martes, 26 de diciembre de 2017

LA BAÑERA


Ese verde asturiano con sus montes al fondo, sus prados por todos los lados y en primer plano la vieja bañera sustituida por un plato de ducha porque ya nadie tiene tiempo para sumergirse en el agua con una revista de información general a ver pasar las hojas con la última concursante de Gran Hermano o de OT en bolas. La vieja bañera en la que sus dueños bañaron a sus cachorros cuando todavía había una posibilidad de futuro en la braña y donde ahora van a abrevar, no sólo las vacas, sino sobre todo los buenos propósitos navideños con el último polvorón que atasca gaznates dando un respiro a la cháchara insustancial, más forzada y comprometedora que nunca, de las comidas familiares. La Navidad es una coartada para recordar, no cómo nos gustaría ser, sino como nos gustaría que lo demás creyeran que somos, si luego no fuéramos humanos y no supiéramos que mentimos tanto o más como hablamos.

PESSOA FAMILIAREN GAINEAN


Eztabaidagarria da, oso, familiak familia baitira eta kitto, aukeratzen ez ditugun gauzetariko bat, begi ninien kolorea bezalakoa. Halere, hau da Eguberri garaian gogora etorritako Fernando Pessoaren gogoeta ezaguna, eta ni nire buruari galdetu beharrean nago ezinbestez: zertaz kexu zebilen Pessoa, ez baldin bazuen ezkon-familiarik, zertaz, bizioagatik edo?

"Uma família não é um grupo de parentes; é mais do que a afinidade do sangue, deve ser também uma afinidade de temperamento. Um homem de génio muitas vezes não tem família. Tem parentes."

Fernando Pessoa

FER-SE TOTES LES IL•LUSIONS POSSIBLES - Josep Pl


Esta mañana en casa de mis suegros. Pla cita a Unamuno sobre los catalanes. Muy curioso, interesante.

"El català actual és un producte de la decadència de Catalunya. La seva nota característica és un complex d' inferiotitat , degut a la deterioriració de la seva personalitat. El català no té pàtria i per tant és un ésser diferent, que no pot comparat-se amb els que en tenen. Perdé la pàtria, féu un gran esforç per tenir-ne una altra sense lograr-ho. El català no té l'inconscient sa, normal i obert. Això explica les seves caracteristiques: de vegades és un fatxenda -la jactància que nota Unamuno. Pero sovint és d'una humilitat mormosa, humillada i ofesa i por això Unamuno diu que ' hasta cuando parecen que atacan, están a la defensiva'. Potser la insuportable vanitat és una conseqüencia del sentiment de humillació i viceversa -la humilació crea, com una normal evasió incontenible, la vanitat. Trobar un català és dificil."

FER-SE TOTES LES IL•LUSIONS POSSIBLES - Josep Pla

NO HAN GANADO LOS INDEPENDENTISTAS, HAN VUELTO A GANAR LOS AUTODETERMINISTAS.

La práctica totalidad de la prensa internacional, la cual en principio no se debe a IBEX alguno o su contrario, si lo hubiera, no tiene ninguna duda (tampoco Enric Juliana...), el jueves ganaron los independentistas las elecciones autonómicas. Que Ciudadanos quedara primero, a tres escaños del segundo partido y cinco del tercero, es algo meramente anecdótico. Con todo, esa es la noticia de portada de la mayoría de los medios españoles. Porque es lo que les interesa, dimensionar la victoria meramente formal de Ciudadanos y resaltar la figura de Arrimadas como lideresa natural del unionismo. Porque la realidad es que la victoria de Ciudadanos responde única y exclusivamente a una reubicación del voto unionista a costa de la debacle del PP y el aumento de votantes. También los independentistas han ganado 80.000 votos respecto a las últimas autonómicas, es decir, que a pesar de todo no ha habido ni un paso atrás, más bien unos cuantos adelante.

Pero la realidad no tiene vuelta de hoja por mucho que los medios españoles, con alguna que otra honrosa excepción digital, se empeñen en ofrecer a su clientela una imagen deformada, interesada, oficializada, de ésta. El verdadero vencedor de estas elecciones, dicho con la debida distancia y desde un punto de vida exclusivamente subjetivo, es Puigdemont sin el menor lugar a dudas. Todas las encuestas daban a la ERC de Junqueras por delante de los antiguos convergentes y con bastante distancia. Pues no ha sido así, a pesar de la campaña bestial de demonización, criminalización, ridiculización, del president, una buena parte del electorado indepe, y con toda seguridad de catalanes que no lo son pero que sí estaban indignados por todo lo que ha supuesto el 155, han colocado a Puigdemont como en el único candidato con posibilidades de volver a ser investido president.

A decir verdad, la suma de JPC y ERC es una victoria absoluta, incontestable, no se me caen los anillos en decir que hasta épica dadas las circunstancias, sobre todo si tenemos en cuenta lo que ha ocurrido después del 155. Una victoria aplastante contra el 155: 70 escaños contra 57. Más aún, si pensamos que todo este pifostio ha girado y gira, no alrededor de la independencia, no, sino de la reclamación de un referendo de autodeterminación, no queda otra que sumar los 8 escaños de los Comunes. Entonces la distancia entre los autodeterministas y el bloque del 155 todavía es más grande: 70 escaños contra 57. ¿Dónde está la victoria de Arrimadas? Quiero decir, más allá de los titulares de El País y compañía...

Y sí, los independentistas siguen sin sumar mayoría en votos. Pero vuelvo a insistir, esto no va de independencia, va del derecho a decidir, de modo que menos desvergüenza a la hora de sumar los votos de los comunes a la mayoría unionista y más honradez para hacerlo al bloque pro referendo. No es la independencia lo que está en juego, es el reconocimiento de los catalanes a decidir su futuro. Y sí, por supuesto que sí, también el de cualquier otra nación de las que componen España. Dicho de otro modo, lo que en realidad se juega es el reconocimiento de la realidad plurinacional de España que la Constitución niega y el establisment español desprecia y demoniza.

