sábado, 28 de septiembre de 2013

AHO BETE HORTZ



Aho bete hortz utzi nau Alemaniako liberalen porrot erabatekoak, benetan diot, diputatu andana izatetik kale gorrian geratzera, benetan xelebrea. Alderdia bera bezainbeste, Liberalen Alderdia oso-oso xelebrea baita, alde batetik ezkerreko aldarrikapen pila bere egin zuen hastapenetan, edo bestela esanda, liberalek euren buru guztiz aurrerakoitzat zuten/duten, alde horretatik ezin ziren inondik inora Merkelen alderdikoekin edo Babariako kontserbadoreenarekin parekatu. Hala ere, ekonomia arloan liberal peto-petoak ziren, estutuaren zeregin edo eskusartze orori muzin egiten zioten, edo haiek esan bezala alemaniarren poltsikoen jagole amorratuak omen ziren. Bazuen bere erakargarritasuna, lilura, enetako behintzat bai hainbat arlotan, batik bat enpresa-gizon txikien zein langile gaituen erosahalmenaren aldeko politikari zegokionez. Baziren, ordea, gainerako ia alemaniar guztiek jende larrusendotzat hartuta, hau da, handiustekeria galantza egozten zietela, hots, euren jokabidea gainontzeko alderdiekiko guztiz harroa edo harroputza izan ohi zela, edo bestela esanda eurak beti eraginkorragoak, argiagoak, arinagoak, aurrerakoiagoak zirelakoan jokatu ohi zutela. Azken urteotan asiar jatorriko buruzagi gazte bat hautatu egin zuten. Zergatik ez, politikari azkarra eta trebea omen zen, berdin zien jatorriak noski, gauzok ez zituzten aintzakotzat hartzen, haiek behintzat ez. Tamalez, eta beste hainbat motibo edo alde batera lagata, buruzagiaren jatorriak izan bide du eragin handia liberalen porrotean, diotenez bere jatorriak ez zion hainbat hautesleri inolako konfidantzarik iradokitzen; auskalo zer dela eta, baina egia izatekotan hori bai litzatekeela gauza xelebrea, zeren liberalei arrazoi osoa emango bailieke azken batean haiek botoa ematen zien hautesle gehienak baino azkarragoak, argiagoak, arinagoak eta batez aurrerakoiagoak zirela adierazten zuten aldiro.

LA SINRAZÓN





Lo peor del terrorismo, aparte de los muertos y el dolor de sus familias y amigos, ha sido también la convicción de que la sociedad estaba moralmente enferma, vivir rodeado de personas a las que incluso estimabas, con las que congeniabas ycompartías no pocas cosas, personas que podían defender causas nobles, muchas de las tuyas, y hasta demostrar una sensibilidad exquisita en cualquier aspecto de la vida, pero que cuando había un atentado ya no sólo miraban hacia otro lado sino que incluso lo justificaban con la escusa del contencioso de marras o tirando de argumentos de lo más peregrinos, queriendo hacer de lo obvio, el asesinato, una anécdota, como si esa supuesta coyuntura, la locura en que vivíamos sin ir más lejos, justificara por sí misma tanta sangre derramada. Eso y que mientras unos morían otros eran perseguidos o marginados por sus ideas, vivían en un permanente estado de excepción con escolta o sin ella, cuando no hacían directamente las maletas, y eso no parecía importarle a nadie o muy poco; "algo habrán hecho", "no son de los nuestros". De ese modo a uno ya no le cabía duda alguna acerca de qué tipo de sociedad, qué clase de país supuestamente libre, podían tener en la cabeza tanto los que empuñaban las armas como los que les justificaban y hasta jaleaban, cualquiera menos uno en el que a mí me habría gustado vivir, porque en un país así, nacido de la eliminación del contrario, no sólo no se podría ser libre sino tampoco decente.

Pero claro, es que llovía sobre mojado, porque eso que hacían los de ETA y sus acólitos no dejaba de ser, a su escala, con sus medios y la distancia, exactamente lo mismo que habían hecho décadas antes los franquistas con todo aquel que no era de su agrado, la eliminación física de la disidencia, del enemigo. Fue sobre el terreno en el que se llevó a cabo el genocidio franquista durante y después de la guerra que levantaron su Nueva España, la que volvía a renacer, la que muchos creyeron finiquitada con la muerte del tirano, la aprobación de la Constitución del 78 y en general por aquel pacto de no agresión entre diferentes que llamaron La Transición. 

Así pues, ETA ha dejado de matar, se le exige que entreguen las armas y a sus seguidores que reconozcan el dolor infligido. No parecen estar por la labor, dicen que es demasiado pronto, algunos hasta aseguran que no tienen por qué hacerlo, que lo que hubo es una guerra de baja intensidad con dos bandos perfectamente diferenciados y que cada cual aguante su vela. Es una postura que indigna, irrita, porque a la mayoría, aún reconociendo las culpas también del otro lado, sus muertos, torturados y otros despropósitos, no nos cabe duda de que si alguien tiene que pedir perdón. sobre todo porque su única razón de ser ha sido precisamente hacer daño a terceros, esa es ETA y sus amigos, son ellos los que crearon el caldo de cultivo para que la gente mirara hacia otro lado, para que el miedo a no ser señalado, a opinar a la contra, a enfrentarse al matón perdonavidas de turno, los que envilecieron la convivencia entre la gente hasta el punto de que defender lo obvio, que la vida de las personas es sagrada, te colocaba de inmediato en el lado de sus enemigos. 

No obstante, con ETA a un lado y su fracaso más que evidenciado, ahora toca honrar a las víctimas, sí, las de todos los lados, y sobre todo recomponer la convivencia, que no es, como bien describe el amigo Bixente, tanto que se hagan amigos los que dejaron de serlo o los que nunca lo fueron, como que por fin se pueda vivir sin miedo al otro, defendiendo cada cual su ideario sin echarse los trastos a la cabeza, sin intentar doblegar al contrario por la coacción venga de donde venga.

Pues bien, no parece que por ahí vayan los tiros, al menos no los de algunos cuando quieren hacer de la derrota de ETA poco más que un alto en el camino de su estrategia hacia la victoria final pese a quien pese y sobre todo a quien tengan delante, como si no tuvieran las manos manchadas de sangre. Y tampoco son esos los tiros de los que se echan las manos a la cabeza como con la portada de ayer de La Razón porque un joven director vasco ha grabado un reportaje sobre su relación con un miembro de ETA que además es su amigo íntimo, un ejercicio de reflexión que en ningún caso es una vía publicitaria o exculpatoria de éste, pero que de hacer caso al escándalo que algunos pretenden ver en ello parece como si el sólo hecho de haberse atrevido a emprender semejante proyecto ya habría descalificado a su autor casi que como un amigo de los terroristas, uno de ellos. Porque eso es lo que hay en esta España que parece querer seguir resolviendo los problemas como en el pasado, a golpe de anatema, con la eliminación de la vida pública ya no sólo del anatemizado sino también o sobre todo del debate. Todo lo relacionado con ETA y sus alrededores es tabú, una afrenta a la memoria de las víctimas convertida ya en el cajón de sastre de la que sacar certificados de limpieza de sangre democrática de los demás. De ese modo ahí está la eterna España de los inquisidores, decidiendo quién es cristiano viejo y quién no, quién debe ir a la hoguera aunque se le haya sacado su confesión bajo tortura, llámale ahora presión mediática. 

Pero lo más curioso de todo, lo que de verdad revuelve las entrañas, es que, mira tú qué casualidad, los nuevos inquisidores son nada más y nada menos que los de siempre, o en su defecto sus sucesores directos o no. Los mismos que rubricaron con su firma y sus actos la España que surgió del genocidio del enemigo republicano, siquiera ya sólo del vecino al que se le tenía ganas y que no supo o no pudo ponerse a tiempo en el lado de los vencedores. Son los que se niegan a condenar el franquismo como lo que fue, que incluso lo defienden diciendo que fue una cruzada en toda regla para arrancar de cuajo las malas hierbas que amenazaban a España, los que niegan la memoria a los familiares de sus víctimas, los que hablan de volver a hacerlo en el caso de que se dieran las mismas circunstancias. Y no son sólo los nostálgicos falangistas con una copa de más, ni siquiera los cargos de un partido que se dice democrático, también los son esos cargos medios puestos a dedo cuando dan el visto bueno al nombramiento de un tipo que dice no reconocer ni la Constitución ni el rey que ellos defienden, que llama cruzada a lo que decíamos antes. Y qué más da que repitamos esto una y otra vez, que pongamos el ejemplo de lo inconcebible de un juez militar en Alemania que hubiera justificado el Holocausto y se hubiera declarado un ferviente admirador de Hitler. Qué más da si parece que estemos jugando una perpetua partida de frontón en el que los argumentos que apelan a la decencia, a los valores éticos por encima de la familia, clan o bando de cada cual, que no, no es lo mismo lo que hicieron unos que otros, no vale decir tampoco que los otros de haber podido habrían hecho los mismo, hacer justi-ficción, son arrojados sobre una pared para que reboten de inmediato sobre otros que te los devolverán en forma siempre de contraataque; "pues tú más". Porque tú ya puedes decir misa, que no, no hay tu tía, los mismos que expiden credenciales de democracia al prójimo son los que llegado el caso se la pasan por el forro de los cojones para justificar lo injustificable sólo porque se trata de la memoria o el honor de sus padres o sus abuelos. Pues eso, escándalos a la carta, indignaciones según el bando en el que luchó tu padre o tu abuelo, las cosas nunca de acuerdo a unos principios éticos y democráticos elementales, esto es, para todos, sino siempre según del lado de la tortilla que toque en cada momento; España eterna.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

BIXENTE SERRANO IZKOK NIRE "COMO LOS ASNOS BAJO LA CARGA" LIBURUKO AIPU BATEN HARIRA.




