o así, que por hablar también podríamos hacerlo de los restos tras la batalla del sábado a la noche esparcidos por doquier. Sí, como si un ejército de zombies beodos hubiera invadido la ciudad por la noche dejando a su paso botellas y tetrabriks vacíos, plásticos y cristales rotos, vómitos... ¿Qué vergüenza, qué asco de juventud? Mejor no abrir la boca, no te vayas a dar contra tu propio pasado. Ya, pero es que nosotros no hacíamos... ¿Quieres que te recuerde aquellos viernes a la tarde en el Machete, sobre las escaleras de Villasuso, rodeados de botellicas de kalimotxo y josemaris adquiridos a precio de risa para adolescentes en la Bodeguilla de Kutxi (por cierto, han vuelto a abrirla, ya reconvertida en un local molón de tantos). Vale, vale, tío, pero a nadie se le ocurría bajarse hasta el Ensanche a enmoscorrarse en el portal del BBV o en las escaleras de acceso a un edificio de oficinas. Pues bueno, cuestión de gustos. ¿Y la policía, qué hace la Pitufada o la Zipaiantza? No sé, andarán persiguiendo moritos, yo qué se. En cualquier caso, pura inmundicia sobre el elegante ensanche decimonónico de una de las ciudades más narcisas de su entorno, amante de galardones en los que sólo se refleja ella misma, la Vetusta várdula o caristia autocomplacida hasta la nausea. Y no se te ocurra hablar mal de ella, que se te tiran a degüello, algunos no tienen otra cosa y la defienden a ciegas, a dentelladas. Mejor, mejor que nunca a estas horas por la mañana, esto es, vacía.

HUTSUNEA


Hutsunea, hori da begitantzen zaidana ezinbestez gure larrainean nire gurasoenera iritsitakoan. Abuztu hasieran hil zitzaigun Izar, etxeko txakurra, eta harrez geroztik edonon eta edonoiz sumatzen dut larrainera irteten naizela. Izan baditugu hamaika txakur urteak joan ahala, Azkar, Beltza, Larri, Eki..., denak hil edo joan egin ziren. Izan ere, esan liteke batzuek besteak ordezkatu egin zituztela eta alde horretatik gure etxean ez zen sekula inolako hutsunerik egon gaurdaino. Oraingoan bai, ez da beste txakurrik gure etxera sartuko, nire gurasoak heduegiak, zaharregiak ei dira txakur baten haziera edo ardurari aurre egiteko, demaseko lana. Egia esan, aski dute euren ajeei aurre egitearekin. Gauzak horrela izanda, hau da, etxe inguruan nagusitutako huts gorgarriari erreparatuz, nola ez hartu gogoan datorren sasoia ere hutsarena izango dela. Dena begitantzen zait hutsagoa, betzagoa, hitsagoa. Etorkizunaren beldur naiz ezer onik antzematen ez baitiot, arlo guztietan gainera, The Selecter talde britaniarraren kantuak zioen bezala, "every day things are getting worse", hau da, Hertzainaken bertsioan "egunero dena okerrago", Ezin ideia hori gogotik kendu gaur bezalako egun batean, dagozkigun berrien aurrean, dena amiltzen ari zaigu gure oinen azpitik edota behinik behin laster egiteko mehatxua hor dago. Ezkortasunak jota, bai, iraileko zapatu arrats eguzkitsu batean eta inori argibiderik emateko gogorik ez. Baliteke ere bihar animoa guztiz bestelakoa izatea; baliteke. Bizente Serrano Izko lagunari leitu berri diodanez: bizitza arazozeanoa omen da.

viernes, 12 de septiembre de 2014

LOS PROCESOS



Parece ser que, y esto se lo oí ayer a Alejo Vidal-Cuadras, nada más ni nada menos, que de entre las muchas cosas que distinguen el proceso independentista escocés del catalán están las formas. Según el antiguo portavoz pepero en Cataluña y actual miembro fundador de ese partido a la derecha de la derecha llamado VOX, la estrategia del independentismo escocés nunca se ha caracterizado por incitar el odio hacia el inglés. De hecho, aseguraba Alejo, en las pocas ocasiones en las que el líder de los nacionalistas escoceses, Alex Salmond, ha recurrido a la emotividad para convencer al electorado del SI a la independencia, lo ha hecho siempre en positivo, esto es, elogiando la capacidad del pueblo escocés para reinventarse y afrontar nuevos retos a la vez que reconocía lo que ha habido de bueno durante décadas en común con sus vecinos ingleses, reconociendo lo aportado por los escoceses al éxito del Reino Unido como antigua potencia industrial y colonial, y prometiendo mantener viva la memoria de esos logros. El proceso escocés parece ser esencialmente cívico, esto es, un debate civilizado entre dos partes, los defensores de Si y los del No a la independencia, y en el que los argumentos economicistas han ocupado la mayor parte muy por encima de las consideraciones de tipo identitarias, y esto cuanto menos entre los líderes tanto políticos como mediáticos.