Han machacado a todas horas y desde todos los medios posibles contra los independentistas. Han elaborado un relato para consumo del españolito medio, el español y muy español, en el que estos eran lo peor que se podía concebir: supremacistas, insolidarios, imperialistas, sediciosos, criminales, enfermos mentales. Y no niego que sus líderes no hayan hecho méritos con su patética "perfomance" de la unilateralidad sin red ni nada de nada, para ganarse el descrédito de hasta el español más moderado e incluso empático. Empero, el establisment español ha elaborado un discurso exclusivamente legalista en el que la ley y la Constitución -insisto que esta hecha expresamente para hacer inviable con la ley en la mano reivindicaciones como la de los independentistas-, única y exclusivamente para negarse a hacer política, la cual, por cierto, he ahí la paradoja con su cuota de drama, es la manera histórica que tiene el poder en España de hacer política; Cuba, Marruecos, Franquismo...

¿Y ahora qué? La victoria independentista ha laminado al PP en Cataluña, el principal responsable de la aplicación del 155, el que todavía gobierna Cataluña gracias a éste como si de un territorio ocupado se tratara. ¿Qué pasará si vuelve a ser investido el "president" en fuga, si es detenido incluso antes de poder serlo, si lo es cualquier otro candidato indepe? ¿Habrá 155 ad eternum? ¿Elecciones hasta que ganen de una vez por todas los "neolerrouxistas" con todas las artimañas habidas y por haber? Sí, Lerroux en vena y por primera vez desde el 78, porque la campaña de Arrimadas ha resucitado el anticatalanismo de las masas inmigrantes que viviendo, e incluso habiendo nacido en Cataluña, nunca han sentido la necesidad, ni tenido el deseo, de integrarse en la cultura catalana, que la desprecian incluso en la convicción de que al encontrarse en su propio país son los otros los que deben integrarse a ellos, puro síndrome del colono lo mires por donde lo mires. Menuda papeleta tiene el gran perdedor de las elecciones del jueves, un tal Rajoy: sentarse a hablar con los criminales indepes para encontrar una salida al embrollo histórico en que se encuentra o resignarse a gobernar Cataluña como una colonia para los restos tratando a los independentistas como trató Franco a los republicanos durante cuarenta años: como vencidos.

Todo apunta a que no hay más salida que sentarse a hablar, que los resultados de los proreferendo no dejan dudas de cuál es la salida para desatascar esta situación y recomponer la fractura de marras que unos atribuyen en exclusiva a los indepes en una interpretación harto partidista e interesada de las razones de dicha fractura: "Han sido ellos por alterar el status quo, si no hubieran planteado su reivindicación nada habría pasado". Claro, y si vosotros os hubierais comportado como verdaderos demócratas al estilo de los canadienses, británicos, daneses, etc, y ante el hecho de una mayoría parlamentaria a favor de un referendo de autodeterminación, pues tampoco, tampoco.

Pero para qué nos vamos a engañar, así entre nosotros, en confianza: no va a haber negociación alguna, nadie va a cambiar de postura, no va a haber más acuerdo que el de no tener ninguno con el de enfrente. No porque cuando pudieron se negaron en redondo despreciando la fuerza del adversario, y ahora porque la clase política española parece genéticamente incapacitada para desdecirse en nada, no digamos ya para ceder. Sólo hay que echar una mirada a lo que dicen y escriben los más conspicuos de sus voceros mediáticos para darse cuenta de lo que afirmo. Eso o leer las declaraciones de políticos en derribo como Rodríguez Ibarra, el cual, ante el fracaso a medias del PSC de Iceta, propone que el PSOE se separe de Este para reforzar el mensaje españolista del PSOE, esto es, para conseguir recuperar lo que Ciudadanos les ha arrebatado, para hacer el lerrouxismo que él siempre ha hecho desde Extremadura. Y no es baladí, a mi juicio no, es todo un síntoma de esa incapacidad de miles de españoles y muy españoles de entender el hecho plurinacional de España y, más en concreto, lo sucedido en Cataluña durante las últimas dos décadas. Seguirán hablando de enfermos mentales, de racistas con pujos imperiales, de gente abducida por el sistema escolar, de paletos ignorantes, de ricos insolidarios, demonios estelados -y eso aunque la geografía electoral demuestra que los verdaderos ricos de Cataluña han votado a Ciudadanos o colaborado con el chantaje económico del PP de Rajoy-. Lo que sea con tal de hacer imposible en el imaginario del español y muy español sentarse a hablar con un adversario al que prácticamente se le ha despojado su condición de personas dignas a ser tenidas en cuenta, o ya sólo en su sano juicio.

En cualquier caso, estas elecciones han evidenciado algo que yo siempre he pensado a espaldas del relato mediáticamente omnipresente, oficialista, y extremadamente partidista, de los medios españoles: el verdadero peligro para la unidad de España no es otro que el nacionalismo español.

*El titular del Frankfurter Allgemeiner, el periódico de centro-derecha más leído en Alemania, dice literalmente: "Los separatistas ante la victoria en Cataluña."

KOTXEZ ZOAZENEKO BERTSOAK



Hasi da Gabonetako erromeria,
Urruneko etxe arrotz batera naramate gatibu.
Ospatzeko abenduroko komeria.
Ea aurten ere suertatzen naizen salbu.

Emazteak agindua eman dit oso argi,
Saia hadi kexatzen ahalik eta gutxien.
Kontzientzia ordea nik dut beti garbi,
Emandako hitza bete ohi baitut sarrien.

Ni nabil etxean barrena txoko baten bila.
Eguberriko pozkario faltsuak harrapa ez nazan.
Saihestu ahal izateko euskarri dut botila.
Nire ohiko mamuak doaz nire atzetik ehizan.

Edonora begiratzen dudala dena da tristura.
Egunotako gezurrak eragiten duen eldarnioa.
Behinola zoriontsua izan nintzeneko ahaztura.
Bihotza puskatu zidan ezbeharraren poderioa.

lunes, 18 de diciembre de 2017

OPARITXOA


Gaur goizean eman didate oparitxo hau goizero kafesne bat hartzera joan ohi dudan kafetegian. Huskeria da, badakit, memelokeria bat. Ohiko bezero guztiei bana emango omen diete; baina, "zenahizue" esatea, kasik hunkitu nau eta guzti. Harritu, txunditu egin nau, bai, ez bainaiz zerbitzariekin edo gainerako bezeroekin hitz aspertuak egitera oso emana, gizalegezkoak gehien jota, eta beharko!, etengabe eztabaidaka egingo bainuke nahitaez, edo are okerragoa, batez ere kontuan hartuta parrokiaren nondik norako ideologiko-piperpotezal-vibaelreyvivalacostitunciónunagrandeylibreak hartuta, jipoika, hostiaka. Bestal, bada aintzat hartzekoa ere gure etxean inoiz elkarri oparitxorik egiten ez geniona, ez Eguberrietan, ez eta gure urtebetze egunetan ere, gehien jota "zorionak" esan eta ozta-ozta, gure amak behartuta edo gogoratuta sarri askotan. Nire emateak ordea haimaika oparitxo prestatu ditut Gabon gauean edo banatzeko bere senitartekoen artean. Nik esan diot niri ez egiteko, aurrezteko, garai gogorrak datoz eta, betiere. Nolabait ere, beldur naiz halako gauzek Gabonak bestelako begiez gogoan eralbitzera bultzatu nauten edo; badakizue, detaile txikien poderioa. Nork daki, noizbait humanizatzeko arrisku larrian nago edo.