Bixenteri bihotz-bihotzetik eskertzekoa da niri liburutxoari egindako jaramona, noski baietz, baina berak garatutako gogoeta ikaragarri mamitsua da duda izpirik gabe.
ARROSAZKO EZKON-OHERIK GABE ERE.

Berradiskidetzeak, bikote harremanetan ere, bere prezio ekonomikoa du koitadu batzuen ustez. Fin eta polito botarazten dio Txema Arinasek bere azken eleberriko narratzaileari honako sarkasmo hau:

«[…] eta tentel halakoa etorri zait […] eskuetan uneari dagokion arrosa sorta, zeinarekin neurtu ohi duen bere damua eurotan» [Txema Arinas: «Como los asnos bajo la carga», Sepha argitaletxea, Málaga, 2013].

Nobelan hain estu eta trebe uztartzen dituenez egileak bizipen pertsonalak eta gogoeta politikoak, atrebentzia izanen dut nik ere aipu horretatik, eremu pertsonal hutsekoa den aipu horretatik, eremu politikora jauzi egiteko.

Gizarte eta politikagintzan aldarrikatu da aspaldin berradiskidetzearen irtenbidea, frankismoaren garai luzeei irteera ematerakoan (Santiago Carrillo eta euro-komunismoa), eta geroago euskal auziaren inguruan (Elkarri, Lokarri, Baketik…). Ez dakit frankismoaren kasuan eragingarri izan ote zen, edo zein neurrian, estrategia hura. Guztiz aldebakarrekoa izan zen edonola ere, hau da, euro-komunistek bakarrik luzatu zieten eskua frankistei, berauek aldiz inoiz ez diete eskua eman komunistei. Euskal kontuetan, askoz argiago: eurotan neurtu dute beti gobernuetako estolderiaren ingurukoek berradiskidetzearena, eta erabaki ere askoz errentagarriago zitzaiela auzia, gatazka, terrorismoa bizirik mantentzea (laguntza ederra jaso zuten, zer erranik ez, asmo horretarako, ETAkoen burugogorkeriaren aldetik). Azkenik, aldebakarreko mugimendua gertatu behar izan da, eta oraindik ere halako nostalgiaz begiratzen diote aurreko egoerari estolderiakoei babes ematen zieten politikariek. Dagoeneko, ETA aktiborik gabe, “den-dena da ETA” estrategiara jotzea baizik ez zaie bururatzen. 

Baina estrategiak estrategia eta taktikak taktika, kontzeptua bera da, berradiskidetzearena alegia, guztiz faltsua iruditzen zaidana: inoiz ez dira adiskide izan espainiartasun inperialista, zentralista eta faxistaren kumeak eta euskal abertzaleak, are gutxiago ETAra jo dutenak. Ezin, beraz, berradiskidetzea, ‘berriro adiskide’ egitea. Baina adiskidetzeko ere arrosa sorta garesti garestiak trukatu beharko lizkiokete elkarri bi aldekoek. Ez bakarrik berradiskidetze, adiskidetze kontzeptua ere guztiz desegokitzat jotzen dut nik. Nahikoa izanen nuke, eta nahikoa lan emanen digu oraindik ere, elkarri fisikoki kosk egin gabe zirku politikoko lehiakide izatera helduko balira bi aldeak, elkarrekin tranpati eta guzti jokatuko balute ere. 

Bikote harremanetan arrosa sorten prezioek eraginik izanen dute, akaso, bikotekide tentelengan. Politikagintzan, ordea, ez dago zertan paratu arrosazko ezkon-oherik, are ez dago zertan planteatu ere bizikidetzarik, nahikoa izanen lirateke elkarrekiko intolerantzia eta areriotasuna, baina gutxieneko arau batzuen pean. Hemen nauzuen tentel halako honek dio, haize kontra joaten ene tentelkerian.

DEFINITIVAMENTE...


Definitivamente, no debo ser un escritor moderno, ni un lector enterado, conclusión a la que llegué anoche leyendo Mémoire d'un jeune homme dérangé del Fréderic Beigbeder, que viene a ser, o más bien ha sido, algo así como lo último de lo último de la literatura francesa. Porque no lo puedo evitar, después de este, L'amour dure trois ans y 99 francs no distingo más que ocurrencias poco más o menos originales, ganas de epatar al personal, que ya sabemos que a estas alturas todos somos bourgeois de una u otra manera, de provocar y sobre todo aparentar ser el inexcusable enfant terrible que toda cadena francesa de televisión debe tener en su tertulia. Pero, lo peor de todo, es que ante todo el Beigbeder se me antoja un sucedáneo pop, acaso todavía más pop, de su amigo Houellebecq. No es que me aburran, porque si su intención es irritar al lector a fe mía que conmigo lo consiguen a ratos, también quizás arrancarme alguna sonrisa, pero de ahí a considerarlos las grandes revelaciones de la literatura gabacha, pues oye, no entiendo nada, cuándo dejó de tener alma la literatura francesa, que no hay ni un solo Goncourt que no coincida que le digan gran revelación y sea una puta mierda, como el Jonathan Littell con sus Les Bienveillantes, una cosa verdaderamente sonrojante, no tanto el libro en sí, que oyes, pues tiene su cosa, como que le digan lo de gran revelación, salto cualitativo en la historia de la literatura francesa y bla, bla, bla, salto cualitativo a la nada absoluta, a la frivolidad revestida de grandilocuencia, por no hablar de los éxitos editoriales como los de los erizos y similares, la ñoño vacuidad elevada al cuadrado, sublime le dicen. No sé, algo de Modiano, poco, de Echenoz, tendré que releerlo, pero así a grandes rasgos como que de Gracq hacia atrás, Celine, Camus, Boris Vian, que no por nada la gran revelación de los últimos años ha sido precisamente la Nemirovsky con su genial Suite Française, fallecida en el campo de concentración de Auschwitz en 1942, ¿no es curioso? En fin, esto no deja ser la impresión de un lector a salto de mata, que seguro que habrá mil autores que valgan la pena, que no vayan sólo de figurones o niños terribles, que los habrá con alma, voz y mundos propios, sólo que no estilan, no venden, no convienen. Pues eso, que me informen, si vous plait.

IRAILEKO KRESALPEAN



Esan didatenez gaur udara amaitu da -esan ni bestela jabetzen ez naiz eta-udazken hastapenetan gaudela. Ederto ba, eguraldiak ostera guztiz kontrakoa esanagatik, gaur udamina eman du, egun sano ederra izan baitugu hor kanpoan. Eta zer esanik ez goizeko lainoak osoro barreiatu orduko, zerua oskarbitu orduko, horrezkero eguna kostaldean pasatzea erabaki dugu urteko halako egun eguzkitsu eta bero apartok nola edo hala albait gertuen goxatu beharrean gaudelakoan. Artedoko hondartzaren ingurumarietaraino ondoratu gara, paraje ikaragarri ederra, demasean, baina esaidazu zuk zein ez den ederra, zoragarria, Berezko Paradisua den Asturias honetan... Edonola ere, goizean ibilaldi motz bat egin ostean, txikerra lepo gainean ez hartzearren gehienbat, bazkalostean Artedoko itsasarteko hondartza apal eta meharreraino gerturatu gara. Badu, bai, bere xarma udazken hasieran jendea uretan plisti-plasta ikusteak, bai noski, hordartza ia hutsik egonda eta iparraizeak gogor, bortitz, jotzen zuela, uretako zein eguzkipeko bizpahiru bainulariekin errukigabe. Izan ere, nire ustetan baldin badago urtaro benetan ederrik hori da udazkena, urteko galantena, moñoñoena, sikeran zuhaitz, landare edota loreen kolore zein lurrinei dagokienez. Areago, nik esango nuke udazkenean itsasoko kresalarena ere aparte-apartekoa dela, edo agian hau da nire txikitako udazkenetako oroitzapen kresaldua, auskalo. Dena dela, gaurkoa bai izan dela egun atsegina, gozoa, zirraragarria, eta horrexegatiken ere hona ekarri dut, den-dena kexak edo atsekabeak izan ez daitezen behinik behin.