Eso es lo que parece ser según lo oído y leído aquí y allí, que en Escocia los sentimientos pueden estar tan a flor de piel como en cualquier sitio con un dilema similar; pero, que en ningún momento nadie, al menos nadie con alguna responsabilidad pública, se ha dado al histerismo hablando de hecatombes a ambos lados de la futura e hipotética frontera, todo lo más glosando los hipotéticos obstáculos para la viabilidad económica de la Escocia independiente, o descalificando y amenazando al otro con todo tipo de insultos y males en plan cuartelero o taxista madrileño al uso. Y también parece que eso ha sido así, está siendo, como antes lo fue en Quebec durante los dos referendos que perdieron los independentistas québécois.

Pero luego miramos a España, al llamado proceso catalán, y ay, ay, qué diferente todo, qué grima, qué estigma. Por un lado una buena parte del nacionalismo catalán entregado al antiespañolismo más cutre y primario en un país donde casi la mitad de sus habitantes ha nacido en esa odiada España o son hijos de gente que lo hizo y tiene al castellano por lengua materna. Un nacionalismo, no todo, ni siquiera la mayoría -de hecho creo que el movimiento civil que propugna la independencia ha sido tan inteligente como para rechazar el ideario nacionalista al uso y encauzarlo por el camino de la reivindicación ciudadana y por lo tanto plural y al margen del origen de cada cual, y de ahí probablemente su éxito y gran parte también de la perplejidad e incomprensión del españolismo: "¿los charnegos independentistas?"-, que juega la baza descarada y totalitaria del conmigo o contra mí, la baza etnicista del buen o mal catalán, el maniqueismo en todo lo conceptual tan propio del espíritu ibérico -por no decir español-. Un nacionalismo que, como todos aquellos iluminados por la Idea única, no está dispuesto a discutir nada con nadie porque está tan convencido de la fuerza de su voluntad que considera que no necesita hacerlo, peor aún, que disponerse a ello es ya de por sí una derrota, siquiera una cesión ante el enemigo. Y luego están los del otro lado de la trinchera, los que ni entienden las reivindicaciones, no ya del nacionalismo catalán, sino de la mayoría de la sociedad catalana, ni las quieren entender. De hecho, están convencidos de que el problema no es otro que haberles dejado ir muy lejos a los catalanes, esto es, haber sido demasiado permisivos con ellos, haberles hecho demasiadas concesiones. Lo ideal para estos sería acabar con el Estado de las Autonomías, y volver a la concepción del estado centralizado y la administración única. Son los que entienden España esencialmente como una Castilla ampliada y todo lo demás molestas anormalidades dentro de esa uniformidad político-cultural tan del gusto de los jacobinos de todo tipo. Por eso desprecian, cuando no odian, todo lo que huela a particularismo, ven en las lenguas y culturas periféricas obstáculos para esa deseada uniformidad, y sólo lamentan que no se haya podido completar en el pasado el proceso de aniquilamiento de éstas que el estado liberal surgido tras la Guerra de la Independencia contra el francés puso en marcha y que sólo fue un acelerón en ese proceso tras los famosos Decretos de Nueva Planta firmados por Felipe V en el XVIII y que hacían tabla rasa con las instituciones y fueros de Cataluña, Aragón y Valencia a la vez que instituían al castellano como lengua oficial única. El proceso no se pudo completar porque las lenguas y las reivindicaciones los diferentes territorios de España han seguido vigentes hasta nuestros días, peor aún para ellos, han dado origen a diferentes movimientos nacionalistas con también diferentes proyectos. Estos nacionalismos cuestionan España, sí, sobre todo su concepción como tal. Algunos promulgan la independencia total de sus territorios y otros simplemente quieren un encaje dentro del Estado Español que reconozca su hecho nacional, quieren, queremos, una España plurinacional. Pero claro, es que esa España tal como la conocemos, cuando no la España de hace décadas, la España centralista y uniformadora, también tiene sus devotos. Y en eso estamos, en un continuo y eterno tira y afloja entre unos y otros que además se retroalimenta por las noticias que deja la actualidad con cuentagotas y va a engordar la lista de agravios de unos y otros. 

¿Solución? ¿La hay? Algunos, muy listos, la tienen siempre en la punta de la boca: "respetar el marco constitucional y la legislación vigente." No sólo suena a ventajismo que espanta, "se siente, es lo que hay" vienen a decir, "lo que conviene a mis intereses e ideas", sino que además retrotrae a una concepción de la realidad constreñida por una especie de libro sagrado que sería la "Consti" como antes la Biblia, y donde asoma también esa idea cuasi-mítica o sagrada de España como Unidad de Destino en lo Universal, esto es, intocable, que encima es falsa ya no sólo porque las leyes están a servicio de los hombres y no al revés, siquiera porque la Historia, señores y señoras, está en continuo movimiento por muchas barreras o diques de papel y cañones que les pongan, sino porque además éstos las cambian cuando les viene en gana, o les manda Merkel. Pero es que además este enroncamiento en el no por principio y final a toda discusión con el otro, por las dos partes, parece ser también la más genuinamente española forma de hacer las cosas, esto es, o no dirigirse la palabra o hacerlo a guantazos, lo que sea con tal de no sentarse, ponerse delante los unos de los otros, a discutir las razones de cada cual. Y es por eso, porque tanto una parte como la otra parece incapacitada, ya no sólo para hablar, sino incluso para reconocerse como antagonistas en pie de igualdad, que ni unos ni otros son capaces de aparcar por un rato sus respectivos maximalismos, que no se les ve maneras para llegar a apaño alguno, que propongo que sea la Commonwealth la que se haga cargo directamente del proceso catalán dado que tiene tanto la experiencia como la solvencia para que este se desarrolle de una manera pacífica y sensata, esto es, democráticamente, con urnas de por medio, que por algo son las únicas que deben tener la última palabra. De ese modo también se podría producir un hecho insólito en España, y que no sería otro que las dos partes enfrentadas llegaran a exponer públicamente sus diferentes ideas y razones para apostar por el SI o NO a una Cataluña independiente, proponer incluso terceras vías, para lo que tendrían que echar mano de argumentos antes que de sus convicciones de piedra para convencer a los todavía no convencidos. Vamos, lo que viene a ser la democracia.