JOSEMA II


Hoy de buena mañana, y tras el trasnoche vinoso y tal, el empacho en casa de L&B, qué mano tiene en la cocina el anfitrión, qué mano, me despiertan unos tiros justo al lado de casa. Mi madre tiene la casa un tanto retirada del pueblo, todo lo que nos rodea es campo y el monte está al lado, también el bosque de Armentia y el coto que hay camino de Eskibel. Pues bien, no suele ser raro tener a unos putos escopeteros pegando tiros de cerca de casa. Sí, una cosa como para salir tras ellos corriendo al objeto de arrancarles la escopeta de la mano para metérsela directamente por el culo.`

El caso es que los tiros sonaban tan cerca que Lau, la perra de mi madre y que duerme con ella en el cuarto que habilitamos en la planta baja para que no tuviera que subir escaleras porque anda como muy descacharrada de achaques varios, se ha lanzado escaleras arriba hasta nuestra habitación y se ha puesto en mi lado de la cama. Y ahí he estado dándole unos cariños para que se tranquilizara, hasta que me han entrado ganas de ir al baño. Como el baño está en el dormitorio que era de mis padres y donde duermen ahora mis hijos, he visto que el canijo estaba despierto y entonces me he metido en la cama para lo de tener una conversación de padre a hijo; hemos estado hablando de los animatrónicos, todo un mundo. Y en esas que vuelve a aparecer Lau, que por lo que se ve me estaba buscando para sentirse protegida por el que debe creer que es el macho alfa de la casa y en ese plan. Y eso aunque yo aquí, como en todas partes, no pinto una mierda.

Luego desayunando en la cocina comento a mi madre y a mi señora cómo la pobre Lau se había cargado con su instinto animal décadas de lucha feminista y tal, y, era de esperar, va mi madre y me suelta:
-¡Deja de decir tonterías, Josemari!

JOSEMARI


Yo en casa de mi madre no soy Txema, soy Josemari. De hecho, las únicas personas que me han llamado así fueron mis abuelos y mis padres, acaso también otros parientes muy de mico y ahora de vez en cuando mis íntimos para tomarme en pelo o en plan cariñoso-puñetero, eso hasta que me empezaron a llamar Txema en el cole y desde entonces todo el mundo. Pues bien, ya solo me llama así mi madre:

-Josemari, cállate.
-Josemari, no digas burradas.
-Josemari, estás maleducando a los niños.
-Josemari, tus bromas no tienen gracia.
-Josemari, no te metas en lo que hablo con T.
-Josemari, no te quejes tanto.
-Josemari, no te toques ahí.
-...


Odio que me llamen Josemari, nunca viene acompañado de nada positivo, agradable, siempre me recuerda que para ella sigo siendo un niño; 48 años, pues.
Y sí, ya me estoy imaginando las gracietas de los graciosos del FB.

MARA-MARA



Mara-mara ari du elurra hor kanpoan.
Mara-mara Eguberriak dakarren tristura.
Mara-mara doakigu bizitza etxe barruan.
Mara-mara dena estaltzen duen ahaztura.

viernes, 15 de diciembre de 2017

EBENEZER SCROOGEN ALDE


Kontuz arima karitatiboekin, eta bereiz ditzagun aldez aurretik arima solidarioetatik, ni ere solidarioa izaten saiatzen naiz eta, nire heinean edo gogoaren arabera. Alabaina, arima karitatiboak oso arriskutsuak ei dira, gaiztoak ere bai. Ezer baino lehen euren karitatea handiustekeriarik nardagarrienaren ondorioa izaten baita. Bai, arima karititaboek badute euren burua oso apartekotzat, oso uste onean, demasekoan, egia esan gainontzekoena baino hamaika aldiz hobea. Arima karitatiboak oso pozik daude euren buruarekin eta horregatik aldamenean dauzkaten guztiak haiek bezalakoak izan daitezen etengabe, jo eta su, saiatzen dira, hori da euren karitatearen oinarria, haiek ez bezala sentitu edo pentsatzen ez dutenak salbatu behar dituztelakoan daude. Horrexegatik ere arima karitatiboak oso gizalege okerra izan ohi dute, oso bortitzak izaten dira euren karitatea inposatzearren, baina batik bat oso aspergarriak ere. Eta okerrena, Eguberriak atseginen dituzte euren karitatea lau haizetara hedatzeko, haiek bezainbeste maite ez dituztenak euren federa ekartzeko nahitaez, kosta ahala kosta. Ez esan Gabonak gustuko ez dituzunik, ez esan atsekabetzen zaituztenik, ez esan inoiz arima katitatibo baten aurrean halakorik, sekula barkatuko ez dizu eta. Nik, ordea, gogoko dudan karitate bakarra erromatarra da, esate baterako Johannes Cornelisz Versproncken Caritas Romana hau.

lunes, 11 de diciembre de 2017

RAINY DAY


Tengo un trancazo del quince y empiezo a notar que hasta el canijo cree que estando en mis horas más bajas me puede vacilar impunemente sin llevarse un capón; son como hienas, en cuanto huelen sangre... No es para menos, la calefacción de casa no rula como debería ("debiera" en castellano batua..., estoy tan pachucho que hasta se me ha colado y ahí lo dejo) y yo vivo en un séptimo y trabajo en un octavo. De modo que el frío que desde hace días apenas se nota en la calle en esta altitud ya es otra cosa. Eso o bajarme ayer del coche sin chamarra en el pueblo donde están retirados mis suegros, mojarme un rato, sacar una foto a unas ovejas que andaban por allí haciendo el trabajo que antes hacían las señoras mayores de los pueblos sentadas en los poyos de sus casas, esto es, controlando las idas y venidas del personal, autóctonos y forasteros, sin excepción, dicen que la Stasi aprendió la tira de ellas...