DULCE SÁBADO DE VERANO EN SETIEMBRE


Y como decía antes en vernáculo, no vamos a traer aquí siempre sólo las quejas y congojas de cada día, también de vez en cuando apetece un poquito de exhibicionismo doméstico siquiera para que los amigos sepan de uno, para hacer rato hasta la cena mientras cada cual en la casa se dedica a sus cosas y servidor a facebukear y a escuchar música, porque sí y ya está. Y es que hoy ha sido un día para celebrarlo de veras. El último del verano, y aunque lucía un sol veraniego y calentaba otro tanto, el otoño se podía olfatear en el campo, y no es metáfora, siquiera en uno de los pinares cerca de la playa de Artedo. Se puede decir que ya olía a otoño, y por si las dudas, ahí estaban las setas, entre otras creo haber distinguido varios gibelurdines, no sé cómo les dicen aquí, pero qué gozada. Tanto o más como la jamada en medio del pinar del bocata de bacon frito untado con ajo y tomate o el de tortilla con queso y unte de mostaza y miel, todo ello regado con las birras que he comprado en el pueblo de al lado, y que, mira tú qué maja es la gente por aquí, insisto, hasta una lata de cocacola me ha regalado el mocín de la barra, lástima lo que les presta la Mahou en esta región. Eso y que me haya dicho mi señora que estas son las comidas que más le gustan. De modo que se acabó eso de ir todos los findes a los restaurantes de tres estrellas que no hemos ido nunca. Qué a gusto se está en mitad de la naturaleza comiendo los mejores bocatas que alguien puede imaginar. Y yo que sí, a punto de decirle a mi señora que sí, que para alimañas mejor las del campo; pero no, me lo he aguantado, no fuera a pensar que hablaba de su madre, que no, juró que no, más bien recordaba la cuadrilla de sanotes soplapollas que estaba el sábado pasado en el Bodegón Álava, a tope de todo ya y en plan que se entere todo el comedor lo bien que lo estamos pasando, que hasta nos caemos de las sillas de la que llevamos encima, y por supuesto los cánticos de rigor. ¡Se va a molestar nadie, si aquí se ha hecho toda la vida! Nosotros no me acuerdo bien, estábamos a nuestros vinos, pero la cara de la pareja que tenían al lado era todo un poema: "¿no íbamos a pasar una velada tranquila en pareja, romanticona y así?" Pues no, majos, si eso que os tomáis el postre en casa, que esos están a lo suyo, a grito pelado para que nos enteremos todos lo bien que se lo están pasando, qué sanotes y jatorras son los muy cabrones. Así que para eso mejor comer en un pinar y a bocadillos, o en su defecto un buen chuletón de carne vieja asturiana con una botellica de Remelluri dentro de un rato en casica mientras ahí fuera vuelve a tronar la música del concierto junto al Tartierre, que estamos en Sanmateos. Qué semana llevamos, madre, qué semana, anoche hasta me tiré un rato apoyado en el alféizar intentando distinguir las canciones que Rosendo y Los Suaves debían estar tocando en el interior de la carpa, lástima que todo lo que llegaba hasta mi ventana fuera ya estruendo a secas, lástima que durará hasta las tantas... Pues eso, cada cual celebra la vida y las fiestas a su manera.

TAXIRUZURGILEA


Ene, gaur arratsaldean etxetik presaka, doi antxintxika, irten gara nire emaztearen lagun bat gure zain zegoela erdigunean, haurrak ia arrastaka generamatzan. Sanmateotan gaude, hiriko jaiak edo antzeko zerbait, ez nago ni oso seguru, jai giroa ez baitut inondik somatzen, baina tira... Orduan, bera eta haurrak arnasestuka zihoazela arin-arin, emazteak taxi batera igotzeko agindu eta barruan geundela "Uria Kalera. arren!" esan diot taxilariari. Orduan ere, esandako kaleruntz zuzen-zuzen joan beharrean taxilari txit atsegin eta isilak nire emaztearen gurasoen auzorantz jo egin du guk erdiguneraino joateko egiten dugun ibilbidea hautatu ordez; hau da, sasikoa desbideratu egin da. Hasiera batean ez diot tutik ere esan, badaezpada jakina, baten batek daki aldapetan gora bidea laburragoa ei zitzaigun auskalo nondik laburtzen edo. Baina ez, berehalaxe jabetu naiz zuzen-zuzen joan beharrean inork ez eskatutako tourneé turistikoa edo egin nahi zigutela. Eta orduan bai, orduan galdetu behar izan diot ea erdiguneraino iristeko Narancopeko eraikin aurre-erromantikoetatik igaro behar genuen halabeharrez. Taxilariak ez dit batere erantzun, mutu geratu egin da, eta delako auzoan zehar gindoazela kale mehar eta ilun batetik behera egin du erdiguneraino arinago joateko eta kitto. Nik ordea gauza bat erabaki egin dut, noski baietz, hurrengoan mozorratuko dut nire auskalo nongo edo nolako azentua, asturiar egiten saiatuko naiz badaezpada, "¿Pues averanos hasta'l centru, ho?" Hori edo hurrengoan ere emazteak berak esan diezaiola!

jueves, 19 de septiembre de 2013

Reescribiendo la Historia



Reescribiendo la Historia: " "Señalar como nazis y fascistas a los exmiembros de la División Azul responde a desconocimiento de la historia"

Por si alguien tiene alguna duda, o laguna, en la primera fotico la gobernadora civil de Cataluña condecora a un ex-combatiente de la Brigada Azul (mandada por Franco para luchar al lado de los alemanes en el frente ruso) y en la otra en blanco y negro un jerarca nazi condecora a otros tantos combatientes de la misma brigada durante la Segunda Guerra Mundial en el frente ruso. Evidentemente se trata de una fatal coincidencia porque de lo contrario no nos quedaría otra que pensar que en la España del PP se homenajea a los que lucharon con los nazis, que por si a alguien se le ha olvidado, a los del PP parece que sí o más bien se la suda, fueron los responsables de la muerte de millones de seres humanos, holocausto mediante

 Lo peor de todo es que los hijos de puta que falsifican la Historia parecen hacerlo en la convicción de que lo pueden hacer impunemente, que hacerlo no les va a suponer condena alguna y, peor aún, que la sociedad a la que se dirigen es tan inmensamente ignorante y adocenada que siempre les funcionará el "calumnia/miente que algo queda", que siempre habrá un buen número de cafres o sectarios dispuestos a darles la razón contra toda evidencia o lógica. Triste, España es un país cada vez más triste y hostil a la verdad, el sentido común y a la buena gente.

LE DICEN PARTICIPATIVA...