jueves, 11 de septiembre de 2014

CAMISETAS Y PIKAS



Vuelvo a caminar por las tardes después de mucho tiempo. Y lo hago bajo un sol de últimos días de verano que hace que llegue rendido y empapado en sudor al chigre de San Claudio. Allí en la terraza un grupo de paisanos pegando la hebra, y en eso que aparece, como suele ser habitual para pedir un cigarro y vociferar un par de frases inconexas, el tonto del pueblo con una camiseta de la selección española. Que digo yo que será el tonto del pueblo, dado que soy de ciudad y no entiendo mucho del tema, que lo más parecido que tenemos en la ciudad son los vigilantes de la OTA. En eso que uno de los paisanos interpela al chaval.

-¿Aú vas, Pelayín, vistíu con esa camisa?
-Ye la de la Selección Española, campeona del mundu. ¿Non te gusta?
-Pero bonu, eso foi fai enforma tiempu. Nun sé como non te da vergüenza llevala puesta agora dempués del ridículu que fixeron anguaño nel Mundial.
-¿Tu nun yes español o que te pasa? 
-¡Qué español nin qu'ocho cuartos! Si quies llevar la camiseta de les campeones del mundu, yá te regalo yo una de la selección alemana.

Y en ese que el paisano paga la ronda a todos los presentes y marcha.

-¿Qué lu pasa a Silvino, nun se siente español o qué? pregunta Pelayín.
-Nada, que tuvo trabayando diez año n'Alemaña y diz qu'últimamente se siente más alemán qu'español con diferencia. 

Y mira que, oído lo oído, podía haberle dado vueltas a la cabeza con el rollo este de las identidades, las patrias y demás monsergas. Pero no, lo que realmente ocupaba mis pensamientos en ese momento, insisto que tras la larga y agotadora caminata, era adivinar hasta qué punto podía influir en mi caminata de vuelta a casa el hecho de que hubiera pedido por primera vez un botellín de agua en vez del cañón de pika (cerveza con kas de limón) acostumbrado. Y la verdad es que influir, influir, estoy convencido que poco o nada, seguro que el escozor de la entrepierna hubiera sido el mismo y también la sensación de bochorno al acercarme al portal y observar que el adolescente del tercero apenas podía aguantarse la risa viendo mis andares a lo Jonh Wayne recién bajado del caballo. Ahora bien, hay que reconocer que con dos o tres cañones de pika el trayecto de vuelta a casa se me suele hacer más corto, o por lo menos no me entero.

LEHEN ESKOLA EGUNA



Gaur eskolara txikerraren bila joan naizela gurasoek goitik behera begiratzen zidatela sumatu ditut, bai, haietariko askok erruki keinu batez eta banaka batzuek ere irriparre oker eta maltzur batez, adierazi nahian bezala: "hau pena, hau, hain mutiko txintxorta, guapoa, txuria eta abar. Ez diot inolako garrantzarik eman, noski, badakit askorendako nahiko tipo xelebrea izan naitekeena, agian piskat hotza, uzkurra, baliteke nire piura zein nire demaseko diskrezioagatik, hots, behartuta baino inori hitzik egiten ez diodala normalean ezagun ez ditudanei esatekorik ez baitiet, ez besterik. Edonola ere, nire kakanarrua ikasgelatik irten orduko ea zer moduz bere aurreneko eskola egunean galdetu eta berak tutik ere ez dit esan nahi izan, umemokoak ere ez zidan esatekorik. Honezkero, etxera bidean gindoazela, bere ikaslagun batekin topo egin dugu eta zera esan dit haurrak

-Andereinoak galdetu dio Mikeli non egon den oporretan eta honek ez dio ezer erantzun nahi izan.
-Nola ezetz, Mikel? -galdetu egin diot nik itxurarren- Ez diozu esan Angelari zure bi aitonamonean egon zarela, hainbat lekutara joan zarela, bai mendira, bai hondartzara, bai hemen Asturias aldean, bai Euskal Herrian zehar?
-Ez, esan diot etxetik ez naizela mugitu, aspertu egin naizela udara osoan.

Orduan bai, orduan ulertu egin dut bat-batean gurasoena.