El caso es que e pongo a leer la prensa de aquí, de allá y de todas partes. Y oye, lo de Cataluña apesta tanto a deja vu/lu, los actores son tan malos, a mí por ejemplo la Arrimadas me resulta tan irritante como la Winona Ryder en su mejores y más vomitivos momentos, Bits of Reality y otras mierdas, el Puigdemont se me parece cada vez más a Tom Cruise con gafas y flequillo, el García Albiol directamente al Alien ese que se quería calzar a la comandante Ripley, y el Oriol a cualquier otro, Richard Burton inclusive, en el papel de Enrique VIII. Qué tostón, eso y todo lo demás, como que lo único que ha recabado de verdad mi atención ha sido un artículo sobre el sexo en Invernalia. Se ve que la actualidad, la realidad a decir verdad, se me antoja cada vez más soporífera y que por eso deseando estoy ya poder leer un reportaje sobre el tráfico de drogas entre los monos de Gibraltar o de casos de pederastia en las películas de Peter Pan, sobre todo en la de dibujos animados.

Con todo, aprovecho para recomendar el artículo de hoy de Suso de Toro en ElDiario, que viene a resumir muy bien un estado de ánimo muy generalizado, no diré sí también el mío porque ni lo he pensado ni lo sé, a decir verdad no tengo el cuerpo para esas hostias, y del que destaco comentarios tan irritantes para cualquier persona de orden y con los dos o tres dedos famosos de frente, que nunca sé cuántos son de verdad, la gran mayoría antes silenciosa y ahora chirriosa para entendernos, como el siguiente:

"Del mismo modo que el antifranquismo era minoritario ahora es minoritaria la disidencia a la política e ideología del estado. La misma falta de cultura democrática de entonces explica que a tanta gente les resulte estupendo y a otra tanta tolerable multar, esposar, encarcelar a políticos democráticos."

LA GILIPOLLEZ DEL DÍA



Levantarse de la cama con la tensión por las nubes por culpa de cierto líquido elemento resultante de la fermentación de la manzana, y no precisamente porque anoche la bebiera "a esgaya" que dicen en Asturias. No, dos botellinas entre dos, menos que nunca. Pero, oye, te llevan a un chigre y es lo que hay. Y mejor no hablar del careto que te pone la camarera cuando le preguntas inocentemente: "¿la siguiente botellina podría estar un poquito más fresca, sólo ya un poquito...?" Eso sí, luego bronca de mi asturiana porque digo y escribo que...

Bueno, a lo que iba, levantarme de la cama después de apenas pegar ojo durante la noche, prepararme un café, sentarme a leer la prensa delante del ordenata, y darme de bruces con la primera gilipollez del día en la prensa online del paísito.

"Cada vez más colegios públicos vizcaínos celebran fiestas laicas en Navidad, donde se eliminan de las canciones hasta los términos religiosos"

Mira que servidor, además de ser ateo practicante y tal, también ha sido comecuras en sus tiempos como cualquier chaval con dos dedos de frente, que mi único contacto con lo religioso ha sido el colegio al que me mandaban mis progenitores sin que ellos fueran especialmente creyentes, prácticamente nada, mi madre incluso hija de un comunista con carné antes y después de la Guerra, y de ahí que en casa nada de religión, de no ser para cumplir con el expediente de cara al resto, vamos, la Comunión y para de contar. Y de ahí también, de ese cole en particular, la tirria que les he tenido siempre a los funcionarios del credo del crío ese que nació en una cuadra. Mira que soy especialmente refractario a todo lo que tenga que ver con la sinrazón religiosa, sumamente crítico con el papel de la Iglesia como agitador social y acaparador de conciencias que pretende ser la muy jetuda, esto es, aprovechando con no poca ventaja el emporio que tiene montado desde hace siglos. Pues oye, de verdad, esta noticia me saca de mis casillas. ¿No te gusta la Navidad por lo que tiene de religioso? Pues no la celebres y ya está. Si eso ponte un taparrabos y baila alrededor de una hoguera para celebrar el Solsticio de Invierno, a ser posible a ritmo de txistu y tamboril para honrar a Amalur o a quien te venga en gana.

Pero sí, la Navidad, nos guste o no, con toda su parafernalia litúrgica-narrativa-consumista es una celebración exclusivamente religiosa, cristiana, siquiera en la forma que nos ha sido dada y por mucho que tenga de reinterpretación de las costumbres paganas como todo lo católico. Otra cosa es que la hayamos desacralizado casi del todo a medida que la sociedad en la que vivimos se ha desacralizado también. La inmensa mayoría de los occidentales nos entregamos a sus ritos y costumbres sin pensar en su trasfondo religioso, simplemente por la famosa inercia de las costumbres, siquiera porque una vez despojada de su envoltorio religioso nos quedamos con lo que tiene de rito para celebrar en familia, con más o menos ganas, y sobre todo, eso sí, como excusa para regalar unos días de fantasía a los pequeños y entregarnos al exceso en una forma más o menos consensuada desde hace ya siglos por nuestros ancestros y poco o nada tiene que ver con lo del baile en taparrabos al que me refería antes. Pero aun así, la Navidad nos ha llegado a nuestros días con todo su ceremonial y costumbres, con su legado litúrgico, literario y sobre todo gastronómico, ni más menos que como recuerdo de un pasado no tan lejano en el que lo religioso era lo primordial, lo omnipresente, un vestigio de nuestro acerbo cristiano por mucho que nos hayamos desacralizado y que nuestros pequeños deberían conocer en su medida tanto o más que el origen de las pirámides de Egipto o la Gran Muralla China, dado que, no por nada y aunque joda, les es más cercano.