Sociedad Participativa porque no tienen cojones ni para decirle competitiva tal cual, sin tapujos, al menos no dirigiéndose al conjunto de la ciudadanía, queda feo, suena a escuela de Chicago, en vez de a discurso real dirigido a la nación a de presidente honorífico de una gran corporación dirigiéndose a su accionariado. Y eso por no hablar de la obscenidad implícita que hay en el que el que te dice que lo bueno se ha acabado, que a partir de ahora cada cual que se saque él solo las castañas del fuego, sea precisamente un tipo que ha heredado el cargo por una mera cuestión de hemoglobina, que representa lo que representa. ¿Participar en qué? Se supone que en la inmensa tarta de la que cada cual se llevará su ración de acuerdo con su talento y esfuerzo. Más que suponer lo dan por hecho, hasta te dicen que eso es lo lógico entre personas decentes, que lo contrario es vivir de chupar del bote, a cuenta del trabajo de unos, los que de verdad se dejan la piel en esto de la lucha de la vida, los que valen, el resto, pues eso, dicen ellos, la sopa boba, que es por lo que tienen el estado de bienestar, la bicha de todo neoliberalote. Porque no se sostiene, no renta, se va el dinero en mantener a tanto vago y maleante, en financiar la quimera esa de la sociedad igualitaria y solidaria, que además para qué, si de lo que se trata es de producir a tope, y el que no, pues se siente, no vale, que se joda, ya si eso ponemos la beneficencia; ¿es que te vas a quejar si te doy una limosna, desagradecido, soberbio, rojeras, totalitario? Pero sí, qué cosas, llama la atención que justo en este momento histórico cuando más desarrollo hay de todo tipo, y en especial tecnológico, y más acopio de capital, nos vengan ahora con la monserga de que el sistema de bienestar no se mantiene, no vale. Ahora toca que cada cual se las componga solo porque eso además es lo justo, lo que dignifica, lo que nos hace libre de papa estado, ese opresor por naturaleza de las que las mismas sociedades se dotaban para organizarse, que se elevaba de conjunto como árbitro entre sus miembros, garante de unas mínimas libertades, del estado de derecho, de un sentido comunitario. Y es que ya ni siquiera les vale que ese estado haya dejado de ser el árbitro imparcial que se le suponía y exigía. cuanto todavía la palabra ciudadano valía para algo y no sólo para agitar banderitas o berrear en un estadio, con el resultado de haber pasado a ser sólo un siervo al servicio de unos intereses muy concretos, garante ya no de lo que decía antes, sino más bien y en exclusiva de que una élite de los negocios pueda hacer caja con cuantas menos cortapisas mucho mejor, y siempre, siempre, al grito de "hay que ser compe... participativos". ¿Y si no lo eres por lo que sea, porque partes de una situación de desventaja frente a otros, porque careces del talento o del dinero con los que otros te sacan ya varias cabezas en esta eterna competición que es la vida? ¿Son competitivos los padres y madres de casa que se dedican a sus familias en exclusiva, los enfermos, jubilados y todos aquellos que no pueden valerse por sí mismos, los que no sabemos por dónde nos pega el aire? Va a ser que no, que en este inmenso concurso en el que quieren convertir la vida sobra gente a montones, todavía más de la que ya sobra en el conjunto del planeta, la que se hacina en los inabarcables suburbios del tercer mundo o toda aquella que vive a salto de mata en este que dicen el primero, que no tiene tiempo ni medios para participar en nada porque anda muy ocupado en sobrevivir a secas. Y así el futuro que nos prometen no apunta tanto a la sociedad ideal, justa, que aventuraba un tal Adam Smith en el caso de que todos partiéramos con las mismas condiciones y nos organizáramos también de acuerdo a un interés común. No, qué interés común ni qué hostias, sin arbitro de por medio, sin sentido comunitario o ciudadano, el futuro se asemeja más a las sociedades hispanoamericanas de unas pocas urbanizaciones de lujo atrincheradas con toda la parafernalia de vallas y alarmas de seguridad donde viven los que participan y las inmensas barriadas de ranchitos donde vive el resto, los que sobran, los que no saben participar del todo o no pueden, pobrecicos, se quedan en el camino. Pero eso sí, siempre habrá una cocina de Cáritas a la vuelta de la esquina o algo parecido.

ARDANTZATIK MAHASTIRA



Gaur asmatu dut Josema Azpeitia lagunaren bidez Oñati aldean txakolina egiten ari direla, mahastiak eta guzti landuta zituztela aspaldidanik edo, auskalo. Txunditu egin nau ardogintzarekin zerikusia duen orok ikaragarri erakartzen gaituelako hamaika arrazoirengatik. Harrituta bai, alde batetik Debagoienetik oso gertu bizi naizelako (ni behintzat Oviedo eta Gasteiz aldean bizi naizelakoan nago handik hona ari bainaiz etengabean), eta ez, gaurdaino ez naiz enteratu bertan inolako mahastirik zegoela (eta nik uste hortik orain dela urtebete egon nintzela, Leintz aldean behintzat, maiz joan ohi dugu eta, baina ez nuen mahatsik ikusi, bat ere ez, baliteke itsumustuka goazela bizian zehar). Poztekoa bezain harritzekoa, denok uste bezala txakolina kostaldekoa edo Aiara aldekoa, eguzkitsuagoa denez, Debagoiena beti ilunegia, altuegia eta hotzegia begitandu zaigu; baina tira, dastatu beharrekoa, jakina. Egia da, aldiz, urteak joan ahala, eta eguraldiaren aldaketarekin batera, gero eta iparreruntzagoan landatzen hasi dela edonon (Asturiasen bertan Caldaseko menciak gero eta entzun handiagoa omen du, oraintsu gainera bertako upategi batek medialdeko ardo onenaren domina jaso zuen Italia aldean), eta jakin, badakit ere hor nonbait leituta, Cataluña aldean ere Aurre-Pirineoetara jotzen ari direla mahatsa landatze aldera. Gizpuzkoakoa, Debagoienekoa, ideiarik ez, aitortzen dut, hain gertu, hain maiz hara joanda eta aldi berean bertako hainbat gauzez guztiz ezjakina, gauza bai xelebrea. Txunditurik nago edonola ere. 

Bestalde, nik uste merezi duela hizpidera ekartzea aintzenean bazeudela mahastiak edonon ardoa ezinbestekoa zelako mezatarako, Araban bertan badakigu mahastien landatze muga ez dela beti Errioxara, aspaldiko Nafarroako Sonsierrara, mugatua egon, Mendebal Ibarretako eskualdean, Ebro Garaiaren ondoan, mahastiak egon direla ez oso aspaldira arte. Izan ere, Arabatik irten gabe ere toponimia oso adierazgarria da antzinako mahastigintzaren hedaduraz, badago Gasteizaldean bertan "ardantza" (mahasti) toponimo zahar pila honen antzinateko lekuko, besteak beste: Ardantza (Apellaniz, Manurga, Birgara Goien, Monasterioguren, Ondategi, Domaikia), Andartzaia (Amarita, Durana , Ardanzeta (Lubiano), Ardanzarra (Zuhatzu), Ardanzeta (Gometxa, Durana, Uribarri-Arratzu), Andartzaia (Amarita, Durana , Ardanzeta (Lubiano, Ariñez, Artaza, Gometxa, Apodala, Lagran) eta, jakina, hauen eratorri andana. Bitxikeria, huskeria, txorakeria galanta, bai, baina gai honen kontura zer edo zer idazteko beti parada ona.

¡SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA!


Y como si no tuviéramos -tuvieran ellos más bien, que a mí...- poco con la galaica perseverancia del hombre que deja que los problemas se pudran sin hacer nada porque estima que la verdadera virtud del gobernante está en no hacer nada mientras todo se derrumba a su alrededor, que anda que no hizo poco daño ni nada Cela con su ostentación del "Resistir es vencer", en la práctica el lema de todo un gobierno, ahora sale en ayuda del independentismo una asociación del ejército exigiendo la intervención del mismo en Cataluña como si de una eterna Guerra de la Secesión se tratara, como si los integrantes de la marcial asociación se hubieran quedado anclados en el siglo XVIII. Impresionante de verdad la cantidad de cerebros privilegiados que pululan por ahí...

EL TÚNEL DEL TIEMPO



Anoche nos lleva el amigo L a cenar al nuevo Bodegón Álava, que viene a ser el mismo de toda la vida pero con nuevos dueños, sin ir más lejos los responsables del antiguo Naroki, sí, el de la tortilla manchada. Dicho lo cual uno ya podía imaginarse que, como mínimo, la calidad iba a estar asegurada, siquiera en comparación con la última vez que estuvimos hace años, cuando todavía lo llevaban los que lo precipitaron su cierre, por pura desidia y flagrante falta de profesionalidad. Porque mira que no hemos ido pocas veces ni nada al Bodegón Álava cuando éramos jóvenes y alegres mozalbetes, las farras que nos hemos pegado y las broncas de mentarnos la madre y todo que hemos montado allí por lo de siempre, siempre por lo de siempre, mejor no entrar en detalles. El caso que como los del Naroki sí que son unos profesionales como la copa de un pino, y anoche se notó en el trato simpático y la diligencia (aquí ya me imagino el ceño fruncido de uno que yo me sé....) y también en la carta, simple y llanamente lo de toda la vida, casera, tradicional a más no poder, lo que esperas en un bodegón, probablemente los establecimientos más castas, populares, y cuyo origen en la mayoría de los casos se debe a gentes de la Rioja Alavesa y alrededores que se instalaban en la capital para expender el vino de la familia, verbigracia, los Gaona del Bodegón Gaona, los Luzuriaga de Casa Felipe o los mismos Eguren. Y como todo lo popular casi desaparece durante los pasados años de la tontería pijotera de los gastrocuchitriles en plan finolis y figurón de los fogones. Por eso "presta" (gustar) tanto cenar con los amiguitos en un lugar tan casta y cuya famosa decoración de baldas hasta el techo con botellas de vino y licores de todos los tipos y épocas ha sido respetada por los nuevos dueños, así como la distribución de las mesas. Una gozada, casi un viaje en el tiempo hacia atrás, sólo que ahora cuarentones, algunos más ajados que un ciruela pasa, ¡ay ese lumbago!, y con menos botellas vacías sobre la mesa, la edad no perdona, por mucho que se empeñaran anoche en decirle lo contrario a mi señora, que si los cuarenta ahora son los treinta, que si la vida empieza... Yo no sé si la la nueva cuarentona se creyó algo de lo que le decían, pero, joder, qué murga con lo de vamos a celebrarlo, venga, saca un cubata, a bailar... suerte que siempre hay una cama esperándote al fondo del camino.