Por eso no le veo ni pies ni cabeza, en todo caso mucha cabeza de chorlito, a querer travestir el contenido religioso de las costumbres navideñas. Tiene incluso un algo de sectarismo a lo revolucionarios jacobinos cambiando los nombres de los meses del año en su empeño de querer romper con todo su pasado o a lo régimen de Corea de Norte o cualquier otro por estilo empeñado en sustituir los viejos dioses por los nuevos líderes supremos sin alterar en nada el culto irracional a los mismos. Si no te gustan los villancicos, como a mí que me horripilan, no los cantes, no los oigas, pasa de la zambombas y de los polvorones; pero, si quieres hacerlo, si lo necesitas porque tú tampoco puedes escapar a la tan traída inercia de las costumbres, por lo menos respeta el legado de tus mayores aunque no lo compartas. Y sobre todo, no seas ridículo, que probablemente es lo peor que se puede ser en la vida.

Una noticia, por cierto, que no puedo sino relacionar con esta otra también leída recientemente, la cual debería hacer pensar a los supuestos laicistas de la escuela pública vizcaína qué cerca está la praxis por la que se conducen ellos de la de esos otros a los que probablemente juzgan como en las antípodas de su pensamiento.

"Piden que se retire una obra de Balthus del Metropolitan de Nueva York por incitar a la pedofilia
Acusan a la obra 'Teresa durmiendo', pintada por el artista Balthus en 1938, de incitar a la pederastia. Ahora, una mujer ha reunido alrededor de 10.000 firmas para que el Metropolitan de Nueva York lo retire. Considera que sexualiza y cosifica a la modelo, una niña. Por su parte, el museo asegura que no lo va a descolgar.​"

jueves, 7 de diciembre de 2017

CONSEJOS VENDO...



Oye, cómo es la gente que cada vez que cometes la imprudencia de contar algo de tu vida,
qué sé yo,
un deseo,
una opinión,
una manía,
siempre hay alguien de guardia
para darte un consejo no pedido,
darse el gusto de echarte una regañina,
incluso, puede que sobre todo,
para dejar constancia de que él
haría todo contrario que tú,
que le gusta todo lo que tú detestas,
que en realidad tú no le gustas nada.

La gente tiene siempre su parecer,
sí, 
ya lo dijo un señor que se tiró por un balcón,
y también tiene el vicio de opinar cuando no le toca.

AMESGAIZTOA



Bart dena zen lokamuts,
ohean etengabe iraulika.
Etzan aurreko lozorroa
bapatean erabat huts.
Betiko kontuak berriz bueltaka,

goiztiar gauerdiko orroa.



Eta hilgo banintz nagoela lotan.
Eta ez balego beste biharamunik.
Eta hau guztiau balitz ustekabez.
Ez nuke aukera inor ikusteko malkotan.
Ez legoke inor niri emateko munik.
Ez lidake inork adiorik egingo bihotzez.


Ezabatuko nintzatekeen esan gabe nire azken hitzak,
Erauntsiko zuketeen hil nahi izan nuela bakarrik.
Errukituko ziratekeen etorri bezala joan nintzelako.
Ezer taxuzkorik sortu ez izanaren uste bortitzak.
Ezin nuen utzi merezi zuen inolako lorratzik.
Egin nuen oro erdipurdikoa edo desegokia zelako.


Azkenik lokartu naiz dohatsuki ordu bakanetan.
Iratzarri naiz goizean goiz erabat nahigabeturik.
Gau osoan borrokan egon banintz bezala.
Inola ere ezin garaitu ditudan mamuekin errietan.
Inoiz ere behingoan garaitzeko esperantza barik.
Baina ondo jakinda ere zenbat balio duen errealak.

martes, 5 de diciembre de 2017

MAÑANA DE DERROTA


Así como en la vida, también en FB debería uno reconocer sus fracasos, de vez en cuando. Anoche tocaba cena con unos amigos y me dio por preparar de segundo plato un bacalao Club Ranero, esto es, un bacalao al pilpil con una fritada de cebolla roja, pimiento verde y pulpa de choricero. Pues oye, toda la vida haciendo pilpiles, de chaval viendo sobre todo a mi padre hacerlos con verdadero mimo, porque para mi madre la cocina siempre fue una obligación y con ella no había ni cariño, ni emoción, ni nada de nada, y de verdad que la entiendo porque cuando cocinas a diario y por narices como yo hago acabas bastante harto, y ya luego servidor de mayor casi que uno por semana. Y ayer no sé qué hostias pasó que no emulsionaba la gelatina de los cojones ni para adelante ni para atrás. No sé si porque las tajadas no tenían la necesaria sustancia, cosa que dudo porque fueron de delicatessen, si porque no lo pude hacer en cazuela de barro como acostumbro porque no me vale ya con la cocina nueva esa de inducción que puso mi señora en casa, si metí la pata friendo el bacalao un poco al principio; en fin, que me tiré un buen rato con los invitados ya en casa meneando el puto bacalao y no había manera, con lo fácil y sobre todo rápido que me solía salir siempre, y todo ello, por supuesto, con los correspondientes juramentos e improvisaciones, que no estampé la cazuela en el suelo o la tiré por la ventana de la cocina de puro milagro, que tengo un pronto que... mejor me callo.
En fin, un desastre tan inexplicable como imperdonable que me sienta especialmente mal porque el pilpil es algo que me recuerda siempre a mi viejo en la cocina meneando la cazuela, muy de vez en cuando, cuando le daba por cocinar o más bien le dejaba mi madre ponerse en los fogones. Imágenes de no hace mucho en las que le veo cortando los ajos y la guindilla con una delicadeza inaudita. Eso y la cosa de estar media semana con la ceremonia de desalar el bacalao, algo que me retrotrae de inmediato a la infancia porque creo que en la cocina de casa siempre había una cazuela con bacalao desalándose y un chaval que metía el dedo para ver el grado de sal del agua mezclado con el sabor del bacalao, y que en cuando parecía que la cosa ya estaba a punto, y por supuesto que siempre a escondidas, le arrancaba a las tajadas discretos pedacicos de bacalao para comer en crudo. Una delicia, claro que a veces uno se emocionaba y... otro motivo de bronca, como si sobraran.
Pero bueno, como ya voy madurando a trompicones cada vez le doy menos importancia a la comida y más a la compañía, a lo que viene ser la charla y sobre todo a echar risas, si bien ayer se hablaron cosas muy serias. Eso y el autocontrol, un concepto que creía incompatible con mi harware: pero oye, dos botellicas de taninos durante toda una velada no está nada mal, menos sería ya caer en picado en esa cosa tan horrible de la abstemia, Dios nos libre y, sobre todo, nos dé salud para que se siga regenerando el hígado como hasta ahora.
Por lo demás, hoy ya se nota que el temporal ha remetido, luce un sol precioso, se puede salir en mangas de camisa a la terraza, casi echo una meada como suelo hacer en casa de mi madre entre los manzanos por pura inercia, ya hice la limpieza el viernes porque lo que holganza va a ser la palabra que caracterice el día, y allí a los lejos se ve la nieve que tanta morriña me provoca porque también me ha hecho tan feliz -anoche el asturiano al que dimos de comer decía que ellos la nieve la dejaban en las montañas; no como otros...-. Eso y que también me ha alegrado saber de buena mañana que el amigo Mk está de vuelta en casa, que no ha hundido el barco en el que navegaba ni se ha caído por la borda, después de dos duras semanas de brega con los dramas de verdad y no esta tontería del puto bacalao al pilpil.

ALREDEDOR DE UN CHULETÓN




Dicen que hace mucho frío ahí fuera,
incluso van con los chamarros abrochados hasta la barbilla.
También señalan hacia la lejanía,
donde las montañas lucen calvas níveas que antes no tenían.
Yo a esto que llaman frío no le veo mucha sustancia,
pero como es la comidilla del día,
y además he visto foticos de donde vegeta mi madre todo cubierto de blanco,
pues que me ha entrado algo así como nostalgia,
o lo que es lo mismo,
metro y medio de blanco para ir a clase.
De repente me he visto de crío con las botas de goma abriéndome paso entre la nieve hasta la rodilla,
los dedos del pie ateridos a pesar de los calcetines gordos de lana,
así también el rabillo de las orejas o la punta de la nariz y los dedos de la mano.
El frío de verdad es algo que se te mete en las entrañas,
que se queda ahí todo el invierno,
que te acompaña noche y día,
es parte de lo que eres y de lo que serás,
lo llevas dentro y sólo hace falta que caigan unos pocos copos para que se active,
y sientas que hay otro motivo para querer estar vivo.
En realidad es un estado de alma.
Ya sé que los nativos de climas mas templados, 
gente del Caribe, la cornisa cantábrica y así,
no lo pueden entender,
son como más de encender la calefación a la primera de cambio,
en cuanto ven caer una gota lenta y cebada al otro lado de la ventana.
En cambio los rusos y canadienses saben de lo que hablo,
seguro que ellos entenderían también está absurda nostalgia helada,
puede que hasta aplaudieran que me diera por echarle unas letras al frío 
Me refiero a ese de verdad,
el que dice esa señora que me dio la vida
que hace de verdad en las estribaciones de la montaña donde vive,
que no sabe si llegaŕá viva al día siguiente,
porque se le va mucho la cabeza
y a veces se le olvida encender la calefacción,
tantas pastillas es lo que tiene,
eso o no cerrar bien las puertas y ventanas.
Por eso me decía hace un rato,
mientras los demás tiritaban a mi lado como si tuvieran mono de más verano o algo por el estilo, 
qué ganas tengo de escribir algo sobre el frío, el de verdad, el bueno, el que te deja pajarito a poco que asomes el dedo gordo del pie.

Pero, le he dado muchas vueltas a la lírica, 
que si el manto polar que cubre mis sueños, 
la escarcha de los viejos tiempos
o las bufandas que aquí siempre parecen de atrezzo y para de contar, 
un poco de vergüenza ajena ya dan...
Y cuando me iba a poner Lírico con ganas,
ya ves tú qué cosas tiene la sidra con su punto de frescor,
han llegado los callos a la asturiana, 
por supuesto que he pedido guindilla,
y ya sólo tenía cabeza para el chuletón a la piedra que estaba por llegar.
Así que cada cual afronta los rigores de este anticipo del invierno como puede,
y todo lo demás prosopopeyas y poco temple,
para qué nos vamos a engañar.

EDURRA BELAUNETARAINO



Edurra belaunetaraino,
Hori izan zen nire haurtzaroa.
Gonnzko boten barruan
Behatzak izoztuak 
Artilezko galtzerdi bustietan.
Masailak, belarriak, hatzak
denak hozminduak.
Eskolatik joaten ginen
Presentezariano zuzen.
Edurrezko bolak eskutan
Pinpirinenak ziren neskei
Jaurtitzeko errugabeki.
Izotza eta maiz ere harri koxkor bat
Min egiteko izaten genuen lagun.
Hori izaten zen edurrak
Iradokitzen zigun krudeltasuna,
Euren lagunak izan nahi genuena
Bestela adierazten ez genekielako.

martes, 28 de noviembre de 2017

UNA HISTORIA DE VIOLENCIA


Me comentaba un padre, ayer al mediodía en el patio del colegio, que su mujer le había dicho que le estaba cambiando la voz de un tiempo a esta parte, sobre todo cada vez que se enfadaba, que era empezar a alzarla y parecerse cada vez más a su padre. Yo le contesté que a mí me pasaba otro tanto, sobre todo desde el momento que se me escapaba el primer "cagondios" en medio de cualquier conversación o al menor contratiempo. Y mira que yo antes era de un fino y templado que hasta daba asco, parecía que venía de un internado inglés, vamos, de una educación exquisita y una flema -la paciencia de los finos- digna de un Lord. Pero oye, ha sido morirse mi padre, precipitarme en la cincuentena y sentir que cada vez hay más cosas o situaciones que me sacan de quicio y me provocan una violencia, vulgo ganas de ponerme a repartir hostias sin ton ni son, de la que antes apenas tenía constancia.

Sin ir más lejos, el sábado pasado cenando con unos amigos en un bareto de la calle Prado de Vitoria, si bien por un momento, y a la vista de la media de edad del establecimiento, empezamos a dudar si nos habíamos metido en el comedor de una residencia o algo así. Pues de repente que aparece un pavo, de esos en edad de tomarse media docena de pastillas nada más levantarse de la cama, para dejar su chamarro en el colgador que estaba detrás de mi amigo L. Pero, como resulta que el colgador de marras era uno de esos de diseño para joder al personal, vamos, que antes tienes que coscarte de que has de sacar del tablero con un dedo una especie de pestillo para colgar tu prenda, pues el hombre, que no debía ser muy de fijarse en nada, se queda ahí de pie completamente bloqueado. Y en eso que mi amigo L le dice, con la campechanía a la que acostumbra, imposible encontrar a nadie más campechano y amable que L, cómo sacar el pestillo para que pueda colgar de una vez por todas su chamarra y volver con su grupo a disfrutar de la velada. Pues, ¿te puedes creer que el pavo ni se dignó en darse la vuelta para darle las gracias a mi amigo ni nada de nada, que se volvió por donde había venido sin dirigirle siquiera una mirada, y no ya de agradecimiento, sino como poco de reconocimiento como un ser de su misma condición humana.