domingo, 15 de septiembre de 2013

MIGUEL GUTIERREZ GARITANO RESEÑA "COMO LOS ASNOS BAJO LA CARGA"



Lo confieso; me duele Euskadi. Es cierto, me duele mucho. Nuestra sempiterna tendencia a banderizarnos y devorarnos de manera inmisericorde, me hastía hasta límites existenciales. Decía Borges que los vascos o están en una carlistada o preparando la siguiente. Bueno, esto tal vez sea exagerado, aunque algo de eso hay. A pesar de eso muchas veces no veo autocrítica en mis conciudadanos. Sino todo lo contrario. Resulta que somos cojonudos, que aquí ha ido y va todo mucho mejor que en Logroño. Somos más guapos, y más trabajadores, y el euskera es más bonito que el castellano y más limpio, porque no dice tacos. Algunas de estas cosas son ciertas. Otras son estereotipos simplones. Negativos hacia nuestros vecinos, descaradamente autocomplacientes hacia nosotros mismos. En ningún sitio he escuchado tantas palabras para separar en "castas" a los propios ciudadanos; gamboínos, oñacinos, beaumonteses, agramonteses, coreano, maketo, belarrimotz, euskaldun, erderaldun, euskaldunberri, euskaldunzaharra, de ocho apellidos, abertzales, constitucionalistas...Y sí, somos muy trabajadores, pero también hemos perdido decenas de millones de euros en paliar los efectos de nuestra propia sinrazón. Destrozos diarios de la kale borrika, escoltas, impuesto revolucionario, fuga de empresarios...¿Cuánto ha costado esto al vasco de a pie? ¿cómo hubiéramos vivido sin estos gastos? En eso, en civismo, los catalanes (y el resto) nos dan mil vueltas, la verdad. Pero no quiero echar las culpas tan solo a la tribu hachebita. Porque resulta que la tenemos todos un poco. Unos más otros menos. Y por eso me ha gustado el libro de Txema Arinas "Como los asnos bajo la carga", porque reparte responsabilidades y estopa a partes iguales, zas, zas, un poquito para cada tribu de irreductibles "vascongalos". Es un libro que no va a gustar. No. Y no va a gustar a pesar de estar escrito con una técnica depurada; limpia y fluida como un torrente, y sencilla y enjundiosa como un haiku japonés. Este libro no va a gustar porque pone a cada vasco frente a sus fantasmas y le enfrenta a la mierda de su propia responsabilidad. No va gustar porque repasa todos nuestros pecados con inmisericorde lucidez: violencia, sectarismo, hipocresía, indiferencia, inmovilismo, egoísmo...Y por eso no va a gustar, a pesar de ser certero, inteligente y dotado de una furia jodidamente sutil. El libro de Txema no va a gustar a pesar de ser una obra de gran calidad; no va gustar porque es ecuánime, justo. No va a gustar porque es magnífico.

ARRIMANDO EL HOMBRO...



Apuntalando el régimen: Bonito, sencillo, tierno, emotivo y sobre todo esperanzador reportaje en EL PAÍS de hoy sobre la heredera al trono, una tal Leonor de Borbon y Ortiz. Más maja, y guapica, un montón, apunta maneras. Además dicen que ha salido a la abuela, yo ya no sé si el autor del panegírico se refiere a lo facha que es la vieja o a qué, prejuicios de uno. En cualquier caso, ahí está la Casa Real a tope con la remontada, en plan "a ver, Cebrían, que aquí todos tenéis que arrimar el hombro, que con los del ABC andamos más que justicos, que lo compran quienes los compran". Pues eso, preparando el terreno para que cuando escampe la tormenta de mierda de Urdangarín y su señora, para que cuando el mataelefantes pichabrava agiotista dé ya definitivamente en un anciano entrañable, cuando ya todo el mundo se haya olvidado hasta de Bárcenas, cuando ya los cuatro rojos resentidos de turno dejen de abuchear a Felipe y su señora y la cofradía de los eternos lacayos vuelvan a recibirles entre vivas y gritos de "guapos, guapos", al resto se le empiece ya a caer la baba con la chiquilla. Entretanto que se sepa que a la nena la están preparando a conciencia. Colegio de pago sí, pero laico, e inglés por un tubo, hasta tiene una tata que le habla sólo en ese idioma, oyes, que además es en el que la abuela le pregunta a su marido durante las comidas familiares "Juanito, who is this bitch german blonde on which they speak all the newspapers?" y el abuelo contesta "Felipe, please, give me the salt". Y por si todavía le cupiera a alguien duda alguna, que últimamente hay mucho republicano de nuevo cuño por ahí, por lo general gente decente que ahora anda un poco despistada por culpa de los chanchullitos del vasco, EL PAÍS, no duda en calmar los ánimos: "Leonor sabe quién es y cuál puede ser su papel algún día si se cumple la historia. Sus padres se lo han contado de una manera sencilla. Las explicaciones comenzaron el día en que preguntó: “¿Por qué nos hacen tantas fotos?”. Entonces, don Felipe y doña Letizia le dijeron que sus abuelos eran los Reyes de España. Más difícil parece que le resultó a la Princesa responder a su hija mayor el día que quiso saber en qué trabajaba." En fin, no digo que me entran ganas de vomitar porque sospecho que hasta eso les podría satisfacer a todos estos babosos monárquicos, qué mierda y qué bien la venden. ¡Feliz sábado, salud y república!

ATSEKABEA



Ez dakit honekin euskotalibanarena egingo dudan, hainbestetan nik neuk kritikatu egin dudana hain zuzen. Baina ez, bada aspaldi Anne Etchegoyen kantari baxenafarraren lana nolabait gustuko edo dudala. Auskalo zer dela eta atsegin dudan, bere ahotsa sotila begitantzen zaidalako, neska pertxenta delako, euskaraz kantatzen duelako soil-soilik? Ez dakit ba, ederra bai dela ikaragarri gainera, baina hori jakina ezta nahikoa kantari bat gustuko izateko ala ez, ahotsa agian behartuegia sotila emateko eta euskaraz ari dela susmoa dut ez duela behar bezala ahoskatzen. Areago, badut susmoa ez dakiela euskeraz, besteak beste inoiz egiten ez baitu jendaurrean, inon aditu egin ez baitiot edo baldin badaki are okerrago, noski sekula egiten ez baitu. Orain bai, badakit nik euskaraz ez jakitea ez dela inongo pekatu edo deliturik, beharko, noski ezetz. Baina bada bitxia behintzat euskara nolabait lanabesa duenean, bere kantutegi gehiena euskara baitago. Azken hau, jakina, oso eztabaidagarria izan liteke, ez baitago funtsean inolako premiarik euskaraz kantatzeko euskaraz jakitea; areago, erdalduna izanda euskaraz kantatzeak badu meritu handia eta bada gainera euskarari nolabaiteko gorazarre bat edo egitea. Hala ere, ez nago batere ziur idatzitako azken honez Etcheyoyen andrearen Bidarteko kantaldi hau ikusi eta gero, batez ere "Euskal Herrian Euskaraz" kantetan ibili eta bukatutakoan kantu honen inguruko azalpen guztiak frantses soilean eman eta gero, baietz ba, baliteke entzulego gehiena erdalduna izatea Iparraldeko Bidarte herria azken finean Frantses Miami txiki bat baino ez baita. Alabaina, min hartzen dut nahitaez Etchegoyeni aditzerakoan Euskal Herrian Euskaraz kantuaren nondik norakoak frantses hutsean, nik hainbeste maite dudan frantses hizkuntza bestalde, Anneren ezpainetan ikaragarri eder ere begitantzen zaidana, delako kantuak EHn euskaraz egitearen premiaz hitz egiten baitu, "guk euskaraz, zuk zergatik ez". Baietz ba, ez dut uste Anne Etchegoyen aparteko pekataria denik euskaltzaletasunaren fedeari dagokionez, badakit munduko eskubide osoa duela euskaraz, suawiliz, samieraz edo kantatzeko gogoa baldin badu; baina, kontraesana ezin nabarmenagoa da, eta min, min handia egiten du euskalduna izateak, Euskal Herrian euskaraz kantatzea eta jendaurrean barra-barra erdaraz aritzeak. Bada tristea, arras atsekabetzekoa, Iparraldeko -gutxienez- euskararen etorkizunaren nondik norakoen berri ezin ageriago ematen baitigu, hau da, Donibane Garazira heldu eta kaleetan turistendako salgai dauden euskal souvenir guztiekin batera -ikurrinatxoak nonahi nagusi- nolabait esatearren: euskaltasuna klitxe turistikoa, exotikoa, komertziala, bilakatuta Ipar Amerikako indioen euriaren dantzaren antzera. 

viernes, 13 de septiembre de 2013

LA GENT NORMAL



Pues sí, estos son tiempos muy malos, críticos, y uno de sus síntomas más claros es cuando, en lugar de escuchar argumentos de fuste, razonados, civilizados, a favor y en contra de cuestiones como la independencia catalana, y no digamos ya aquellos a favor de esa tercera vía integradora y plural que reconoce lo peculiar de cada parte, incluido la voluntad nacional de algunos de sus territorios en el conjunto de otra común y protege y promueve los vínculos entre todos esos territorios que resultan de siglos de convivencia mejor o peor avenida, una tercera vía que tendría su origen o inspiración en la idea de España de Salvador de Madariaga con todos los matices que hicieran falta, lo que más, si no lo único, que se escucha son los berridos de los que sólo entienden la realidad en un solo color, en una sola dirección, incapaces de apartarse un solo milímetro de su credo para andar por la vida. Poco importa que éstos sean los independentistas o los fanáticos de la unidad de España que en lugar de razonar -los que lo hacen merecen todo mi respeto porque en el fondo, a no ser que creas en unidades de destino o en el carácter cuasi-sagrado de los status quo de cada momento, y yo va ser que no, que mis prioridades son bien otras, tan legítimo es querer vivir bajo una bandera u otra en exclusiva, otra cosa es sería discutir la conveniencia o no de eso y el por qué- vocean y apelan en exclusiva a lo más irracional de los suyos, a los sentimientos más primitivos del hombre convencido de vivir en una tribu, dividen a sus conciudadanos en buenos y malos, y eso encima echando manos de mentiras o medias verdades, España nos roba (como si los suyos no hubieran metido el cazo, como si la culpa de su desastre fuera de los de fuera, como si este independentismo de nuevo cuño de CIU no apestará a cortina de humo para ocultar la ruina provocada entre los inútiles y los ladrones), o peor aún, España es en exclusiva la de esos que nos gobiernan ahora, la del patético borrego que desprecia nuestra lengua y cultura, la del que nos amenaza con los tanques o, siquiera, la que apenas puede concebir a España como otra cosa que una Castilla ampliada y todo lo demás anomalías que se toleran a regañadientes y de ahí la amenaza constante a meter en vereda a aquellos españoles que no vibran especialmente con sus símbolos e incluso los éxitos de sus selecciones, que hasta les gustaría tener las propias porque sus fidelidades nacionales, sus sentimientos y/o emociones, van por otro lado, como en otros estados igual de plurales y centenarios y sin que por ello se quiebre unidad alguna (de hecho en este al que me refiero hasta se permiten celebrar un referendo para la independencia de una de sus partes y nadie se echa las manos a la cabeza, se desgarra vestidura alguna o amenaza con mandar la Royal Navy o por el estilo; es lo que tiene siglos de democracia que enseñar que eso es lo primordial antes que cualquier consideración patriotera-místico-religiosa o por el estilo, que es lo que parece ser España en labios de algunos en lugar de un estado compuesto de ciudadanos antes que por mitos y unidades de destino y bla, bla, bla, que cuarenta años, como mínimo, de nacional-catolicismo no pasan en balde, dejan poso, a algunos les rezuma por los poros, y no sólo a alcaldes idiotas que se retratan delante del patético dictador gallego o los señoritos descerebrados que juegan a José Antonio años 30, en cada insulto o desprecio de unos hacia los otros, cada ejemplo de esa cerrilidad tan hispana para aceptar, para entender a España en su complejidad y algunos también la de sus propios territorios o naciones. 


Y todo este rollo para decir que de todo lo que he leído u oído estos últimos días sobre la cosa catalana aquello con lo que más me identifico lo ha dicho el escritor asturiano Xandru Fernández: "Si Cataluña y España se divorcian, celebraré la libertad de la primera y me dolerá el empobrecimiento cultural de la segunda. Pero no meteré el hocico en sus asuntos: es algo que no me afecta emocionalmente, en absoluto, y tampoco tengo derecho a inmiscuirme."

HARTZAK



Gaur jaiegun izan dugu Asturiasen Eguna astelehenera aldatu dutelako. Hori zela eta Asturiasekin oso lotutako zerbait egiten erabaki dugu: Paca, Tola eta Furacu hartzei bisita egitera joan gatzaizkie. Hau horrela esanda maltzurkeriarako aukera pila emango lidakete hartzok zeren Asturiaseko Natura eder eta oparoaren ikur izateaz gain esan bailiteke ere Asturiaseko gizartearen beste ezaugarri guztiz berezi baten goi ikurra dena: funtzionariogoarena. Maltzurkeria, jakina, ezta nirea, bertakoek sarritan erabiltzen baitute euren artean jaioberrien gaineko txiste oso famatu batez: “mediku jauna, mediku jauna, zer izan al da? – lasai zaitez, gizon, baduzu funtzionario bat…” Horrenbestez, alde horretatik baldin badaude asturiar peto-petoak horiek ditugu Paca eta Tola hartz-emeak eta baita Santander aldetik, Cabarcenotik, hauek ernaltzeko propio etorritako Furacu hartz-harra. Hau, jakina, nik ezin dut esan berehalaxe leporatuko bailidakete auskalo zer nolako harroputza edo sasikoa naizen betiere Asturiaseko ikurren kontura trufaka edo, edonongoen kontura antzerako trufak edo egingo ez banitu bezala, baina badakigu… Dena dela, Hartz-bideraino joan gara, guretzat noski enegarren aldia zela, Uvieutik gertu-gertu dagoelako eta leku ezin aproposagoa baita lasai modura paseatzeko zure aldamenetik etengabe eta ia ziztu bizian pasatzen diren milaka bizikleta ez bailiran… Eta bat-batean, ni ordura arte Hartz-Bide izenekoan zehar hamaika bider joanagatik hartzenganaino heldua ez nintzenez, Asturiaseko hiru funtzionariorik xelebreen aurrean, Proaza herriaren ingurumarietako beraientzat propio atondutako “hartzesi” batean, elikatzen dituzteneko barrutiaren aurrean egun osoan olgetan, potrojorran, omen dauden hartzei begira. Bertan pilaturiko jende andanak izugarri goxatzen bide zuen, niri ordea ezin ikuskizun tamalgarriagoa begitandu zitzaidan. Benetan diot, horiek horrela ikusita berehala Cabarcenoko hartzak zein munduko zoo guztietakoak akordura etorri zitzaizkidan. Berdin dit bertan antolatuta dutena helburu edo aitzakia naturistekin eginda dagoen, hau da, Paca eta Tolaren bidez hartz-kume berri sortzea dela (eta xelebrekerietan xelebrekeria arestian gertatutakoa, Furaco hartz kantabriar alprojak Paca ala Tola behingoan ernal zitzan saiatu eta gero azkenean biotako bat haurdun utzi eta parkeko arduradunak amak hartz-kumea nahigabean maspil-maspil utzita akabatu arte ez konturatu izana…) gero auskalo noiz eta nola mendirantz jo zezaten bertako eta berezko hartz kopurua oso murritza baita (ehun kantauriar hartz inguru bizi omen dira bi eskualdetan banatuta, populutsuena Somiedo inguruan eta beste xumeago bat Picos ingurukoan). Ez dakit, ez dakit, baina frantsesek Pirinio inguruetan sartu zituzten errumaniar hartzena ere gogora ekarri nuen, eta hauekin batera noski hartz etorkinok eragindako gorabehera guztiak. Alabaina, behin akordura erabat emana nire hiriko Aristi jaun naturazale porrokatuarena ere, mota guztietako animaliak hainbat kaiolatan gordeta zituena Ebro inguruko instalazio benetan xelebre benetan, eta besteak beste ez dakit nik nongo hartz bat, inguruetan zehar txakur baten modura paseatzera atera ohi zuena, bere hitzetan zeharo otzana zelako, ozta-ozta lagun bat berak maiz esanda, ikaragarri elkar maite zutela, berak nahi adina eman ohi ziola familiakoa bailitzan, eta hala eta guztiz ere egun batean paseoan zebiltzala bi lagunak, hartzak, baten batek zer dela eta, ezustean burua galdu eta Aristi jauna zanpa-zanpa jan egin zuen; ez zirudien, ez, hartza oso aserik zebilenik egun hartan behintzat.