Y es en ese momento, observando la escena y la cara, primero de perplejidad y luego de enfado, de mi amigo por el feo que le acababa de hacer el palurdo de los cojones, que a mí me entra unas ganas terribles de levantarme, ponerme delante del pavo y preguntarle a gritos a ver si tenía algún problema con la educación, sino se la habían enseñado, si acababa de bajarse de la montaña tras pasar una larga temporada con la única compañía de unas cabras, o es que padecía alguna modalidad de alzheimer que le impedía comportarse como un ser civilizado. En realidad me estaban entrando unas ganas locas, y nunca mejor dicho, de estamparle la cabeza contra el colgador mientras, por supuesto que con todos los pestillos subidos, le hacía tales preguntas. Pero, y a la vista de que mi amigo, que tiene mucho más carácter que yo, no te digo nada cuando se le cruza el cable, no le decía nada, me abstuve en mi propósito justiciero para no crear un problema de jurisdicción.

Ahora bien, fue uno de esos momentos en los que servidor habría deseado encontrarse en los tiempos del Lejano Oeste, sí, el paraíso de los anarquistas de derechas, allí donde la única ley vigente era la del que sacaba el revolver más rápido, donde todo se supeditaba al principio de "¿para qué vamos a intentar arreglar las cosas hablando pudiendo meterte una bala entre oreja y oreja?" Y, por favor, que no se me malinterprete, que no soy un animal, no estoy hablando de mandar al otro barrio al sujeto en cuestión descerrajándole una ensalada de tiros, no, por Dios, las cosas siempre en su justa medida; con haberle reventado la cabeza con la culata de mi Colt ya me habría conformado, creo que ya habría sido lección suficiente, siempre y cuando también él hubiera puesto de su parte, claro. Porque de eso se trata, de que hay gente a la que, a falta de una buena educación recibida en casa, ya sólo le queda que se la enseñen a hostia limpia para ver si así a la siguiente se lo piensa dos veces.

Pero ya digo, eso sólo en el caso de haber vivido en los tiempos del Far West, porque ya sé, ya, que ahora en nuestra época la cosa esa de la violencia ciega a la menor ofensa por un quítame ahí ese colgador de mierda, está como muy mal vista, que hay mucha bobada buenista en plan hippy, peace&love, y sobre todo mucho pleito en los juzgados. Una pena, a mi viejo le encantaban sobre todo las pelis de vaqueros, supongo que por algo sería.

Por lo demás, espero ansiosamente los comentarios de los curitas y monjitas de al estilo de: "Txema, la violencia NUNCA es la solución a nada, hablando se entiende la gente", "Quien esté libre de pecado que tire el primer cóctel Molotov..." o "Txema, cuenta hasta diez, piensa en tus hijos, y si hace falta también hay unas pastillas que..."

SUMMERTIME - J.J Coetzee




"Not dignified, you say. Well, that is what you risk when you fall in love. You risk losing your dignity"

SUMMERTIME - J.J Coetzee

Relectura de Summertime de J.M. Coetzee, y si escribo estas líneas al hilo de lo que me pregunta FB, que a ver qué narices me ronda por el bolo, sigo yo que por algo será, pues cada vez me da más por hacer mención de lo que releo y no de lo que leo por primera vez.

El caso es que Summertime es un exquisito ejercicio literario de falsa o disimulada autobiografía, acaso un presunto ajuste de cuentas con el pasado, siquiera sólo ya como pretexto para hablar de otras cosas, metaliterarias las más, como la relación del escritor/artista con su entono y las diferentes percepciones sobra la obra de éste de acuerdo con según la mirada de quién o para qué.

El libro da cuenta de las entrevistas que una supuesta biógrafa de Coetzee hace a varias personas que fueron importantes en su vida antes de alcanzar el reconocimiento como escritor, antes del Nobel. De ese modo el autor se somete a un ejercicio de, digamos, autocrítica, casi que autoparodia, a través de la mirada de aquellas personas con las que ya apenas mantiene el contacto, personas de las que supone/especula/fantasea que lo recordaran de tal o cual manera, que en su momento pensaron que era esto o lo otro. Así desfilan antiguas amantes que lo diseccionan más como el cree que lo veían que como realmente debía ser, esto es, personas a las que supone decepcionadas con él y de ahí la saña con la que hablan de sus carencias, torpezas, errores; a destacar el retrato verdaderamente inclemente de la bailarina brasileña que pretendió del modo más tímido, tradicional, que uno puede imaginar, y el rechazo absoluto, frontal, cruel incluso, de ésta, pues ni siquiera lo recordaba sino como un tipo raro que le cayó mal desde el primer momento. Un retrato que, claro esto, bien puede ser la venganza largamente meditada del autor hacia la mujer que lo rechazó, y de ahí que cuanto más expresa ésta lo mucho que le desagradaba y/o despreciaba al joven Coetzee, pero queda ella como una persona fría y desagradable, incapaz de ver más allá de sus narices, de encontrar nada positivo incluso en un tipo con cualidades bien diferentes a las que ella buscaba en un hombre, pero cualidades al fin y todo.

Sin embargo, el es relato del joven Coetzee que hacen sus parientes, su prima en concreto, el que más expone al autor a sus fantasmas, pues es a través de la mirada de su prima que confiesa cómo se sintió tratado por los suyos aquel joven que escribía poemas y aspiraba a publicar novelas. De ese modo descubrimos la soledad en la que vivía el escritor rodeado de los suyos, el malestar in crescendo que le provocaba la incomprensión de éstos, el desdén con el que trataban sus sueños de escritor y la hosquedad con la que respondía éste cerrándose cada vez más en sí mismo, protegiéndose de esa incomprensión y ese desdén desde una especie de torre de marfil levantada por él para ese propósito. La soledad en medio de los suyos y la sensación, cuando no aspiración, de alejarse cada vez más de ellos y todo lo que le remetía a su mundo, si bien tampoco los suyos fueron nunca ejemplo de integración en aquella sociedad de la que supuestamente procedían, nunca fueron verdaderos afrikaners aunque ese fuera su origen y también su lengua y cultura, siquiera en teoría, pero siempre al margen de la tribu y sus costumbres, desarraigados, al margen de todo lo que acontecía a su alrededor, entregados en exclusiva a la supervivencia, a no saber, ni quererlo, de nada que no fuera el día a día en medio de un contexto histórico y diario en el que abundaban los motivos para levantar la cabeza y decir o hacer algo, para posicionarse, incluso para cambiar de aires. 