RELAXIN CAFÉ CON LECHE IN PLAZA MAYOR




El 90% de los españoles, ni más ni menos, apoyaba la candidatura de Madrid para los JJGG del 2020. Claro, claro, y el que no, ese 5%, pues los de siempre, gente mala de necesidad, malos españoles (demasiados pocos incluso si tenemos en cuenta que oficialmente, esto es, según el imaginario del españolito de a pie, el porcentaje habitual de los que son tachados de tal, esto es, la plana mayor de los perros catalanes o los hijos de puta de los vascos y algún que otro gallego enfermo, y esto siempre según las descalificaciones tal cual las leo u oigo casi que a diario y en boca o letra de personas que incluso se tienen por sensatas, sensibles y hasta sabias, que la intolerancia hacia todo aquel que no comulga con tu propio credo no sólo campea por las barras de los bares con el orujo al lado... tanto que si haces cuentas no te queda otra que concluir que ha debido haber gente en la Herriko de Hernani con los dedos cruzados para la que se las concedieran a Madrid o algo por el estilo…) Y eso los malos españoles por principio de acuerdo con la prensa del movimiento, como si por alguna razón tuviera alguna importancia el hecho de ser buen español, vasco, vecino del barrio bilbaino de Otxarkoaga o socio de Real Oviedo, vamos, la de todo se mueve alrededor del único fin de defender lo establecido, desde la La Razón a La Sexta, quiero decir, críticas las justa para guardar la ropa, para que nos vean, y todos a una, "España, España... y el príncipe estuvo que se sale, que discurso, qué dicción, qué guapo, qué futuro tiene el cabrón, qué de todo, chup, chup, chup...ahhhhhh. Porque luego están los malos españoles camuflados entre la masa uniforme y obediente que no agitan la bandera que Dios manda -Dios o en su defecto la televisión, que para el caso...- y/o berrean las consignas que les dictan desde tan altas estancias, no te vayan a señalar como uno de esos bichos raros, retorcidos, culos de mal asiento, aguafiestas, listillos, notas, siempre jodiendo la marrana con lo de eso no porque bla, bla, bla... No hombre, no, estos días tocaba prietas las filas y el que se mueve a por él, como con la Roja con el mundial de los cojones y en ese plan; “¿cómo se puede ser tan mala persona para no vibrar como yo lo hago con los éxitos de La Roja, Fernando Alonso o Nadal, estás enfermo o qué te pasa, terrorista? Por el deporte al cielo, España una unidad de destino en el campo de césped o sobre el asfalto. Si esto del hombre corriente corriendo a hacer bulto para que no lo señalen, puro instinto de supervivencia o ganas de darle algún sentido a la existencia de cada cual ya lo puso por escrito Canetti con su "Masa y Poder", si es que no hay nada bajo el sol en esto de crear unanimidades de postín, apoyos sin fisuras, todos cortados por el mismo patrón, bailando la misma conga, poco me importa si es a lo me tiro de cabeza a la fuente de la Cibeles al grito de "soy español, español" o el de "español el que no bote, español…" junto a la txozna de Gestoras o de lo que sea durante las fiestas patronales de Hernani –fijación la mía, joder-.; para el caso, la misma mierda, el arrobo de la manada contra el de al lado, el reconocimiento de la misma a través de la negación o la ofensa al otro. Eso no tiene nada que ver con el orgullo de ser de aquí o de allí, con reivindicación alguna por muy justa o no que sea, porque eso si quieres, os sentáis y lo discutís como personas civilizadas, y ya si luego pues se vota o lo que sea, eterna envidia al Reino Unido, a Canadá, a... Lo otro es ir de borrego por la vida, bailar al son de TVE y por el estilo, escurrir el bulto propio en el ajeno, cualquier cosa antes de pensar por sí mismo, darse a los matices, a las contradicciones, ay, ay, que me mal dispongo con éste o con el otro, que me niega el saludo o me echa de su facebook, que no acierto con lo políticamente correcto, ¿tú en qué fila te pones...? 

Porque entre tanto de eso va la farra, de que antes de cagarla todos a una con Madrid 2020, oe, oe, oe, oe... y ya luego de cabeza al deporte nacional de hacer leña del árbol caído. Y éste en la mayoría de los casos tan repugnante como la unanimidad a toque de corneta. Porque al fin y al cabo en seguida descubres que deriva de lo mismo, es decir, más de la frustración de no haber alcanzado el objetivo cuando tanto lo deseabas, cuando estás tan convencido de merecerlo, de que sí, joder, que sí, que eso era el recopón, el bálsamo de Fierabras para paliar la crisis de marras, siquiera para que se olviden de lo de Bárcenas. De repente tocan a degollina, que si la culpa de tal o cual, que si somos esto o lo otro también por su culpa, que si no tenemos solución por culpa de... Como si aquellos que os dan por culo a diario los hubieran puesto en sus poltronas la Divina Providencia. Que no, majos, ni siquiera los que las recibieron de regalo, no os engañéis, ya sabíais cómo eran y lo que iban a hacer los que los eligieron a dedo porque el concepto que tienen ellos de las formas en democracia no es muy diferente del que tiene la mayoría en su vida privamos. O es que es precisamente ahora, al día siguiente de la gran hecatombe, como consecuencia de la gran resaca de descubrir de un día para otro que todo eso de lo que presumíais era, no sólo la gran pamema, sino además motivo de chufla para todos aquellos que sólo ven en esa actitud a unos pueblerinos encantados de haberse conocido, "Madrid is Fun. The Olympic Games are not only a celebration of sport; they are also a celebration of life. And I Assure you, no one celebrates life like the Spanish People do! There is nothing quite like a relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor...", vamos, versión CEO del "oye payo, dame algo, que tengo un arte que lo reviento…”, es cuando os dais cuenta de que los tipos que os mangonean desde sus poltronas lo hacen porque no tienen intención alguna de cambiar el modelo productivo que nos ha llevado a donde estamos, que siguen siendo los Grandes Señores del ladrillo los que dictan sus agendas porque, vale pues, ya no hay burbuja, pero algo habrá que hacer, llámalo Eurovegas o lo que nos habríamos llevado crudo de todos esos megaproyectos pendientes de rematar o iniciar con tan olímpica coartada. Pensadlo para la próxima vez que oigáis hablar a un científico español de lo que se podría hacer en su campo –y aquí no me seáis paletos, para variar, borrad de vuestra cabeza la imagen del tío con bata blanca, probeta y microscopio a lo Flipy de El Hormiguero y pensad en el que va a la oficina de patentes y monta su empresa para producir, crea…- con menos de una cuarta parte de todo el dinero que pensaban gastar para la cosa esa que pensaban celebrar en lugar de la Mancha de cuyo nombre ya no me acuerdo…

DE TRACA



Hoy asoma el sol de entre las nubes, por fin, y mi señora ya ha decidido celebrarlo, tras un largo finde de negruras climatológicas, yendo a comer a casa de sus padres; ¡viva el buen tiempo! Que sí, hombre, que sí, mejor eso que pasártelo encerrado en casa como ayer, tras un el garbeo por el centro para lo de ver la exposición de Transcorrales dedicada a los maquis asturianos (tan interesante, emocionante como escasa de contenido, en mi humilde entender, apenas un bosquejo biográfico de muchos de sus protagonistas, del cual por cierto creo que Julio Llamazares sacó buena parte, si no toda, la documentación necesaria para su extraordinaria Luna de Lobos) y el pote en casa Amparo donde servidor sospecha que, como medida anticrisis, han bajado la marca de las copas que indica el tope para echar vino. En fin, ayer como si se hubiera acabado el verano por decreto, como otra medida de austeridad o algo así. De modo que ya sólo se podía darle vidilla al sabado en casa y entre los fogones. Me atreví con un plato puramente asturiano, con un pixín (rape, sapo) a la sidra. Y a eso me entregué tras llegar de la calle con la pasión del escalador de ochomiles, un nuevo reto que entre las patatas panaderas, el sofrito de ajos con pimentón dulce, el fumé de cabeza de pixín y langostinos, cebollita y ajo, chorrotada de aceite y laurel, todo ellos para mezclar luego con sidra con perejil previamente reducida y una atención al horno digna de un verdugo en mitad de una quema de brujas, consiguió llevar a buen puerto su nave con el pixín en su punto, la salsa deliciosa y las patates un poco duras porque no se puede meter prisa al cocinero con una excusa tan baladí como la de que van a dar las cinco y todavía no hemos comido. 

En fin, he ahí mi homenaje para este Día de Asturias, imposible no acordarse de la efeméride cuando anoche en mitad de la película de rigor y con los críos en la cama las autoridad al mando decidió hacer recordar a la ciudadanía tan señalada fecha mediante una traca de cohetes que digo yo que, si en vez de estar en Oviedo hubiera estado en Damasco, ya sabríamos ya lo que estaba pasando con el apoyo incondicional de ese presidente para el que la ética democrática, esa que te conmina a que, si bien la ley no lo requiere, tú al menos accedes a ello por deferencia hacia tu ciudadanía, viene a ser aquello que se le pasa en cada momento por sus presidenciales cojones. Pues eso, envidia del Reino Unido.

MURGILEAN



Ortigueran geundela aurten ere bertako galizieraren gainbeheraz jabetzeko para berria izan nuen. Ortiguera dago Asturiaseko Navia-Eo eskualdean kokatuta, bertan mintzo egiten da/zen galizieraren aldaera propio bat asturieraren eragin handiz, hau da, funtsean galiziera izanda hizkera honek baditu hainbat berezitasun edo ezaugarri astur kutsu bat gaineratzen diotenak, besteak beste, artikulu maskulinoa ezta “O” galiziera arruntean bezala “el” baizik, ez dute “o can” esaten, “el can” baizik; txikigarriari dagokionez galizieraren berezko “ño” erabili beharrean asturieraren “in” hain berezkoa ere erabiltzen dute, hau da, “Pepiño•ren ordez Pepín darabilte betiere, eta honekin batera, jakina, hamaika berezitasun hiztegiaren arloan batez ere (hizkera honi bertakoek “A Fala” deritzote, eta Navia-Eo eskualdean egiten baldin bada gehienbat hori da kostaldeko herrietan eta ingurukoetan, mendialdean aldiz galiziera hutsa egiten baita Taramundi zein Vegadeo inguruan Galiziarekiko mugaldean baitaude).

Aurten nire emaztearen familiaren adiskide baten etxean geunden bisitan, bertan halako herrietan hain usu denez 50-60 urte inguruko jende heldua bizi da 80-90 gurasoen kargu eta sarritan ere 20-30 urtetik gorako bilobaren batekin. Gu hara bisitan goazela etxekoandreak gazteleraz egiten digu nire emazteak bertako hizkera ondo asko dakien arren, txikitan udaldiro joan ohi zuelako bertako familia batekin bere gurasoak Europan zehar oporretan ezin lasaiago zihoazen bitartean. Azken familia honen etxean aldiz bertako nagusiek ia beti falaz erabili ohi dute gurekin edo gutxienez gaztelerarekin nahastuta ondo asko nabari zaielako erosoago daudela eta gainera konfiantzazkoak gatzaizkiela. Beste etxe honetan, haatik, ageri da ere etxekoandreak erdaraz polito dakiela erakutsi nahi digula. Edonola ere, 90 urte inguruko atsoa gurekin sukaldean dago eta honek betiere falaz egiten digu guztiekin. Etxekoandreak zaintzen duen bere amaginarrebari betiere erantzuten dio falaz gurekiko gaztelera tartekatuz. Orduan azaltzen da sukaldean seme txikia oraindio etxea bizi dena, 30 urte ingurukoa. Mutikoak gazteleraz egiten digu guri eta bere amari, baina baita bere amonari ere. Mutikoak ulertzen du, noski, A Fala, eta ustez hitz egiten ere jakin badaki, baina ez du sekula egiten, gaztelera du hizkuntza ohikoa, bere etxean zein kalean, edonon, edonoiz eta edonola. Bere amak sarritan ere falaz egiten dio semeari ezustean edo, bere ama hizkuntza hori baita eta badu gainera maiztasun zein erraztasun handiagoa bere txikitako hizkuntzaz egiteko, agian gogokoago ere bai. Semeak ez dizu, noski, a falari inolako gorroto edo mesprezurik dionik, bai zera, guztiz kontrakoa, asko estimatzen duela, bere herriko hizkuntza kuttuna dela eta abar; baina, tamalez, ohitura edo... Baina… baina mutiko jator eta zinez atsegin hau ezta inolako salbuespenik bertako gazteen artean, ezagun ditugun bere belaunaldiko gehienek a fala alde batera utzi baitute aspaldi gaztelera hutsean mintzatzeko ohitura hori hautatu egin zutelako auskalo noiz, erdarazko eskola edo institutuan, kanpora ikastera joan zirenean edo agian ondoko Navia gazteleradun hiribildura astebururo martxan joaten zirenean. A Fala, esan liteke, joan egin zitzaien ezpainetatik arrantza eta honekin batera euren nagusien behialako bizimodu gogorra joan zen bezala. Hori horrela izanda, errealitatea oso gordina da a falari dagokionez, gure adineko ia inork ez baitu bere nagusien hizkuntzaz egiten, zer nolako hizkuntza den ondo asko esaten ez dakitena edo esaten ausartzen ez dena beraiek asturiarrak izanda beldur omen baitira galizieraz egiten dutela aitortzeko. Beldurrak ala lotsak; izan ere ia inork ez dizu esango galiziera mota bat egiten dutenik, bertako hizkera propio berezi arraro nahasi oker endekatu bat baino edo gehien jota asturiera bat galiziera kutsu edo eragin handi batez muga ondoan daudelako, hau da, egiaren guztiz kontrakoa eta betiere nolabait aitzaki-maitzaki badaezpada. 

Areago, gazteon bertako hizkerarekiko –badago, noski, gutxiengo “falazale” bat hizkuntza babesten eta hedatzen saiatzen dena jo eta su, baina, horixe, gutxiengo bat gehiengoak behin baino gehiagotan potrozorrotzat hartzen duena- arduragabekeria nagusi da, eta oso nabarmen zaie harroago daudela gazteleraz azentuz baina polito egiten dakitelako euren guraso nekazari edo arrantzale ohi gehienen aldean a falaren hitz eta esamolde asko etengabe nahasten dituztenak gaztelerazko solasean gu bezalako arrotzekin edo. 

Tristea, oso, hizkuntza guztiak maite ditugunondako, atsekabegarria egoera hori oso ezaguna baitzaigu gurean ere, nik esango nuke, probokazio gisa baldin bada ere, euskaldun gehienek, hizkuntza etxean zein eskolan jaso dutenek, antzerako zerbait egiten dutela euskarekin, maite bai askotxo, izugarri, maite dutela ozen eta batez ere jendartean aldarrikatuz horrela agintzen omen duelako nolabaiteko gizalege edo jokabide zuzen batek. Egia, aldiz, eta beti bezala ere, oso bestelakoa da, egia da bost axola diela euren nagusien hizkuntza, edo are gordinago, pozarren daudela beraientzat zama edo molestia hutsa baino ez zen gauza bat gainetik kendu izanagatik. Hori, jakina, aitorrezina da, jendaurrean behintzat, itxurak beti itxura.

Atsekabetzen nau A Falarekin gertatzen denak, noski baietz, nolabait oso argi eta garbi erakusten duelako hizkuntza handiak zer nolako berebiziko presioa egiten dion jende xeheari txikia nahitaez gutxietsi dezan, eta batez ere zer nolako gaitza den elebitasun orekatu bat ez baldin badaude tartean eskola edo nolabaiteko hizkuntza harrotasunik, eta zer esanik ez bertako agintariek hizkuntzari lagundu beharrean guztiz kontrakoari ekiten diotenean lurraldekeriaren erruz eta kulturaren kalterako. Zorionez, eta nolabait animatzeko, arnasa hartzeko, Eo ibaiaren itsasadarra zeharkatu Galizia alderantz eta Rivadeo inguruko Eroskira joatearekin nahikotxo dut, bertako arrain-saltzaileei sardinak garbitzeko eskatzen diedanean euren iritzi zein gogoaren kontra euren artean ahapeka galizieraz marmar hasten baitira nire bizkar denetarik esaka zer nolako mutil puska naizen ez izan ezean.

sábado, 7 de septiembre de 2013

AMIGO


Me gustan los artículos que Fernando Aramburu está escribiendo sobre las elecciones alemanas, puede que no tanto como los de fútbol porque el de la primer árbitro femenino no tenía precio, anda que no tienen poca vergüenza ni nada algunos tocapelotas profesionales... El caso es que hoy leía el dedicado al partido Die Linke, la izquierda pura y dura a lo bajo la Stasi vivíamos mejor, y al fijarme en la foto que lo acompaña leo el eslogan del partido en cuestión que dice así: "100% sozial, garantiert amigofrei: Die Linke" y que yo traduzco en mi precario alemán, vamos, justo comprensión lectora y para pedir en un bareto de Berlín o Munich un buen cancarro de cerveza y una deliciosa Blutwurst (embutido de sangre, vamos, morcillica tipo Merkel) con su Sauerkraut (txukrut), más o menos como "La Izquierda 100% social y garantizada libre de amiguismos". Claro, no ando muy ducho en alemán coloquial por lo que no sé hasta qué punto está arraigada la palabra castellana "amigo" (Freund en alemán) en el habla cotidiana con semejante connotación tan negativa; pero, eso sí, creo que he debido sentir lo mismo que el primer italiano que descubrió que su "nepote" (sobrino) sirvió para internacionalizar la palabra "nepotismo". El caso es que ese sólo préstamo del castellano al alemán dice mucho de cómo nos ven a los de este lado de los Pirineos, tanto o más como la palabra "macho" o "matador" utilizadas tal cual por los angloparlantes. ¿Llegaremos a prestar algún día palabras del castellano para dar nombre a conceptos relacionados con la eficacia, excelencia, justicia...?