En cualquier caso, una maravilla por lo que tiene en realidad de automirada crítica, descarnada, paródica incluso, a veces hasta de una crueldad consigo mismo en la que resulta inevitable sospechar la impostura tan cara al oficio, la exageración del detalle como principal recurso literario, quizás la razón de ser de la propia Literatura.

BABYLON ALEXANDERPLATZ


Pues pienso, tras dejar a la carrera al enano ya vestido para tirarse a la piscina, y una vez más arriesgando mis testículos..., que no quepo de gozo estos días con una serie, Babylon Berlin, la cual me ha devuelto mi fascinación de siempre por el llamado Periodo de Entreguerras. Ya sea por el cine con la maravillosa Cabaret a la cabeza, cómo me fascinó incluso de muy mico esa película por poco o nada que me coscara del argumento, por la literatura con la portada de mi Alexanderplatz ilustrando esta entrada, la música que a mí se ne antoja el mejor periodo del jazz, e incluso la pintura con sus decadentes Otto Dix, Grosz y compañía, algo así como lo que vino a ser la música pop a la clásica, por fin la realidad a través de los ojos deformadores y viciados de ironía y mala leche del artista y no al gusto del cliente, si lo hubiera. En cualquier caso, una época de gran y diversa efervescencia creativa, acaso sobre todo vital, de unas ganas de vivir y sobre todo de disfrutar como nunca antes en la Historia, que sí, también tuvo su contrapunto en la gran miseria en la que vivía la mayoría y el auge imparable de los dos grandes totalitarismos del siglo XX.


Pero cada cual responde de sus mitos o mistificaciones y éste es uno de los muchos que tengo. De hecho, la recreación de escenarios, personajes, y muy en especial de los números musicales, es de tal minuciosidad, o a mí me lo parece, que esta es una serie de esas donde el argumento, a grandes rasgos una trama policíaca con trasfondo político, me importa una higa. Simplemente disfruto de la recreación de la época, la República de Weimar sin que todavía los nazis se hayan hecho dueños del paisaje ni de nada, el Berlín de las grandes avenidas y en especial de los patios interiores, vidas de trastiendas que son las de todos, el contraste entre los hogares pequeñoburgueses y los de la mayoría, la noche berlinesa con su desfase de alcohol, sexo y drogas por sus tabernas y cabarets, la cerveza y el vodka o lo que se tercie a raudales, las grandes huelgas obreras, la represión policial más cruda, despiadada, apenas un anticipo de lo que está por llegar, y que no pare la música, ni el baile, ni nada.

Todo me sabe a la maravillosa Alexanderplatz de Döblin y mucho ne temo que no tarde en recaer una vez más entre sus páginas. Al fin y al cabo, incluso hoy en día, Berlin no será la ciudad más bonita de Europa, desde luego que no la más monumental en comparación con tantas otras como Praga o Budapest en las que no viviría nunca. Pero no me importaría hacerlo una temporada en la capital alemana, no. Ahora no sabría explicarlo, o más bien no tengo tiempo, pero en seguida se me antojó una ciudad, puede que la única de entre las grandes capitales que he visitado, verdaderamente cosmopolita, acogedora, libre,

KONTZEJUAK KONTZEJU


Badira hainbat ordu ohetik jeiki naizela, denetarik egin dudala, orain sukaldean bakarrik gosaltzen ari naizela, etxeko guztiek ohean etzanda dirautelako, bart "bihar ez zara ohetik jeikitzeko gauza izango" zioen ahotsa gogoan dudala. Aspertzen hasia naiz eta gaur Arabako herri txikietan, antzinako "ergoienetan", kontzejuetarako hauteskundeak direla dioen oharra topatu dut hor nonbait, hau da, tokian tokiko auzo-alkateak hautatzeko eguna, bart Gasteiz ingurumarietan ere bizi den adiskide batek horren kontura zeozer aipatu zuela gogoratu berri dut. Badakit nire ama ez dela bozkatzera joango, ez du sekula egin eta gainera ez dago modurik bera etxetik ateratzeko. Nik ere, ordea, botoa emateko eskubidea dut, bertan erroldaturik nago eta. Halere, eta urtero bezala, nire buruari galdetu diot: "zertara igoko naiz herriko gizartetxeraino bizi osoko auzo-alkatearen kargua berriztatzeko asmoz?" Kostatzen zait, bai, gertuko demokraziaren nondik norakoak ukertzea, oinarriak behintzat argi eta garbi izanagatik.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

LADRONES DE JUGUETES



Sale de clase el enano y lo primero que dice al llegar adonde yo estoy pelando la pava con otro padre es:

-La profe dijo que llevemos juguetes para un robo.

-¿Cómo que para un robo?

-Sí, que traigamos juguetes de casa para dárselos a otros niños.

-Será para que dones los juguetes que ya no usas o no te gustan a otros niños que no pueden comprárselos.

-Pues eso, un robo.

Servidor y el padre que me acompaña descojonándonos vivos. Luego ya intento explicarle a mi canijo la diferencia entre robo y donación.

-¡No quiero desprenderme de mis juguetes!

-¡Pero si tienes un montón que ya no usas y que ni siquiera sabes que existen!

-¡Sí lo sé y son mis recuerdos!

-¡Tú eres un niño y no tienes recuerdos!

-¡Sí tengo, he sido feliz con todos mis juguetes y los quiero conservar para siempre!

-¿Y los niños pobres con qué van a jugar?

-¡Que se los roben a los ricos!

-Todos tenemos que ser generosos y dar a los que menos tienen aquello que ya no queremos o que no nos es útil.

-¡Eso es comunismo!

-¿Comunismo?

-Sí, eso que me contaste tú...

De lo que he colegido que hice bien dejando la enseñanza porque...